Plan LEA te lleva a conferencia

Quieres lograr lo extraordinario? Plan LEA te lleva a la conferencia magistral del reconocido Máster Coach Héctor Teme.
Solo tienes que suscribirte a nuestro newsletter en planlea.listindiario.com y te estarás ganando automáticamente 2 boletas.

En vacaciones, ¿deberes sí o deberes no?

Llega el verano y con él miles de escolares tienen ante ellos casi tres meses sin clase. Junto a las calificaciones de los alumnos muchos profesores envían largas listas de fichas, fotocopias y recomendaciones de libros para hacer deberes, con el objetivo de que los niños no pierdan el hábito durante los tres meses de verano.

Sin embargo, Pilu Hernández Dopico, maestra y preparadora de oposiciones, se pregunta a través de una nota de prensa: ¿Qué hábito? «Cuando hay un cumpleaños, compramos un regalo, comemos tarta y no por eso lo hacemos todos los días. Cuando llueve el niño sabe que se tiene que poner una ropa determinada y, si es verano, al menos coger el paraguas, ¿hacemos que lo coja todos los días para que no pierda el hábito? No, porque no es necesario, con los deberes ocurre lo mismo. El niño no tiene que estar haciendo deberes en verano por no perder el hábito».

Es más, añade, «es mucho mejor que los niños lean por placer, lo que sea, pero que lean. Que jueguen con sus padres, hermanos, primos, amigos, que jueguen a ensuciarse, a mojarse, a caerse, a tener que poner coderas y rodilleras si es necesario».

La maestra defiende que los deberes en verano no son necesarios, «¿o acaso los adultos en nuestras vacaciones estamos dos horas haciendo cosas de nuestros trabajos para no perder el hábito? Padres, madres, maestros, maestras, dejemos a los niños ser niños y dejemos de crear hábitos sin sentido. El niño ha de ser niño y lo que necesita es jugar con sus padres».

Soñar despierto, quererse, mimarse, ayudar a los demás, leer y escribir son algunos de los deberes que recomienda la maestra como alternativa a los tradicionales. Saludar al entrar y despedirse al salir, saltar en los charcos, compartir con los demás, andar descalzo por la hierba y jugar con globos de agua son otras opciones por las que pueden optar los más pequeños durante estas vacaciones de verano.

Deberes sí, pero con cabeza

Pero no todo el mundo comparte la opinión de Dopico, al menos no del todo. «Cuando un profesor le da a nuestro hijo o hija una hoja de recomendaciones para que haga una serie de labores durante el verano, siempre es para favorecer que cuando empiece el colegio esté más familiarizado con las mismas, le cueste menos comenzar, se adapte mejor y pueda seguir el ritmo de la clase», explica Pedro José Caballero, presidente Nacional de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos ( CONCAPA). «Todo esto va siempre en beneficio de nuestros hijos. No he visto a ningún maestro que lo que quiera es fastidiar un verano».

Uno de los beneficios que destaca de dedicar un tiempo a estas tareas durante el verano es que posibilita que los más pequeños no dejen de tener la cabeza en movimiento. En vacaciones existe un espacio que se puede emplear en hacer media hora o tres cuartos de hora diarios un poco de esa labor. Después queda el resto del día para diferentes quehaceres, pero el tiempo que se aprovecha siempre es positivo.

Caballero aboga por optimizar este tiempo libre del que se dispone en enriquecer y cultivar otras facetas. Lectura comprensiva, deporte, relaciones familiares y personales, labores humanitarias… Las opciones son infinitas para disfrutar de los días vacacional, que se extiende alrededor de 75 días.

El objetivo es que los niños no estén tres meses sin hacer absolutamente nada y desaprovechen el tiempo de ocio. Deberes sí pero en su justa medida. Una organización óptima de este tiempo puede hacer, en palabras del presidente de CONCAPA, que los jóvenes tengan un empiece de curso que «menos cuesta arriba».

Que el cerebro siga trabajando

«Si pensamos en el cerebro como un músculo, el más importante de nuestro organismo, será mucho más fácil de entender esta cuestión. ¿Cómo se cuida y se trata bien un músculo? Con entrenamiento, suave, continuado, de diferente tipo… Se le debe añadir una buena alimentación y por supuesto es imprescindible descansar», afirmaManuel Antonio Fernández, neurólogo pediátrico.

Para el especialista es importante no tener al cerebro quieto durante esos tres meses de vacaciones. Especialmente en un momento en el que es desarrollo madurativo se encuentra en su máximo esplendor: la infancia y la adolescencia. Por otra parte, señala que hay que tener muy claro qué consideramos como deberes. «Tampoco me refiero a pasar el verano haciendo cuentas, dictados o ejercicios de matemáticas. Hay muchas formas de poder mantener el cerebro activo y en forma sin tener que coger los libros del colegio», asegura. Alternativas que se basen en el uso de dispositivos electrónicos o videojuegos pueden ser una opción interesante.

La realización de deberes permite afianzar conceptos aprendidos durante el curso y además, facilitar el inicio del curso al llegar septiembre, en palabras de Fernández. La realización de actividades mentales ayuda a mantener activos los distintos mecanismos neurológicos implicados en la regulación de las funciones ejecutivas.

Las funciones ejecutivas son las capacidades que tiene nuestro sistema nervioso de gestionar procesos como la atención, el movimiento o los impulsos. Para hacer deberes, los pequeños necesitan permanecer atentos, estar quietos y tener paciencia. Si se permite que no trabajen esto durante las vacaciones, «necesitarán reactivarlos a la vuelta y nos podemos encontrar con dificultades de adaptación».

Aconseja tener la mente abierta ante estas situaciones porque nadie dice que jugar no sea pedagógico ni que haya actividades que no sean divertidas. Compatibilizar ambas y conseguir que los niños aprendan jugando o jueguen aprendiendo es la clave en este caso. «Una cosa es hacer actividades de forma relajada y divertida, y otra, pasar el verano haciendo deberes y tareas sin ver el sol», apostilla el experto. «Hay tiempo para todo pero necesita organización y planificación por parte de los padres. Por supuesto, si podemos tener la ayuda de las administraciones para contar con diferentes actividades de verano, las cosas serán mucho más sencillas».

Fuente: abc.es

«Si el libro no atrae a tu hijo en la quinta página, dale otro»

El profesor de Secundaria Fernando Alberca presenta en su último libro una serie de juegos y ejercicios para mejorar el proceso de lectura y que han obtenido resultados muy positivos en niños zurdos, con dixlesia, TDAH, altas capacidades, pero sobre todo en niños y adolescentes que no presentan obstáculos, pero no leen con fluidez y eficacia.

¿Por qué unas personas disfrutan leyendo y otras no?

–Simplemente no disfrutan quienes han aprendido a leer defectuosamente, con rozamiento excesivo y obstáculos que le provocan un gran esfuerzo incómodo, superior a la curiosidad por saber lo que pasará en ese libro y al placer al hacerlo. En España, los docentes enseñan a leer con gran profesionalidad y entrega, pero con un método inadecuado e incompleto (hay hasta seis diferentes y recomendados en cinco edades distintas debido a la desorientación en este tema tan crucial). No podemos seguir enseñando a leer comenzando por el alfabeto y las sílabas y sin enseñar todos los elementos que componen la lectura. Son once: los populares comprensión, expresión y velocidad; pero también el entrenamiento de la imaginación lectora, lectura textual, hábitos corporales necesarios, movimientos de los ojos, concentración, retención, conocimiento de referencia y acierto de conexión. Es decir, aspectos que se obvian al enseñar a leer y que hace que quien lee lo haga suavemente, con enorme disfrute, eficacia y aprovechamiento. Leer es la actividad más beneficiosa para la vida en verano e invierno.

¿Qué pautas deben seguir los padres?

–La lectura es una necesidad placentera. Por lo que no compensa forzar para no alimentar el rechazo de quien une lectura a aburrimiento. Lo que los padres deben hacer es proporcionarle este verano un posible primer libro atractivo: sencillo de leer, corto, pero muy apasionante. Probar con uno y si a las cinco páginas no le atrapa, que lo deje y probar otro. Millones de libros le esperan y no podrá leer todos. Es muy sano abandonar los libros que no atraen.

¿Cómo logran que los hijos adolescentes suelten el móvil y «se enganchen» a los libros?

–Los jóvenes que leen mucho también tienen móviles, aunque prefieran la lectura. Será de una forma espontánea que la lectura gane siempre al uso de su móvil y conseguirá hacer ambas cosas compatibles, si saben leer bien.

¿Da igual que lean en pantallas que en papel? ¿Por qué?

–En pantalla se cansan más ocularmente, pero la afición por la lectura es compatible, por supuesto, con los libros digitales. Un joven que lee whatsapp o telegrams está leyendo. Algo es algo. Pero la lectura es beneficiosa por lo que aporta al lector, no por la combinación de letras en sí. Por eso, la lectura de redes sociales no siempre es beneficiosa, depende de lo que contenga cuanto lee, como no todos los libros aportan igual beneficio. Las historias que evolucionan, entrelazadas de variedad emocional, perfiles de personajes y resolución de conflictos apasionantes, son las que llenan y alimentan la emoción, personalidad, el espíritu y la inteligencia.

 

¿Juegan los padres un papel acertado en la educación de sus hijos?

Una encuesta muestra la influencia de los progenitores a la hora de orientar por dónde debe ir el futuro de sus hijos

Un 77,9% de alumnos españoles tienen en cuenta la opinión de sus padres a la hora de elegir sus estudios futuros, una cifra que aumenta hasta un 81,6% en la Comunidad de Madrid, según la percepción de los mismos progenitores. Así se desprende de un informe elaborado por Educa2020, Sigma Dos y la Fundación AXA que ha sido presentado este lunes en la sede central de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE).

El trabajo se realizó como cierre de una actividad de Educa2020 que ha durado más de un lustro, al haberse constatado que más del 60% de los alumnos de Bachillerato –algo menos entre los estudiantes de FP– dice que la principal influencia a la hora de decidir qué estudiar y qué «ser de mayor» viene de los padres, y no de los orientadores académicos o de los tutores.

Acompañado por la CEO de AXA España y presidenta de la Fundación AXA, Olga Sánchez, el director de Investigación y Análisis de Sigma Dos, José Miguel de Elías, y los responsables de Educa2020, Miguel Garamendi, presidente de la CEOE, ha señalado que «vivimos en un contexto totalmente globalizado en el que estamos asistiendo auna auténtica revolución tecnológica. Un nuevo escenario en el que desaparecen trabajos y aparecen, sin cesar, otros nuevos. Nos tenemos que preparar, por tanto, para ese nuevo mercado laboral que ya se atisba».

Los cambios son el futuro y la educación el camino, aunque aún quede mucho por recorrer. El 41,6% de los progenitores –de una encuesta realizada a 19.000 familiares de alumnos en toda España–ha aconsejado a sus hijos una orientación concreta en relación a sus estudios o profesión. Dentro de este porcentaje, a más de la mitad les es indiferente si los estudiantes siguen una carrera humanística o científica, y el 20,7% prefiere que se decanten por la segunda de estas opciones.

La Formación Profesional (FP) es la gran desconocida entre quienes tienen un nivel de estudios de Bachillerato, FP Grado Medio o COU, aunque el conocimiento está muy extendido entre los madrileños. Pese a ello, y a la búsqueda cada vez mayor por parte de las empresas de trabajadores con este perfil, la puntuación general de la FP en la Comunidad de Madrid es de solo 5,6 puntos de valoración sobre diez.

La FP, «el patito feo»

La Formación Profesional (FP) tiene «mala imagen» en Madrid por su menor consideración social y por la creencia de que solo cursan estos estudios quienes no pueden seguir carreras superiores. Un 77,2% de los padres, madres y tutores encuestados en esta comunidad reconocen creerlo así, mientras que a nivel nacional este porcentaje desciende hasta el 57,5%.

Una muestra, en cualquiera de los dos casos, de que estos estudios y aprendizajes siguen siendo «el patito feo» en el mundo de la educación, aunque seguir carreras relacionadas con la tecnología desde los mismos suponga en la actualidad una garantía de hallar de inmediato un puesto de trabajo bien remunerado.

Los responsables de Educa2020 incorporaron a la explicación de esta última encuesta a los padres, madres y tutores de alumnos los resultados de otras tres anteriores, realizadas desde 2016 a nueve mil universitarios, 12.800 estudiantes de Bachillerato y 2.500 empresas, un total de 43.000 respuestas, para trazar una panorámica completa del estado de la «educación para la empleabilidad» en España. Concretamente en Madrid, el 58% de las empresas reconoce tener dificultades a la hora de encontrar candidatos idóneos para ocupar su oferta de puestos de trabajo y es algo relacionado con la escasa orientación a estos estudios.

Decía Henry Ford que si hubiese preguntado a los americanos por sus necesidades cuando estaba desarrollando su famoso método para hacer coches asequibles, le hubiesen respondido que preferían un caballo más rápido. Una frase anecdótica que, para el presidente de la CEOE, explica el momento en el que se encuentra la educación en nuestro país, «hoy todavía pensamos que necesitamos caballos más rápidos».

Fuente:abc.es

Storytelling: el potencial educativo de contar historias

Gracias al storytelling, el alumnado conecta de manera diferente con las historias ya que apelan a sus emociones y fomentan valores como la empatía. Pero, ¿cuenta con más beneficios? Te lo contamos a continuación.

La llegada de las TIC a las aulas ha introducido nuevas prácticas como el storytelling, que combina la narrativa tradicional, la tecnología y las emociones para contar historias. Según recoge Saulius Rosales, Doctor en Educación por la Universidad de Alicante, en ‘Uso del relato digital (Digital Storytelling) en la educación. Influencia en las habilidades del alumnado y del profesorado’, aplicar esta técnica en las aulas aumenta la motivación, la creatividad y entrena las competencias digitales de los alumnos.

Relatos con empatía

El storytelling utiliza las técnicas tradicionales de la narrativa para construir relatos que conecten con el alumnado. El objetivo, como subraya Rosales, es crear historias que les emocionen.

Este tipo de proceso de enseñanza-aprendizaje tiene diferentes aplicaciones en el aula: explicar una historia o contenido de una manera atractiva puede hacer que el estudiante desarrolle la escucha activa, estimule su creatividad y fomente su motivación mediante el relato de las experiencias del protagonista de la historia.

En el ámbito educativo, el storytelling permite a los estudiantes entender más fácilmente temáticas complejas como, por ejemplo, la inmigración. Así, a través de una historia protagonizada, por ejemplo, por un niño inmigrante, los estudiantes interiorizan el problema y se fomenta la empatía.

Con esta técnica, además, se trabaja el aprendizaje colaborativo, la motivación y la creatividad. En este sentido, los alumnos crean sus propias historias combinando no solo elementos narrativos, sino también multimedia: imágenes, voz o música.

Otros beneficios de storytelling

A través del storytelling se logra, también, un ambiente más relajado y participativo en el aula. La creación de una historia con la que el alumnado conecta incentiva su motivación, promueve su curiosidad y crean un vínculo más cercano con el docente.

beneficios de storytelling

Por otro lado, si el alumno participa en la elaboración de un storytelling, trabaja sus habilidades lingüísticas y digitalesdesarrolla su espíritu crítico y aprende a organizar la información. Asimismo, estos relatos colaboran en el desarrollo de habilidades sociales como la empatía o la escucha activa.

Su aplicación en otros campos

Esta técnica narrativa también resulta de utilidad en otros campos académicos como el eLearning. Del mismo modo que las narraciones son explicadas de forma clara e interesante para la atención de los estudiantes, el material utilizado en la formación a distancia debe seguir los mismos principios: crear un soporte atractivo y que llegue hasta las emociones del alumnado sin obviar el hecho de aplicarlo en el propio contenido que se pretende enseñar en relación a una materia concreta

Fuente:educacióntrespuntocero.com

Ludosofía o cómo utilizar el juego para aprender a pensar

La Filosofía es una materia con la que los estudiantes fomentan el pensamiento crítico, una capacidad que les sirve para aprender a decidir y actuar libremente. Lourdes Cardenal es docente de esta asignatura en un instituto de Badajoz y en este artículo explica cómo utilizar el Aprendizaje Basado en Juegos en Filosofía y las ventajas de aplicar esta metodología en el aula.

 

La Filosofía suele ser considerada como una materia en la que los estudiantes deben memorizar y comprender los pensamientos e ideas de los distintos filósofos. Sin embargo, la Filosofía, además de estar compuesta por estas ideas, conceptos y teorías también es la asignatura que busca que nuestro alumnado sea capaz de preguntarse críticamente sobre determinadas cuestiones. Algo en lo que el ABJ (Aprendizaje Basado en Juegos) puede ser de utilidad.

Pero para poder abordar preguntas como: “¿Es el método científico adecuado?” “¿a dónde nos lleva la técnica?” “¿debo actuar egoístamente?” “¿cuál es la naturaleza de los números?” o “¿qué régimen político es el más adecuado?”, entre otras reflexiones, debemos haber incorporado antes a nuestros procesos cognitivos las capacidades de relacionar, deducir, argumentar, pensar críticamente, pensar lateralmente o pensar cuidadosa y éticamente, entre otras.

De este modo, la misión última de la materia de Filosofía no es que el alumnado posea conocimientos sobre la historia del pensamiento (que también) sino que adquieran las destrezas que les permitirán conformarse como sujetos responsables y con capacidad crítica para pensar, decidir y actuar de manera autónoma, siendo así dueños de sus propias vidas y libres para mejorar y colaborar en el progreso social y personal.

La enseñanza del pensamiento crítico a través del ABJ

Ahora bien, ¿cómo mostrar estas destrezas que fomentan el pensamiento crítico y autónomo? No se puede enseñar a comparar a través de una clase magistral de comparación sino mediante el ejercicio de ésta -nos basamos aquí en las teorías de John Dewey sobre el ‘Aprender haciendo’, el aprendizaje sociocultural de Lev Vigotsky, el aprendizaje por descubrimiento de Jerome Bruner, o las más actuales teorías sobre creación de conceptos, procesos cognitivos y aprendizaje vivencial de Lakoff y Johnson-.

Así, y partiendo siempre de comparaciones sencillas pero vivenciadas, los alumnos irán subiendo poco a poco el nivel de abstracción e irán aprendiendo significativamente a comparar. Del mismo modo ocurre con la argumentación, la relación o el pensamiento cuidadoso. Todos ellos deben adquirirse a través de su ejercicio y su uso, y sólo así se incorporarán como estrategias de pensamiento y recursos para la vida diaria.

Puesto que el método academicista no es el adecuado para lograr el ejercicio y asimilación de las habilidades de pensamiento de orden superior habremos de recurrir a las metodologías activas, y es entre ellas donde encontramos un gran aliado: el Aprendizaje Basado en Juegos.

Este método de aprendizaje nos permitirá trabajar numerosas habilidades de pensamiento, pero también nos va a ofrecer la posibilidad, eligiendo los juegos adecuados, de repasar o asimilar significativamente los contenidos impartidos.

El juego como aliado filosófico

Es una excelente vía para provocar la experimentación controlada, la vivencia simulada y el desarrollo, además de despertar caminos de pensamiento nuevos para nuestros estudiantes como la argumentación, la deducción, la creatividad o la capacidad relacional.

Entre los cientos de juegos disponibles en el mercado, hay algunos que merecen ser tomados en cuenta por su capacidad para potenciar las destrezas que conducirán al alumnado al objetivo último: la construcción de sujetos responsables, críticos y autónomos. Los seleccionados poseen mecánicas sencillas, simplificando así la labor de ser explicados por el docente y comprendidos por los estudiantes: de este modo, sobra tiempo para trabajar otros contenidos en la sesión.

Por habilidades y nivel de profundidad

Según las habilidades que nos permiten desarrollar y el nivel de profundidad con el que estas se trabajan obtenemos el siguiente listado:

Juegos para aprender a argumentar y deducir:

  • Nivel I: ‘Alex Colt’, ‘Saboteur’, ‘Hombres lobo’

Amzon

  • Nivel II: ‘El espía que se perdió’, ‘Mindmaze’, ‘Black Stories’, ‘Insider’

Amazon

  • Nivel III: ‘Decrypto’, ‘Incómodos invitados’, ‘Cuentacuentos’, ‘La resistencia’

Amazon

Juegos para trabajar el pensamiento alternativo, la capacidad relacional y la creatividad:

  • Nivel I: ‘Dixit’, ‘Faraway’, ‘Conecta 2’

Amazon

  • Nivel II: ‘Musa’, ‘When I dream’, ‘Grande y peludo’

Amazon

  • Nivel III: ‘Mysterium’, ‘Shadows’, ‘Decrypto’

AmazonDe los juegos anteriormente nombrados hay algunos que además de trabajar destrezas nos permitirán, realizando pequeñas adaptaciones, adquirir y repasar contenidos. Así, creando nuestras propias tarjetas podemos trabajar términos filosóficos con alguno de ellos -como Decrypto e Insider-. Acotando las temáticas sobre las que girará la partida podemos usar ‘Conecta 2’, ‘Grande y peludo’ o ‘Dixit y ‘Musa’.

Definición de conceptos y recursos propios

Si lo que queremos es centrarnos en que los estudiantes definan conceptos, los usen, los comprendan y los asimilen de manera significativa podemos optar por recurrir a los siguientes juegos (introduciendo en ellos los términos que queremos trabajar):

  • ‘Portero Baldomero’
  • ‘Tags’
  • ‘Imagine’
  • ‘Story Cubes’
  • ‘Concept’
  • ‘Trapwords’

Por supuesto, en numerosas ocasiones no encontraremos ningún juego que se adapte al contenido que queremos trabajar, en ese caso no debemos tener miedo a crear nuestros propios recursos o a aprovechar los que otros compañeros han ido diseñando. En el caso de la materia de Filosofía, algunos materiales de los que podéis hacer uso libremente son los siguientes:

Y es que, la filosofía, en tanto que amor a la sabiduría, debe buscar sembrar la pasión por pensar y aprender, y el juego puede ser el resorte que haga nacer en los estudiantes el gusto por la reflexión, la motivación por el trabajo y el esfuerzo mental. También, la alegría y el placer de saberse ‘ganadores de la partida’ por lo que han aprendido y por cómo han discurrido. La ludosofía, o la sabiduría a través del juego, es así el camino que lleva a la filosofía o el amor al saber.

Encuentran algunas de las estrellas más antiguas del universo en la Vía Láctea

Las galaxias se forman y evolucionan jerárquicamente: galaxias más pequeñas se fusionan para formar otras más grandes. Otras veces son las de mayor tamaño las que literalmente engullen a las más humildes. Esto es precisamente lo que le ocurrió a nuestra Vía Láctea hace unos 10.000 millones de años.

Según el artículo titulado Uncovering the birth of the Milky Way through accurate stellar ages with Gaia y publicado recientemente en la revista Nature Astronomy, la que fuera una primitiva Vía Láctea canibalizó una galaxia con la cuarta parte de su masa.

11 cosas que no sabías sobre la Vía Láctea
Fotografías

La investigación, dirigida por Carme Gallart del Instituto de Astrofísica de Canarias -IAC- proporciona además una datación precisa de algunas de las estrellas de la Vía Láctea que con una edad estimada de entre 10.000 y 13.000 millones de años, son algunas de las estrellas más viejas que se conocen en el universo. Se trata de la primera vez que se han fijado edades tan precisas para estrellas tan antiguas.

Se trata de la primera vez que se han fijado edades tan precisas para estrellas tan antiguas

De este modo, gracias a los datos recopilados por el satélite Gaia de la Agencia Espacial Europea –desde su posición en el espacio, Gaia estudia miles de millones de estrellas cercanas y brillantes, registrando información altamente detallada sobre sus movimientos y ubicaciones– Gallart y sus colegas construyeron una imagen precisa de la distribución por edades de las estrellas, tanto en el disco actual, como en el halo interno de la Vía Láctea, encontrando que la mayoría de las estrellas en la parte del halo más cercana al Sol, cuentan con edades que superan los 10.000 millones de años.

Cabe recordar que la edad de nuestro sol, una estrella de tipo G, y que se encuentra aproximadamente en la mitad de su vida, se formo hace unos 4.600 millones de años, por lo que estas estrellas tendrían más de doble de la edad de nuestra estrella anfitriona.

Con la ayuda de simulaciones cosmológicas, los autores identificaron este límite de edad, el de 10.000 años, como el punto más probable en que el progenitor de la Vía Láctea se fusionó con otra galaxia más pequeña denominada Gaia-Encelado.

La galaxia de Andrómeda se formó tras una gran fusión entre 2 galaxias

¿CÓMO SE FORMÓ LA GALAXIA DE ANDRÓMEDA?

Estrellas de alta metalicidad

Saber la edad exacta de estos astros también ha permitido a los autores identificar las estrellas que estaban presentes antes de la fusión y las que se originaron de la galaxia resultante. De entre todas ellas, las estrellas que aparecen más rojas, debido a su mayor contenido metálico corresponderían a las estrellas originales formadas en la fusión previa.

Los investigadores apuntan a que esta fusión no solo calentó algunas de las estrellas formadas en el disco galáctico para formar parte de su halo, sino quetambién proporcionó el material a la Vía Láctea necesario para generar nuevas estrellas y darle su aspecto actual. El estudio, y los datos que de él se desprenden, actúan como una especie de conjunto de pistas arqueológicas de gran valor que proporcionan una poderosa herramienta a los astrónomos de todo el mundo para seguir reconstruyendo la historia de nuestra galaxia.

Fuente: nationalgeographic.com

Padres solteros: Una realidad que pocos ven

Contrario a lo que se puede pensar, los padres solteros también pueden ejercer una paternidad afectiva y responsable.

Nathalia Romero
[email protected]
Santo Domingo, RD

“Aprendí a lavar cabeza, soy quien le lavo su ropa, soy quien le quita sus mañas cuando no quieren una comida y quieren otras cosas. Eso lo he disfrutado y no lo cambio por nada”. Con estas palabras llenas de orgullo y con la satisfacción del deber cumplido, se expresa Powel Valerio, padre soltero de tres hijos, quien por un divorcio hace 5 años, tomó la decisión de criar solo a sus vástagos. “Su madre me los entregó porque por el trabajo, no tenía tiempo para dedicarles”.

Este padre forma parte de ese pequeño porcentaje de hombres solteros que se quedan con sus hijos. Ya sea por viudez, divorcio o situación económica. Es una realidad, pero aún en nuestro país y en otras partes del mundo, sigue siendo un tema tabú.

Periodista de profesión, este padre soltero narra que lo que en su momento fue un trago amargo se convirtió en la felicidad de su vida.

Tiene dos gemelas de 8 años y un varón de 9.

Para él, ha sido un camino lleno de muchos momentos de alegría, pero los inicios no fueron tan fáciles. “El mayor reto fue enseñarles a bañarse solos y lavar sus prendas íntimas”.

También relata que fue complejo darles respuesta cuando les preguntaban por qué su madre se los entregó. “No sabía qué contestar en ese momento”.

Aunque en la sociedad dominicana se ve como un estigma que los hombres afronten la crianza solos, los comentarios que ha recibido han sido todos buenos.

“Me preguntan cómo me encargo de tres niños y puedo hacer las cosas que hago”.

Pero no todo es color de rosa. Así como a muchas madres solteras se les hace complicado conseguir pareja, los padres solteros tampoco son la excepción. Valerio ha tenido que sacrificar muchas veces el plano sentimental. Dice que las mujeres cuando ven un padre soltero y dedicado a sus hijos ven un billete de lotería. Pero es bien reservado al momento de elegir. Llegó a dejar una pareja por sus hijos. “Se quejaba del poco tiempo que le dedicaba. Puedo querer, puedo amar una mujer, pero si tengo que soltarla por ellos, lo hago”.

Este padre abnegado relata que llegó a ser profesor de educación física en su colegio, con tal de protegerlos y estar cerca de ellos. “Cada decisión que tomo en mi vida es por ellos. Son mi todo. Y solo con ellos quiero seguir adelante”.

Padre no es el que engendra

Víctor Domínguez pasa por una situación similar. Tiene 25 años, es enfermero y tiene dos hijos de 7 y 5 años. Pero a diferencia de Valerio, no son sus hijos biológicos.

Hace 4 años, su hermano mayor falleció junto a su esposa, en un accidente de tránsito, dejando a sus hijos en la orfandad. De todos sus familiares, Víctor, con solo 21 años, decidió hacerse cargo de los niños.

El joven considera que la experiencia de ser padre tiene sus cosas buenas y malas. “Ser padre nunca es sencillo, tiene mucha responsabilidad y es un trabajo a tiempo completo. Pero es lindo darle un poco de felicidad y un hogar sano a unos niños que, a tan corta edad, tuvieron que pasar por un episodio tan difícil”.

Narra que lo más complejo fue hacer que se adaptaran a un nuevo hogar. “Aunque ahora mismo es  menos difícil porque aún no comprenden lo que es la muerte, del todo. Creo que será más difícil cuando ambos crezcan y surjan las preguntas”.

Otro de los desafíos que ha tenido que enfrentar ha sido la parte económica. A pesar de que recibe ayuda de su abuela en el cuido de los niños, tiene que pagar alquiler, colegio, gastos fijos y alimentación. Hasta una salida a la semana la tiene que agendar y planificar.

No obstante, para Domínguez no ha sido una limitante el hecho de conseguir pareja. “Podría decir que se interesan más en mí cuando conocen esa parte de mi vida”.

Domínguez dice ser muy reservado con esa parte de su vida, por eso cuando la gente se da cuenta se asombra. Un ejemplo de ello es cuando en el trabajo ha tenido que pedir permisos por cuestiones de salud de los niños. “En una ocasión me dijeron: ‘¿Y por qué no va la madre?’. Yo les dije: ‘Es que yo soy la madre’. Ahora ya no tengo que dar tantas explicaciones”.

Problema social

Para la psicóloga y terapeuta familiar Laura Rivas, socialmente, el pequeño porcentaje de padres solteros, o los pocos que se reconocen, dan luz a un problema más profundo. Rivas asegura que esto está relacionado a la política de género, aunque no lo parezca. “Y es por esto que no aceptamos que un niño juegue con muñecas. Teniendo esto en cuenta, al parecer, hemos crecido con otros juegos. Por tanto, con otra concepción de la realidad. Las políticas públicas así lo reflejan”.

“Ellos pueden dar las respuestas físicas y emocionales que necesitan sus hijos sin drenarse completamente. Dado que se espera que las personas en una relación tengan un apoyo integrado, los padres y madres solteras pueden crear sus propias conexiones con familiares, amigos, vecinos, colegas y otros padres solteros”.

Por ende, considera que quien cuestiona si hay un riesgo psicológico de ser criado por un padre soltero no está enfocándose en lo vital. En cualquier caso, considera que ser hombre o mujer no limita la crianza y mucho menos si existe una red de apoyo.

Rivas puntualiza que aceptar a los padres solteros es reconocer que la paternidad responsable no es exclusiva de hogares con dos personas fungiendo el rol parental.

“Es reconocer a los hombres maravillosos que han elegido ser padres para dar a sus hijos más de lo que han recibido”.

DATOS
Monoparental.

Según Organización de Familias Monoparentales, en el área metropolitana de RD, cerca de un millón 500 mil familias son monoparentales, por un rompimiento de la relación entre el padre y la madre, siendo el divorcio el renglón de mayor incidencia.

Porcentaje
Según la Oficina Nacional de Estadística (ONE), sin importar quién lleve la dirección del hogar, en República Dominicana, más del 40% es de familias monoparentales.

El precio del estrés parental

El estrés, por la demanda creciente sobre niños y padres, cada vez es un factor más común en la crianza. Los veranos en el pueblo, las tardes en el parque en muchos casos han pasado a ser actividades extraescolares que generan un presión muy grande sobre niños y adultos.

De que los hijos son una bendición, no hay duda. Que seamos conscientes del precio del estrés parental que conlleva su crianza para los padres y su reflejo en los niños es otro asunto. De hecho, podemos decir que la crianza de los hijos se ha convertido casi en una carrera de fondo.

Durante el período de gestación se les dice a las futuras mamás que el estrés es un factor de riesgo, de hecho puede tener consecuencias desastrosas para el desarrollo de los más pequeños. Sin embargo, muchos de estos cuidados y atenciones cambian radicalmente una vez que el niño ha nacido.

Buena parte de este estrés surge de una moda: llenar las agendas de los niños de actividades extraescolares. En muchos casos, a eso se añade el malestar derivado de la culpa que sienten muchos padres por no pasar demasiado tiempo con sus hijos.

Madre estresada por el trabajo y la crianza

Los consejos a las madres

Cuando el bebé ya ha nacido, en pocos casos se le explica a los padres cómo hacer frente al estrés o cómo no generar estrés. Al contrario, en muchos casos se supone que es algo que tienen que ir aprendiendo de manera natural por el camino. Por otro lado, el hecho de que la madre tenga una carrera profesional no suele disminuir la altura de los listones que tiene que saltar.

Este hecho, por sí mismo, ya es estresante. Además, una buena cantidad de especialistas recomiendan que el recién nacido duerma en la habitación parental, pero no en la cama de los padres.

Por otro lado, la madre también debe tener cuidado con lo que come en el caso de estar con la lactancia. Además, puede flotar en el aire la idea de que, si la mujer vuelve al puesto de trabajo, no quiere lo suficiente a tu bebé; si no vuelve a trabajar, también puede aparecer la idea compartida de que no te quieres lo suficiente.

Hacer continuamente cosas por tu hijo

Todos estos factores nos dan una ecuación de padres muy cansados y estresados. Personas que corren detrás del segundero, intentando encontrar tiempo en los lugares en los que se evapora.

En cuanto los niños tienen edad suficiente para empezar clases de música, practicar algún deporte o aprender un idioma el estrés todavía puede aumentar. llevarlos, traerlos, estar pendientes de sus horarios…

Estas actividades, además de tiempo, requieren recursos económicos para pagar matrículas y mensualidades. En distintos momentos los padres pueden preguntarse si pueden cubrir una formación más completa para sus hijos. La consecuencia es el ajuste presupuestario y en muchos casos el aumento de horas dedicadas al trabajo para obtener el dinero que cubra la formación.

El precio real del estrés parental

Este estrés sostenido en el tiempo erosiona la salud. Empezarán los dolores de estómago, musculares y de cabeza. Las consecuencias a largo plazo son todavía más peligrosas e incluyen subida de la presión arterial, problemas coronarios y trastornos como la ansiedad y la depresión que afectan a la salud mental.

Eso en referencia a la salud de los padres. Pero lo cierto es que este grado de estrés parental también afecta, y mucho, a los hijos. Desde el comienzo de la gestación, el estrés de la madre tiene reflejo en el pequeño.

Estudios llevados a cabo sobre este aspecto muestran que el estrés maternal durante el embarazo puede afectar a la fisiología del niño y también a su estabilidad emocional.

Además, durante los dos primeros años de vida, los niños con padres que sufren de estrés y ansiedad suelen producir un contagio en la cadena de sucesión. De la misma manera, parece que un estilo de crianza muy controlador actúa como potenciador de esta ansiedad.

Niño con ansiedad

No hace falta correr para ser buenos padres

De acuerdo con estos datos, se llega fácilmente a la conclusión de que unos padres estresados representan de alguna manera un peligro para ellos y para los pequeños. Demasiadas actividades y «opciones de éxito» para un hijo pueden derivar en todo lo contrario si el estrés se constituye como compañero constante.

Quizás sea el momento de reducir la velocidad y volver a replantear todo de nuevo. Quizás tantas actividades no sean necesarias o puedan ser sustituidas por otras más sencillas que produzcan menos presión. Quizás la academia o el centro del barrio no sea el mejor, pero también quizás optar al mejor tenga un precio a largo plazo en cuanto a salud que no podamos pagar.

Fuente: lamenteesmaravillosa.com

Insatisfacción corporal en jóvenes

La insatisfacción corporal nace de la disonancia entre nuestra percepción corporal y el canon de belleza que adoptamos. En este artículo analizaremos las causas y las consecuencias de este malestar en jóvenes y adolescentes.

La imagen corporal es la representación mental y subjetiva de nuestra apariencia. A veces, se acerca a la realidad de nuestro cuerpo, pero otras se aleja de una manera muy acusada. Así, la insatisfacción corporal nace de actitudes, sentimientos y conductas referidas a nuestro plano más físico.

La mayoría de las personas mostramos cierta disconformidad por algún aspecto de nuestro cuerpo. Esto es normal, siempre y cuando no se lleven a cabo acciones desproporcionadas para cambiar, moldear o modificar la parte corporal en cuestión.

El término que se utiliza para describir esta situación se conoce como malestar normativo. Hablamos de insatisfacción corporal por tanto, cuando esta disconformidad nos lleva a realizar conductas dañinas para la salud, física y mental, con la finalidad de cambiar nuestra imagen corporal.

Chico triste apoyando la cabeza en la pared

Orígenes y causas

Debido a la prevalencia de la insatisfacción corporal en la sociedad occidental, durante los últimos veinte años se han llevado a cabo estudios para determinar sus causas. Principalmente, se han investigado dos grupos de variables:

  • Factores sociales. Medios de comunicación, cultura, amistades y familia
  • Factores psicológicos. Sentimientos causados con factores sociales y creencias generadas por la influencia de los padres y la cultura

Como se puede observar, los factores psicológicos están asociados a los sociales. Además, los medios de comunicación y la cultura se posicionan como principales mediadores en la imagen corporal de las personas. De hecho, tal y como señala en uno de los estudios analizados:

La insatisfacción se puede originar por la distorsión perceptiva, por la discrepancia entre el cuerpo percibido y el ideal o, simplemente, por el disgusto con el propio cuerpo y puede originarse por un entorno adverso a ciertas figuras ideales establecidas por la sociedad. (Jimenez, Jimenez y Bacardi, 2017)

Insatisfacción corporal en jóvenes y adolescentes

Como ya hemos dicho, nuestra imagen corporal viene condicionada por componentes internos perceptuales, afectivos y conductuales. Vivimos en una sociedad que cada vez más otorga una importancia desmedida a la imagen corporal. Especialmente en la cultura occidental, se valora la delgadez en las mujeres y la musculatura en los hombres.

En este sentido, los medios de comunicación nos bombardean de manera constante, insertando en nuestros patrones el molde de belleza que proyectan. De hecho, las industrias de la belleza y del culto al cuerpo han incrementado sus beneficios de manera ascendente en los últimos años.

Aunque afecta a todos los grupos de edades, es durante la adolescencia cuando más nocivo se puede volver este mensaje. La adolescencia es un periodo de cambio, de búsqueda y de inconformidad. Por tanto, la influencia de los mensajes que reciben de la sociedad y de los medios de comunicación puede afectarles en más medida que a cualquier otro grupo de edad.

Sumado a lo anterior, ciertos estudios han señalado que la insatisfacción corporal se presenta antes de la adolescencia. Estos hallazgos son muy alarmantes, y demandan por parte de la sociedad medidas extraordinarias en cuanto a prevención.

Mujer triste mirándose al espejo

Consecuencias de una imagen corporal negativa

La insatisfacción corporal en ocasiones nos lleva a realizar conductas perjudiciales para nuestra salud, con la intención de acercarnos al «cuerpo ideal». Por ejemplo, respecto al peso, se han asociado conductas como la restricción de ciertos alimentos, los ayunos y la actividad física excesiva.

En edades anteriores a la adolescencia, estas conductas pueden afectar al cuerpo provocando fatiga, lesiones óseas, problemas gastrointestinales o deficiencias nutricionales. Incluso, en casos graves, pueden provocar retraso en el crecimiento, pubertad tardía o trastornos de la conducta alimentaria. De hecho, la insatisfacción corporal es un buen predictor de este tipo de trastornos.

Los trastornos alimentarios afectan más a mujeres que a hombres. Sin embargo, durante los últimos años la prevalencia de estos trastornos en hombres ha aumentado. Estos suelen mostrar insatisfacción cuando perciben su cuerpo demasiado delgado o demasiado grueso y no musculado. Sin embargo, en mujeres afecta sobre todo la percepción del volumen alto de su cuerpo.

Para prevenir la aparición de todos estos problemas, existe un enfoque que se ha demostrado efectivo y que se utiliza, por ejemplo, en centros educativos. Este se centra en fomentar una visión crítica del mensaje de los medios de comunicación sobre la figura y el peso, así como en aceptar el físico y promover hábitos saludables deportivos y nutricionales.

Fuente: lamenteesmaravillosa.com