Promoviendo una cultura de paz a través de la educación matemática

Ante la presencia de personalidades del Ministerio de Educación y de un nutrido público asistentes a la XXII Feria Internacional del Libro 2019 de la República Dominicana, se llevó a cabo este miércoles primero de mayo, la puesta en circulación del Libro “Promoviendo una Cultura de Paz a través de la Educación Matemática”  de  la Doctora Marcelina Piña del Rosario.

La obra es un trabajo de carácter formativo que trata temas matemáticos vinculándolos con reflexiones y análisis críticos sobre situaciones de la cotidianidad y del entorno cercano al sujeto que aprende para acometer las acciones que atentan contra la paz y propone estrategias  para propiciar la convivencia ciudadana, contribuyendo así con al logro del Objetivo del Desarrollo Sostenible 4 (ODS) sobre la calidad educativa.

Hablando sobre su libro, la Dra. Piña del Rosario afirma que la obra puede ser usada por docentes de matemáticas de cualquier grado y nivel pre-universitario y que con ella se apoya el desarrollo pedagógico de las matemáticas  en las  prácticas áulicas, proponiendo la articulación del currículo de matemáticas con  temas   transversales como  inclusión, diversidad, equidad de género,  cuidado del medio ambiente, entre otros, que junto a su saber matemático y saber didáctico de las matemáticas, aportan al compromiso social y ciudadano para la convivencia pacífica.

La Dra. Piña  es Licenciada en Educación Mención Matemática y Física  graduada en  la  Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Posee Diplomados en Formación de Ciudadanos/as en la Escuela ( UASD- Centro Cultural Poveda),.Resiliencia y Coaching, (Universidad Complutense de Madrid) ; Elaboración de Materiales Didácticos, Currículo y Capacitación Docente (universidades Tsukuba de Japón y la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, Tegucigalpa, Honduras) A nivel de  posgrado es  especialista en psicopedagogía, (Universidad de Valencia-INTEC); Magister en  Didáctica y Organización Escolar, (Universidad  Murcia); Formación de Formadores e Investigación para el Cambio Educativo ( Barcelona-UASD). Es Doctora en Educación ante una sociedad en cambio  por la Universidad de Murcia-PUCMM, esta última con  categoría   Sobresaliente Cum Laude.

La  Dra. Piña  es autora de los libros:” Formación de Docentes en Matemáticas para la Sociedad del Siglo XXI, aportes para la formulación y ejecución de políticas de formación docente en los sistemas educativos”, “Educación Matemática para el Fortalecimiento de la Democracia y el Respeto a los Derechos Humanos” y  el  libro de texto de Cívica para 5to. grado de la educación primaria. Es  coautora de las guías para maestros  y cuadernos de trabajo para el estudiantado elaborados en el marco del proyecto regional “Me gusta matemática” y otros ensayos como. “Estrategias  para una formación docente de calidad”, “Mandamiento para la enseñanza de las matemáticas” entre otros.

Creadora e impulsora  de los  Proyecto: “Si mejora la familia, mejora la sociedad” y “Maestros y Maestras por la Justicia y la Equidad” así  como de  varios artículos científico y de opinión.

Fundadora del grupo “Jóvenes por el progreso del país”,  de la  ONG.  Centro CHP- Centro  de Crecimiento Humano y Profesional”.

Posee una amplia experiencia docente y  colabora en varias universidades como docente y  asesora de tesis de grado y posgrado. Actualmente es  Coordinadora Docente Nacional en el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio INAFOCAM.

Cinco recursos para trabajar la libertad de expresión en el aula

El 3 de mayo se celebra el Día mundial de la libertad de prensa. El Día Mundial de la Libertad de Prensa fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1993, en cumplimiento de una recomendación aprobada en la 26 Reunión de la Conferencia General de la UNESCO, del año 1991. Este día está muy relacionado con la libertad de expresión, es por esta razón que es oportuno que los docentes trabajen este tema con sus alumnos.

La libertad de expresión es uno de los derechos fundamentales del ser humano. Este derecho, concebido durante la Ilustración, considerado por filósofos como Voltaire como motor de progreso, y recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, establece que todas las personas tienen derecho a expresar y difundir libremente sus opiniones e ideas, así como a investigar y recibir todo tipo de informaciones. Pese a su radical importancia, la libertad de expresión todavía se vulnera con frecuencia en distintas partes del mundo. Un triste ejemplo es el atentado perpetrado el pasado 7 de enero contra el semanario satírico francés Charlie HebdoTe presentamos cinco recursos para que tus alumnos comprendan y aprendan a defender el valor de este derecho.

CINCO RECURSOS SOBRE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

  1. 1. Viñetas sobre la libertad de expresión. A raíz del atentado numerosos humoristas gráficos han querido defender con sus lápices la libertad de expresión en las redes. Muchas de las viñetas te pueden servir para trabajar el tema y desarrollar la comprensión mediática con tus alumnos. Aquí tienes algunas de los más conocidos historietistas:
    – James Walmesley
    – Liniers
    – Bernardo Erlich
    – Michael Shaw, de The New Yorker (viñeta de 2006 redifundida ahora)
    – Juan Ramón Mora
    – Andrés Faro
    – La Fundación Al Fanar también recoge una larga lista de caricaturas árabes en solidaridad con Charlie Hebdo.
  2. 2. Buenas noches y buena suerte (2005), de George Clooney. Esta película aborda la importancia de la libertad de expresión y el papel de los medios a la hora de salvaguardarla y luchar contra los abusos de poder en momentos difíciles. Puede serte especialmente útil el discurso de uno de sus protagonistas.
  3. 3. ¿Por qué es “un error” que Sony no estrene The Interview? Interesante artículo de la BBC acerca de la polémica desatada sobre el estreno de la película The Interview, una comedia política y de acción que narra la misión de dos periodistas encargados de asesinar al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. El artículo puede servirte para debatir en clase acerca de la libertad de expresión, si esta debe tener límites y cuáles son estos límites.
  4. 4. Recursos de Amnistía Internacional sobre la libertad de expresión. Incluyen un apartado sobre la situación en España y un mapa que ilustra los casos más emblemáticos contra la libertad de expresión, entre otros muchos recursos y documentos.
  5. 5. Caja de herramientas para la libertad de expresión: guía para estudiantes. Este documento de referencia, elaborado por la UNESCO, puede ayudar a tus alumnos a comprender por qué es importante la libertad de expresión, cuándo está en riesgo, cómo puede prosperar, qué papel desempeñan los medios y la Red en la libertad de expresión, o cuáles son sus límites.

Fuente: Aulaplaneta.com

Tolerancia, un valor indispensable para la vida: ¿cómo puede trabajarse en el aula y desde casa?

La tolerancia es una competencia que es necesaria desarrollar en nuestros estudiantes y en nosotros mismos. El mundo sería un lugar mejor si todos fuésemos más tolerantes con el diferente, con el de otro país, con el de otra cultura, con el que habla otro idioma, con el que viste distinto o con el que tiene otras capacidades.

Y no nos engañemos, a todos nosotros nos queda mucho camino por andar. En numerosas ocasiones, nuestra tolerancia acaba donde termina nuestra educación, nuestro conocimiento, nuestra zona de confort, y ahí empieza el miedo que no nos deja aceptar lo que no entendemos o lo que nos parece diferente: como es distinto, es malo. Un miedo que se transforma en rechazo y, en muchas ocasiones, lamentablemente, en crítica o ataque, incluso a los colectivos más vulnerables.

La tolerancia implica respeto, empatía y solidaridad. Supone ser flexible, saber escuchar, saber observar y aceptar la diferencia como parte normal de nuestra vida: todos somos diferentes, y ahí está la riqueza en este mundo, en su diversidad”

En la Declaración de Principios sobre la Tolerancia, se destaca que, en un mundo globalizado como el actual, la tolerancia adquiere, si cabe, un papel más protagonista, siendo su principal medio de implementación, la educación. Además, se subraya la necesidad de que exista un marco legal que la avale, así como acciones locales y una toma de conciencia individual.

Desde el aula

El docente debe ser tolerante para promover la tolerancia. Padres, profesores y sociedad somos el espejo donde los niños se miran. Sus acciones y reacciones, sus prejuicios y miedos son, en muchas ocasiones, reflejo de lo que han visto o han vivido en los distintos contextos en lo que se mueven.

En el aulanuestro ejemplo será clave, como se acaba de comentar. Añadido a ello, diferentes juegos, dinámicas y recursos servirán para favorecer el desarrollo de esa tolerancia entre nuestros estudiantes, pudiéndose trabajar desde cualquier asignatura y debiéndonos adaptar, obviamente, a la edad de los alumnos con los que tratemos. Estos son algunos ejemplos:

– Usar las paredes de modo constructivo, dando espacio a la diversidad con murales, pósters, mapas, imágenes o dibujos.

– Presentarles imágenes evocadoras para poder hablar sobre ellas y sobre lo que representan.

– Jugar con las denominadas imágenes de percepción, para hacerles conscientes de que siempre pueden existir diferentes puntos de vista, ninguno más válido que el otro.

– Hacerles reflexionar sobre el valor de la palabra: cómo la lengua, el lenguaje no verbal o el modo de expresarse pueden suponer un foco de conflicto o de falta de respeto.

– Ayudarles a comprender la compleja actualidad en la que se encuentran inmersos, pudiendo ver y analizar periódicos, telediarios o noticias de última hora.

– Plantear actividades a partir de cuentos relacionados con la tolerancia.

– Invitar a expertos o personas con historias y experiencias relacionadas con la diversidad de cualquier índole.

 Decidir entre todos las normas de convivencia para la clase o el centro.

 Debatir sobre cómo podríamos hacer un mundo más tolerante, esto es, charlar abiertamente sobre la tolerancia.

 Proponer un proyecto transversal sobre el tema de la tolerancia, abordándolo desde diferentes asignaturas y con distintos enfoques.

-Emplear materiales audiovisuales para fomentar la reflexión, desde películas o documentales hasta vídeos cortos para el debate:

 

Desde casa

Desde casa, la familia, además de ser un modelo a seguir, puede animar a los niños a:

– Escuchar a los demás con una mente abierta, intentando comprender su postura y ponerse en su lugar.

 Respetar las ideas diferentes, que no coincidan con las suyas.

– Entender que las opiniones son relativas y discutibles y que no se tiene la verdad absoluta.

– Ser capaces de expresar el punto de vista propio sin herir los sentimientos de los demás.

 No burlarse de las diferencias.

– Aprender a jugar en equipo, sabiendo perder y ganar con humildad y sin humillaciones.

 Ser consciente de que ser diferente no te hace mejor ni peor que el resto de personas, solo único y especial.

 Adaptarse al ritmo y a las capacidades del resto de compañeros, valorando positivamente sus competencias, habilidades y talentos individuales.

Del mismo modo, si tenemos la oportunidad de compartir con los pequeños lecturas, documentales o viajes, podremos hacerles entender mejor la riqueza natural y cultural de nuestro planeta.

En definitiva, la tolerancia es aceptar y abrazar la diferencia, apreciar la diversidad, no tener miedo, respetar a los que no son o no piensan como nosotros, considerándolos como igualessaber escuchar, ayudar y empatizarSi somos tolerantes, seremos más cultos, más inteligentes y más humanos, seremos esponjas dispuestas a absorber conocimientos, experiencias y sentimientos de otras personas, siempre abiertos a nuevos aprendizajes. Eso sí, debemos empezar por ser tolerantes con nosotros mismos, de ese modo estaremos preparados para serlo con los demás.

Todo a nuestro alrededor es aprendizaje, todo a nuestro alrededor es diversidad. Solo tenemos que abrir los ojos, con tolerancia, y el mundo será un lugar mejor para todos. Hagamos un poco de introspección y autocrítica constructiva, como docentes o padres, como personas, no exijamos a los demás lo que nosotros no somos capaces de hacer. Es el momento, seamos más tolerantes.

Fuente:Unir.net

La importancia de la poesía infantil

Muchos niños prefieren los clásicos cuentos infantiles pero la poesía también es una excelente herramienta para estimular el aprendizaje, mejorar el vocabulario y fortalecer los vínculos afectivos. De hecho, la poesía infantil es mucho más que un entretenimiento, es un recurso educativo que estimula el desarrollo emocional, cognitivo y comunicativo, a la vez que potencia la adquisición de nuevos conocimientos y valores estéticos.

Se ha podido apreciar que, en comparación con los niños que crecen escuchando solo cuentos infantiles, aquellos que disfrutan de la poesía desarrollan mejores habilidades lingüísticas y cognitivas y tienen una expresión corporal más espontánea. Sin embargo, estas no son las únicas ventajas de la poesía para los niños, hay muchas más.

¿Por qué es tan importante la poesía infantil?

Muchos padres piensan que la poesía es simplemente una forma de expresión más bonita pero en realidad es mucho más que eso. La poesía también es estética, ritmo, creatividad, imaginación y conocimiento. La poesía no solo entretiene a los niños sino que estimula su desarrollo. Algunas de las ventajas de leerles poemas  a los niños son:

 

Favorece el desarrollo del lenguaje ya que suele utilizar frases más complejas y elaboradas que los cuentos.

Desarrolla nuevas habilidades comunicativas y potencia la expresión verbal, fundamentalmente a través de las rimas.

Enriquece la asimilación y el uso de nuevas palabras que amplían considerablemente el vocabulario infantil.

Permite apreciar la musicalidad y las imágenes del lenguaje con mayor facilidad.

Favorece la comprensión de conceptos cada vez más complejos que estimulan el desarrollo del pensamiento y el lenguaje.

Estimula el gusto por la lectura, lo que favorece la formación del hábito de leer desde edades tempranas.

Fortalece el vínculo afectivo del niño con sus padres, a la vez que le ayuda a expresar libremente sus emociones.

Fomenta la creatividad, la imaginación y la comprensión, lo cual es muy importante a la hora de resolver los conflictos que pueden aparecer en la etapa infantil.

Estimula la memoria auditiva y rítmica de los niños, así como la memoria visual.

Promueve la formación de valores estéticos ya que la poesía siempre es una expresión de la cultura y la sociedad en la que el niño se debe insertar.

Potencia el aprendizaje artístico a través del ritmo y la musicalidad.

Favorece el aprendizaje significativo de nuevos conocimientos que ayudan a formarse una visión del mundo más integradora.

3 trucos para inculcarle a tu hijo el gusto por la poesía

Léele poesía adecuada a su edad. En sentido general, a los niños les encanta que sus padres les lean. De hecho, no importa si se trata de un cuento o una poesía, la clave radica en crear un momento mágico y establecer una conexión emocional. Por eso, si quieres fomentar el gusto por la poesía, elige unos versos con rima, cuyo contenido sea adecuado para la edad del niño. Al principio se recomienda que sean poesías cortas y, por supuesto, que las leas con entonación.

Motívalo a dramatizar. Una estrategia muy efectiva para motivar a los niños a leer poesía consiste en incitarlos a dramatizar los poemas. Permite que el niño escoja un poema que le guste y deja que su imaginación vuele a medida que discurren los versos. Anímale para que se disfrace y le dé vida a uno de los personajes. De hecho, podéis hacer juntos una pequeña obra de teatro en casa inspirada en los versos.

Incítalo a que memorice su poema preferido. Motivar al niño para que memorice las estrofas de un poema es otro truco para incentivar su gusto por la poesía. Una vez que lo haya aprendido, puedes pedirle que lo recite en familia.

Fuente:etapainfantil.com

Liceo Argentina Mateo Lara celebra el día del panamericano

La unión de los países que conforman el acontecimiento americano conocido como “Panamericano” fue creada el 14 de abril del año 1890, en todos los países de América. Este día se celebra con el objetivo de exaltar ideales y relaciones de hermandad que deben existir entre todos los pueblos de América.

Los estudiantes prepararon trabajos prácticos en murales, hicieron exposiciones, prepararon su gastronomía, exhibieron sus vestimentas, utensilios que forman parte de sus raíces culturales, hablaron sobre su política, economía cultural, realización de baile de su música típica, moda, entre otras actividades.

El pais anfitrión fue la República Dominicana, donde los estudiantes hicieron una línea de tiempo con los elementos culturales desde la época pre- colombina hasta la actividad.

En la actividad celebrada el día 10 de abril estuvieron presente técnicos de la regional 10 del distrito 10-06 de Santo Domingo, los miembros de la sociedad de padres, escuelas vecinas como la Belice, Lilian, Simón Orozco, padres de estudiantes, etc.

Fue organizada bajo la coordinación del equipo de Ciencias Sociales: Miriam Peña y Miguelina Bocio, con la integración del equipo e artística representado por la profesora Felicita viola.

Por qué se celebra el Día del Trabajador el 1° de mayo

Hoy se conmemora el Día Internacional de los Trabajadores en homenaje a los llamados Mártires de Chicago. Su historia y el origen del movimiento obrero organizado.

El lema era: “Ocho horas para el trabajo, ocho para el sueño y ocho para la casa”. Pero nada de eso ocurría a fines del siglo XIX.

Por entonces los empleados en los Estados Unidos tenían que cumplir agotadoras jornadas de 12, 16 y hasta 18 horas. La única limitación que había en algunos Estados era la prohibición de que una persona trabajara 18 horas seguidas sin una causa justificada. La multa por obligar al empleado a esa jornada era de 25 dólares.

El Día Internacional del Trabajador conmemora el 1º de mayo de 1886, fecha que marcó un antes y un después en la historia del movimiento obrero organizado. Aquel día comenzó una huelga en reclamo de la jornada de 8 horas que se extendió hasta el 4 de ese mes, cuando se produjo la Revuelta de Haymarket que terminó con la ejecución de un  grupo de sindicalistas anarquistas, bautizados posteriormente como los Mártires de Chicago.

Los reclamos obreros no eran nuevos.  A fines del siglo XVIII, los trabajadores se habían manifestado frente a las tremendas condiciones laborales que trajo la Revolución Industrial en Gran Bretaña.

En 1868, el presidente estadounidense Andrew Johnson había establecido por ley la reducción de la jornada laboral a 8 horas, tras décadas de reclamos de los trabajadores, con cláusulas que permitían que esas horas se extendieran.

No obstante, el acatamiento por parte de los empresarios a la ley  llamada Ingersoll no fue inmediato y generó mucha resistencia.

Los trabajadores no tenían reglas claras y sus derechos se veían vulnerados. En ese contexto, el 1 de mayo de 1886 se inició en Chicago, epicentro industrial de Estados Unidos, una huelga que se terminó expandiendo al resto del país.

Comenzaron manifestándose de 80.000 trabajadores. Y la cifra aumentó  cuando casi medio millón de obreros se unieron al paro en 5000 huelgas en todo el país.

Tras varios episodios de represión policial contra los huelguistas, donde incluso hubo muertos, se convocó a una manifestación en Haymarket Square. Allí una persona que nunca fue identificada arrojó una bomba incendiaria contra las fuerzas policiales que mató a 7 policías  e hirió a 60 uniformados. Las fuerzas de seguridad reprimieron con disparos, dejando un saldo de muertos y heridos entre los trabajadores. Aquella jornada pasó a la historia como la “Revuelta (o Masacre) de Haymarket”.

Por los graves acontecimientos, 31 personas fueron enjuiciado por el hecho, el 21 de junio de 1886. Ocho de ellos fueron condenados, dos de ellos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y cinco a la muerte en la horca. El proceso estuvo plagado de irregularidades y no se respetaron las garantías de los acusados. La culpabilidad de los condenados nunca fue realmente probada.

Un año más tarde, en Illinos, se reconoció que el juicio no había respetado el derecho de los acusados y el gobernador perdonó a los sindicalistas que estaban detenidos. 

Fue en París en 1889, durante un congreso de la Segunda Internacional (asociación de partidos socialistas, laboristas y anarquistas de todo el mundo), que se estableció el 1 de Mayo como Día del Trabajador para conmemorar a los Mártires de Chicago.

Sin embargo, en los Estados Unidos y  en Canadá celebran el Labor Day (Día del Trabajo) el primer lunes de septiembre. El origen fue  un desfile realizado el 5 de septiembre de 1882, en Nueva York, organizado por la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo. La celebración nunca cambió al 1° de mayo porque el presidente norteamericano Grover Cleveland temió que el día festivo reforzara el movimiento socialista en los Estados Unidos.

Fuente: Infobae.com