Mujeres destacadas en la lucha por la Independencia Nacional

En las acciones revolucionarias del 27 de febrero de 1844, las mujeres también tuvieron un rol importante, es por esto, que Plan LEA desea compartir el trabajo de “Mujeres de la Independencia” de Virgilio Alfau Durán.

Mujeres_dela_Independencia

Cómo reducir la generación de residuos sólidos en el hogar

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Desde el momento de la compra hasta cuando tiramos la basura, se considera que se genera una problemática por no separar de manera correcta los residuos sólidos.

Cuando utilizamos el término basura, nos referimos a desechos que necesitamos eliminar, tales como residuos de comidas, papeles y desperdicios de materiales que utilizamos para distintos quehaceres. Sin embargo, la mayoría de veces no hacemos conciencia de cuál es la manera correcta para deshacernos de estos residuos sólidos.

Según el portal ecologistasenaccion.org, cada día generamos más basura, lo que causa un gran problema desde el momento de la compra hasta cuando tiramos los desechos.

Un grave error es que generalmente muchas de las cosas que botamos son de materiales que no se descomponen; es decir, que no son incorporadas a la naturaleza, como es el caso de los plásticos.
Jorge Brea, del Departamento de Geografía y Estudios Ambientales de la Universidad de Michigan, explica en su guía “Manejo de residuos sólidos” que: “los residuos contaminan los océanos, causan inundaciones, transmiten enfermedades, empeoran la calidad de vida de las personas, dañan la fauna y la flora, y desaceleran el desarrollo social y económico de los países”.

El manejo de residuos sólidos es un problema que afecta a todas las personas del mundo. Según estadísticas presentadas por Brea, en 2016, 2,000 millones de toneladas de desechos fueron producidas mundialmente; esta cantidad se estima que aumentará a 3,400 millones de toneladas hacia el año 2050 (Banco Mundial). Esto representa un aumento del 70% en 34 años.

Por lo que, el manejo adecuado de los residuos sólidos requiere una inmediata atención en todos los niveles de la sociedad.

Las acciones para reducir la generación de residuos deben iniciar por el hogar, la primera actividad es clasificar y separar los diferentes tipos de residuos que se generan: los residuos orgánicos que se pudren, los residuos reciclables y los residuos que se llevarán a rellenos sanitarios.

Clasificación y Almacenamiento Temporal de Residuos Sólidos

Brea recomienda clasificar los residuos y almacenarlos temporalmente. Una sugerencia es usar tres contenedores diferentes con tapa; un contenedor verde para orgánicos como los residuos de alimentos, poda de pasto y árboles; uno gris para reciclables como papel, cartón, metales, plástico, y vidrio; y uno naranja para los otros desechos incluyendo residuos sanitarios, pilas y productos químicos como cosméticos, solventes y aceites automotrices.

Estos contenedores se colocan en un lugar adecuado, un centro de acopio. Centros de acopio deben ser áreas techadas y secas, de fácil acceso para cargar y descargar y de libre acceso para la comunidad.

Tomemos en cuenta que “si dejamos una bolsa plástica, una botella de vidrio o una lata de aluminio a la intemperie, estas se quedarán ahí sin presentar cambios por cientos de años. Esto es así porque el plástico, el vidrio y el metal no son biodegradables; tardarán mucho en descomponerse para devolver a la tierra sustancias útiles”. (icarito.cl)

Si los residuos se separan y se depositan correctamente se obtienen materiales reaprovechables. De esta manera, se puede disminuir la cantidad de basura y la contaminación del medio ambiente. Se deben tomar medidas para reducir, reutilizar y reciclar los residuos sólidos.
  • Reduce la generación de residuos sólidos. Compra preferiblemente alimentos frescos y no procesados. Evita envases de plástico.
  • Reutiliza al máximo artículos antes de desecharlos.
  • Recicla materiales que sirven para fabricar otros productos o refabricar los mismos. Los metales, el vidrio, el plástico, el papel, el cartón, entre otros, son materiales reciclables.

(+) Beneficios de reciclar

Al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 árboles, se disminuye el consumo de agua en un 86% y el de energía en un 65%. Por cada tonelada de vidrio reciclado se ahorran 130 kilogramos de combustible y 1,200 kilogramos de materia prima. Dos toneladas de plástico reciclado ahorran una tonelada de petróleo. Fabricar aluminio usando aluminio reciclado requiere 90% menos energía que hacerlo a partir de materia prima.

Reciclar también prolonga la vida útil de rellenos sanitarios. Hay que tener en cuenta que el tiempo estimado de descomposición del papel es 4 meses, el de una lata de aluminio 100 años, el de envases de plástico de 150 a 400 años y de pañales 500 años. (Plan de Gestión Integral de Residuos)

Himno Nacional de la República Dominicana

HISTORIA

El himno nacional de la República Dominicana es la composición musical patriótica que representa al país y que, junto con la bandera y el escudo, tiene la categoría de símbolo patrio. Su letra fue compuesta por Emilio Prud’Homme y la partitura musical del Himno fue creada por el Maestro José Reyes en 1883, quien le pidió a Prud’Homme que escribiera unos versos patrióticos que acompañaran sus compases.

Este himno se interpretó por primera vez el 17 de agosto de 1883 en los salones de la Respetable Logia Esperanza Nº. 9, en la ciudad de Santo Domingo, capital de la República Dominicana. La segunda ciudad donde pudieron escucharse las notas musicales del himno nacional dominicano fue Azua.

La música tuvo un éxito instantáneo, de tal forma que cuando los restos del libertador de la República Dominicana, Juan Pablo Duarte, fueron traídos desde Venezuela en 1884, se escogió la música compuesta por el maestro Reyes.

Con las letras no sucedió lo mismo. Las letras de Emilio Prud’Homme contenían errores en referencias históricas y algunos defectos de métrica. Varios intelectuales dominicanos de la época criticaron esas letras e incluso escribieron nuevos versos que acompañaran la música del himno. En 1897, Emilio prudentemente presentó de forma pública una versión corregida de sus letras originales, que terminó con los debates y fue aceptada por todos. Son las letras actuales del himno. Ese mismo año, el presidente Ulises Heureaux envió un proyecto de ley al Congreso para adoptar como el himno nacional dominicano, y se comenzó a usar en todas las ocasiones oficiales, pero Heureaux fue asesinado en 1899 antes de tener ocasión de promulgarlo.

La extraordinaria convulsión política del inicio del siglo XX en la República Dominicana impidió que se tomaran acciones sobre los símbolos de la Patria. Pero en 1934, bajo el gobierno de Rafael Leónidas Trujillo, el Congreso adoptó la composición de Emilio Prud’Homme (“Himno Nacional”) con la música de José Reyes como el Himno Nacional dominicano.

DATOS GENERALES
  • Adoptado: 30 de Mayo de 1934
  • Letra: Emilio Prud’Homme
  • Música: José Reyes
Letra oficial

Quisqueyanos valientes, alcemos
Nuestro canto con viva emoción,
Y del mundo a la faz ostentemos
Nuestro invicto glorioso pendón.

¡Salve! el pueblo que, intrépido y fuerte,
A la guerra a morir se lanzó,
Cuando en bélico reto de muerte
Sus cadenas de esclavo rompió.

Ningún pueblo ser libre merece
Si es esclavo indolente y servil;
Si en su pecho la llama no crece
Que templó el heroísmo viril,

Mas Quisqueya la indómita y brava
Siempre altiva la frente alzará;
Que si fuere mil veces esclava
Otras tantas ser libre sabrá.

Que si dolo y ardid la expusieron
De un intruso señor al desdén,
¡Las Carreras! ¡Beller!, campos fueron
Que cubiertos de gloria se ven.

Que en la cima de heroíco baluarte
De los libres el verbo encarnó,
Donde el genio de Sánchez y Duarte
A ser libre o morir enseñó.

Y si pudo inconsulto caudillo
De esas glorias el brillo empañar,
De la guerra se vio en Capotillo
La bandera de fuego ondear.

Y el incendio que atónito deja
De Castilla al soberbio león,
De las playas gloriosas le aleja
Donde flota el cruzado pendón.

Compatriotas, mostremos erguida
Nuestra frente, orgullosos de hoy más;
Que Quisqueya será destruida
Pero sierva de nuevo, ¡jamás!

Que es santuario de amor cada pecho
Do la patria se siente vivir;
Y es su escudo invencible: el derecho;
Y es su lema: ser libre o morir.

¡Libertad! que aún se yergue serena
La Victoria en su carro triunfal,
Y el clarín de la guerra aún resuena
Pregonando su gloria inmortal.

¡Libertad! Que los ecos se agiten
Mientras llenos de noble ansiedad
Nuestros campos de gloria repiten
¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!

Fuente: consuladordholanda.com

 

Datos interesantes del Día de la Bandera

La bandera dominicana se inspiró, en cuanto a los colores, en la francesa, sin embargo, el diseño fue concebido por Juan Pablo Duarte. Mientras que María Concepción Bona y María Trinidad Sánchez, materializaron la idea del patricio, confeccionando la primera bandera dominicana.

La bandera de la República Dominicana es el mayor símbolo que representa al país, y que junto con el Escudo y el himno nacional, tiene la categoría de símbolo patrio. Según la Constitución, artículo 31 y 32, tiene una cruz en el centro que extiende hacia las extremidades y divide la bandera en cuatro rectángulos: los de arriba son azul (en el lado del asta) y rojo, y los de abajo son rojo (en el lado del esta) y azul. En el centro de la cruz va colocado el escudo de armas de la República Dominicana.

Los orígenes de nuestra bandera se encuentran en la bandera francesa y no precisamente por la efímera época en que fuimos colonia francesa, sino por la influencia de la Revolución Francesa en las independencias de América Latina. Su concepción se la debemos Juan Pablo Duarte, mientras que la Confección es de María Concepción Bona y María Trinidad Sánchez. La misma a diferencia Escudo Dominicano, no ha sufrido tantas modificaciones.

La primera distribución de esos colores fue hecha por Juan Pablo Duarte, quien concibió el diseño original, y el día 16 de julio de 1838 obtuvo la aprobación de los trinitarios para la confección de la misma. Duarte colocó una franja azul en la margen superior de la bandera y una franja roja en la inferior, colocando la cruz blanca al centro de la misma. Posteriormente, esa distribución de los colores fue cambiada para que los colores (rojo y azul) alternaran tal como en la actualidad (azúl-rojo, rojo-azúl), esta es la Segunda Bandera Nacional
El Simbolismo de los colores se lo debemos también a Duarte, quien lo describió de la siguiente forma:

  • Azul Ultramar: Representa el cielo que cubre la Patria, que Dios protege la nación dominicana y los ideales de progreso de los dominicanos.
  • Rojo Bermellón: Representa la sangre derramada por los patriotas en las batallas para conseguir la independencia.
  • Blanco: Representa la paz y unión entre todos los dominicanos.

La bandera dominicana se enarboló por primera vez el 27 de febrero del 1844 en la Puerta del Conde. Las primeras banderas fueron confeccionadas por varias damas, entre las que se pueden citar a Concepción Bona, María Trinidad Sánchez, María de Jesús Piña, Isabel Sosa.

Las señoritas Villa confeccionaron la primera bandera dominicana que se enarboló en tierras del Cibao, hecho acaecido el día 4 de marzo de 1844 en la ciudad de La Vega.

La bandera dominicana es el máximo símbolo de patriotismo, libertad y soberanía de los dominicanos. La misma tiene un día propio de celebración, aunque se le debe  honrar cada día con gestos y hechos, el Día de la Bandera a nivel nacional es el  25 de febrero.
A lo largo de nuestra historia la celebración del día de la bandera  ha variado de fecha tal como  consta en la Gaceta Oficial No.5231 del mes de mayo de 1938. En ella Se declaraba como día de la bandera el 24 de octubre, por que ese día nació el Generalísimo Trujillo. Sin embargo una vez finalizada la Era de Trujillo, La ley 6085 del 22 de octubre de 1962 (Gaceta Oficial 8707 del 3 de noviembre de 1962) instituyo como día de la bandera nacional el 27 de febrero, el día de la Independencia Dominicana.

El uso,  izada, dimensiones y honores de la Bandera Dominicana esta regulado por la Ley #360, la cual fue modificada el 2 de septiembre de 2008.

Algunos datos interesantes

La bandera nacional se enhestará diariamente desde la salida hasta la puesta del sol, en los días laborables en todas las instituciones del Gobierno Central, organismos descentralizados estatales, así como en las oficinas municipales, judiciales y demás dependencias del Estado.” (Artículo 3, Ley 360)

En las fortalezas, destacamentos, cuarteles y locales de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, se enhestará la bandera nacional de acuerdo con los reglamentos militares y policiales dictados al efecto por el Poder Ejecutivo.” ( Párrafo 1, Artículo 3, Ley 360)

Dimensiones de la Bandera. La bandera  nacional de uso oficial  será  de tres tipos, en lo referente a sus dimensiones: Las más pequeñas, de seis pies de largo por cuatro de ancho; las medianas, de diez pies de largo por seis de ancho, y las mayores, entre los dos metros  y medio y los ocho metros y medio de largo, por entre metro cuarto y cuatro metros y cuarto de ancho.”(Artículo 6, Ley 360)

Cualquier institución privada, puede tener su bandera distintiva, que podrá enhestar libremente en su establecimiento, pero si al mismo tiempo enhiesta la bandera nacional, no puede ser de tamaño superior ni colocada a mayor altura que ésta. (Artículo 9, Ley 360)
Toda bandera nacional deteriorada, rota, descolorida o en mal estado debe ser incinerada, observando para ello solemnidad y respeto.(Artículo 11, Ley 360)

Queda prohibido cortar en pedazos, destruir, echar en la basura o en cualquier otro  modo disponer de la bandera nacional.(Artículo 12, Ley 360).

Efemérides Patrias aclara confusión por Día de la Bandera

El presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, Juan Daniel Balcácer, remitió una comunicación en la que aclara la confusión en torno a la fecha en que se celebra el Día de la Bandera Nacional en el país.

Explicó que el Día de la Bandera Nacional realmente es el 27 de febrero, porque en esa fecha, en 1844, fue cuando la enseña tricolor ondeó por primera vez sobre el Baluarte de El Conde. Ahora bien, como el 27 de febrero es un día festivo, no laborable y no hay docencia, es costumbre rendir tributo a la bandera nacional días antes del 27 de febrero.

Agregó que como el 27 de febrero también es el Día de la Independencia y, por mandato constitucional, el Presidente de la República debe comparecer ante las cámaras legislativas reunidas en Asamblea Nacional, tampoco hay tiempo para destinarle atención especial a la bandera, toda vez que el país político y los medios de comunicación están atentos al contenido del mensaje presidencial.

Diversas instituciones públicas y privadas rinden tributo a la bandera el 22 de febrero de cada año.

El 22 de octubre de 1962, el Consejo de Estado, presidido por Rafael F. Bonnelly, promulgó la Ley No. 6085, cuyo texto es el siguiente:

CONSIDERANDO que por ser la bandera un símbolo de la Patria ninguna fecha más acertada para honrarla y enaltecerla que el 27 de Febrero en que se celebra la Independencia Nacional, con lo cual se conmemorará, junto con el nacimiento de la República el día en que flotó por vez primera nuestro pabellón, libre y orgulloso, en el legendario Baluarte del Conde;
HA DADO LA SIGUIENTE LEY:

ARTICULO ÚNICO. Se instituye como Día de la Bandera el 27 de Febrero de cada año, aniversario de la Independencia Nacional.

DADA por el Consejo de Estado en el Palacio Nacional, Santo Domingo, Distrito Nacional. Capital de la República Dominicana, a los veintidós días del mes de octubre del mil novecientos sesenta y dos, años 119º de la Independencia y 100º de la Restauración”.

El 22 de marzo de 1967 el Congreso Nacional promulgó la Ley No. 108, estableciendo los días festivos y por tanto no laborables para las oficinas públicas y particulares. En su artículo primero, al referirse al día en que se festeja la proclamación de la República, se lee: “el 27 de Febrero, Aniversario de la Independencia y Día de la Bandera”.

Antigua y nueva bandera

El 6 de noviembre de 1844, el Congreso Constituyente, instalado en San Cristóbal, promulga la Primera Constitución de la República, en la que quedó adoptada la Bandera Nacional como símbolo de la Patria, alternando un cuartel azul por rojo, para hacerla más armoniosa y una de las más bellas banderas del mundo.

Primera Bandera Dominicana
27 de febrero de 1844 – 6 de noviembre de 1844
Bandera Dominicana actual
6 de noviembre de 1844 – 18 de marzo de 1861 Adoptando
de nuevo el 14 de septiembre de 1863

Fuente: educando.edu.do

Juan Pablo Duarte “El estudiante”

En este artículo te encontrarás con el Duarte estudiante desde niño. Juan Pablo Duarte y Diez recibió sus primeras enseñanzas de su madre y, luego fue llevado a una pequeña escuela de niños.

Es mucho de lo que se ha hablado de la vida de nuestro prócer y padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, sin embargo,  estaremos conociendo a “Duarte el estudiante”, a fin de destacar su buen desenvolvimiento estudiantil.

Desde sus primeros pasos como estudiante, Duarte dio muestra de su gran dedicación y empeño por los estudios.

Juan Pablo Duarte y Diez recibió sus primeras enseñanzas de su madre y, luego fue llevado a una pequeña escuela de niños, dirigida por una maestra de apellido Montilla.

Más tarde, pasa a una escuela primaria para varones, allí muy temprano dio muestras de su gran pasión por las enseñanzas. En seguida fue recibido en la escuela de don Manuel Aybar, completando sus conocimientos de lectura, escritura, gramática y aritmética elemental.

Los datos que hablan de su aplicación en las aulas, muestran que se trató de un niño excepcionalmente inclinado a los estudios, narran que a los seis años ya sabía leer y decía de memoria el catecismo, como estudiante era presentado por los maestros como modelo de los demás.

Consagrado a estudiar, dedicaba gran parte de su tiempo a la lectura. En el almacén de su padre, daba clases gratis, de escritura y de idiomas a los que demostraban deseos de aprender, además ponía a disposición sus libros que él tanto apreciaba. En su vida de estudiante Duarte no sólo se dedicaba a las materias que les impartían, sino que además aprendió a tocar flauta y guitarra bajo la supervisión del profesor Vicente Mendoza.

Juan Pablo Duarte, siendo casi un niño recibió clases sobre teneduría de libros, ya adolescente bajo la tutoría del doctor Juan Vicente Troncoso uno de los más sabios profesores de la época, estudió Filosofía y Derecho Romano, mostrando, una vez más, su gran deseo de superación y de amor por los estudios.

Cabe destacar que gracias a la dedicación de Duarte por las materias y su pasión por la lectura, sus padres deciden enviarlo al extranjero, con apenas quince años, donde aprende hablar y a escribir varios idiomas: latín, portugués, español, francés, ingles y alemán.

Un poco de historia

El 26 de enero de 1813 nace en santo Domingo el padre de la patria y fundador de la República Dominicana, Juan Pablo Duarte, hijo de Juan José Duarte, comerciante español y Manuela Diez y Jiménez, oriunda de El Seibo, República Dominicana.

Su padre trabajó tesonera y provechosamente en su negocio de efectos de marina y ferretería, único en su género en la ciudad de entonces, situado en la margen occidental del río Ozama, en la zona conocida con el nombre de La Atarazana.

En esta época nacieron, además de Juan Pablo, dos de los cinco hijos llegados a mayores: Filomena y Rosa. Nacieron otros que murieron jóvenes: Francisca, Sandalia y Manuel.

Duarte falleció en Caracas, Venezuela el 15 de julio de 1876 a los 63 años de edad.

Fuente: educando.edu.do

10 preguntas que los padres deben hacer a los profesores

Hay padres que olvidan que la escuela es cosa de todos y que llevar a los niños no implica ni que saquen buenas notas ni que ‘salgan’ educados. La educación se empieza en casa y la escuela debe ser una extensión de la misma, un lugar donde se aprenden conocimientos.

Los padres desde casa tendrán que colaborar a que el niño vea la importancia de la escuela y respete la figura del profesor, una persona que va cada día a su puesto de trabajo para enseñar de la mejor forma posible los conocimientos que la sociedad considera necesario para la edad de los pequeños.

El vínculo de comunicación entre padres y profesores

Además, la escuela es un lugar de encuentro y amistades, donde los niños pueden pasarlo bien con sus amigos. Desgraciadamente, también existen niños y niñas que dentro de las puertas de la escuela no están bien, ya sea por la poca profesionalidad de los docentes o por la actitud de los compañeros dentro de las aulas.  Si este fuera tu caso tendrías que informarte bien para tomar medidas al respecto, el bienestar de los pequeños es lo prioritario.

Los padres forman parte de un triángulo interactivo donde las partes que deben estar siempre conectadas son: la escuela, la familia y el niño. Solo de este modo el pequeño verá la importancia de la escuela.

Pero, lo habitual es que cuando los padres se entrevistan con el profesor/a, sea éste quien les pregunte muchas cosas sobre la familia y su hijo para poder tener información y así trabajar mejor con los pequeños. ¿Y qué pasa con los padres? Para que los padres puedan confiar en el profesional que atiende diariamente a su hijo necesitará saber algunas cosas.

Las 10 preguntas de los padres a los profesores

Además, si debes ir a una reunión con el profesor de tu hijo y no sabes qué debes preguntar para estar bien informado/a, toma nota de las siguientes 10 preguntas que te ayudarán a entender cómo evoluciona tu hijo en casa y sobre todo, para apoyar lo que el niño hace en la escuela, desde casa. ¿Cómo podéis ayudar al pequeño a aprender mejor? Estando los docentes y las familias en constante comunicación. ¡Toma nota!

1. ¿Cuál es la metodología de trabajo que utilizas cada día dentro del aula? Pregunta al profesor si manda deberes, si prefiere no enviar deberes en casa, si tienen que estudiar mucho o poco, etc.

2. ¿Qué haces cuando un alumno se porta mal? Muestra interés por saber si el profesor está a favor o en contra de los castigos.

3. ¿Cómo premias el esfuerzo de los alumnos que trabajan duro? Infórmate si el profesor ofrece recompensas en la clase. Pregúntale si utiliza algún sistema de estímulos.

4. ¿Cómo rinde mi hijo/a en la escuela? Pregunta si tu hijo trabaja bien, si hace los debes, si muestra interés.

5. ¿Cómo son los hábitos de trabajo de mi hijo/a dentro de aula? Pregunta si tu hijo trabaja bien en equipo, si sabe comportarse ante el trabajo, si se enfada si algo le sale mal, etc. Cómo es el comportamiento de tu hijo con los demás niños.

6. ¿Necesita tiempo extra para acabar sus tareas? Pregunta si tu hijo tarda más en hacer las tareas que otros niños o si va al mismo ritmo.

7. ¿Cómo se comporta mi hijo/a dentro de clase? ¿Y con sus compañeros? Pregunta si tienes un buen comportamiento de respeto, cumpliendo las normas.

8. ¿Cómo se relaciona con sus compañeros en clase y en la hora del descanso? Infórmate si tu hijo tiene una buena interacción con los demás.

9. ¿Participa mi hijo/a en clase? Así sabrás si tu hijo se muestra tímido o no.

10. ¿Cómo puedo ayudar a mejorar la educación de mi hijo desde casa? Ofrécete para ayudar en jornadas escolares o en cualquier cosa que requiera la participación de los padres.

Ya verás que con estas preguntas entenderás mucho mejor la vida de tu hijo/a en la escuela.

Fuente: guiainfantil.com

Fortaleza y creatividad