Mayaxil Oven Velázquez: “Si volviera a nacer no dudaría en ser maestra”

La preparación académica es indispensable para adquirir las herramientas que nos ayudan a respaldar lo que nuestra vocación nos indica que debemos hacer en la vida. Dicho en otras palabras, vocación sin educación es malgastar tiempo y esfuerzo, pues tener el deseo de darlo todo no es suficiente. Necesariamente hay que tener un conocimiento que transmitir.

La maestra Mayaxil Oven tiene muy claro que la preparación constante debe ser el arma de todo docente. Dentro sus tantas capacitaciones nos cita las siguientes: diplomado de comunicación interpersonal para profesores, diplomado en psicología de las edades y manejo de la conducta en escolares,  taller de Instrucciones Metodológicas, taller de Plataforma Santillana, taller de planificación por competencias, taller de Neurociencia y Educación, taller de cómo integrar las videos llamadas desde la plataforma de Santillana 2020, taller Evaluación Gamificada Quizizz y Kahoot! y lecciones interactivas en Nearpod, taller Contenidos Interactivos Genially y una acreditación en docencia virtual por la Universidad Benito Juárez.

De nacionalidad cubana,  viene de una familia de maestros; su madre, Milagros María Velázquez Estopiñan es licenciada en Lengua y Literatura, con más de 30 años de experiencia la cual fue, y sigue siendo su ejemplo a seguir. Su padre, Roberto Oven Labrada, su orgullo, quien le ha apoyado siempre para llegar hasta donde está, y ser quien es hoy día.

Su inspiración para ser maestra la adquirió de su madre, quien fue su profesora y de ella aprendió el amor por esta profesión, su  vocación.

Tuvo una niñez muy feliz.” Mi abuelo fue el protagonista de mi primera escuela; en nuestro patio trasero, donde guardaba sus instrumentos de trabajo, monté mi primera pizarra  con la cual jugaba a ser maestra con mis vecinos, profesión que con orgullo hoy ejerzo”.

Sus años de juventud y preparación académica tuvieron lugar en el Instituto Superior Pedagógico José de la Luz y Caballero, dónde obtuvo el título de licenciada de Educación. Lleva 27 años laborando en el área educativa, actualmente imparte clases de Lengua Española en el Colegio Mis Estrellas a estudiantes de Secundaria, donde ha tenido la posibilidad de seguir preparándose académicamente, y actualizando su perfil profesional por medio de la realización de diversos talleres, diplomados y acreditaciones, según demanda la educación en estos tiempos.

Todos los días se  levanta con ganas de enseñar algo nuevo a sus alumnos, de llevarles alegría, conocimiento, pero sobre todo de crear y fomentar un ambiente armónico y empático para con ellos; que no solo la vean como su maestra, sino también como su amiga, compañera, madre, y que sientan que pueden contar con ella cuando lo necesiten.

Cada día al llegar al colegio, deja detrás todos sus problemas y se  ocupa de los de ellos. Siempre les dice que son su  razón de ser, disfruta  sus logros que también son los de ella, ríe, llora en algunas ocasiones si lo necesita, porque de eso se trata ser maestro, amar lo que se hace por encima de todas las cosas. El colegio es su segundo hogar y estar ahí le llena de regocijo.

Si volviera a nacer no dudaría en ser Maestra.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.