La fatiga visual en los niños: el dolor de cabeza de muchos padres

Redacción Plan LEA

Una mamá de Plan LEA nos platica lo que está viviendo con dos de sus tres niños, la más grande le dijo una noche, ¨mami tengo un dolor de cabeza que no lo puedo aguantar¨. Otra de sus niñas también había presentado lo mismo unos días antes. Teresa, la madre, las llevó a un centro médico y de inmediato le refirieron a consulta oftalmológica. Después de conversar y realizarles un chequeo, la doctora diagnosticó fatiga visual.

La fatiga visual es producida por un sobreesfuerzo puntual realizado durante muchos días y  horas continuos, este esfuerzo “fatiga” los músculos ciliares y dificulta, momentáneamente, los cambios de forma del cristalino que permiten el enfoque de cerca.

La pandemia del Covid 19 nos ha obligado a repensar muchas de las actividades que realizábamos, la forma de impartir y recibir la docencia no es la excepción.

Los aparatos electrónicos se constituyeron en el medio necesario para socializar, trabajar, recibir clases y hasta consultas médicas, todo con la finalidad de preservar la salud.

Si antes de la Covid 19 nos preocupaba el consumo excesivo, y muchas veces descontrolado de la tecnología, ahora que esta se constituye en el principal medio para realizar muchas de nuestras tareas, la preocupación aumenta proporcionalmente.

El número de horas que pasamos mirando una pantalla ha aumentado exponencialmente, cuando el tiempo máximo diario recomendado de permanencia frente a una pantalla es de 3 horas.

¿Cómo se previene la fatiga visual?

La doctora Peña recomienda tomar estas medidas preventivas para  evitar que la fatiga visual se manifieste:

Asegurar una buena iluminación en el espacio destinado para trabajar o estudiar, tener la pantalla del ordenador con el brillo y el contraste bien ajustados, llevar gafas de sol cuando se realiza un deporte al aire libre.  Comprobar que la pantalla del ordenador, de la Tablet o del móvil no tenga reflejos ya que las luces que se reflejan en las pantallas exigen un sobreesfuerzo a los ojos.

Cuando los ojos empiezan a manifestar cansancio, porque lagrimean o precisan una mayor frecuencia de parpadeo, conviene detener la actividad un tiempo y llevar a cabo otra más relajante que implique sólo la visión de lejos como por ejemplo mirar hacia el horizonte. Cerrar los ojos un par de minutos también ayuda a calmarlos.

¿Cómo se trata la fatiga visual?

Lo más eficaz para terminar con las molestias derivadas de este problema ocular es dar descanso a los ojos. Apartarlos por un tiempo de la tarea que ha provocado la fatiga visual es fundamental para conseguirlo. Para que la recuperación sea más rápida, también es recomendable:

Aplicarles frío, ayudará a bajar la hinchazón y proporcionará alivio inmediato. Puedes hacerlo colocando máscaras de frío y paños húmedos durante unos 10-20 minutos.

Masajearlos con una crema hidratante haciendo suaves círculos por el contorno de ojos con los párpados cerrados. Realizar suaves presiones en las cejas, las sienes y los pómulos también resulta muy relajante.

Apartarlos de la luz permaneciendo en una habitación oscura con los ojos cerrados u ocultándolos en el hueco de las manos. Es importante recordar que, después de este rato de oscuridad, los ojos deben entrar en contacto con la luz de manera paulatina, para no deslumbrarse.

La fatiga visual se puede solucionar

La fatiga visual es, por tanto, un cansancio puntual de los ojos, que provoca molestias visuales (picor, escozor de ojos, visión borrosa…) y que se soluciona dando descanso a los ojos, apartándolos de la actividad que los sobrecarga. En la actualidad, la fatiga visual más común es aquella que está relacionada con las pantallas, también conocida como Síndrome Visual Informático o SVI.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *