Escribiendo a mano se aprende mejor

Escribir y dibujar a mano es más beneficioso para el proceso de aprendizaje que la escritura con un teclado. Así lo afirma un estudio publicado por la Universidad de Ciencia y Tecnología de Trondheim (Noruega) que ha analizado la respuesta neuronal en adultos y menores durante ambos procesos.

Escribir a mano, en un teclado, dibujar… ¿qué es más eficaz para conseguir un aprendizaje óptimo? Esta es la pregunta que se hizo un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Trondheim (Noruega), que decidió poner en marcha un estudio para averiguarlo.

Rastreando ondas cerebrales

Para ello, utilizaron la electroencefalografía para rastrear y registrar la actividad de las ondas cerebrales de 12 adultos jóvenes y de 12 niños de 12 años; todos ellos utilizaron un gorro con 256 electrodos conectados cuyos sensores captan la actividad cerebral cuando el cerebro se activa. Los resultados mostraron que en ambos casos, la actividad aumentaba mucho más cuando escribían a mano que cuando escribían usando un teclado.

Por eso, los autores del estudio ‘The Importance of Cursive Handwriting Over Typewriting for Learning in the Classroom: A High-Density EEG Study of 12-Year-Old Children and Young Adults’ concluyeron que escribir a mano mejora el proceso de aprendizaje y destacan la importancia de que los niños, desde una edad temprana, sigan escribiendo o dibujando a mano.

Lo cierto es que, a pesar de que el aprendizaje digital tiene aspectos positivos, escribir en un teclado supone un menor ‘reto’ para los menores, y el hacerlo a mano fomenta una actividad oscilante en el cerebro que resulta beneficioso para el aprendizaje. En este sentido, la escritura a mano implica la coordinación psicomotriz de la mano al producir la forma de cada letra, mientras que escribir con un teclado no requiere de tanta información kinestésica.

Sin embargo, una de las conclusiones de los científicos es que, a pesar de que sea vital mantener la escritura manual en los centros escolares, es igual de importante que los alumnos sigan formándose digitalmente para seguir el ritmo de todos los avances tecnológicos que a día de hoy presenciamos.

Adiós a la caligrafía

Una niña está escribiendo con el teclado. Escribir a mano mejora el aprendizaje.

De hecho, es algo que trabajan desde hace varios años en los centros educativos de Finlandia; uno de los referentes en lo que a innovación educativa se refiere. Así, frente al aprendizaje de la caligrafía que se da en otros sistemas educativos como el español, allí los niños que empiezan la enseñanza obligatoria aprenden a escribir a trazos de un único tipo de escritura, es decir, la vertical o de imprenta. Este estilo se diferencia del tradicional en que no tiene ligadura entre unas letras y otras y, por tanto, es más parecido al mecanografiado.

Con esto consiguen que, poco a poco, se vaya implementando la mecanografía al mismo nivel que la caligrafía manual. La idea detrás de esta práctica, según Minna Harmanen, del Instituto Nacional de Educación finlandés, es que desarrollar la habilidad para escribir en un teclado será más útil para los alumnos en su vida laboral.

 

Fuente: educaciontrespuntocero.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *