La historia de Gaspar Polanco y Borbón

Santo Domingo

El próximo lunes 16 de agosto, se estará celebrando el 158 aniversario de la Gesta Restauradora, el mayor movimiento armado que ha conocido el país en toda su historia.

José Gabriel Peguero Polanco, joven historiador, genealogista,  profesor universitario dominicano y descendiente materno (tataranieto) nos comparte la historia de uno de los héroes que tuvo una destacada participación en la Guerra de la Restauración librada contra el régimen español: Gaspar Polanco y Borbón.

Polanco y Borbón nació en Corral Viejo, paraje de Guayubín, el 8 de agosto del año 1816; hijo de los señores Valentín Polanco y Martina Borbón.

No asistió a una escuela y por tanto no aprendió a leer ni a escribir, pero tenía las más extraordinarias condiciones de jefe de armas que hasta el 1863 se habían reunido en un dominicano.

Fue general de caballería de las fuerzas españolas, pero dominicano, soldado de las guerras contra Haití en las cuales alcanzó el grado de coronel y fue ascendido por Santana como general de brigada.

El reconocido historiador, periodista, profesor y escritor, doctor Euclides Gutiérrez Félix, lo ha descrito así: “Templado en la dureza del medio material en el cual vivió, creció y desarrolló, Gaspar Polanco constituye, en su larga vida del hombre de armas, un caso particular en la historia del pueblo dominicano. Su figura es el más acabado modelo del hombre criollo: rudo, tosco, impulsivo, valiente y honrado, carente de toda ilustración, analfabeto, pero al mismo tiempo dotado de los defectos, cualidades y virtudes que han sido piezas fundamentales de la nación dominicana”.

Participó muy activamente en la Independencia Nacional del 27 de febrero de 1844, destacándose en las batallas de Jacuba, Sabana Larga y de Talanquera, alcanzando el grado de coronel de Caballería por su bravura en combates.

El 18 de marzo de 1861, cuando el país era anexado a España por el general Pedro Santana, Polanco apoyó la misma, pero cuando estalló la Guerra Restauradora se integró al lado del pueblo para combatir a los españoles, en donde se distinguió como una de las figuras de más dimensión en dicha guerra contra España. En Puerto Plata dirigió y derrotó a los españoles.

Hombre muy valiente y decidido en sus actuaciones. Siempre estaba dispuesto para el combate, no importando las horas. Manejaba el arma y el machete con mucha habilidad. Ha sido una figura vilipendiada en la historia nacional. Se le ha acusado de haber fusilado en Maimón, Puerto Plata, al general Pepillo Salcedo, hecho ocurrido el 5 de noviembre de 1864.

Se le ha comparado con la del principal héroe y adalid de esa guerra, el general Gregorio Luperón. Su gran defensor fue el doctor Alcides García Lluberes, cuando sostenía: “Además, en nuestro humilde parecer, Gaspar Polanco y Borbón es la primera espada de nuestra asombrosa Guerra Restauradora”.

El expresidente de la República y reputado historiador Prof. Juan Bosch, ha dicho de Polanco: “El pueblo dominicano cree a pie de juntillas que el gran héroe y jefe militar de la guerra Restauradora fue Gregorio Luperón, y sin dudas fue un héroe y un jefe militar, y además del prestigio que conquistó en esa guerra iba a llevarlo al liderazgo del Partido Azul. Pero el gran jefe guerrero fue Polanco, a quien se menciona de tarde en tarde.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.