Aprender y enseñar matemática para la paz y la transformación sociocultural

Marcelina Piña Del Rosario 

En el marco de la “Trigésima Quinta Reunión Latinoamericana de Matemática Educativa” (RELME 35) que se celebra actualmente en la República Dominica del 4 al 8 de julio 2022 en el campus de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) Recinto Santo Domingo, la doctora Marcelina Piña del Rosario expuso el pasado lunes el tema: Aprender y enseñar matemática para la paz y la transformación sociocultural.

En su conferencia la Dra. Piña resaltó que es un compromiso internacional el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para la Agenda 2030 donde centenares de países firmaron dicho acuerdo en el 2015; mientras llama la atención sobre el último informe publicado por la UNESCO en este año 2022 donde se hace un relanzamiento de 50 nuevos objetivos hacia el 2050 con el lema: “Reimaginar juntos nuestros futuros:  un nuevo contrato social para la educación”. Refiriéndose a esto último señala, que algo anda muy mal en el mundo de hoy. “Es muy posible que haya que repensar las estrategias, reinventar nuevos procesos y trazar rutas más seguras y firmes que permitan a las naciones detener la auto destrucción de la humanidad que declara este último informe y nos coloca ante un nuevo desafío”.

Al centrarse en el tema, la expositora enfatizó que para hacer posible esta propuesta socioeducativa es necesario un enfoque humanístico, innovador, crítico y transformador de la Educación Matemática en todos los niveles de la educación.  Sostiene que una ciudadanía responsable no se adquiere con recetas, ejercicios, papeles o castigo. Requiere de un diseño que toma en cuenta a los más desfavorecidos y excluidos de la sociedad, a los más pobres, la dignidad humana, el amor a la patria, el cuidado de la vida, el medio ambiente, entre otros.

La Dra. Piña en su alocución hizo un análisis de la situación sociocultural por la que atraviesa el mundo de hoy tomando una extracción de los ODS 1,3,4,5,13 y 16. Destacó los niveles de violencia, pobreza, exclusión social, deterioro del medio ambiente e irrespeto a los Derechos Humanos, entre otros, que se exhiben hoy en los diferentes contextos.  Señala, por ejemplo, aunque hoy hay más mujeres incursionando como docentes de matemática indicando que ha cambiado la visión de masculinización que tenía antes dicha área en el mundo, aún siguen latentes los abusos y la violencia contra la mujer con distintas manifestaciones y estas no dejan ver consolidado el objetivo 5 “…eliminar todas las formas de violencia contra las mujeres” que nos hemos planeado en la agenda 2030.

Plantea además, que una Educación Matemática para la paz (EMPU-CULPAZ) debe propiciar el desarrollo de “problemas tipos” en el aula donde se establezca relación entre los contenidos matemáticos y sus conceptos con situaciones de la vida cotidiana. En este caso particular con las relaciones de convivencia que se establecen en la sociedad, algunas veces reflexivas, simétricas, antisimétricas, transitivas, de orden o de equivalencia. Con funciones, variaciones o permutaciones por mencionar algunos contenidos que son mediaciones para el logro de competencias matemáticas, de convivencia armónica y de la transformación sociocultural.

Así mismo sugiere usar los recursos que el entorno le ofrece, hacer adaptaciones curriculares si el caso lo amerita y sobre todo priorizar el aprendizaje de sus estudiantes considerando su capacidad de razonamiento, comprensión y resolución de problemas. Se debe cuidar de no atrofiar su desarrollo minimizando su talento con actividades poco desafiantes y banales o colocando otros por encima de su capacidad neuro cerebral para comprender ciertas situaciones planteadas en su momento de desarrollo.

La Dra. Piña hace un llamado a los docentes de los diferentes países concentrado en el evento a romper barreras y el miedo a equivocarse. “Todos nos hemos equivocado alguna vez, lo importante es saber levantarse y aprender del error”, dice. Nos vamos construyendo en la práctica hacia un nuevo paradigma. En ese proceso inventamos, innovamos, creamos, investigamos, analizamos los resultados obtenidos, evaluamos, aprendemos de nuestros propios errores y nos vamos fortaleciendo como docentes en la práctica.

Anima a los docentes a seguir profundizando en la reflexión de su propia práctica hasta hacerse maestro investigador en la acción. Una vía para revisar los aciertos y desaciertos que hemos tenido al aplicar por ejemplo la tecnología, ahora más acelerada después de la COVID 19 y la aparición de la Cuarta Revolución Industrial 4.0 insertando la GeoGebra, la Robótica, la Metodología STEM en las clases de matemática como innovación. Expresa que al mirar los datos que arroja el informe PISA 2018 donde ningún país de Latinoamérica ha alcanzado la media global en calidad de los aprendizajes de las matemáticas, que sirva esto de reto y de nuevo desafío para planificar con mayor objetividad el próximo año escolar que se avecina.

La expositora insiste que para lograr avanzar en la cultura de paz y la transformación sociocultural en el mundo es urgente que la macro política de los países se aplique en coherencia con los acuerdos internacionales pactados.  Asumiendo como prioridad el tipo de ciudadano que se quiere formar en cada país, de donde surge el Modelo Educativo, el Currículo Educativo de cada nación y las Competencias Específicas que se espera de los sujetos en determinada área del saber. El proyecto de aula y las situaciones de matemática que se planteen en los salones de clase no podrán estar al margen de esta realidad.  Las acciones aisladas no llevan a buen camino.

Tampoco contribuyen al logro del objetivo previsto para el éxito en las matemáticas la desarticulación entre el saber matemático con el tipo de ciudadano que se quiere formar, la fragmentación y divorcio entre el conocimiento matemático y el conocimiento didáctico del contenido y la desarticulación entre el saber y saber hacer matemática.

Con frases motivadoras concluye la conferencista diciendo: “Aprendamos a leer el mundo con las matemáticas y usemos la matemática para transformar la sociedad. El mundo cambia cuando tú y yo cambiamos.”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.