Brenda Taveras: “La educación musical brinda espacios de paz, armonía, confianza, expresión y conexión”

 

Nathalia Romero

[email protected]

 

Brenda Taveras es una docente que inspira. Pero de una forma muy peculiar: a través de la música. La educación musical no es muy común en las escuelas y colegios de nuestro país, pero esta maestra apuesta por ella.

Como muchas personas que tienen vocación, sintió el llamado de la docencia desde muy pequeña. “Jugaba con mis hermanas a la escuelita y siempre me elegían de profesora”.

“Desde siempre supe que me dedicaría a enseñar y compartir lo que aprendía con los demás. Me parece un trabajo maravilloso y trascendental”, dice con emoción.

Pero combinar la enseñanza con la música para ella es mucho más especial aun. “Me gusta mucho poder acercarlos al amor por un instrumento musical, el cual los empodera, los ayuda a conectar y hacer amigos”.

Y hablando de los beneficios de la enseñanza musical, Taveras ha sido testigo de los cambios positivos que han dado sus estudiantes, como es el caso de Lucía, una niña tímida que no tenía muchos amigos, y pensaba que no tenía talento.

“Un día la escuché cantar, ella pensaba que estaba sola. Cuando escuché esa voz, me emocioné. Ella no sabía que tenía ese talento. Trabajamos en clase y se presentó al final del ciclo cantando. Nadie esperaba que la tímida Lucía podría cantar de forma tan hermosa. Ella empezó a creer más en ella y en sus habilidades. Lucía es hoy una joven líder en todo lo que se desenvuelve”.

 

Cuéntanos sobre ti y tu trayectoria profesional. ¿Cómo nació la idea de ser maestra?

Soy Brenda, una mujer feliz y en constante aprendizaje, esposa de José y mamá de Javier Elías y Juan Diego.

Desde muy pequeña sentí el gran llamado de ser maestra. Jugaba con mis hermanas a la escuelita y siempre me elegían de profesora.

Tuve muchas maestras y maestros que han inspirado mi vocación. Recuerdo que, a mi profesora de música a los 8 años, Teacher Laurina, le dije que quería ser profesora de música como ella. Desde siempre me ha acompañado ese hermoso sueño.

Es decir que siempre supe que me dedicaría a enseñar y compartir lo que aprendía con los demás. Me parece un trabajo maravilloso y trascendental.

 

¿Por qué te especializaste en música?

Encontré en la Educación Musical una forma de llegar a los niños y las niñas a través de un medio que no pasa de moda. Me gusta mucho poder acercarlos al amor por un instrumento musical, el cual los empodera, los ayuda a conectar y hacer amigos.

¿Cuáles son los beneficios, que obtienen los estudiantes al integrarse a las clases de música?¿Cuáles cambios has visto en ellos?

Realmente los beneficios son innumerables, muchas personas hablan sobre que la música ayuda a:

–        La concentración

–        La disciplina

–        Disminuye el estrés

–        Potencia la imaginación y la creatividad

–        Desarrollo psicomotor, auditivo y visual.

–        Trabaja la memoria

–        Mejora el rendimiento académico.

Pero te hablaré de los beneficios con dos anécdotas de alumnos:

Lucía era una niña tímida, no tenía muchos amigos, y pensaba que no tenía talento. Un día la escuché cantar, ella pensaba que estaba sola. Cuando escuché esa voz, me emocioné. Ella no sabía que tenía ese talento. Trabajamos en clase y se presentó al final del ciclo cantando. Nadie esperaba que la tímida Lucía podría cantar de forma tan hermosa. Ella empezó a creer más en ella y en sus habilidades. Lucía es hoy una joven líder en todo lo que se desenvuelve.

Miguel y Teresa hermanitos, tenían el deseo de formar una banda de música. Siendo extranjeros se involucraron muy bien en las clases, y participaban con alegría de cada una de ellas. Comenzaron a hacer amigos rápidamente y la música fue para ellos un medio para conectar, empatizar y expresarse. Se adaptaron rápidamente a un nuevo país, una nueva cultura y tocar un instrumento musical los ayudó a desinhibirse y motivar a otros al estudio del instrumento. Ya no viven en el país, pero estos dos alumnos míos lograron formar su banda.

Creo que la educación musical brinda espacios de paz, armonía, confianza, expresión, conexión. El salón de un profesor de música siempre deberá ser ese salón en el cual los niños quieran ir aún estando en receso.

¿Cómo ha sido tu experiencia como docente?

Ha sido un camino de aprendizaje permanente. Siempre estoy aprendiendo, buscando más por aprender. No lo sé todo. Reconozco que la educación avanza, así como los niños y las niñas, todo va en constante cambio. No podemos quedarnos en lo que aprendimos en el colegio o la universidad. Debemos de seguir leyendo, actualizándonos y buscando nuevas formas de llegar a nuestros alumnos.

 

¿Qué te motivó a crearte una cuenta como maestra en redes sociales? ¿Cuál es tu propósito?

Si te soy sincera antes tenía miedo de compartir. ¿Será lo suficientemente útil? ¿Querrán otras maestras y familias ver estas actividades? Estaba compartiendo lo que había hecho por años, y siendo vulnerable a lo que pudieran comentar o decir de mis actividades y recursos.

Antes sólo compartía mi proyecto Music Corner, algunas imágenes y pequeñas pinceladas para captar público de padres interesados en clases de música. Pero me di cuenta de la necesidad que tenía de poder llevar un mensaje que educara, pero al mismo tiempo conectara de forma humana. Y sentía que por medio de una academia no iba a ser posible.

Así que empecé a compartir sobre mí, sobre mi vida, sobre lo que me resulta no sólo como maestra sino también como madre, sobre las cosas que invento para enseñar música, así como también comencé a escribir artículos en mi blog, y a hacer videos que de alguna u otra manera fuera educando a padres y maestros en la importancia de la música y la educación.

Mi propósito ahora mismo es seguir compartiendo y seguir educando y formando a maestros, padres y madres a través de este medio tan poderoso como son las redes sociales.

 

¿Cómo te ha ido con las clases virtuales?

 

Ahora mismo súper bien. Al inicio fue realmente un aprendizaje veloz, pero no me quedé durmiendo (risas), me levanté y comencé a investigar, a escribirle a otras maestras que no conocía de otros países y escuchar sus experiencias, a comprar libros y cursos para que las clases virtuales de música fueran un éxito.

Ha sido un proceso, cada ciclo se agrega algo nuevo, se busca mejorar.

Doy muchas gracias a equipo completo de Music Corner que desde que les comuniqué que nos íbamos a virtual pues se montaron conmigo en el avión y comenzamos a formarnos y a volarlo juntos.

Tenemos actualmente 84 alumnos virtuales de piano, guitarra, violín, batería y canto, y gracias a Dios hemos creado un programa virtual creativo, divertido, lleno de aprendizajes y diferente.

¿Qué enseñanza te ha dejado como ser humano y como maestra?

 

Me ha enseñado a desaprender, a soltar y a confiar en mis habilidades y las de mi equipo de maestros. Este año he aprendido muchísimo, pero he desaprendido mucho más.

Me he dado cuenta de que no estamos solos, de que hay muchas maestras y maestros con ganas de compartir, de ayudar y de marcar la diferencia.

Ha sido una experiencia inolvidable como maestra, como madre y como directora de un centro.

¿Cuáles tips o consejos puedes darles a los profesores que no saben cómo dinamizar sus clases virtuales?

–        Salir de la zona de confort: dialogar con otros maestros, no tener miedo de compartir lo que hacen y de esta forma buscar hacerlo mejor.

–        Leer, investigar y aplicar: A veces encontramos recursos, leímos algo que nos gustó mucho que podemos utilizar, pero nos quedamos en el deseo y no lo llevamos a la práctica. Mientras más vamos aprendiendo y leyendo, más fácil nos resulta utilizar nuestro potencial creativo.

–       Tener personas alrededor que te motiven y te brinden seguridad.

–        No tener miedo de escuchar a los estudiantes, a los padres y las madres, sus aportes son valiosos para generar cambios significativos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *