6 consejos para un tranquilo regreso a clases

Ajuste la hora de dormir gradualmente

Haga que la hora de dormir sea un poco más temprano cada día hasta que comience la escuela. Un pequeño cambio cada noche no será evidente para su hijo.

“Logré que mi hijo de 6 años se acostumbrara al nuevo horario para irse a dormir antes de que la escuela comenzara. Dormir más lo ayudará a estar más concentrado. Le regalamos nuevos osos de peluche ‘solo para la cama’ y su tarea era hacerlos dormir. En breve, él también se había dormido y al día siguiente estaba descansado para ir a la escuela”.
Heather A., Huntington, New York

Que la compra de los útiles escolares sea una tarea en equipo

Involucrar a los niños en las etapas de planificación puede facilitar la preparación para el nuevo año escolar.

“Enfocarme en el panorama general me ayudó a estar positivo durante la preparación para volver a la escuela. A la hora de comprar los útiles escolares jugué a la búsqueda del tesoro con mi hijo de 6 años. Si no encontrábamos algunos crayones, no nos importaba”.
Andrew L., Maplewood, New Jersey

Que la lectura sea divertida y esencial

Puede que el verano haya sido una mini vacación de la lectura, pero encontrar maneras divertidas de leer antes de que empiece la escuela puede facilitar la transición.

“Lean los libros favoritos de su hijo en las noches como parte de la diversión familiar. Algunas noches permita que él lea. Anímelo a que use voces diferentes para los personajes. Esto motivó a leer nuevos libros a nuestro hijo que está en 7 grado y tiene dificultades de atención”.
Susan B., Cleveland

Enfocarse en las apariencias

Estar satisfechos con su apariencia puede que haga sentir a los niños seguros y ayudar a que se concentren en sus tareas en lugar de en su vestimenta. Es beneficioso permitirles que den su opinión cuando van de compras.

“Mi hija de 14 años no se podía concentrar por estar pensando en su apariencia. Lo solucionamos comprando juntas la ropa para la escuela. Al dejar de pensar en eso, se sintió segura y pudo concentrarse en la clase”.
Patti M., Oceanside, New York

Use colores para los útiles

Si tiene más de un hijo, asigne un color a cada uno. Permita que cada niño decida el color para la mochila, lonchera y carpetas. Esto facilitará los preparativos para la escuela.

“Tenemos dos niños con necesidades especiales y dificultades de aprendizaje. Cuando dejamos que cada uno escogiera un color para todos sus útiles escolares, la rutina de la mañana se simplificó considerablemente”.
Harold D., Aurora, Ohio

Fomente el entusiasmo antes del primer día de clase

Hablar de la escuela antes de que finalice el verano puede fomentar el entusiasmo. También podría sacar a relucir algunas de las preocupaciones que los niños tienen. Saber cuáles son es el primer paso para encontrar soluciones.

“Mi hija de 8 años estaba preocupada por no poder recordar los nombres de sus compañeros. Hablamos con su maestra antes de empezar clases y estuvo de acuerdo en que mi hija hiciera etiquetas con los nombres de sus compañeros. Esto alivió su preocupación y ¡todos sus compañeros estaban encantados!”
Jennifer B., Staten Island, New York

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *