30 de Julio: Día Mundial contra la trata de Personas

El 30 de Julio es el Día Mundial contra la trata de Persona. Con fines de claridad conceptual,  es importante, ceñirse a la definición de trata consensuada por la ONU utilizada internacionalmente y que señala lo siguiente:  “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación, de vulnerabilidad, o el ofrecimiento o concesión de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esta explotación incluirá, como mínimo, la explotación en la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extirpación de órganos”.

La trata de mujeres para la explotación sexual atenta contra diversos derechos fundamentales como el derecho a la vida, la libertad, la integridad física y moral, la libertad sexual, la salud, la intimidad y la dignidad humana.

Es una realidad, que ha permanecido oculta e invisible, sin embargo presenta unas características muy concretas:

  • Constituye una violación de los derechos humanos. Vulnera la dignidad de la persona, su libertad y la igualdad.
  • La mayoría de las víctimas son mujeres, porque la trata está directamente relacionada con la posición de las mujeres en la sociedad y la feminización de la pobreza.
  • Es una de las formas más crueles de violencia ejercida contra las mujeres, En general, las mujeres están más afectadas por las desigualdades de género en la educación, la formación o el ámbito laboral, caracterizado por la segregación ocupacional y una representación desproporcionada en los sectores informales de empleo. Todo ello sitúa a las mujeres en una situación social y económica de vulnerabilidad a la captación.

Es importante no confundir la trata de seres humanos con el tráfico ilegal de inmigrantes, que se define como “la facilitación de la entrada ilegal de una persona en un Estado parte del cual dicha persona no sea nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero u otro beneficio de orden material.”

La finalidad de la trata es la explotación de la persona tras su traslado de un lugar a otro, mientras que el objetivo del tráfico es el traslado de personas ilegalmente a través de fronteras nacionales.

Calcular el número de mujeres y niñas que actualmente, a nivel mundial están siendo tratadas con fines de explotación sexual, es complicadísimo, ya que sólo se pueden hacer estimaciones a través de las mujeres que son detectadas por Organismos, ONGs, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, etc.

En este sentido, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en su Informe Mundial sobre la Trata de Personas (2014) que recoge datos relativos a más de 40.000 víctimas de trata de seres humanos identificadas entre 2010 y 2012, de las cuales del 53% correspondían a víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Actualmente en España se acaba de aprobar la renovación del Plan Integral 2015-2018 para luchar contra la trata con fines de explotación sexual, con el objeto cumplir el compromiso asumido desde la ratificación del Protocolo para premailto:http://www.violenciagenero.msssi.gob.es/otrasFormas/trata/normat…, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños (Protocolo de Palermo, 2000), el primer instrumento internacional referido explícitamente a la trata de seres humanos.

Dentro del Plan Integral 2015-2018, se pueden diferenciar las siguientes líneas de actuación:

  • Detectar, proteger y asistir a las víctimas de la trata de seres humanos.
  • Reforzar la prevención de la trata de seres humanos.
  • Perseguir más activamente a los tratantes.
  • Mejorar la coordinación y cooperación entre los principales interesados y la coherencia de las políticas.
  • Conocer mejor y responder eficazmente a las nuevas tendencias relacionadas con todas las formas de trata de seres humanos.

Este Plan recoge, dentro de las diferentes líneas de actuación señaladas anteriormente, las actividades que se tienen que realizar en cada una de ellas, incluyendo la visibilización del problema, la sensibilización de los profesionales y de la población en general y la formación específica de los/as profesionales.

Sólo a través de una adecuada sensibilización y formación se va a conseguir la visibilización del problema y la implicación de la sociedad en general. La trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual no es un hecho aislado, sino todo lo contrario, supone un problema que actualmente se agrava  con la situación alarmante que los/as refugiados/as, personas en grave de riesgo de exclusión social, están sufriendo con la vulneración de sus derechos humanos fundamentales.

Al igual que toda la sociedad se está sensibilizando cada vez más acerca del grave problema de la violencia de género, es necesario seguir sensibilizando y visibilizando otras formas de violencia sobre la mujer, formas que siguen posicionando a las mujeres en inferioridad y vulnerabilidad con respecto a los hombres lo que hace necesario seguir luchando por y para las mujeres y por eliminar cualquier forma de violencia y de discriminación de la mujer.

Fuente: universidadviu.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *