Salomé Ureña, la gran heroína de la mujer dominicana en materia de educación

Salomé Ureña es una de las mujeres más importante de la República Dominicana. Tan cierta es esta afirmación que el premio más importante de poesía del país lleva su nombre y es entregado cada año por el Ministerio de Cultura -este año fue entregado a José Alberto Acosta por su obra “Viaje al Día Venidero”-, al menos ocho calles y un sector llevan su nombre en la ciudad de Santo Domingo y en su honor será celebrada la XVIII Feria Internacional del Libro 2016.

El 21 de octubre fue declarado «Día del Poeta» en su honor

Herminia, nombre con el que Salomé publicara sus primeras obras en los días de su juventud, abrió las puertas a la igualdad de género en la educación dominicana al crear el primer centro de estudios superior para mujeres nombrado para aquel entonces “Instituto de Señoritas” un gran logro partiendo del hecho de que para 1881 la educación era exclusiva para hombres.

Es gracias a ese sueño y la ardua labor que realizó durante su corta vida conjugando pedagogía y literatura que hoy niños y niñas juegan y aprenden juntos en igualdad como apunta la actriz Aidita Selman en esta interpretación realizada en 2016 para la Feria Internacional del Libro y la Lectura.

Del centro de estudio que fundara Salomé Ureña seis mujeres se graduaron de magisterio en los cinco años siguientes. En 1893 se cerró el centro por problemas de salud y fue abierto nuevamente en junio de 1896 y se estableció en Puerto Plata por un tiempo, regresó a Santo Domingo y nuevamente a Puerto Plata, el 2 de enero de 1897. Años después de su muerte, el instituto fue bautizado con su nombre y aún existe.

De hecho, según la cuenta del colegio “Salomé Ureña de Puerto Plata” en Youtube en 2013 elaboraron este himno en honor a la educadora en 2013.

Narra el periodista José Henry Castillo, en una nota realizada para el aniversario de su nacimiento en 2009 para el Listín Diario, el ex secretario de Educación, José Nicolás Almánzar, en su obra Trayectoria de la Formación del Docente Dominicano, dice que ella es reconocida como la educadora más destacada desde 1880 a la fecha.

La mujer, madre, esposa y hermana es también reconocida como Poeta Nacional de la República Dominicana y máxima representante de la poesía lírica del siglo XIX.

Jacobo Moquete De la Rosa, historiador dominicano que plasmó en su obra Salomé Ureña de Henríquez en el Sector Educación la vida y obra de la educadora, comentó en el mismo que Salomé “Es la mujer dominicana cuya obra ha sido objeto de mayor reconocimiento, tanto en el campo de la educación como en la poética”.

Fuente: ciguapa.net

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *