Abordaje de la violencia intrafamiliar

Conceptualización de la Violencia Intrafamiliar

Definiciones ONU, OEA y otras…

“Violencia de género es todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual y psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad tanto si se producen en la vida pública como en la privada”. (Organización de Naciones Unidas, 1993).

“La violencia contra la mujer es cualquier acción o conducta basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer tanto en el ámbito público como en el privado”. (Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Convención de Belem Do Pará, OEA, 1994).

“La violencia contra la mujer es todo acto de fuerza física o verbal o privación amenazadora para la vida, dirigida al individuo mujer o niña, que cause daño físico y psicológico, humillación o privación de la libertad y que perpetúe la subordinación femenina”. (Heise, 1994).

Direccionalidad de la violencia:

Quienes tienen una mayor propensión a ser víctimas de maltrato, precisamente por la posición que ocupan en la familia, son las mujeres, los menores, los ancianos, las personas con algún impedimento físico, las lesbianas y los homosexuales.

La violencia doméstica se produce en direcciones definidas:

Marido                      mujer

Padre o madre         hijos.

Adultos jóvenes      ancianos.

Personas sanas        discapacitadas.

Heterosexuales        homosexuales y las lesbianas.

Quizás haya algunos hombres golpeados, pero difícilmente estarían en una situación de aislamiento y temiendo por sus vidas. Las dimensiones de estos casos no constituyen un problema de salud pública.

Intensidad creciente 

Primera etapa la violencia es sutil, toma forma de agresión psicológica. Consiste en atentados contra la autoestima de la mujer. El agresor la ridiculiza, ignora su presencia, no presta atención a lo que ella dice, se ríe de sus opiniones o de sus iniciativas, la compara con otras personas, la corrige en público, etc. No aparecen en un primer momento como violentas, pero igualmente ejercen un efecto devastador sobre la víctima provocando un progresivo debilitamiento de sus defensas psicológicas. Comienza a tener miedo de hablar o de hacer algo por temor a las críticas; a sentirse deprimida y débil.: en aumento de la frecuencia, duración, tipo y riesgo de muerte.

Violencia verbal

En un segundo momento aparece violencia verbal que viene a reforzar la agresión psicológica.

El agresor insulta y denigra a la víctima. La ofende criticándole su cuerpo, le pone nombres descalificantes, la llama “loca” comienza a amenazarla con agresión física, con homicidio o con su suicidio. Crea un clima de miedo constante. La ridiculiza en presencia de otras personas, le grita y la acusa de tener la culpa de todo. La mujer llega a tal estado de debilitamiento, desequilibrio emocional y depresión que la lleva a consultar a un psiquiatra, quien habitualmente le da una medicación.

Violencia física

La toma del brazo y se lo aprieta, a veces finge estar “jugando” para pellizcarla, producirle moretones, tirar de los cabellos, empujarla. Le da una bofetada, vienen las trompadas y patadas.

Comienza a recurrir a objetos para lastimarla. En medio de las agresiones le exige tener contactos sexuales. A veces la viola cuando está dormida. Esta escalada creciente puede terminar en homicidios o suicidios.

La única forma de cortar el ciclo y la escalada de violencia es a través de la intervención externa.

Violencia sicológica

Es cuando la mujer comienza a temer, a no creer en sí misma, tiene vergüenza, “no valgo nada”, “soy mala”, madre”, “soy culpable.” Va dirigida a que la mujer dude de si misma y de la percepción de la realidad. Es la desintegración del Yo.

Es el uso de formas de agresión verbales y no verbales encaminadas a intimidar, someter y controlar a otro ser humano. No se trata simplemente de comportarse de forma cruel y mezquina con el otro, sino de una manera que sirve para consolidar el poder y mantener el terror.

Comprende todo tipo de humillaciones por conductas verbales: críticas constantes “no sabes hacer nada”, “eres mala madre”, “bruta”, “estúpida”. Todos son insultos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *