Lucas Lafleur, MSC intérprete de la vida desde el corazón de Dios

Este es el título del libro que contiene las memorias del  Reverendo Padre Lucas Lafleur, Misionero del Sagrado  Corazón de Jesús, durante sus 60  años de recorrido pastoral  en República Dominicana.

El P. Lucas de origen canadiense, vino al país  en el año 1961, recién ordenado de sacerdote,  como profesor de idiomas en el Seminario Menor  de los MSC, en San José de las Matas.  Cuatro años  después  fue nombrado párroco  en la Parroquia  Corazón de Jesús de los Jardines Metropolitanos de Santiago, donde implementó  un ministerio realmente innovador.  Más tarde en  Nagua, provincia María Trinidad Sánchez,  se involucró con las  Ligas Agrarias Campesinas,  y la fundación del Plan Nagua, para ayudar a los campesinos en el rescate y trabajo de la tierra, contribuyendo a  dignificar esa labor.

Su  ministerio en las Parroquias San Isidro en Castillo, San Francisco de Macorís;  Nuestra Señora del Sagrado Corazón en los Prados,  Santo Domingo; y Nuestra Señora de  la Altagracia en Santiago, dejaron un legado de enseñanzas y vivencias  de orden social  y  de fe, que al día de hoy  están vigentes y  multiplican  sus frutos: Los Clubes de Madres, Dinámicas de Parejas (DIPAR), El Corazón de DIOS y muchos proyectos más, que han cambiado la vida de mucha gente  de las comunidades donde trabajó.

En la Parroquia Divino Niño Jesús en Las Praderas, Santo Domingo, estuvo como párroco desde el año 2004 al año 2016,  fortaleciendo la formación de las comunidades y la participación de los sectores, que junto al III Plan de Pastoral y la Misión Continental, dijeron  sí  a estos proyectos de Evangelización de nuestra Iglesia Católica.

El P. Lucas con su creatividad y cercanía a su feligresía  generó un entusiasmo  que  hizo de la Parroquia DNJ, una iglesia viva, unida en la fe y  en la  práctica  del Evangelio, desde los planes de ayuda comunitaria, visita a los  enfermos y necesitados,  la solidaridad  y el acompañamiento,  para hacer de esta  comunidad  una gran familia de Dios.

El Padre Lucas como gran pastoralista  y apasionado por el trabajo de las familias,  dirigió  por varios años los planes de Pastoral de nuestra Iglesia, siendo además asesor   de las familias desde su posición en el Movimiento Familiar Cristiano, la fundación del Movimiento Dinámica de Parejas, Juez del  Tribunal  Eclesial y  la consejería a nivel personal y familiar.

Su participación  en numerosos  Capítulos, Congresos y Asambleas  de su Congregación, como traductor simultáneo,  le ha valido el aprecio y cariño de sus compañeros,  por  la calidad de un trabajo, que más que traducción, ha sido calificado  como  verdadera  interpretación de vida y de fe.

Lucas no escapa al  buen humor de los   misioneros, y sus anécdotas  siempre han  formado parte de su vida, por lo que no podían dejar de estar presentes en estas memorias.

El P. Lucas a sus 86 años de vida ya está retirado en la Casa de los Misioneros, en Los Prados, Santo Domingo, y desde allí, ejerce su ministerio como asesor espiritual de las personas que buscan su consejo, a las que no deja ir sin una hálito de esperanza o una recomendación para “el manejo de las situaciones que no es posible cambiar”.

Este libro lo  ha dedicado  en agradecimiento a todas las personas que le han acompañado en esta trayectoria y de manera especial a los aspirantes  al Sacerdocio en los Centros de Formación  MSC, labor  a la que ha dedicado  grandes esfuerzos  la Congregación de Misioneros del Sagrado Corazón  desde su llegada al país  en el año  1936, contribuyendo de  esta manera significativamente con la  Iglesia dominicana.

(Breve reseña del libro del Rev. Padre  LUCAS LAFLEUR, MSC,  de la autoría de Guadalupe De Lora Méndez)

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *