5 Museos a visitar en vacaciones en la Zona Colonial

Probablemente, si preguntamos a nuestros hijos si les apetece ir a un museo, la respuesta no sea un grito de emoción. Con suerte, nos preguntarán: a cuál de ellos. Esto no es algo exclusivo de los niños. Pero ¿por qué merece la pena fomentar estas visitas con nuestros hijos?

Como sabemos, los museos juegan un papel primordial en educar, generar y difundir conocimiento. Sus exposiciones buscan interesar y profundizar en áreas, temas, y períodos en la historia del mundo.

El principal impacto de visitar un museo es la apertura de mente que provoca conocer una nueva perspectiva de la humanidad. Entrar en un museo nos transporta a otra época. Nos fuerza a descubrir un punto de vista nuevo, separándonos del individuo actual para enfocarnos en el universal. Revivimos la historia, vemos su impacto y presenciamos sus consecuencias.

Para nuestros hijos, puede convertirse en un viaje en el tiempo, con vestimentas, herramientas y medios totalmente diferentes a los que ellos conocen. O les puede revelar la existencia de animales inimaginables que algún día habitaron nuestro planeta, o que aún lo hacen en otras partes del mundo. Les puede envolver e inspirar con la vida de un personaje relevante para la humanidad que ha dejado huella.

A continuación te presentamos cinco museos a visitar en la Zona Colonial

  1. Museo de las Casas Reales

El Museo de las Casas Reales fue utilizado como la Corte Real del Gobernador de España en el siglo XVI, sede del palacio del gobernador, de la tesorería y de los tribunales de justicia. Hoy en día, el museo ofrece un panorama informativo sobre la historia de República Dominicana desde el período colonial en 1492 hasta los días de la esclavitud, y la primera independencia del país de España en 1821. Encontrarás exhibiciones de los múltiples viajes de Colón, con réplicas de sus naves, una colección de tesoros de la época y armas de la época del dictador Rafael Leónidas Trujillo, entre otros artículos. El edificio en sí mismo es una impresionante muestra de la arquitectura colonial, acentuada por vastos patios andaluces.

      2.  Alcázar de Colón

Uno de los museos más populares de la Ciudad Colonial es también el más impresionante en términos arquitectónicos. Terminado alrededor del año 1512, este palacio de estilo gótico y renacentista fue la casa de Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón, y su esposa María de Toledo, sobrina del rey Fernando de España. Con vistas a la Plaza de España por un lado y al río Ozama por el otro, es la residencia virreinal más antigua de América y el primer palacio fortificado, convertido en un museo que exhibe muebles, arte, instrumentos musicales y armas del siglo XVI. Escaleras de caracol conducen a las bien conservadas habitaciones de la pareja, y al lujoso salón de recepción iluminado por candelabros de cristal donde se celebraban los eventos de la aristocracia española.

 

      3.  Casa de Tostado

Ocupando la antigua casa del siglo XVI del español Francisco Tostado, este impresionante edificio colonial restaurado como museo, también conocido como Museo de la Familia Dominicana del Siglo XIX, muestra el estilo de vida de las familias dominicanas de clase media del siglo XIX con exhibiciones modelo de muebles de dormitorio y biblioteca a una cocina de horno de carbón, una sala de costura y un salón de té. Se recogieron objetos de varias familias prominentes para recrear cada escena. La doble ventana gótico-isabelina del edificio lo convierte en la única casa de América con esta característica arquitectónica.

     4. Museo Naval de las Atarazanas Reales

El Museo de las Atarazanas Reales (MAR), espacio que alberga la exposición más importante de arqueología subacuática de República Dominicana y de toda América, abrió sus puertas a finales del año 2019 con el objetivo de dar a conocer una valiosa colección de bienes históricos y culturales extraídos de las costas dominicanas. Su museografía se desarrolla a través de una narrativa que cuenta historias de más de una decena de naufragios históricos ocurridos entre los siglos XV y XIX. Este museo, localizado en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, se encuentra en una de las edificaciones coloniales que dan valor monumental a su centro histórico: unas Atarazanas del siglo XVI. Para la selección de la colección del museo se restauraron más de 1400 bienes, en colaboración con la Oficina Nacional de Patrimonio Cultural Subacuático, expuesto en torno a las historias del naufragio de las Naves en las que eran transportados. Abierto de martes a domingo, de 10:00 a.m. a 6:00 p.m.

       5. Museo Infantil Trampolín

El Museo Infantil Trampolín es un proyecto concebido y auspiciado por el despacho de la Primera Dama, con la finalidad de ofrecer a todos las niñas y los niños del país la oportunidad de acceder a un espacio donde puedan adquirir conocimientos de una manera entretenida y moderna. Su preparación y puesta en funcionamiento tiene el propósito de llenar un vacío que por mucho tiempo ha existido en el país, el de contar con un espacio en el cual las niñas y los niños tendrán la oportunidad de acceder al conocimiento, la diversión, al tiempo que fortalecen las relaciones escolares y familiares, disfrutando de las exposiciones, experimentos y de los talleres, los cuales han sido concebidos para complementar su educación y su vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.