Psicóloga clínica apunta a analizar ‘valores y principios’ en el hogar de los estudiantes

La psicóloga Paola Flaquer considera que en la sociedad hay una conducta “hipersexualizada” infantil.

Deyanira Polanco
[email protected]
Santo Domingo, RD

Más que crucificar a las niñas que se grabaron en ropa interior en una es­cuela, y que amerita un régimen de consecuen­cia, hay que tomar en cuenta que esa acción in­apropiada provoca tras­tornos sicológicos en esas menores de edad que van desde la depresión, an­siedad y hasta trastornos alimentarios.

También las convierte en vulnerables ante los abusos sexuales y maltra­tos por parte de adultos, adolescentes y compañe­ros, y ser “hipersexuali­zadas” a una corta edad.

Así lo explica la sicólo­ga clínica, de salud e in­fanto-juvenil, Paola Fla­quer, quien rechaza que sean expulsadas de la es­cuela las adolescentes y más que todo, que se les ofrezca ayuda sicológica y educación sexual.

La parte de expul­sión, eso resolvería el problema para el centro escolar, porque es más lo de resolver el problema, pero para las niñas se re­quiere una buena sico-educación y buscar ayu­da no solamente para ellas tres, sino porque es una situación a nivel de la sociedad que no se re­suelve solo con expulsar a esas tres niñas, sino que necesita mucha educación sexual”, explicó al ser en­trevistada por Listín Dia­rio.

Entiende que con la ex­pulsión se le estaría qui­tando la base segura de los estudiantes, que es la escuela y que debe ser el lugar que apoye con la educación de los niños y niñas.

“Los vamos a dejar más vulnerables todavía, sin ese espacio? Lo importan­te debe ser mucha edu­cación, buscarles ayuda, terapia, trabajar esa au­toestima. Trabajar en ese sentido crítico de qué con­secuencia me trajo eso, y por qué no puedo volver­lo a hacer y, más que todo, prevención en las escue­las, trabajar la educación sexual que es tan necesa­ria”, agregó la experta.

Explica que lo que es­tá pasando en la socie­dad es una conducta “hi­persexualizada” infantil, de niñas que no tienen la edad suficiente e incurren en acciones sin prever las consecuencias, tanto a ni­vel personal como social.

“Estamos dándole mu­cho valor a la imagen de estas niñas, en cuanto las redes, en cuanto a lo que ellas mismas ven en la te­levisión y en otros medios. Se le está dando mucha importancia a su imagen corporal, lo que puede lle­varlas a mucha ansiedad, depresión, trastorno de la conducta alimentaria, ba­ja autoestima. Esas son las consecuencias que tie­ne como sociedad el peso que se le está dando a esta imagen corporal, al cómo me veo”, afirma Flaquer.

Por otro lado, dijo que la mujer se está vendien­do como objeto sexual y al hacer esos videos, lo que buscan es “la validación de otras personas, sobre todo de hombres, y más a esa edad”.

Destacó que esas accio­nes privan la parte de su desarrollo de una infancia sana, donde “crecen” rápi­damente y eso las puede llevar a desigualdad, vio­lencia de género, abusos sexuales, porque asumen un rol que no les corres­ponde a esa edad.

“Están en una fase vul­nerable, frágiles ante cual­quier situación donde se puedan manipular estas niñas”, sostuvo, por lo que se requiere de mucha edu­cación sexual en las escue­las, desde temprana edad.

Recomendaciones
La especialista en la con­ducta infanto-juvenil ins­ta a los padres para que sean abiertos y mantener una comunicación cla­ra con los niños y niñas, donde les expliquen las consecuencias de este ti­po de situaciones y hasta dónde pueden llegar es­tos videos.

Igual, tener controles de las redes sociales, donde los padres sean más vigi­lantes y que los hijos ten­gan la confianza de ha­cerles preguntas sobre sus dudas y no buscarlas por fuera.

Otra recomendación es que los adultos analicen los valores y principios que están transmitiendo a los niños y las niñas y tra­tar de ser un modelo de lo que quieren transmitirles. Y también las escuelas im­partir mucha educación sexual.

Lo principal debe ser desarrollar un sentido crí­tico, que no todo lo que vea en medios de comuni­cación deben imitarlo.

En cuanto a los teléfo­nos inteligentes, la exper­ta opina que “no podemos aislar a esos niños de los medios”, pero es bueno te­ner supervisión.

Los teléfonos inteligentes
La especialista en con­ducta infanto-juvenil ad­vierte que no se puede aislar a la niñez de los teléfonos móviles por­que esa información está ahí, pero es importante comunicarse con ellos. Que no todo lo que ve­mos es bueno y que no es necesario copiarlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.