Edward Jenner, probablemente el científico que más vidas ha salvado en la historia

La invención de la vacuna tiene cara y ojos, nombre y apellidos. El 17 de mayo de 1749 nació Edward Jenner, quien alcanzaría fama mundial como inventor de la vacuna contra la viruela y cuyas polémicas investigaciones en este campo estaban destinadas a cambiar la historia de la medicina para siempre

El “sabio-poeta” investigador

Berkeley Edward Jenner estaba llamado a convertirse en un investigador de fama mundial. Jenner fue conocido como el “sabio-poeta” debido a la pasión que sentía por la escritura y por manifestar sus sentimientos a través de la poesía, aunque no saltaría a la fama por su obra literaria, sino por hacer un descubrimiento que revolucionaría la ciencia para siempre: la vacuna de la viruel

Las primeras pruebas

Una ordeñadora de vacas de Sodbury afirmaba: “Yo nunca tendré la viruela porque he tenido la viruela bovina. Nunca tendré la cara marcada por la viruela”. A partir de esta creencia popular Jenner inoculó una pequeña dosis de viruela bovina a sus pacientes y comprobó que, tiempo después, cuando se les inoculaba el virus de la viruela no se ponían enfermo.

La vacunación

Para introducir los fluidos infectados de la vaca en la piel humana, Edward Jenner usaba lancetas, un instrumento con una hoja de acero muy afilada que los médicos solían utilizar para abrir las venas. Él mismo nombró a este proceso vacunación, en inglés ‘vaccination‘, usando la raíz latina de la palabra vaca.

El primer éxito

Edward Jenner llevando a cabo la primera vacunación a James Phillips, el 14 de mayo de 1876. El éxito del descubrimiento de Jenner fue tan importante que en 1840 el Gobierno inglés prohibió cualquier otro método de vacunación contra la viruela que no fuera el suyo. La generalización de dicho método en todo el mundo lograría con el tiempo acabar con esta fatídica enfermedad que fue declarada erradicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1980.

Edward Jenner, probablemente el científico que más vidas ha salvado en la historia

A mediados de mayo de 1749, nacía en la localidad inglesa de Berkeley Edward Jenner, quien estaba llamado a convertirse en un investigador de fama mundial. Jenner fue conocido como el “sabio-poeta” debido a la pasión que sentía por la escritura y por manifestar sus sentimientos a través de la poesía, aunque no saltaría a la fama por su obra literaria, sino por hacer un descubrimiento que revolucionaría la ciencia para siempre: la vacuna de la viruela.

En 1761, el joven Edward se trasladó a Sodbury, donde empezaría su formación como cirujano y farmacéutico bajo las órdenes del médico del pueblo, Abraham Ludlow. Allí Jenner oiría por primera vez, en boca de Sarah Nelmes, una ordeñadora de vacas, la siguiente afirmación: “Yo nunca tendré la viruela porque he tenido la viruela bovina. Nunca tendré la cara marcada por la viruela”. Y sería precisamente gracias a esta creencia popular que Edward Jenner descubriría la vacuna contra esta enfermedad. En 1770, con 21 años, Edward inició sus estudios en el Hospital de San Jorge de Londres, donde fue discípulo del famoso cirujano y anatomista John Hunter, convirtiéndose primero en su alumno preferido y con el tiempo en uno de sus mejores amigos, una amistad que perduraría hasta el fallecimiento de su mentor.

“Yo nunca tendré la viruela porque he tenido la viruela bovina”. Estas palabras de una ordeñadora de vacas dieron a Jenner la clave para el descubrimiento de la vacuna

En la época en que Jenner regresó a Berkeley, la epidemia de viruela que afectaba a la población ya había provocado numerosas muertes. Para tratar de ponerle freno, y pese a la cerrada oposición de otros médicos, Jenner intentó implantar un método que había estudiado en el Hospital de San Jorge y que se conocía con el nombre de “variolización”. Este proceso, introducido en Londres en 1721 por la esposa del embajador inglés en Turquía, Lady Montagu, consistía en inocular a una persona sana con material infectado. El 14 de mayo de 1796, Jenner decidió inocular a un niño de ocho años llamado James Phillips un poco de materia infectada que obtuvo de una persona que padecía la viruela bovina. El pequeño desarrolló una fiebre leve que desapareció a los pocos días. Unos meses más tarde, Jenner puso en práctica la prueba definitiva para erradicar la epidemia. Volvió a inocular a James Phillips, pero esta vez con viruela humana para comprobar si el niño desarrollaba la enfermedad. Los resultados le dieron la razón y el niño ni contrajo la enfermedad ni murió.

La vacuna, la mayor conquista de la medicina

LA VACUNA, LA MAYOR CONQUISTA DE LA MEDICINA

Las reticencias de sus colegas

Edward Jenner explicó este procedimiento en un escrito llamado Investigación sobre las causas y los efectos de la viruela vacuna. A pesar de que el experimento se realizó con 23 personas más obteniendo el mismo resultado exitoso, la Asociación Médica de Londres se opuso al tratamiento con el singular argumento de que con este método los pacientes podrían convertirse poco a poco en ganado vacuno. Confiado en que su descubrimiento y el tratamiento administrado era el correcto, Jenner llegó a inocular la vacuna a su propio hijo logrando los mismos buenos resultados. A Jenner el reconocimiento le llegaría en 1805 desde Francia de parte del mismísimo Napoleón Bonaparte, el cual dio la orden de vacunar a todos sus soldados con el método del médico inglés. Posteriormente, incluso dos importantes damas, la condesa de Berkeley y lady Duce, pidieron a Jenner que vacunase a sus hijos.

Edward Jenner llegó a inocular con material infectado de viruela a su propio hijo, seguro de que el tratamiento era el correcto

Jenner llegó a alcanzar tal prestigio que podría haberse instalado en Londres, donde su fama le hubiese convertido en un hombre rico, pero prefirió regresar a Berkeley y llevar allí una vida tranquila. Pese a todo, Jenner recibió numerosas distinciones que le permitieron vivir holgadamente en su localidad natal, e incluso fue nombrado médico del rey Jorge IV en 1821.

El triunfo de un precursor

Pero durante los últimos años de su vida las desgracias se habían cebado en él. Primero fue la muerte de su hermana y de su hijo mayor, en 1810, posteriormente la de su otra hermana, Anne, en 1812, y en 1815 la de su esposa Katherine, de tuberculosis. El propio Edward Jenner fallecería de un ataque de apoplejía el 26 de enero de 1823 y fue enterrado junto a sus padres, hijo y esposa en la Iglesia de su localidad natal.

La Organización Mundial de la Salud declaró erradicada la viruela en 1980

El éxito del descubrimiento de Jenner fue tan importante que en 1840 el Gobierno inglés prohibió cualquier otro método de vacunación contra la viruela que no fuera el suyo. La generalización de dicho método en todo el mundo lograría con el tiempo acabar con esta fatídica enfermedad (se calcula que solo en el siglo XX causó unos 300 millones de muertes), que fue declarada erradicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1980.

Fuente: nationalgeographic.com

Así se puede trabajar en clase con series

El éxito que cosechan en la actualidad las series entre los adolescentes y el público infantil consolida este formato como un recurso muy atractivo para trabajar las diferentes materias en clase. Son muchos los docentes que ya han aprovechado algunas como ‘Juego de Tronos’, ‘Élite’ o ‘Los 100’ con propuestas metodológicas y lúdicas. Recopilamos las experiencias publicadas en nuestra web al respecto para que puedas inspirarte en ellas y tomar ejemplo con tus estudiantes.

Un comentario de texto a propósito de un fragmento de guion de ‘Merlí’, un trabajo en grupo con dudas sobre sexo con la excusa de ‘Sex Education’ o ‘Titans’ para repasar clásicos del mundo del cómic. Así ha aprovechado Cristian Olivé las series de Netflix para trabajar Lengua y Literatura en 2º de ESO en la Escola Joan Pelegrí de Barcelona.

Netflix y otras plataformas de streaming representan la sociedad audiovisual de los tiempos modernos. Los jóvenes de hoy consumen cada vez más contenidos en diferido porque pueden decidir dónde y cuándo hacerlo. Desde el punto de vista educativo, los recursos que Netflix puede ofrecer para las clases de Lengua y Literatura son tan extensos como lo es su catálogo.

Por ejemplo, la serie ‘Élite’ puede ser un buen arranque para hablar de novela negra. Sería, cuanto menos, sorprendente llegar a clase con los planos reales del instituto donde estudian día a día y pedirles que sitúen la escena de un crimen para luego elaborar una noticia con las seis preguntas básicas del periodismo.

Merlí

Con la excusa de que casi todos conocen ‘Sex Education’, pueden realizar un trabajo en grupo en el que expongan sus dudas sobre sexo, preparen un cuestionario, investiguen sobre dichos asuntos y, finalmente, recreen un consultorio juvenil como en la serie de Netflix.

Partiendo de una transcripción de los diálogos de una secuencia de ‘La casa de papel’, pueden añadirle una voz narrativa que combine estilo directo e indirecto. Además, tras algunas visualizaciones del video en clase, pueden recopilar descripciones de lo que sucede para incorporarlas a modo de incisos en el texto dialogado.

¡Hemos dejado entrar a Merlí en clase!

Siempre agradecen que con la literatura miremos más allá de los clásicos. Por ello, a partir de un fragmento de guion de ‘Merlí’, podemos mostrarles las diferencias entre un texto teatral y un guion cinematográfico. Teniendo en cuenta que la serie también trata de forma recurrente los temas de la diversidad y de la tolerancia, podrían buscar información y elaborar un reportaje sobre la situación LGTBI en el mundo.

Merlí

‘Black Mirror’, a pesar de estar enfocada a un público más adulto, es conocida por la mayoría de jóvenes. La serie explora los límites de la tecnología, de modo que se puede entablar un debate en clase con argumentos a favor y en contra acerca de la adicción a las redes sociales y qué piensan de la batalla de los likes. El contenido de la serie también puede ser la excusa para hablar de la literatura de distopías y no estaría de más pedirles que imaginen una breve trama de un capítulo con una sociedad futurista y distópica.

También para repasar literatura universal

Los superhéroes de ‘Titans’ pueden ser la razón para repasar algunos clásicos del mundo del cómic y de la novela gráfica. De hecho, con fotogramas de la serie podrían lanzarse a escribir algunas viñetas.

La casa de papel

En ‘You’ el protagonista es un desequilibrado librero. Como son constantes las referencias a obras de la literatura universal, podemos hacer un repaso de las más emblemáticas, desde “Frankenstein” hasta “El guardián entre el centeno”. De paso, se puede aprovechar que el verbo ‘stalkear’ resume a la perfección la trama de la serie para comentar otras expresiones adolescentes de origen anglosajón, como ‘hater’, ‘shippear’ o ‘hype’, entre otras.

¿Cómo ordenar el aula?

El texto instructivo es la modalidad con la que Marie Kondo ayuda a sus clientes a ordenar su hogar en la serie de Netflix. Por esta razón, una manera divertida y relajada de trabajar dicha tipología textual podría ser pidiéndoles que sienten las bases de cómo tener el aula decente y ordenada en todo momento.

En resumen, Netflix ofrece un abanico lo bastante amplio como para acercar la asignatura de Lengua y Literatura a los jóvenes. Dicen que todo tiene su secreto y, en nuestra profesión, convertir un punto de interés cercano a los alumnos en materia de clase suele ser un éxito asegurado.

Aprender Historia viviendo en Juego de Tronos

Juego de Tronos Series en clase

En las clases de Historia de Agustín Tortosa en el Colegio Zola de Las Rozas (Madrid) se creó un reino feudal como el de la popular serie para acercar el temario de historia al alumnado de 2º de ESO. Así, los estudiantes inventaron un mundo medieval en el que se convirtieron, por ejemplo, en nobles en pleno siglo XXI. Después de una breve introducción al contenido que se estudiaría, se fueron sucediendo distintas pruebas relacionadas con diferentes aspectos del contexto social, cultural, político o religioso de la Edad Media. Cada prueba superada, era sinónimo de un doblón: una recompensa traducida en la nota final del proyecto y que se iban consiguiendo en función de los establecido en la rúbrica de evaluación.

Fuente: educaciontrespuntocero.com

Cómo desarrollar el pensamiento crítico? Consejos para saber por dónde empezar

Perdidos en un mar de información, datos e inmediatez, es esencial aprender a pensar de forma crítica para analizar, comprender e interpretar el mundo en el que vivimos

De que vivimos en la era de la información no cabe ya ninguna duda. Tenemos acceso inmediato a todo tipo de información, datos y personas a través de múltiples dispositivos y fuentes. Por eso hoy en día es cuando resulta más necesario que nunca tener un pensamiento crítico y reflexivo. ¿Para qué? Es sencillo. El pensamiento crítico nos ayuda, a nosotros y a los más pequeños, a discernir entre lo cierto y lo falso, lo importante y lo superficial, las evidencias y las opiniones. Nos permite tomar consciencia de nuestros pensamientos para analizarlos y evaluarlos de forma efectiva. Y, si bien es cierto que todas las personas tenemos la capacidad de pensar, esta es una habilidad que puede y debe aprenderse, de la misma forma que aprendemos a escribir, a bailar o a cantar.

Te damos 8 consejos para desarrollar el pensamiento crítico con los más jóvenes, en el aula o fuera de ella:

  1. Reserva tiempo y espacio. En nuestro día a día, ocupados con varias tareas a la vez durante la mayoría del tiempo, es difícil encontrar un rato en el que la mente se focalice solo en una cosa: pensar. Establecer un momento del día para pensar de forma reflexiva, siendo consciente de lo que está pasando por la mente, es importante para crear un hábito y adquirir práctica.

  1. Promueve el conocimiento y la curiosidad. Anima a los más jóvenes a realizar nuevos descubrimientos, en su entorno más cercano o sobre ideas abstractas. Puedes proponer actividades que inciten a la curiosidad y al conocimiento, siempre adecuadas a su edad. De esta forma establecerás una puerta de entrada a nuevos aprendizajes y pensamientos.

  2. Enseña a dudar. Sin intención de generar desconfianza a los más jóvenes, es importante que les plantees la fiabilidad de las fuentes que consultan y la veracidad de la información que reciben, para que sean ellos mismos quienes aprendan a diferenciar entre lo que está fundamentado y lo que no, entre conocimientos completos e incompletos, y puedan así emitir juicios elaborados.

  3. Pregunta. Es fundamental para fomentar el pensamiento crítico: ¿qué opinas? ¿como lo sabes? ¿por qué? Es conveniente, además, que compartas con ellos tu forma de pensar, tus dudas y tu punto de vista sobre los aspectos que creas convenientes. No hay mejor enseñanza que dar ejemplo.

  4. Justifica, argumenta, analiza. Busca razones, explica argumentos, compara ideas de forma ordenada con tus hijos o alumnos y pídeles que hagan lo mismo. Expresando pensamientos van a tomar consciencia de la madurez y grado de elaboración de los mismos. Una actividad interesante consiste en proponer que cada uno defienda una posición opuesta a la suya y con la que no se sienten identificados. Para ello puedes analizar textos, libros, charlas, anuncios publicitarios, noticias, declaraciones, etc.

  5. Fomenta la autonomía. Respeta su espacio y propón lecturas, conversaciones, entornos y actividades que fomenten el desarrollo del pensamiento crítico de forma autónoma. De este modo tus alumnos aprenderán a pensar y a opinar a título personal con responsabilidad. Para compartir sus pensamientos, es importante respetar la forma de expresión en la que se sienten más cómodos: algunos prefieren explicarse de forma grupal y oral, mientras otros prefieren hacerlo en un formato más íntimo, por escrito o en pequeños grupos.

  1. Amplía miradas. Plantea a tus alumnos otras perspectivas y otros ángulos desde los que se puede enfocar la realidad. Somos parte de un entorno social, político y cultural normalmente bien definido y nuestro punto de vista está siempre condicionado por ello. Por eso, intentar ponerse en el lugar de otros para comprender su punto de vista es una actividad formativa y creativa muy recomendable.

  2. Profundiza. En el ejercicio de promover el pensamiento crítico, es importante llegar al fondo de algunos temas que se estén trabajando. Antes que pedir reflexiones rápidas sobre varios asuntos, es interesante escoger pocos para analizar en un grado de profundidad más elevado.

Fuente: aikaeducación.com

Por qué se culpa a los profesores de todo lo que sucede en la escuela

Todo el mundo tiene una opinión sobre la educación y sobre lo que los profesores deberían hacer. Desde la madre metida a bloguera hasta el gurú que imparte charlas, pasando por los políticos que hacen y deshacen leyes educativas, todos tienen infalibles teorías pedagógicas. Que si “los profesores deberían aprender del modelo finlandés”; que si “los docentes deberían quejarse menos y trabajar más”; que si “el maestro debería saber adaptarse a cada niño”; que si “la escuela debería dejarse de experimentos y centrarse en lo básico: las Matemáticas, la Lengua y el Inglés”…

Hace tan sólo un par de décadas, los profesores eran figuras revestidas de autoridad y respetabilidad que nadie se atrevía a contestar. En la era de internet, donde la información es gratis y circula por todas partes, el docente no sólo es cuestionado sistemáticamente, sino que se le responsabiliza de todos los males. Si los niños no saben, es culpa del maestro; si no son felices, también.

“Vivimos un momento en el que se habla más que nunca de educación y, sin embargo, la opinión de los docentes se nos presenta casi siempre en un segundo plano. Queremos que las personas que  se muevan o no en el ámbito educativo, sean un poco más consciente de la presión que soportan los profesores y que se pregunten hasta qué punto su voz está siendo, en no pocas ocasiones, gravemente deslegitimada“.

Todos debemos reflexionar sobre la necesidad de que la sociedad en su conjunto reconozca el trabajo de nuestros maestros y profesores.

Los profesores pasan por una prolongada crisis de reputación. La profesión docente está entre las 10 más valoradas  Pero los docentes, en su mayoría, creen que su trabajo es poco valorado por la sociedad.

A todo ello no ayudan los grupos de WhatsApp que han creado los padres para seguir en contacto después de clase y que a menudo sólo sirven para criticar al profesor. Suelen ser una fuente de ruido que no beneficia en nada a la autonomía educativa de los alumnos y que genera tensiones y conflictos evitables entre los colegios y las familias.

Las campañas antideberes vuelven a cargar las culpas sobre las espaldas de los docentes y hacen más grande la brecha existente entre los profesionales y las familias.

Sobre quién recae la responsabilidad del proceso enseñanza aprendizaje

Consideremos que los agentes educativos más importantes son el alumno y el profesor, así quienes intervienen directamente y con más intensidad son alumnos y profesores. Entonces, si nos planteamos de quién es la responsabilidad de que un proceso educativo se de con éxito, podemos responder que depende de los dos agentes que lo conforman. Ahora bien, considero que el profesor debe tener un papel destacado puesto que es el experto. Pero no entendiendo el experto como aquel que sabe sobre el tema sino como quien sabe como enseñar.

El profesor es el experto en enseñanza, el alumno no. Por tanto, es el profesor quien debe dirigir el proceso de aprendizaje aunque permita al alumno construir su propio aprendizaje. Es un poco complejo.

El maestro tiene la responsabilidad de cumplir unos objetivos educativos, y de transportar a los alumnos de un punto al otro. Tiene también la responsabilidad de que la mayoría de alumnos lleguen a la meta con éxito.

El alumno tiene la responsabilidad de ejercer su papel, es decir, de aprender y de seguir ese camino hacia la meta. El alumno debe organizar sus procesos y su aprendizaje de modo que le lleven a aprender.

Así, se trata de una responsabilidad compartida aunque tiene más peso el profesor en cuanto a la organización del proceso. Mientras qu el alumno tiene más responsabilidad en cuanto al proceso mismo de aprender y su consecución. En realidad, si el alumno no quiere, no aprenderá, pero… ¿de quién será la culpa?

Fuente: elmundo.es

10 consejos para mejorar la ortografía

Practicando de forma constante estos trucos pueden ayudarte a escribir mejor
  • Tener una buena ortografía no solo es importante a nivel académico y profesional, sino también en la vida diaria.
  • Todo tipo de personas pueden beneficiarse con estos consejos, en especial los que busquen mejorar su forma de escribir.
  • Aunque existen correctores online, tener claras las reglas básicas siempre será el mejor camino para escribir bien.

Hoy en día la necesidad de redactar sin contar con un corrector ortográfico es escasa. Sin embargo, esto no es excusa para cometer errores de ortografía graves.

Saber escribir sin faltas y con la sintaxis correcta es fundamental para conseguir empleo, ya que es algo a lo que los reclutadores y empleadores prestan especial atención además de decir mucho sobre tu personalidad. Para ayudarte a mejorar tu ortografía sigue los 10 consejos de la experta en aprendizaje Grace Fleming:

1. Confecciona un listado de palabras que te generen dificultad

Si hay palabras que sabes que te presentan dificultades y que sueles cometer erroresal escribirlas, crea un listado. Escribe 10 veces cada una de las palabras de la lista, exactamente como hacías en la escuela. Practica todas las noches y elimina las palabras una vez que creas que las tienes dominadas.

2. Mantén un archivo con “palabras problema” en tu ordenador

Cada vez que utilices el corrector automático y encuentres una palabra mal escrita, cópiala y pégala en ese archivo para luego agregarla al listado de palabras anterior. De este modo, será más fácil reconocer tus puntos débiles.

3. Di las palabras en voz alta

Cada vez que practiques una palabra, dila en voz alta. Más tarde recordarás cómo sonaba la palabra cuando la has escrito correctamente. Te sorprenderás de lo útil que resulta esto y lo fácil que es asociar el sonido con la forma correcta de escribir.

4. Revisa las reglas para prefijos y sufijos

Los prefijos son los morfemas que se colocan antes de la raíz de la palabra, por ejemplo el prefijo re- antes de nacer, renacer. Entretanto, los sufijos son los morfemas que se colocan al final de una palabra, por ejemplo al verbo cantar le agregas el sufijo –ante y obtienes el sustantivo cantante. Una vez que comprendas la diferencia entre cada sufijo y prefijo y sus significados, entenderás más claramente cómo utilizarlos.

5. Estudia el origen de las palabras

La gran mayoría de las palabras del castellano provienen del latín, ya que es una lengua latina o romance. Aprender las raíces griegas y latinas de las que provienen las palabras es un truco que se utiliza en concursos de ortografía, y aunque puede parecer difícil de antemano, es verdaderamente útil.

6. Memoriza los conjuntos de palabras especiales

Existen grupos finitos de palabras que si conoces y memorizas, te serán más fáciles de recordar a la hora de escribir. Algunos ejemplos de esto son los pronombres, las preposiciones, los artículos, etc.

7. Lee mucho

Muchas palabras se vuelven familiares a medida que las ves con mayor frecuencia. Cuanto más leas, más palabras memorizarás y mejor comprenderás el idioma, incluso aunque no lo notes. Para este punto será útil leer contenidos académicos, libros de texto, revistas y todo tipo de contenido.

8. Lee y subraya con un lápiz

A medida que pasas las líneas de los libros puedes realizar tenues marcas para indicar las palabras que necesitas practicar. Simplemente recuerda volver atrás y borrar las marcas una vez que las registres en el listado y aprendas. Si utilizas un lector de ebooks, asegúrate de seleccionarlas y marcarlas para practicar.

9. Practica con test de ortografía

Existen muchos sitios en los que puedes realizar tests de ortografía de forma totalmente online y gratuita. Esta es una gran manera de encontrar palabras mal escritas o que suelen causarte confusión, además, despertará tu espíritu de competencia y autosuperación.

10. Imagínate escribiendo la palabra

Si bien esto puede resultarte algo tonto, imaginarte escribiendo la palabra es una actividad muy útil para recordar cómo se escribe.

¿Conocías estos consejos? Puede que algunos de ellos te resulten inusuales y de hecho inútiles, pero lo cierto es que han demostrado su efectividad en los ámbitos más exigentes.

No es necesario que los incorpores todos cuanto antes, sino que sepas reconocer aquellos que puedes aplicar con más facilidad y los conviertas en un hábito. De este modo, no pasará mucho tiempo hasta que reconozcas los cambios en tu forma de escribir, y veas cómo poco a poco te conviertes en un mejor redactor.

Fuente: universia.es

Por qué Khan Academy ha ganado el Premio Princesa de Asturias

Fundada en el año 2008 por el matemático Salman Amin Khan, esta academia virtual ha conseguido acercar la educación online con contenidos de calidad a 190 países, de forma gratuita y para todos los niveles educativos. A continuación, te contamos los secretos que han llevado a Khan Academy al éxito

‘Tú puedes aprender cualquier cosa. Es gratis. Para todos. Para siempre’. Esta frase de bienvenida se encuentra en el portal Khan Academy y resume a la perfección el objetivo por el que Salman Amin Khan se embarcó en esta aventura en el año 2008: surtir de contenidos a todo el mundo y en todos los niveles educativos. O lo que es lo mismo: facilitar una serie de herramientas para que los estudiantes, se encuentren donde se encuentren, puedan aprender sin restricciones. En la actualidad, este portal está disponible en 36 idiomas y tiene presencia en 190 países. Así, el acceso universal a todo tipo de conocimientos y la gratuidad de los mismos han sido los principales motivos por los que ha conseguido el Premio Princesa de Asturias 2019 a la Cooperación Internacional.

¿Cómo surgió?

La idea de fundar una web en la que compartir material educativo sin cobrar por ello surgió cuando su creador, Salman Amin Khan, comenzó a ayudar en la distancia a una prima y dos de sus hermanos con algunos conceptos matemáticos. Tras comprobar que los resultados académicos de sus familiares mejoraban, Salman decidió en 2006 publicar algunos vídeos en YouTube con lecciones tutorizadas para que se pudieran ver en cualquier parte del mundo. Esta idea fue el germen de lo que hoy es Khan Academy.

Sin embargo su despegue definitivo no se produjo hasta dos años más tarde, en el 2010, cuando el portal educativo comenzó a recibir apoyo económico de gigantes tecnológicos como Google o la fundación de Bill Gates.

Objetivos de Khan Academy

Uno de los aspectos más destacados de esta academia virtual gratuita es que está dirigida literalmente a ‘todo el mundo’: tiene presencia en 190 países y se encuentra disponible en 36 idiomas diferentes. Pero, ¿cuál es el secreto de su éxito? Ante todo, su visión pedagógica innovadora basada en el método de la ‘clase al revés’: el alumnado estudia la parte teórica en casa y en clase practica lo aprendido con ayuda del docente.

Formación Online

En sus inicios, Khan Academy solo ofrecía contenidos de matemáticas pero, poco a poco, ha ido incluyendo nuevas materias. Se pueden encontrar múltiples actividades, ejercicios y problemas para practicar, además de vídeos con el paso a paso de las explicaciones y herramientas orientadas al aprendizaje personalizado, que se basa en la tutorización y la enseñanza por niveles.

También es importante destacar que aunque, al principio, era un portal destinado a los estudiantes, el aumento de contenidos ha abierto la puerta a docentes y familias de los alumnos, que lo consideran de ayuda para complementar temarios o tareas específicas de las asignaturas.

¿Qué aporta a los docentes?

Khan Academy dispone de cuatro bloques: matemáticas, ciencia, economía y finanzas y computación. De esas cuatro categorías emergen las asignaturas: geometría, biología, macroeconomía o el aprendizaje de diferentes lenguajes de programación, entre otras materias.

Docentes-educación-online

En todas ellas, divididas en temas, se ofrece práctica y recursos educativos para mejorar o afianzar conocimientos. En el aula es una plataforma útil cuando se trata de que el alumnado realice una serie de ejercicios de forma autónoma. Se puede crear una clase virtual y que los estudiantes se unan a los ejercicios que el docente ha seleccionado según el nivel y la materia. Éstos los realizan por su cuenta, con la ayuda de los vídeos explicativos y las sucesivas pistas que se encuentran en las actividades.
Incluso Khan Academy dispone de una aplicación para dispositivos móviles que facilita el trabajo a docentes y alumnado en la gestión y realización de tareas.

Estudiantes del Liceo Francés ganan campeonato en Francia

Solange Mongereau, Mathieu Gonzalez, Maria Fernández, estudiantes del liceo Francés y miembros de la mini empresa carBIOrante ganaron el 1er premio de desarrollo sostenible en Francia.

CarBIOrante es una miniempresa que convierte aceites vegetales de cocina utilizados en biocombustibles. El pasado viernes 3 de mayo estuvieron en Estrasburgo, Francia, para participar en el campeonato regional de mini empresas del concurso “Emprender para Aprender”. Salieron victoriosos de esta competencia al ganar el 1er premio de desarrollo sostenible, e igualmente siendo clasificados para participar en la selección del campeonato nacional de la mejor mini empresa de Francia.

La próxima etapa para ellos es la presentación en inglés de carBIOrante por videoconferencia, el jueves 23 de mayo. “Estamos antes que todo orgullosos del trabajo realizado, y entusiasmados y motivados para llegar aún más lejos. Esta experiencia ha desarrollado en nosotros un emprendedurismo que no cambiaríamos por nada”, declararon los jóvenes emprendedores.

Esta es Patty, la ‘profesora’ que ladra y camina a cuatro patas

Empezó como ayudante para el alumnado con necesidades especiales pero, poco a poco, esta labrador retriever también se ha lanzado a enseñar educación emocional y todo tipo de contenidos en las aulas de Infantil del colegio Santa Magdalena Sofía de Zaragoza. El docente Tomás Martín nos cuenta cómo.

Estudios como el llevado a cabo por psicólogos de la Universidad de Goldsmiths de Londres afirman que los perros responden a las emociones humanas con empatía buscando el contacto físico a modo de consuelo. Además, el aprendizaje a través de la interacción directa con animales también aporta múltiples beneficios.

Patty

Partiendo de esta idea, y teniendo en cuenta que en nuestro centro apostamos por el desarrollo conjunto de capacidades y corazón, creamos el proyecto ‘Patty, una profe diferente’, enmarcado dentro de la etapa de Educación Infantil.

¡Un perro como profesor!

Llevamos desde el curso 2015-2016 trabajando con un labrador retriever de cinco años adiestrado como perro señal y como perro de educación. Se llama Patty y fue entrenada por la Fundación CANEM para trabajar con estudiantes con necesidades educativas especiales y, precisamente, para ello entró en nuestro colegio. Su presencia y el contacto con la perrita facilitan la enseñanza sobre la importancia de las relaciones con otros seres vivos, el respeto por la naturaleza y enriquece cada experiencia de aprendizaje.

Patty

A partir del siguiente curso, tras constatar los beneficios que obtuvieron los alumnos con diversidad funcional, consideramos oportuno llevar a Patty paulatinamente a todas las aulas de Infantil para reforzar los conceptos propios de esa etapa. El proyecto se inició con pocas sesiones con el objetivo de conseguir una adaptación bidireccional.

Educando en emociones

Luego, decidimos readaptar su trabajo hacia la educación emocional. Así, con ayuda de un docente, enseñó al alumnado a gestionar sus sentimientos ante distintas situaciones:

Patty
  • Reconocer emociones positivas y negativas en los demás y en sí mismos.Para hacerlo posible utilizamos el cuento ‘El monstruo de los colores’ donde, con la observación activa de Patty, identificaban los rasgos del rostro asociados a cada emoción. Se trata de un ejercicio de observación para el autoconocimiento.
  • Controlar la ansiedad y la aceptación de las emociones. Observando a la perra retriever, los niños descubren trucos para poder controlar y expresar emociones que a veces no saben cómo gestionar.
  • Trabajo en el autocontrol y el pensamiento positivo. En las sesiones semanales de Mindfulness, el rol de Patty es el de ‘anclaje’ para que los estudiantes aprendan autocontrol y estrategias para reconocer y modificar las emociones negativas.

Además de su presencia en las horas de educación emocional, Patty también es un elemento motivador para la introducción de temas transversales, proyectos y contenidos de aprendizaje. Durante los recreos es un recurso socializador especialmente para aquellos estudiantes a los que les cuesta más establecer lazos con sus iguales.

Fuente: educaciontrespuntocero.com

La tarea de educar: Compartida entre maestro y familia

Emelinda Padilla
Santo Domingo

Acostumbro a recalcar en mis cursos y talleres a maestros y equipos de gestión que “cada niño o niña que llega a la escuela, no lo hace solo/a. Con él/ella viene también su familia y todo lo que ese sistema representa y significa”.

Este reiterado énfasis resulta de una práctica repetida que observo en la realidad de nuestra escuela: “Los maestros y otros actores del quehacer educativo están llenos de prejuicios y creencias con relación a la validez y conveniencia de integrar y dar participación a las familias en los procesos de enseñanza”. Cuando pienso en cómo aportar para lograr cambios en ese sentido, me pregunto si estarán esos maestros formados para que puedan dialogar con las familias u otros adultos sobre sus niños.

Así como en la tarea de educar convergen especialistas de diferentes áreas, es innegable que la familia es determinante en el desarrollo socioemocional, psicomotor y lingüístico del niño. No todas las familias educan a sus hijos de igual forma, la educación de la familia va generando en los niños valores, actitudes, temores, alegrías.  Mientras más se alejan los valores que impone el centro educativo de las formas de crianza de la familia, más difícil será acercarse a ella y a los niños.

Este proceso se torna más complejo cuando la educación está dirigida a familias y niños provenientes de los sectores económicos y sociales menos favorecidos, ya que entran en relación “expectativas, supuestos y mitos recíprocos, provenientes de mundos con códigos culturales distintos”.

Entonces surge otra pregunta: ¿Están los docentes preparados para relacionarse con un mundo cultural distinto de aquel del cuál provienen? Desde ese punto de vista, y reconociendo a este profesional como un ser humano, con creencias y actitudes propias, y no como un mero transmisor de conocimientos, es indispensable que en su formación autoevalúe su desarrollo como persona, de tal forma que reconozca sus fortalezas y debilidades, y se valore a sí mismo, para que de este modo pueda aquilatar a los otros en sus fortalezas, y descubrir también sus limitaciones.

Estoy segura de que muchos de nosotros hemos conocido centros educativos donde está prohibida la entrada de los padres a las aulas de clases y donde sólo se les convoca para informarles sobre tal o cual tema de interés particular o común (“Mientras menos metan sus narices en la escuela, mucho mejor”). Indudablemente esto es el reflejo de los miedos e incertidumbres de los docentes, quienes perciben a las familias de sus alumnos como enemigos y amenazantes para el establecimiento y la cultura que se les entrega.

No obstante, la manera de vivir que tiene la familia es la primera fuente de aprendizaje para los niños y las niñas, y la vida democrática también se aprende en la práctica familiar. En consecuencia, se requiere aprender a integrar la cultura de la familia y los recursos del medio natural y social, como bases fundamentales del proceso educativo.

No podemos continuar enseñando las mismas cosas a niños y niñas de contextos, realidades y culturas diferentes. La estandarización de los contenidos hace que “lo que se enseña” esté muy alejado de los conocimientos, intereses y motivaciones de los estudiantes. Al tiempo de que dificulta cada vez más las posibilidades de integración y participación de las familias en los procesos del aula y en el ambiente diverso que en ella se conjuga.

Pretender contar con familias participativas y cercanas a la vida de la escuela, implica que aceptemos y aprovechemos la riqueza de sus diferencias, valorarlas en vez de rechazarlas, promoverlas en vez de ocultarlas y validarlas en vez de descalificarlas.

Al igual que sus hijos, los padres y todo el sistema familiar que rodea a los alumnos, deben sentirse cómodos en la escuela, aceptados en lo que son y en lo que creen, identificarse con la comunidad educativa y sentirse parte importante de ella.

Así y no de otra forma, la tarea de educar será compartida felizmente entre escuela-familia y comunidad.  Donde todos crecemos, aprendemos y somos parte de un espacio que se relaciona armónica y constructivamente. Una escuela que enseña a todos y con todos..