La labor de formar ciudadanos digitales

Rosario Vásquez
[email protected] com

Hay que alentar a los estudiantes a utilizar herramientas digitales, para hacer bien al mundo e incitar al cambio.

Plan LEA conversó con Richard Culatta, director ejecutivo de la Sociedad Internacional para Tecnologías Educativas (ISTE), por sus siglas en inglés, sobre las ventajas de educar ciudadanos digitales, de cuáles son las tareas que ayudan a su creación y del rol del docente para impulsar el uso de contenido digital.

El exdirector de la Oficina de Tecnología Educativa del gobierno de Barack Obama, expone que, la ciudadanía digital se define como lo que no se debe hacer con las actividades en línea, y está enfocada en la seguridad en línea.

Resalta que, desde el lanzamiento de los Estándares ISTE para Estudiantes en el año 2016, se está viendo un cambio en la conversación en torno a la ciudadanía digital, para centrar a los docentes en alentar a los estudiantes en utilizar herramientas digitales, para hacer el bien en el mundo e incentivar al cambio.

Cuando los estudiantes tienen una visión positiva del uso de herramientas en línea, puntualiza Culatta, se convierten en ciudadanos y miembros más activos en sus comunidades.

Los Estándares de ISTE definen la ciudadanía digital como un reconocimiento tanto de las responsabilidades como de las oportunidades de un mundo digital interconectado. “La ciudadanía digital es mucho más que la seguridad en línea o una larga lista de prohibiciones”. Culatta enfatiza en las tareas que ayudan a crear ciudadanos digitales reflexivos y empáticos que pueden luchar con las cuestiones éticas importantes en la intersección de la tecnología y la humanidad. Estos incluyen: usar la tecnología para mejorar la comunidad, interactuar de forma respetuosa en línea con personas que no piensan igual, usar la tecnología para hacer que su voz sea escuchada por los líderes públicos y para dar forma a la política pública y la determinación de la validez de las fuentes de información en línea.

Para el ejecutivo, este nuevo lente se concentra en capacitar a los estudiantes para que estén en comunidad con otros en espacios en línea y mostrarles que la ciudadanía digital va más allá de las conversaciones sobre la responsabilidad personal. “Se trata de ser ciudadanos activos que ven posibilidades, en lugar de problemas; y oportunidades, en lugar de riesgos, a medida que crean una huella digital positiva y efectiva”. También asevera que parte de la preparación de los estudiantes para la Era Digital, incluye ayudarlos a convertirse en consumidores responsables y curadores de contenido en línea.

Sobre el papel de los educadores para impulsar el uso de contenido digital explica que, estos tienen el deber de preparar a los estudiantes para su futuro. “Para que los educadores inculquen un amor por el aprendizaje en sus estudiantes, los propios educadores deben convertirse en aprendices y demostrar el proceso de empoderamiento”.

Afirma que para lograrlo efectivamente se requiere un educador empoderado, dispuesto a reflexionar continuamente sobre su práctica pedagógica, para llevar el aprendizaje al siguiente nivel. Un educador empoderado es fuerte, confiado, curioso y dispuesto a asumir riesgos. Estas características pertenecen a un educador que también es un aprendiz. “El viaje como aprendiz nunca debe terminar, y los educadores deben ampliar continuamente sus conocimientos, habilidades y prácticas”. Asimismo, hace la observación de que, para ampliar sus habilidades profesionales, los educadores siempre deben buscar nuevas oportunidades de aprendizaje, para probar su capacidad y así aplicar las mejores prácticas, basadas en la investigación. Cree firmemente en que la tecnología es una herramienta poderosa que se puede aprovechar para transformar el aprendizaje y la enseñanza. Sin embargo, considera que, hay muchos que no están conscientes de lo que se puede hacer. “Los educadores deben asumir la responsabilidad del liderazgo para compartir con colegas, de cómo la tecnología puede transformar la enseñanza y el aprendizaje”. “Los educadores de todos los niveles, pueden ser líderes, y cada uno, con una valiosa contribución”, concluye, Culatta.

(+) Beneficios

“Facilita modelos de trabajo, colaboración y tomas de decisiones”.

“Prepara a los estudiantes para su futuro, en un mercado laboral global y competitivo”.

“Orienta el cambio sistémico en nuestras escuelas, como espacios de aprendizaje con tecnología”.

“ Facilita modelos de trabajo”.

1 comentario
  1. Ana Maria Herrera Espinoza
    Ana Maria Herrera Espinoza Dice:

    El fomento de la lectura no solo ayuda al desarrollo intelectual del individuo en cada nivel de escolaridad, si no tambien fomenta su pensamiento critico en todos momentos, la aplicación de un Club de Lectura en cada institución es algo muy productivo para todos los estudiantes y educadores.

    Ana María

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *