Joven le consigue miles de clientes a un abuelito panadero usando Facebook

Un chico llamado Javier Amaro, ex estudiante de la escuela McLane High School, ubicada en Fresno – California, protagonizó recientemente un hecho inspirador de bondad y consideración con un abuelito dedicado a hacer pan.

Resulta que el joven iba transitando por una de las calles de la ciudad que habita en Estados Unidos, cuando en una esquina vio a un hombre muy delgado, de avanzada edad, vendiendo pan mexicano, lo cual le recordó de inmediato sus raíces latinoamericanas y el inconfundible olor le hizo imposible ignorar su impulso de obtener un poco de ese delicioso manjar, así que se acercó al anciano y se llevó una bonita sorpresa pues además de disfrutar de un delicioso pan, se encontró con que el hombre era muy gentil, humilde y trabajador, por lo que él conmovido decidió llevar no sólo una bolsa, sino quince.

Cada pan está hecho con cariño y devoción.

El octogenario hombre le habló sobre su trabajo, le dijo que amaba lo que hacía y que ponía el mayor empeño en cada uno de sus panes, razón por la cual todos ellos eran perfectos. Sin embargo, los clientes no eran tantos y él cada día se sentía más cansado de vender en la calle.

Sintiendo que no podía hacer mucho más por aquel señor, con afecto y agradecimiento, Javier se despidió y continuó su camino… pero de regreso a casa no lograba dejar de pensar en que aquel abuelito que hacía tan delicioso pan, merecía tener muchos más clientes y vivir tranquilo de su trabajo por lo que incesantemente pensaba cómo podría ayudarle.

Simultáneamente, cayó en cuenta de que sus conocidos de origen mexicano estarían encantados en probar un poco del delicioso pan que hacía el abuelito, pues bien saben las personas que viven lejos de su tierra natal cuánto se extraña lo propio al estar lejos.

Las redes sociales también pueden usarse para ayudar a alguien más.

Fue entonces cuando se le ocurrió la mejor de las ideas: haría una publicación en Facebook para que todos sus contactos se enteraran de la existencia de este señor y acudieran a comprarle pan cuando pasaron por la calle donde él religiosamente se situaba a diario.

La publicación que el joven dedicado al fisicoculturismo escribió, ponía lo siguiente:

Fresno, Zona California. Este hombre vende pan mexicano realmente bueno, cuesta un dólar la bolsa, compré 15 bolsas para ayudarlo. Él me demuestra que no importa si eres mayor o si estás en forma, cuando disfrutas de hacer tu trabajo la edad no tiene impedimento. Por favor ayúdenlo, siempre está ubicado en el 2032 N. Angus o llamen al 559-515-1271. – Escribió Javier Amaro en su cuenta de Facebook.

La mejor publicidad es el voz a voz.

La publicación tuvo más repercusión de la que Javier esperaba pues fueron muchos los que la comentaron dándole las gracias por el dato o confirmando que también habían probado ese pan y era delicioso, de esta manera la noticia se corrió y al día de hoy ya tiene más de 8.400 likes, 1.200 comentarios y 13.000 compartidas, convirtiendo al chico, al abuelito y al pan mexicano en noticia viral.

Lo mejor de todo es que al señor le llegaron cientos de clientes y ahora no para de vender su sabroso pan.

Las acciones nobles y desinteresadas de Javier Amaro son un buen ejemplo de que las redes sociales se pueden usar para causas inspiradoras, que benefician a las personas y que nos dan la oportunidad de unirnos como comunidad para abrazar a aquellos que perdidos en el anonimato esperan pacientemente que alguien les tienda una mano.

Fuente:coolcloud.co

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *