Segunda ocupación miitar de los Estados Unidos a la República Dominicana

Un día como hoy, 28 de abril de 1965, el gobierno de Estados Unidos invadió militarmente a República Dominicana enviando 42 mil miembros de la Armada o marina de guerra.

En esos momentos el pueblo dominicano, con apoyo de los políticos liberales y de izquierda, con el liderazgo del Movimiento de Militares Constitucionalistas, que fundó el coronel Rafael Fernández Domínguez, había derrocado al gobierno corrupto de los golpistas que dieron un golpe de Estado al presidente Juan Bosch el 25 de septiembre de 1963, a sólo 7 meses de haberse juramentado el 27 de febrero de ese mismo año.

Los invasores estadounidenses fueron enviados para apoyar a los militares y políticos derechistas que se oponían la reposición del legítimo gobierno de Juan Bosch, el presidente del primer gobierno democrático que había tenido el pueblo dominicano luego de casi 32 años de la dictadura de Rafael Trujillo, quien gobernó de 1930 a 1961.

El legendario coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó
El legendario coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó

Con motivo de esta importante efeméride, a continuación un escrito de un ciudadano que tomó parte en la defensa de la patria y de la libertad, el ingeniero Jaime Durán Hernando (Jimmy).

 La Revolución de Abril de la República Dominicana-1965 . Sus orígenes y aspectos relevantes

El 29 de noviembre del año 1916, desde el crucero Olimpia, anclado en el Puerto de Santo Domingo, se lanzó la siguiente proclama:

Yo, H. S. Knapp, Capitán de la Marina de los Estados Unidos… actuando bajo la autoridad y por órdenes del gobierno de los EUA… DECLARO Y PROCLAMO…que la República Dominicana queda por la presente bajo estado de ocupación militar por las fuerzas bajo mi mando,y queda sometida al gobierno militar y al ejercicio de la ley militar…

Así quedó abierto el ciclo de dos ocupaciones militares de los Estados Unidos en la República Dominicana, el último de los cuales se produciría como consecuencia de los acontecimientos del 24 de abril de 1965.

Cuando los Estados Unidos se retiraron de la primera ocupación, el 12 de julio de 1924, dejaron muchos dolores y desgracias. Sobre todos ellos, un soldado dominicano, Rafael Trujillo, que aprendió a servir a los ocupantes, persiguiendo y matando a sus compatriotas.

6 años más tarde, 16 de agosto de 1930, tomó el poder y estableció una tiranía feroz, hasta que fue asesinado, el 30 de mayo de 1961, 31 años después.

La muerte del tirano no produjo la desaparición del sistema. Durante año y medio, 30 de mayo 1961 a diciembre 1962, transcurrió un período de turbulencia política, con la elección como presidente de la República, del Prof. Juan Bosch.

La famosa fotografía de Juan Pérez Terrero que captó el momento exacto en que un ciudadano dominicano se enfrenta a una soldado de Estados Unidos.
La famosa fotografía de Juan Pérez Terrero que captó el momento exacto en que un ciudadano dominicano se enfrenta a una soldado de Estados Unidos.

Fue la primera elección democrática y libre del presidente en toda la historia de la República Dominicana, ganó con el 60% de los votos.

Bosch tomó posesión el 27 de febrero de 1963. Sería derrocado apenas siete meses más tarde, el 25 de septiembre del mismo año, por los sectores más atrasados de la sociedad dominicana.

Este sector compuesto por altos militares de todas las ramas, Marina, Ejército y Aviación, también Policía, comerciantes y la jerarquía Eclesiástica.Contaron con la orientación y el apoyo del Gobierno Norteamericano.

El Profesor Bosch fue desterrado.

Dos días después del derrocamiento, los golpistas designaron un gobierno civil, que por estar compuesto por tres personas, se llamó el Triunvirato. Inepto, corrupto, agresivo, se mantuvo en el poder por apenas 19 meses, hasta el 25 de abril, un día después de estallar la guerra que recordamos hoy, el 24 de abril de 1965.

Desde el momento en que se produjo el golpe comenzó a gestarse un movimiento cívico militar, encabezado por el partido del presidente Bosch, el PRD, y el sector más sensible de los cuerpos armados. Fue su más fiel y cercano acompañante, la indiscreción.

Finalmente había sido programado para estallar el 26 de abril, y fue precisamente una indiscreción que obligó a abortarlo el día 24. Fue el Secretario General del PRD, el partido de don Juan, un individuo especial (José Francisco Peña Gómez), negro profundo, con voz de trueno, quien a través del programa radial, que producía todos los días, no informó, sino que llamó vehementemente al pueblo a tirarse a las calles, en apoyo al movimiento militar en marcha.

El efecto fue el proclamado, en parte. El pueblo se agitó y comenzó a movilizarse en desorden, pero fue mucho más que eso, la proclama radial sorprendió a los propios dirigentes del movimiento militar. Era difícil marchar hacia delante, pero era imposible marchar hacia atrás.

En cuestión de horas el pueblo exigió y logró del movimiento militar, armas, con las que se dispuso a defender el retorno de Juan Bosch, al que se añadió con mucho menos fuerza pública, pero con más organización interna, el retorno de Balaguer.

En un primer momento, el movimiento pareció ganar ventajas, obteniendo victorias militares y logrando por lo menos promesas de adhesión de sectores militares no envueltos.

Pero en horas todo cambió. Las promesas se invirtieron convertidas en realidad.

Los Estados Unidos decidieron controlar la situación y emplearse a fondo contra el movimiento revolucionario.

Acontecimientos determinantes tuvieron lugar en solo 3 días, del 24 al 27,

Que conmovieron la República Dominicana y un poco al mundo.

  • Toma posesión como presidente provisional un miembro del PRD, por recomendación de Juan Bosch.
  • El propio Juan Bosch cambia la consigna de Retorno a la Constitución sin elecciones, y apoya la formación de una junta.
  • El presidente provisional es derrocado, aprovechando su abandono del palacio, a cambio de una reunión inútil con el embajador norteamericano.
  • La cohesión y la aptitud decidida de los líderes militares se desmorona, también las del pueblo revolucionario.
  • El día 28 de abril siguiendo la consabida excusa norteamericana, fuerza de ese país ingresarían a República Dominicana para salvar vidas americanas. En horas desembarcaron en un lugar de la ciudad de Santo Domingo 42,000 marines, armados hasta los dientes. Los Estados Unidos ya envueltos en la guerra de Vietnam, disponían en aquel país en ese momento, solo la mitad, 22,000 tropas.

Aparentemente todo terminaba. Pero no fue así. En realidad todo comenzaba.

La resistencia de civiles y militares, contra la ocupación norteamericana, se extendería por un año y 5 meses, del 28 de abril de 1965 a septiembre de 1966, cuando se retiró la Primera Brigada, último remanente de las fuerzas de ocupación.

Junto a la consolidación del invasor, que extendió un cerco militar, se reorganizan casi espontáneamente los militares y el pueblo, estimulados sobre todo por un sentimiento de vergüenza.

En ese largo periodo se distinguen tres etapas, 1.-Estados Unidos, como único agresor. 2.- Estados Unidos más OEA, a partir de mayo. 3.- Estados Unidos más OEA, más Gobierno Provisional, a partir del 3 de septiembre de 1965, hasta el 1 de julio de 1966. Estados Unidos y la OEA, hasta septiembre de 1966.

Durante ese último periodo, 9 meses, el enfrentamiento bélico, prácticamente desapareció, no por vencimiento de la invasión, sino por agotamiento de la capacidad de guerra de los patriotas.

Bajo ese estado de ocupación se realizaron unas elecciones, el 1º de junio, que tenía que ganar y ganó Balaguer. PerdióBosch.

Recuentos reputados sobre muertos y heridos durante la ocupación arrojan los siguientes resultados:

Un total de 44 soldados estadounidenses murieron, 27 en acción. 172 fueron heridos.

Del personal FIP-OEA, solo 11 resultaron heridos.

Se estima que entre 6,000 y 10,000 dominicanos murieron, la mayoría civiles.

 

Fuente:

www.acento.com.do

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *