Datos curiosos sobre los delfines

Los delfines llaman la atención por su belleza e inteligencia, por esto nadar con delfines es tan popular.

Los delfines (Odontoceti) son uno de los grupos más hermosos de mamíferos acuáticos. La mayoría de las especies de delfines viven en el agua del mar y se pueden encontrar en todos los océanos del mundo, pues solo unas pocas especies viven en agua dulce de Asia y América del Sur.

Estos mamíferos acuáticos pertenecen al infraorden “Cetacea”, un grupo de animales que incluye ballenas, delfines y marsopas.

Como uno de los animales favoritos entre los observadores de vida silvestre, los delfines son muy conocidos por su agilidad y su comportamiento lúdico. Son muy inteligentes -no dejan de sorprender a los científicos por sus capacidades de aprendizaje y cognición- y sociables y una de las especies más emblemáticas del mundo marino.

La especie de delfín más grande (la orca) crece hasta más de 9 metros de largo, mientras que el más pequeño, el delfín de Héctor o delfín de cabeza blanca (Cephalorhynchus hectori) mide solo 1,3 metros de largo.

El hábitat vivo de cada especie juega un papel importante en su tamaño general ya que los hábitos de alimentación suelen marcar la diferencia del tamaño incluso dentro de la misma especie.

Independientemente del lugar en el que vivan, los delfines tienen que llegar a la superficie del océano para respirar a diferentes intervalos de tiempo. Este ciclo puede durar hasta 30 minutos en algunas especies grandes.

El color de la piel de los delfines es azul grisáceo, pero también puede ser negro, blanco, gris claro, azulado e incluso rosado o la combinación de esos colores varía según la especie. Sin embargo, en todos los casos, su piel es muy sensible a los impactos y otros elementos que puedan estar en el agua.

La aleta dorsal de un delfín (ubicada en la parte posterior del delfín) actúa como una quilla cuando el animal nada, dándole al delfín control direccional y estabilidad dentro del agua. Pero no todos los delfines tienen esta aleta dorsal; por ejemplo, el delfín septentrional sin aleta (Lissodelphis borealis), como su nombre indica, carece de aleta dorsal.

Tienen un nombre único

Cada delfín tiene un nombre único que lo diferencia de los otros. Esto se cree ya que se ha visto que, cuando un nuevo delfín nace, la madre vocaliza el mismo sonido varias veces, lo que ha llevado a pensar que le está diciendo cuál es su nombre.

La respiración

Estos mamíferos marinos necesitan salir a la superficie cada determinado tiempo (de 5 a 8 minutos) para poder respirar, cosa que hacen con el espiráculo, ese pequeño agujero que todos los delfines tienen.

Respiran a voluntad

Otro dato más sobre su respiración es que su respiración no es un reflejo, como en los seres humanos, sino que necesitan respirar a voluntad.

Proceso Respiratorio del delfin

Duermen con la mitad de su cerebro

Su cerebro está preparado para esto, ya que los hemisferios son independientes, pudiéndose desconectar uno del otro mientras duermen. Esto les permite dormir y continuar respirando.

Duermen con un ojo abierto

Debido a que uno de sus hemisferios continúa funcionando mientras duermen, uno de sus ojos permanecerá abierto, dicho ojo será el que se encuentra del lado del cerebro que está durmiendo.

Comportamiento en grupo

Se ha visto que, cuando uno delfín de un grupo está lastimado, los demás acudirán inmediatamente a ayudarle. Todos ellos lo levantarán hasta la superficie para que pueda respirar.

Su piel

Con el objetivo de moverse en el agua rápidamente, la piel de los delfines se renueva, aproximadamente, cada dos horas.

Piel de los delfines

Excelente oído

De hecho pueden saber cuándo un objeto ha caído dentro del agua. Pero eso no es todo, son capaces de diferenciar el sonido que hacen según su material de fabricación: goma, plástico, cera o metal.

Ayudan a los pescadores

Se ha visto que son capaces de cooperar con los humanos. En algunos lugares, ayudan a los pescadores, empujando a los peces hacia sus redes, a cambio de quedarse con algunos de ellos para su alimentación. Hasta se ha visto que avisen a los pescadores, golpeando levemente el barco, cuando se acercan los peces.

El nado de los delfines

Se caracterizan por nadar ‘cabalgando’ las olas, en decir, entrando y saliendo del mar, esto por su necesidad de salir del agua para respirar.

Como nadan los delfines

Su alimentación

Durante el invierno suelen comer más cantidades que en verano, esto se debe a la necesidad de grasa para mantenerse calientes cuando las temperaturas del agua son muy bajas

Carecen del sentido del olfato

Aunque cuentan con un gran oído y una buena capacidad de visión, los delfines carecen totalmente del sentido del olfato. Para encontrar a sus presas, emiten sonidos en el agua que les permiten localizarlas como si se tratara de un sonar.

Si quieres conocer más datos curiosos sobre los delfines, puedes nadar con estos mamíferos en Cancún, Cozumel o la Riviera Maya con Dolphinaris. En Aquaworld contamos con diferentes programas de nado con delfines, tanto para niños como para adultos.

Fuente: aquaworld.com.mx y muyinteresante.es
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *