Recordemos la batalla del 30 de marzo en las aulas

Entre los criollos destacados en esta justa están  Antonio Duvergé, José Ma Imbert, Matías Ramón Mella, Pedro Santana y Teodoro Stanley y otros.

La batalla del 30 de marzo de 1844 se realizó en Santiago, en dicha gesta los dominicanos enfrentaron las tropas haitianas alzándose con la victoria.

Para exaltar la labor realizada por los héroes de esta hazaña, necesariamente, tenemos que involucrar a los estudiantes, quienes son los protagonistas del proceso enseñanza-aprendizaje.

A propósito de la Batalla del 30 de marzo, te presentamos algunas sugerencias de cómo trabajar el tema con los/as estudiantes y que estos a su vez transmitan los conocimientos adquiridos, en sus hogares.

a) Busca un mapa político de la República Dominicana, y ubica los lugares donde hubo enfrentamientos entre dominicanos y haitianos.

b) En tu escuela o liceo, puedes hacer un mural con un mapa dibujado, colocando fotografías o ilustraciones de los héroes que participaron en la batalla del 30 de marzo, ubicando los héroes en los lugares donde enfrentaron al ejército haitiano.

c) Organiza junto a tus estudiantes dramatizaciones donde pongan de manifiesto las estrategias realizadas por los patriotas y el ejército dominicano previas, durante y después  de los enfrentamientos con los haitianos.

d) Organiza grupos de estudiantes que investiguen sobre la batalla del 30 de marzo con la finalidad de hacer exposiciones en las aulas donde se hable sobre la importancia de la misma en la consolidación de la nación dominicana.

e) Organiza un viaje (tours) por los lugares del país en donde se libraron luchas sobre esta batalla.

f) Invita a la comunidad, y organiza un fórum o una mesa redonda, para analizar los peligros externos e internos que tiene la nación dominicana en la actualidad, y cuál es nuestro rol.

g) Con la ayuda de la Sociedad de Padres, Madres y Amigos de la Escuela, ubica cartulinas en lugares estratégicos de tu comunidad, con ilustraciones de los héroes de la Batalla del 30 de marzo.

Fuente: educando.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *