XXVI Edición Semana de la Geografía 2019

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Por vigésima sexta ocasión, Plan LEA celebra el proyecto educativo Semana de la Geografía, este año con el objetivo principal de concienciar a las escuelas, familias y a toda la comunidad sobre la importancia de cuidar nuestro medio ambiente con la eliminación de los plásticos y residuos sólidos en las calles y zonas costeras.

La conferencia magistral que dio inicio a la celebración se llevó a cabo el pasado miércoles 9 de enero en Funglode, expuesta por Yvonne Arias, directora ejecutiva de Grupo Jaragua.

Arias desarrolló el tema “El plástico y otros residuos sólidos dañan el ambiente y la biodiversidad”, dirigido a técnicos de las áreas de ciencias sociales y naturales de las distintas regionales del Ministerio de Educación.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Catherine Florentino, representante de Funglode y Javiel Elena, representante del Minerd.

Por su parte, Rosario Vásquez, encargada de Plan LEA, explicó a los técnicos la importancia de este proyecto educativo y los excelentes resultados que ha obtenido desde su creación en 1993. Además, enfatizó sobre las actividades que abarcará el programa correspondiente de Semana de la Geografía 2019.

En esta primera conferencia, Arias compartió imágenes mundiales sobre la gran contaminación ambiental a la que nos exponemos por los plásticos y residuos sólidos.

Este primer encuentro contó con la colaboración del Ministerio de Educación, Propagas, Funglode, Cátedra de Geografía e Historia de la Universidad Central de Michigan y Grupo Jaragua.

Sobre material educativo

Los cinco temas a tratarse en Semana de la Geografía 2019 serán desarrollados de manera breve, precisa y gráfica a través de un cuadernillo.

La elaboración de estos materiales es con la finalidad de facilitar a la comunidad educativa un material actualizado y útil para que conozcan e incorporen los conceptos y actitudes fundamentales que les permitirán reflexionar sobre la relevancia de promover el conocimiento geográfico.

22 dictados divertidos para niños. Ortografía y gramática fácil

¿Qué es un dictado? Se trata de una fórmula para mejorar la ortografía de los niños mediante la lectura de un texto en voz alta mientras el niño lo escribe.

Es, a día de hoy, el mejor ejercicio que pueden hacer los niños para fijar reglas gramaticales o recordar cómo se escriben algunas palabras. Es una práctica muy común en niños de primaria ya que les ayuda a desarrollar habilidades de escritura necesarias para avanzar en su aprendizaje. Pero, ¿qué textos debemos leerles?, ¿cuánto tiempo deben estar haciendo dictados?, ¿qué extensión deben tener? En Guiainfantil.com te aclaramos todas estas dudas y además te proponemos 22 dictados divertidos para niños, una forma de practicar la ortografía y la gramática de forma fácil. 

Cosas que debes saber sobre los dictados para niños

¿Cuáles son los beneficios de los dictados?

Mejora el uso de la gramática en el niño y le ayuda a recordar la correcta escritura de las palabras. Además le ayuda a mejorar la concentración  al tener que poner atención en lo que le están leyendo. Y, sobre todo, es un estupendo refuerzo porque un buen dictado pasa porque el niño revise el mismo el texto comparándolo con el original y detectando los fallos, asi fijará aun más la correcta grafía de las palabras.

¿Qué extensión deben tener los dictados?

Depende de la edad del niño, si está en primero de primaria y ha comenzado el aprendizaje de la escritura conviene hacer dictados cortos y de temática divertida. Poco a poco podemos ir haciendo dictados más complicados y podemos ir incitando poco a poco a que sea el niño quien se autocorrija.

¿Cuánto tiempo han de pasar haciendo dictados los niños?

Lo principal es que no se aburran, que no sea un momento de tarea tediosa y aburrida. Para ello es preferible que paséis simplemente 10 minutos haciendo y corrigiendo un dictado corto que tener al niño media hora trabajando. Eso sí, es preferible que sea una tarea que se realice frecuentemente.

Dictados muy cortos para niños con las letras g y j

1- Juan quería ir en bicicleta al colegio pero Gemma prefirió ir paseando con su amiga.

2- El gigante tenía un gato al que llamaba Gonzalo y una jirafa a la que regañaba mucho porque se comía todas las berenjenas de su huerto.

3- Guillermo toca la guitarra, mientras su mujer riega las plantas con una jarra de cristal.

4- Esa gelatina está tan deliciosa que Jaime decidió darse el gusto de comerse todo el plato, no dejó nada para el resto de la gente.

Dictados muy cortos para niños con la letra h

5- La pequeña hormiga es tan fuerte que ella sola lleva un cacahuete sobre su espalda para que sus hermanas puedan comer.

6- Había una vez una habichuela tan alta que nadie consiguió ver donde estaba la última hoja.

7- El hada Henar se tumbó en la hierba a tomar el sol y mientras miraba al cielo un cohete vio pasar.

8- Hugo había ahorrado tanto dinero que en su pequeña hucha no cabía ni una pequeña haba.

Dictados muy cortos para niños con la letra b

9- Bruno se puso su bañador, sacó su bote y remó por la bahía.

10- Mi abuelo cerró el cuento del “Buho burlón” y me dio un beso de buenas noches.

11- El burro Bernardo lleva unas botas rojas tan brillantes y una bufanda azul tan bonita que los demás burros le miran con admiración.

12- Benito da un mordisco a su bocadillo y se lanza en el tobogán mientras que Bruno juega al balón.

Dictados cortos con la letra V

13-  Era verano y Victoria inició un viaje muy largo, voló en avión, después montó en barco y más adelante en tren. En su travesía por el aire contempló las nubes, por el mar las gaviotas y por tierra el verde del paisaje.

14- Víctor corrió a cerrar la ventana porque el viento de aquella mañana levantó una enorme corriente de aire. Afuera, las violetas agarraban sus pétalos, las avispas se escondían y una valiente vaca evitaba que los huevos de las gallinas rodaran y rodaran.

Dictados cortos con rima

15- El lagarto está llorando.

La lagarta está llorando.

El lagarto y la lagarta con delantalitos blancos.

Han perdido sin querer su anillo de desposados.

(Federico García Lorca)

16- En mi cara redondita

tengo ojos y nariz,

y también una boquita

para hablar y para reír.

Con mis ojos veo todo,

con la nariz hago achís,

con mi boca como como

palomitas de maíz.

(Gloria Fuertes)

17- Hay besos de caramelo,

dulces como una sonrisa.

Y están los besos con prisa,

que hay que cogerlos al vuelo.

(Carmen Gil)

18- Entre las piedras curiosas

van saltando las ardillas,

junto a la orilla del mar

lo pasan de maravilla.

Las nubes desde muy alto,

las miran con mucha envidia,

quisieran poder bajar

y unirse al juego algún día.

(Marisa Alonso Santamaría)

20- Un lobito muy zorro junto a un cortijo

se ha encontrado a una niña

y así le dijo:

– Mira niña, vente conmigo a mi viña

y te daré uvas y castañas.

Y respondió la niña:

– No, que me engañas.

(Lope de Vega)

Dictados largos para niños de primaria

21- En una hermosa mañana de verano, los huevos que habían empollado la mamá Pata empezaban a romperse, uno a uno. Los patitos fueron saliendo poquito a poco, llenando de felicidad a los papás y a sus amigos. Estaban tan contentos que casi no se dieron cuenta de que un huevo, el más grande de todos, aún permanecía intacto.

Todos, incluso los patitos recién nacidos, concentraron su atención en el huevo, a ver cuando se rompería. Al cabo de algunos minutos, el huevo empezó a moverse, y luego se pudo ver el pico, luego el cuerpo, y las patas del sonriente pato. Era el más grande, y para sorpresa de todos, muy distinto de los demás. Y como era diferente, todos empezaron a llamarle el Patito Feo.

(Hans Christian Andersen)

22- Esta antigua historia comienza con la muerte del molinero, un viejo hombre que vivía con sus tres hijos, entre los cuales repartió su humilde herencia. Para el mayor de los hermanos decidió dejar el molino, al mediano el burro y para el pequeño el gato que tanta compañía había hecho a la familia.

No es que fuese una gran herencia, pero los hermanos parecían estar de acuerdo, salvo el más joven, que se sentía tan decepcionado, pues cómo iba él a ganarse la vida con un gato que ni siquiera podía comerse. Pero ojo, los gatos son animales astutos e inteligentes, y este hasta hablaba, y al ver a su dueño sumido en tal desgracia se puso manos a la obra.

Fuente: guiainfantil.com

Gemelos: ¿juntos o separados en el colegio?

Ana y Clara así como Álvaro y Jorge son hermanos gemelos, compañeros de mi hijo en el colegio, pero, aún cursando el mismo curso, estudian en clases diferentes.

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué los separan? Lo que parece raro, tiene su explicación. Lo que se busca con ello es que cada uno pueda desarrollarse individualmente como persona y como alumno.

Los hermanos gemelos en el colegio

Pienso que el gran reto de los padres en la educación de hijos gemelos es conseguir precisamente eso, que cada uno de sus hijos sea un individuo pleno y completo en sus capacidades o cualidades, sin comparativas o complementariedad alguna.

Actualmente, en los colegios se separa a los gemelos en distintas clases para que cada uno por separado tenga su propio grupo de amigos, y puedan desarrollar su personalidad y sus habilidades sociales sin comparativas, porque en ocasiones puede suceder que uno de ellos actúe como líder y el otro como seguidor, o muestren rivalidad en el ámbito escolar, al igual que puede suceder entre hermanos de distintas edades.

Lo mismo ocurre en los hogares de niños gemelos. Los que tenéis gemelos seguro que habéis desarrollado ciertas estrategias para conseguir que cada uno de vuestros hijos tenga una relación única y diferente con vosotros, con los amigos, compañeros del cole, y con otros hermanos.

Según he hablado con mi amiga Tatiana (dos de sus hijos son gemelos), el secreto está en tratarles como al resto de sus hijos que comparten familia, habitación, gustos, pero que son diferentes en edad, físico y personalidad, para ello es importante evitar que vistan siempre de la misma manera, tengan los mismos juguetes o un idéntico trato, que aprendan a compartir y a desarrollar su propia personalidad.

Nuestra actuación debería responder a la educación de dos hermanos cualesquiera que comparten el mismo día para celebrar su cumpleaños.

Fuente: guiainfantil.com

Educar a los niños ‘desconectados’ de la tecnología sí es posible

Verónica Pérez Arango, docente en un colegio de secundaria y mamá de Ulises, de 8 años, ha visto esta escena muchas veces: en casas de hijos de amigos que pasan horas hipnotizados delante de una tableta o un teléfono, Uli –como llama cariñosamente a su hijo– tiende a escabullirse con su hermanita menor a alguna otra habitación y descubrir juguetes nuevos que quizá su dueño no toca hace siglos.

“La verdad es que me llama poderosamente la atención que niños y niñas de 6 o 10 años no se diviertan con otra cosa que no sean las redes y la tecnología”, dice Verónica. Esa es una de las razones por las cuales Ulises forma parte de una tendencia que crece: niños criados con acceso nulo o muy restringido a teléfonos celulares y, especialmente, redes sociales.

En un mundo hiperconectado, en el que las empresas de tecnología apuntan a públicos cada vez más jóvenes, muchos padres en Argentina y en el mundo eligen educar a sus hijos en ambientes ‘tech-free’.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una niñez sin apps? ¿Es muy difícil sostener la apuesta por una infancia analógica? ¿Un chico desenchufado es un chico aislado, excluido? ¿Cuáles son las recomendaciones de los especialistas?

En el caso de Ulises, por ejemplo, él no tiene redes sociales ni celular: a veces le pide prestado el teléfono a su mamá para poner algo de música. “No tiene redes, pero la verdad es que tampoco las pidió”, explica Verónica, que regula también las horas de pantalla en su casa, incluyendo Netflix y YouTube. “Lo que sí me pregunta es por qué no puede ver todo el día Netflix, a lo cual le respondo que está genial ver pelis, pero que está bueno aburrirse porque cada vez que se aburren descubren un juego nuevo o inventan algo o salen al aire libre –dice Verónica–. A mí, como madre, me da más trabajo esto, pero amo tanto que juegue cuando conozco niños y niñas de esa edad que si no tienen tecnología adelante, no saben qué hacer”.

En el grado de Ulises, que va a una escuela pública, la mayoría de los papás están en la misma sintonía; y para Verónica eso es un factor clave: “Me parece que cuando el entorno de padres prioriza más el juego, el cuerpo, la conversación y el compartir, es más fácil que los niños no se sientan sapos de otro pozo –explica–. Si justo tu hijo o hija son los únicos que no usan tanta tecnología, es más difícil”.

Único de su curso sin celu

Ese es un poco el caso de Sebastián, de 11 años, hijo de Laura Castillo, actriz, que asegura a todo aquel que quiera escucharlo ser el único de su grado que no tiene celular ni redes.

Sebastián también estudia en una escuela pública (en las que, muchos papás aseguran, la iniciación de los niños en la vida digital es más tardía e irregular que en las privadas), pero los años que lo separan de Ulises pueden explicar la diferencia: es común que a los 11 o 12 años muchos niños tengan su primer celular o una cuenta de Instagram. Sin embargo, los papás de Sebastián se mantienen firmes: “Creemos que no lo necesita y no está aún preparado. No se mueve solo en la calle más allá de algún mandado o compra cercana a nuestra casa. Además privilegiamos el contacto real con sus amigos y compañeros”, explica Laura, y agrega: “Ya va a tener, cuando vaya a la secundaria y se mueva más solo, pero por ahora aunque se queje y lo discutamos mucho nos mantenemos firmes. No creemos que sea decisión de él”.

La historia de Sebastián es la que a los adultos nos aparece como más típica: sin embargo, no todos los niños que no tienen acceso a celulares o a redes lo viven como un problema. En parte, como comentaba Verónica, el entorno juega un papel importantísimo: una red social solo tiene gracia si tus amigos están en ella, pero también depende de la personalidad de cada niño. Muchos niños huyen de las redes sociales clásicas y eligen otro tipo de ‘apps’, más relacionadas con el juego y la creatividad que con la exposición de sus vidas personales.

A pesar de que sus padres no le prohíben el acceso a ninguna red (“sí leo todo lo que puedo y hablo mucho con ella, además de proponer mil cosas para que no esté todo el día en el teléfono”, dice Tomás Linch, editor y papá), Catalina, de 12, usa solamente WhatsApp y una red social llamada Amino, que no usa ninguno de sus compañeros de colegio: “Arranqué en sexto grado. Pero mis amigos solían usar mucho antes Instagram, que yo nunca usé”, cuenta. Amino es una ‘app’ que conecta comunidades de fans de distintos temas, desde animé hasta series de TV, videojuegos o superhéroes: Catalina dibuja y la usa para trabajar en proyectos colaborativos. “Es extraordinario lo que los niños generan solos”, se maravilla Tomás, que nunca había escuchado hablar de Amino antes. “No creo que alguien de mi edad se pierda de nada por no tener redes, celular o WhatsApp –dice Catalina–. A veces usamos WhatsApp para hacer la tarea, pero el que no tiene usa el WhatsApp del padre y se arregla”.

Algo parecido dice Lucas, de 11, hijo de Laura González, maquilladora y esteticista, que no tiene redes sociales, pero sí un celular muy básico y sin chip para jugar algún juego: “Yo diría que sin Skype, sin WhatsApp, sin Facebook, sin Instagram. ¡Estoy muy bien! No me interesa mucho hablar en redes sociales. A mí lo que me gustaría es tener un celu para jugar jueguitos, pero tranqui, no tengo ningún problema. Mis amigos siguen a famosos en Instagram, pero yo no, yo solo quiero un celu para jugar y que no se me quede varado como el que tengo ahora”, dice Lucas, sin rastros de mal humor. Eso no significa que su vida sea 100 % libre de tecnología: es un fanático de la PlayStation y juega en red con sus amigos del colegio.

Fuente: abcdelbebe.com

24 dictados cortos para niños de cuarto de primaria

En el segundo ciclo de primaria se deben profundizar en los conocimientos adquiridos en los años anteriores sobre normas gramaticales como los signos de puntuación, el pasado simple o el correcto uso de gue, gui.

También es el momento de conocer otras reglas ortográficas como el uso de los guiones, las partículas interrogativas que llevan acento sin ir al lado de los signos interrogativos y exclamativos y el pasado formado con la letra h, entre otras. Para que los más pequeños aprendan y refuercen estos conceptos de una manera sencilla y, hasta divertida, te proponemos 24 dictados cortos para niños de cuarto de primaria.

Conoce los beneficios de los dictados en niños de cuarto de primaria

A través de la lectura, los niños aprenden a escribir mejor y, lo más importante, a hacerlo sin faltas de ortografía. Esto es algo que los padres deben de fomentar, pero otra cosa que podemos hacer en casa es trabajar con ellos los dictados. 

Esta actividad no solo mejoraría la ortografía del niño sino que, además:

Ayuda su comprensión auditiva, ya que entienden y comprenden lo que están escuchando.

Fomenta un mayor uso del lenguaje. Su capacidad de comunicación se ve reforzada con los dictados.

Aumenta la concentración, y es que con los dictados el niño no solo estará pendiente a lo que dice el padre (o en profesor si se realiza en el colegio) sino que además, querrá hacerlo bien y pondrá mucha atención a lo que escribe sobre el papel.

Recuerda que con que hagan un dictado o dos al día es suficiente, que deben hacerlos despacio para entenderlo bien y que, como actividad complementaria, pueden dibujar lo que han escrito por la parte de atrás de su hoja. Aprender a escribir correctamente será más fácil que nunca.

Dictados para distinguir cuando una palabra lleva acento o no

Para segundo ciclo de primaria los alumnos ya van teniendo claro que las partículas interrogativas tales como qué, cuándo, dónde o por qué llevan acento cuando van acompañadas de signos de interrogación y exclamación.

Es el momento de dar un paso más y de explicarles que dichas partículas, en ocasiones, también llevan acento, aunque no vayan en medio de los signos de puntuación.

Con ejercicios de dictados cortos como estos que te proponemos para niños de cuarto de primaria lo entenderán perfectamente. Recuerda hacer énfasis donde deben colocar el acento y de aclarar todas sus dudas.

1 No sé si lo sabes, pero conocer cómo escribir bien todas las palabras que hay es un poco complicado. Hay que esforzarse mucho.

2 No te he entendido bien lo qué has dicho. ¿Me lo puedes repetir, por favor?

3 Hoy estoy estudiando cómo se formaron los planetas y cómo es nuestro sistema solar.

Ejercicios cortos para aprender el uso de los acentos

Los niños de segundo ciclo de primaria están conociendo qué es una palabra llana, aguda o esdrújula y cómo y por qué se acentúan cada una de ellas. Para que esta tarea les resulte un poquito más sencilla, ponemos a su alcance ejercicios de dictados como estos:

4 En mi habitación tengo un camión, un jersey, un tractor, un avión y un búfalo. ¿Tienes un avión y un búfalo? Si, pero son de juguete.

5 Ahí hay un niño que no hace más que llorar. ¿Qué le habrá pasado?

6 Fósforo, brújula, cáscara y un poco de música, no necesitamos nada más para hacer la tarea de hoy. ¡Qué divertido!

7 El ángel está encima del árbol, el jardinero corta el césped, mamá prepara un rico cóctel y yo leo mi cómic favorito.

8 El bebé no puede beber café, es muy pequeño. El gato se sube en el sofá de un salto y yo preparo el menú para la cena. Sopa y croquetas.

Ejercicios de dictado para tus alumnos con la ll y la y

Saber si una palabra se escribe con doble “ll” o con “y” es cuestión de práctica. Lee estos dictados a tus alumnos/hijos y lo aprenderán poco a poco. Nuevamente, resuelve todas sus dudas para que no cometan ninguna falta de ortografía.

9 El membrillo está dulce, así que la yegua se lo come. Yo mientras juego con mi yo-yo que es muy divertido. Mi tío lee el folleto y aviva la llama de fuego con el fuelle. El yelmo es pesado así que le pongo unas semillas encima. ¡Cuántos disparates!

10 No te voy a fallar, no te preocupes, el pestillo, la semilla, la pastilla y la puntilla están preparadas. Lo estoy oyendo todo, ¿entiendes?

Dictados para que niños de cuarto de primaria conozcan el uso de guiones

Los niños de primaria están acostumbrados a escribir por líneas por lo que, para que poco a poco, vayan aprendiendo el uso de guiones y cómo escribirlos, tenemos estos prácticos y divertidos ejercicios cortos. Además, con ellos verán el uso de los acentos en palabras monosilábicas y, nuevamente, los signos de puntuación.

11 -Quiero ir al parque con mi amigo esta tarde después del cole. ¿Puedo?

-Sí, por supuesto. Pero recuerda que debes estar en casa antes de la 7. ¿Con qué amigo vas al parque?

-Con Lucas. Él también tiene que volver a esa hora.

-Genial, pasarlo bien.

12 -Creo que es hora de emprender el viaje.

-Pero yo aún estoy cansado, ¿y si comemos antes?

-Yo también tengo tengo hambre, pero seguro que él ya hace rato que nos espera…

Y así siguieron un rato más hablando el león y la pantera sobre si era hora de comer o de seguir el camino. ¡A nadie le gusta hacer esperar al astuto ratón!

Dictados para segundo ciclo de primaria sobre palabras terminadas en -aba

Ejercicios de dictado como los que vamos a mostrarte a continuación son ideales para que niños y niñas de segundo ciclo de primaria conozcan las palabras terminadas en -aba y el pasado simple.

13 Todo estaba preparado, el festival de Navidad iba a comenzar, la música sonaba, los niños cantaban y todos juntos festejábamos.

14 El pato cocinaba, el ganso bailaba, el ratón cantaba, el perro gritaba y el león se tapada los oídos.

15 Yo siempre leía cuando era pequeña, también pintaba, jugaba a las cartas y doblaba mi ropa. Ahora que soy mayor, ¡también lo hago!

Actividades para conocer las formas pasadas con h

El cuarto curso de primaria es un buen momento para saber cómo se forma el pasado con la letra h. Aquí tienes unos dictados para trabajar esta norma gramatical.

16 Mi hermana ha estudiado turismo y ha viajado mucho por todo el mundo, a veces puedo ir con ella.

17 Por si no lo sabes ya te digo yo todo lo que ha ocurrido, el perro ha mordido al león y este se ha enfadado mucho. ¡No me extraña!

18 Para investigar qué había pasado he tenido que trabajar mucho pero al fin lo he averiguado.

19 He escrito un cuento muy bonito que habla de un león que se ha escapado a la ciudad, ¿quieres que te lo lea? ¿Claro que sí?

Propuestas para mejorar el uso de la x

Escribir bien las palabras que contienen la letra “x” suele ser complicado para los alumnos de cuarto de primaria. Con dictados como estos serán capaces de redactar textos sin cometer faltas de ortografía.

20 Los experimentos que hacen los científicos son extraordinarios, además, que nos han dejado vivir muchas experiencias.

21 Los exploradores están listos para la expedición, ¿encontrarán a los dinosaurios que buscan?

Poemas famosos para dictar y memorizar

Estos poemas son idóneos para dictar, mejorar la escritura, la concentración, la memoria y también para ilustrar:

22 Una tarde parda y fría

de invierno. Los colegiales

estudian. Monotonía

de lluvia tras los cristales.

Es la clase. En un cartel

se representa a Caín

fugitivo, y muerto Abel,

junto a una mancha carmín.

Con timbre sonoro y hueco

truena el maestro, un anciano

mal vestido, enjuto y seco,

que lleva un libro en la mano.

Fragmento de “Recuerdo infantil”. Antonio Machado

23 Nadie sabe Geografía

mejor que la hermana mía.

-La anguila azul del canal

enlaza las dos bahías.

-Dime: ¿dónde está el volcán

de la frente pensativa?

-Al pie de la mar morena,

solo, en un banco de arena.

Fragmento de “Geografía física”. Rafael Alberti

24 La tarde equivocada

se vistió de frío.

Detrás de los cristales,

turbios, todos los niños,

ven convertirse en pájaros

un árbol amarillo.

La tarde está tendida

a lo largo del río.

y un rubor de manzana

tiembla en los tejadillos.

 

Fuente: guiainfantil.com

Trucos para enseñar a los niños a multiplicar

Muchos niños disfrutan del aprendizaje, de lo nuevo que les puede traer el colegio, y también de cada nuevo reto. Hay pequeños que están deseando saber más por ejemplo, de matemáticas. Sin embargo, para otros puede ser un auténtico suplicio tener que sentarse frente al papel y resolver los ejercicios de clase.

Si nuestros hijos tienen problemas a la hora de hacer multiplicaciones y queremos animarles y ayudarles a que lo entiendan, es necesario que conozcamos juegos y trucos que les enseñen de forma fácil.

Cómo enseñar a los niños a multiplicar

Para que los niños aprendan a multiplicar, o refuercen los conocimientos que ya les han dado sus profesores en las aulas, es necesario que cuenten con la capacidad de no desanimarse cuando no les salga a la primera. Explicarles una multiplicación como que fuera un juego es lo que suele ser más útil para que nunca lo olviden.

Podemos pensar en el juego de las frutas, sobre todo si son cerezas, o de los lacasitos si los tenemos a mano, o cualquier elemento que podamos comer o jugar con ello, y que sea divertido y colorido para que nunca lo olviden.

Experimentar con las multiplicaciones de forma divertida con juegos puede hacerse de la siguiente forma: estableciendo grupos de números a través de colores, si no queremos hacerlo con fruta o alimentos, podemos pensar en bolitas de plastilina. La fuerza visual de los niños hará que comprendan los ‘equipos’ de números a través de los colores para que sepan por qué las cantidades van multiplicándose.

Juegos para que los niños aprendan las tablas de multiplicar

Para que aprendan cómo multiplicar, existen diversos trucos que podemos tener a mano en un momento dado:

– El juego de las canciones: Si lo que queremos es que se aprendan las tablas de multiplicar de carrerilla, solamente tenemos que echar la vista atrás y recordar nuestra infancia, donde existían esos cánticos con los números que rimaban, al más puro estilo ‘6×4 = 24; 6 x 6 = 36…’ es más fácil que lo recuerden de esta manera.

El  juego de los pares con rimas: Si lo que queremos es que entiendan que cuando un número par se multiplica por otro par, da lugar a otro de la misma condición, y el resto de reglas de multiplicacion, podemos jugar con las rimas para que termine por entenderlo: ‘impar por par, par ; par por par; par’, al principio le puede costar un poco, pero después lo dirá de carrerilla. Y lo mejor de todo: le facilitará aprender luego el resultado de las tablas.

El juego de la tabla del 9: Cuando ya lleven avanzado su aprendizaje, existe el cuento de la tabla del 9 para cuando ya sean auténticos expertos en multiplicaciones, que hace alusión a Robin Hood, que robaba a los ricos (el dígito de la derecha), para dársela a los pobres (el dígito de la izquierda), conforme va avanzando la tabla. Nunca olvidarán el juego y les será mucho más sencillo aprender la tabla más complicada. Aquí tenemos el ejemplo:

9 X 1 = 9: Aquí tenemos el primer número. Para saber cuánto es 9 x 2, hay que restarle uno al dígito de la derecha ( 9 – 1 = 8), y aumenta uno delante, por lo que el resultado se transformará en 18. Cuando continúen, 9 x 3 será 27, y ocurrirá lo mismo, el dígito de la derecha baja uno (8 – 1 = 7) y se añadirá uno más delante (de uno, pasa a dos); y así sucesivamente. Seguimos con 9 x 4 = 36, un dígito más a la izquierda (donde estaba el 2 del 27, y uno menos en el de la derecha). Si la fábula de Robin Hood la cogen a la primera, podrán saber que fácilmente, los dígitos irán bajando en el número de la derecha y aumentando en el de la izquierda.

Fuente: guiainfantil.com

Nuevo año para estar presente y sentir compasión

Angie Khoury
Especial para LISTÍN DIARIO
Santo Domingo

La temporada de descanso se presta también para reflexionar. Es el momento ideal para crear nuevas metas, establecer una intención, encontrar inspiración y motivación. ¿En qué estamos invirtiendo nuestro tiempo? ¿Cómo estamos tratando a las personas que nos rodean? ¿Cuál será el legado que permanecerá?

En un mundo hiperinformado como este, lleno de gratificaciones y respuestas instantáneas, reducir la velocidad, estar presente y sentir compasión se convierten en actos radicales e inesperados, con mucho potencial para impactar nuestra propia vida y la de los demás.

Según un estudio realizado en la Universidad de Harvard, una persona despierta dura el 47% de su tiempo pensando en algo que no está pasando; es decir, pensando en algo que pasó (pasado) o en algo que va a pasar (futuro). Este alarmante dato evidencia que mientras una persona está realizando alguna tarea cotidiana, como conversar, lo más probable es que no esté prestando total atención. En el caso de una conversación, no está escuchando activamente a su interlocutor, perdiendo así una valiosa oportunidad de conexión, una de las necesidades humanas más básicas.

Brené Brown, investigadora y autora norteamericana, ha pasado más de una década estudiando la vulnerabilidad, la compasión, la vergüenza y la culpabilidad. En su libro “Daring Greatly” asegura que “la desconexión es la base detrás de la mayoría de los problemas que veo en familias, escuelas, comunidades y organizaciones (Ö) Hemos llegado al punto en el que, en vez de respetar y apreciar el valor y la osadía detrás de la vulnerabilidad, dejamos que nuestro miedo e incomodidad se conviertan en juicios y críticas”.

Y la historia no termina ahí.

Las personas que se mantienen conscientes en el momento presente no solo gozan de mejores relaciones interpersonales, sino también de mejor salud y bienes-tar emocional, como quedó demostrado en un estudio de 2016 publicado en el Diario de Investigación en Personalidad. El mismo arrojó que a mayor disposición de una persona a mantenerse presente en el momento, menor era su nivel de estrés, ansiedad y depresión.

La temporada de descanso se presta también para reflexionar. Es el momento ideal para crear nuevas metas, establecer una intención, encontrar inspiración y motivación. ¿En qué estamos invirtiendo nuestro tiempo? ¿Cómo estamos tratando a las personas que nos rodean? ¿Cuál será el legado que permanecerá?

En un mundo hiperinformado como este, lleno de gratificaciones y respuestas instantáneas, reducir la velocidad, estar presente y sentir compasión se convierten en actos radicales e inesperados, con mucho potencial para impactar nuestra propia vida y la de los demás.

Según un estudio realizado en la Universidad de Harvard, una persona despierta dura el 47% de su tiempo pensando en algo que no está pasando; es decir, pensando en algo que pasó (pasado) o en algo que va a pasar (futuro). Este alarmante dato evidencia que mientras una persona está realizando alguna tarea cotidiana, como conversar, lo más probable es que no esté prestando total atención. En el caso de una conversación, no está escuchando activamente a su interlocutor, perdiendo así una valiosa oportunidad de conexión, una de las necesidades humanas más básicas.

Brené Brown, investigadora y autora norteamericana, ha pasado más de una década estudiando la vulnerabilidad, la compasión, la vergüenza y la culpabilidad. En su libro “Daring Greatly” asegura que “la desconexión es la base detrás de la mayoría de los problemas que veo en familias, escuelas, comunidades y organizaciones (Ö) Hemos llegado al punto en el que, en vez de respetar y apreciar el valor y la osadía detrás de la vulnerabilidad, dejamos que nuestro miedo e incomodidad se conviertan en juicios y críticas”.

Y la historia no termina ahí.

Las personas que se mantienen conscientes en el momento presente no solo gozan de mejores relaciones interpersonales, sino también de mejor salud y bienes-tar emocional, como quedó demostrado en un estudio de 2016 publicado en el Diario de Investigación en Personalidad. El mismo arrojó que a mayor disposición de una persona a mantenerse presente en el momento, menor era su nivel de estrés, ansiedad y depresión.

Claramente, algo ocurre cuando decidimos prestar atención. Cambia nuestro estado de ánimo, y tenemos la oportunidad de ser más compasivos con las personas a nuestro alrededor. La compasión, una respuesta emocional que ocurre cuando un ser humano percibe un sufrimiento y tiene un deseo genuino de aliviarlo, es uno de los instintos más primitivos de humanos y animales por igual. “El Instinto Cooperativo”, un estudio de la Universidad de Harvard, asegura que el primer impulso de adultos y niños es ayudar a otros, en vez de competir en su contra.

Por igual, se ha demostrado que dar es tan placentero como recibir, y que entre los beneficios de salud que aporta la compasión, se cree que puede incluso alargar nuestra proyección de vida.

Poniéndolo en práctica
Estas herramientas pueden hacer factible la práctica de la conciencia momento a momento (moment to moment awareness o mindfulness en inglés) que no es más que mantenerse presente, prestar atención plena al ahora.

1. Concentrarse en un tarea a la vez. Prestar atención a la acción que se está realizando en el momento; concientizarse sobre lo que pasa por su mente.

2. Escuchar activamente. Colocar el cuerpo en la dirección del interlocutor/a, escuchar, no interrumpir, hacer preguntas cuando haya una pausa.

3. Atender a los sentidos. ¿Qué escucha? ¿Qué observa? ¿Qué huele? ¿Qué siente?

4. Respirar profundamente.

En su libro Cultívate, la escritora y empresaria norteamericana Lara Casey anota: “La vida que quiero cultivar es una vida en la que escucho intencionalmente, algo que puedo hacer porque no estoy apresurada – ni estoy apresurando a los demás. Puedo escuchar y ver más de las bendiciones que ya están justo en frente de mí”.

Si cada ser se compromete a tratarse a si mismo y a los demás con más compasión, paciencia y respeto, impacta a cada persona a su alrededor, y colabora con transformar la sociedad en un lugar con más igualdad, más oportunidades, y con ciudadanos y ciudadanas más saludables.

A veces, entre este y otro quehacer, se nos olvida que al final del día, somos seres humanos. Que al final de la jornada, la mejor inversión y el mejor acto de fe que se puede hacer es amarse y amar a los demás. El amor y la atención que brindamos será nuestro legado.

Este día, y los que vienen, propongámonos una tarea: estar dispuestos y dispuestas a ser vulnerables, a estar aquí y a amar plenamente. A dar, escuchar, ayudar. Está comprobado que la compasión es contagiosa; lo menos que puede pasar es que desatemos la mejor epidemia en la historia de la humanidad.

Claramente, algo ocurre cuando decidimos prestar atención. Cambia nuestro estado de ánimo, y tenemos la oportunidad de ser más compasivos con las personas a nuestro alrededor. La compasión, una respuesta emocional que ocurre cuando un ser humano percibe un sufrimiento y tiene un deseo genuino de aliviarlo, es uno de los instintos más primitivos de humanos y animales por igual. “El Instinto Cooperativo”, un estudio de la Universidad de Harvard, asegura que el primer impulso de adultos y niños es ayudar a otros, en vez de competir en su contra.

Por igual, se ha demostrado que dar es tan placentero como recibir, y que entre los beneficios de salud que aporta la compasión, se cree que puede incluso alargar nuestra proyección de vida.

Poniéndolo en práctica

Estas herramientas pueden hacer factible la práctica de la conciencia momento a momento (moment to moment awareness o mindfulness en inglés) que no es más que mantenerse presente, prestar atención plena al ahora.

1. Concentrarse en un tarea a la vez. Prestar atención a la acción que se está realizando en el momento; concientizarse sobre lo que pasa por su mente.

2. Escuchar activamente. Colocar el cuerpo en la dirección del interlocutor/a, escuchar, no interrumpir, hacer preguntas cuando haya una pausa.

3. Atender a los sentidos. ¿Qué escucha? ¿Qué observa? ¿Qué huele? ¿Qué siente?

4. Respirar profundamente.

En su libro Cultívate, la escritora y empresaria norteamericana Lara Casey anota: “La vida que quiero cultivar es una vida en la que escucho intencionalmente, algo que puedo hacer porque no estoy apresurada – ni estoy apresurando a los demás. Puedo escuchar y ver más de las bendiciones que ya están justo en frente de mí”.

Si cada ser se compromete a tratarse a si mismo y a los demás con más compasión, paciencia y respeto, impacta a cada persona a su alrededor, y colabora con transformar la sociedad en un lugar con más igualdad, más oportunidades, y con ciudadanos y ciudadanas más saludables.

A veces, entre este y otro quehacer, se nos olvida que al final del día, somos seres humanos. Que al final de la jornada, la mejor inversión y el mejor acto de fe que se puede hacer es amarse y amar a los demás. El amor y la atención que brindamos será nuestro legado.

Este día, y los que vienen, propongámonos una tarea: estar dispuestos y dispuestas a ser vulnerables, a estar aquí y a amar plenamente. A dar, escuchar, ayudar. Está comprobado que la compasión es contagiosa; lo menos que puede pasar es que desatemos la mejor epidemia en la historia de la humanidad.

Cumple tus objetivos en 2019

Los expertos aseguran que no somos capaces de cumplir con nuestros objetivos por falta de enfoque y de concentración, además de porque no diseñamos el plan de acción necesario para lograr cada meta.

Si quieres que 2019 sea diferente, empieza por hacerte las siguientes preguntas.

Preguntas clave para cumplir con tus objetivos en 2019

¿En qué punto del camino te encuentras?

Para saber cuál va a ser tu siguiente paso debes de identificar en dónde estás. Imagina que quieres llegar a una ciudad y coges un mapa para orientarte. Si no sabes dónde estás, no conseguirás llegar a tu destino.

Por ello, define en dónde te encuentras teniendo en cuenta tus circunstancias personales.

¿Cuáles son tus metas?

Define bien que objetivos quieres conseguir y ponte a trabajar en ellos. Esta definición debe ser lo más precisa posible.

¿Cómo te sentirás cuando hayas conseguido tus objetivos?

Hay estudios que demuestran que visualizar lo que queremos conseguir nos ayuda a estar mucho más motivado. ¿Alguna vez te has parado a pensar cómo te sentirás cuando llegues a tu meta? Quizá deberías dedicar algunos minutos al día a hacerlo.

Al mismo tiempo, también es muy importante disfrutar del camino que te está llevando a la meta. No debes de llegar para ser feliz, sino que tienes que intentar ser feliz en el trayecto. Disfrutar de lo que haces te dará la energía que necesitas para seguir adelante y no caer en los obstáculos del camino. Disfruta del camino.

¿Has escrito tus metas?

Debes escribir tus metas para organizar bien lo que quieres lograr y cómo lo vas a conseguir.

Lo primero que deberías hacer es escribir sin respetar ningún orden, dejando que fluyan tus deseos y creatividad.

Después tendremos que organizarlo todo, detallando con precisión cada una de las metas y algunas nociones de cómo piensas lograrlas.

¿Por qué ansías esas metas?

Una vez que las hayas definido debes de preguntarte porque las buscas. Razona un poco sobre ello y trata de imaginar los beneficios que conseguirás.

Si tienes dudas, céntrate en esta meta y determina si es realmente lo que quieres.

Revisa constantemente tu proyecto y hazlo crecer. No busques la perfección, busca empezar cuando antes a trabajar en él.

Estas preguntas te acercarán a tus objetivos en el 2019.

Fuente: formacionemocional.com