Características de los partidos Rojo y Azul

La Segunda República Dominicana empezó con la restauración del país en 1865 y culminó con la intervención estadounidense en 1916.​

En el período de la Segunda República sigue la pugna política, ahora entre el último gobierno restaurado por el general Antonio Pimentel, quien se negaba a gobernar desde Santo Domingo, como lo mandaba el Congreso, y el general José María Cabral quien tuvo que comandar desde Santo Domingo, respondiendo a la no diputación de Pimentel. Cabral logró quedarse con el poder y remodeló la Constitución.

En el gobierno de Cabral, los partidos de colores se hicieron dueños del escenario político siendo estos: Rojo y Azul, siendo el Rojo al mando de Buenaventura Báez, y el partido más poderoso quien gobernó por seis años.

Luego durante los años siguientes hubo una sucesión de gobiernos hasta 1889, cuando comienza la dictadura de Ulises Heureaux, Lilís, que duró hasta 1899.

El Partido Rojo, también conocido como Los Coludos, fue un histórico partido político dominicano desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. Horacio Vásquez y Ramón Cáceres fueron los principales líderes de este partido, y se opusieron al Partido Azul. Los seguidores de este partido también fueron conocidos como Horacistas.

El símbolo de este partido, y de dónde proviene su nombre, era un gallo con su cola, donde el símbolo de sus rivales, Los Bolos no tenía cola. El Partido Rojo fue disuelto en 1930 después del golpe de estado de Rafael Leónidas Trujillo. Su heredero ideológico es el Partido Reformista Social Cristiano.

El Partido Azul Fue Un Liderado Por El General Gregorio Luperón Que Emergió Como Una Gran Fuerza Política Varios Años Después De Haberse Realizado la Guerra de la Restauración Sin embargo, las raíces del Partido Azul se encuentran en la Revolución de 1857, en la que los pueblos del Cibao organizaron una insurrección en contra del gobierno de Buenaventura Báez con el propósito de establecer un sistema político basado en las doctrinas liberales y democráticas, que eran las más avanzadas de aquellos tiempos.

Miembros de una nueva generación, los integrantes del Partido Azul eran los herederos legítimos del Movimiento de La Trinitaria y de Juan Pablo Duarte. Sus fuentes de inspiración la encontraban en las ideas y el pensamiento de figuras tan ilustres como Pedro Francisco Bonó, Ulises Francisco Espaillat y Benigno Filomeno de Rojas.

Esa nueva generación llegó al poder en 1879, cuando el general Luperón, junto a otras destacadas figuras militares de la época, luego de haberse levantado en armas en contra del gobierno del general Césareo Guillermo, instaló un gobierno provisional en Puerto Plata.

A partir de ese momento, el Partido Azul se convertiría en la organización política más exitosa que había conocido el país durante el siglo XIX, el cual gobernaría durante 20 años consecutivos, pasando por distintas etapas, hasta 1899, cuando se produjo la muerte del general Ulises Heureux, conocido como Lilís.

Inmediatamente, tras llegar al poder, lo primero que hizo el general Gregorio Luperón fue convocar una Convención Nacional con la finalidad de aprobar una nueva Constitución, la cual consignó que el ejercicio de la Presidencia de la República estaría limitada a tan solo dos años.

Fuente: Wikipedia

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *