Formas de reducir el estrés de las clases virtuales

Es muy probable que la educación a distancia juegue un papel importante en la vida de los estudiantes una vez que las escuelas vuelvan a abrir. De esta forma los maestros y los padres pueden ayudar a los niños a manejar el estrés, desarrollar resiliencia y mantenerse conectados aún a distancia.

La Dra. Pamela Cantor menciona que: “El estrés de este momento podría dañar el desarrollo de los niños”. Y lo peor es que tal parece que la educación a distancia continuará de alguna forma este año y muchos niños una vez más seguirán separados de los sistemas de apoyo, como las escuelas, que ayudan a equilibrar sus vidas manteniéndolos conectados a las rutinas y a la sociedad.

¿De dónde viene todo el estrés?

Hoy en día debemos estar físicamente distantes para poder estar seguros y mantenernos a salvo. Pero esto ha significado interrumpir las comunidades y las relaciones en nuestras vidas, tales como aulas, maestros, equipos de trabajo, entrenadores, iglesias, amigos, familias extendidas.

Muchas de estas conexiones las necesitamos para sentirnos seguros, hacer frente al estrés y superar esta crisis. Y no solo es esto sino que también hay una crisis de confianza en todo el mundo.

Cuando las personas experimentamos estrés, una hormona llamada cortisol se libera en el cuerpo, produciendo el impulso de lucha, huida o paralización. Un poco de estrés puede ser útil para preparar a los niños para tareas desafiantes como exámenes y obras lo que hace que entre el sistema límbico con atención, concentración y memoria.

Pero cuando los niveles son altos y persistentes de estrés pueden volverse tóxicos y afectar la atención y la memoria. Sin embargo, la hormona oxitocina puede ayudar a proteger a los niños de estos efectos dañinos.

gestion-escolar-lirmi-2020-1

Las relaciones que son fuertes y positivas provocan la liberación de oxitocina, que ayuda a producir sentimientos de confianza, amor, apego y seguridad. Esto no solo ayuda a los niños a controlar el estrés, sino que también compensa los efectos dañinos del cortisol y produce resistencia al estrés futuro.

A medida que los estudiantes regresen a la escuela con la posibilidad de modelos de aprendizaje híbridos y cierres continuos de escuelas, los profesores y los padres desempeñarán un papel importante para ayudar a mitigar el estrés de los estudiantes y sobre todo el miedo a volver a la contingencia.

Como lo comentamos, aquí te dejamos algunas formas para reducir el estrés de la educación a distancia y en general el estrés en clases.

Relaciones

Cuando los estudiantes aprenden desde casa, los profesores pueden mantener relaciones mediante la conexión a través de grupos de asesoramiento virtuales y reuniones individuales en línea, por teléfono o de ser necesario en mensajes.

Una recomendación es que los profesores hablen uno a uno con los estudiantes que tienen dificultades durante dos minutos en un período de 10 días. Estas interacciones rápidas y enfocadas pueden construir relaciones y proporcionar estímulos emocionales que pueden producir oxitocina.

Para reforzar las conexiones con las familias, los profesores pueden comunicarse con ellos regularmente a través de Whatsapp. Si es necesario, un conjunto de preguntas predeterminadas puede ayudar a los profesores a comprender cómo los estudiantes y las familias enfrentan problemas como la tarea, la organización y el mantenimiento de la rutina con el aprendizaje en línea.

actividades-padres-online-familia-lirmi

El realizar actividades en familia, como preparar la cena, armar un rompecabezas, llamar a los abuelos, etc. ayudan a que se genere oxitocina y el estrés disminuya. Los profesores pueden apoyar solicitando fotos o videos de esos momentos familiares para que se vuelvan mucho más dinámicos y frecuentes.

Rutinas

A nuestros cerebros les gusta el orden, y cuando nuestros entornos son ordenados, el cerebro está más tranquilo. Para establecer rutinas predecibles en el hogar, las familias pueden crear horarios semanales que incluyan tiempo asignado para la escuela, tiempo para jugar o trabajar en proyectos e incluso reuniones familiares regulares.

Las escuelas pueden apoyar a las familias fomentando rutinas como ejercicios físicos y prácticas de atención plena, como respiración profunda y llevar un diario.

Durante la educación a distancia, los profesores pueden crear actividades divertidas que abordan tanto las necesidades emocionales, como las académicas y se adaptan a los horarios de los estudiantes.

Una vez que las escuelas vuelvan a abrir, el enfoque principal debe ser la seguridad física, emocional y de identidad. Los profesores pueden seguir estableciendo rutinas en el aula con listas y notas adhesivas.

Resiliencia

Construida con el tiempo, la habilidad de la resiliencia comienza con aprender a regular las emociones y los comportamientos a partir de modelos a seguir a través de un proceso llamado corregulación.

Durante el aprendizaje remoto, los profesores pueden fomentar la resiliencia recordando a los estudiantes que todos debemos controlarnos a nosotros mismos y a nuestros miedos todos los días, y las familias pueden ayudar fomentando el trabajo en equipo y la resolución creativa de problemas, celebrando los éxitos y modelando estrategias saludables para controlar la ansiedad y el estrés.

Guiar a los estudiantes para que desarrollen la capacidad de reconocer sus emociones y fortalecer su resiliencia durante la educación a distancia ayudará a prepararlos para el regreso a la escuela física.

Fuente: https://blog.lirmi.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *