La Amazonia brasileña: 30% de la biodiversidad del mundo

La línea del ecuador cruza el estado de Amazonas, lo que hace que predomine el clima ecuatorial, caracterizado por temperaturas medias entre 24° y 26° C y lluvias abundantes durante todo el año.

La región concentra gran diversidad de plantas medicinales, comestibles, oleaginosas y colorantes, muchas de las cuales todavía no han sido explotadas científicamente. En tierra firme se encuentran grandes árboles de madera de ley de la Amazonia. En algunos lugares las copas de los árboles son tan grandes que impiden el paso de hasta el 95% de la luz del sol.

La fauna de la región incluye felinos, roedores, aves, quelonios y primates. Algunas especies se encuentran en peligro de extinción y están siendo protegidas.

En la cuenca amazónica se concentra la mitad de los veinte mayores ríos del mundo que representa una quinta parte de toda la reserva de agua dulce del planeta. Sus ríos, condicionados al régimen de lluvias, constituyen prácticamente las únicas vías de transporte de la zona. Hay más de 20.000 kms de vías fluviales navegables.

El río Amazonas es el más extenso del planeta y el primero en volumen de agua (100.000 m3). Nace en Perú, con el nombre de Vilcanota, Solimões cuando entra en Brasil y, al confluir con el río Negro, en las proximidades de Manaus, recibe el nombre de Amazonas. En algunos tramos tiene una anchura de 10 kms. y una profundidad de 100 m.

Entre las múltiples áreas protegidas del estado de Amazonas, están el Parque Nacional do Pico da Neblina y el Parque Ecológico de Janauary. Éste posee vegetación de tierra firme, de igapós y la vegetación típica. En Amazonas se encuentra también el Parque Nacional de Jaú, la mayor reserva forestal del continente y área próxima a Anavilhanas, el mayor archipiélago fluvial del mundo.

El turismo ecológico y de naturaleza (ecoturismo) es el gran atractivo de las rutas de viajes por la Amazonia. Hay muchos programas acompañados de guías especializados. El estado de Amazonas ha sido pionero en la instalación de hoteles en la selva, llamados lodges, construidos a orillas de los ríos o flotando sobre las aguas de un lago en medio de la selva.

Manaus, en los primeros años del siglo XX, la ciudad de Manaus, capital del Amazonas gozó de una gran opulencia y fue el más importante centro cultural del Norte de Brasil. Los antiguos señores del caucho soñaban en transformarla en una ciudad de estilo europeo y la denominaron “Paris de los Trópicos”. La arquitectura de sus mansiones confirma el lujo y la ostentación en que vivían sus habitantes.

Fuente: brasilalacarta.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *