Qué es el Calendario de Adviento y cómo usarlo con los niños

Los Calendarios de Adviento son una de las tradiciones navideñas más esperadas por los niños. Navidad tras Navidad, las familias compran un calendario en los supermercados o lo hace en casa para sus hijos, para que empiecen a disfrutarlo a partir del día 1 al día 24 de Diciembre.

Es una manera que usan muchas familias para preparar a los niños para la llegada de la Navidad. Del día 1 al 24 de Diciembre, los niños abren una ventana del calendario y descubren una sorpresa o regalo, que puede ser desde un caramelo o una galleta hasta un cuento o canción infantil sobre la Navidad.

El calendario de Adviento y los niños

El calendario de adviento se trata de un calendario con 24 casillas, en las que se guarda una sorpresa o un regalo a los niños. Cada día el niño abre una ventanita del calendario y descubre la sorpresa. Es una forma que tiene muchas familias para preparar a sus hijos para la Navidad.

En las casillas del calendario se puede tanto poner caramelos, como galletas, mensajes con valores, e incluso cuentos o canciones que los padres deben contar o cantar este día con sus hijos. En realidad, el calendario tiene forma de ‘conteo’ para saber cuántos días faltan para la Navidad. Los niños se lo toma como un juego.

Origen del calendario de Adviento

¿De donde surgen los calendarios de Navidad? La historia del calendario se remonta al siglo XIX, época protestante alemana, cuando los niños encendían una vela por cada día del periodo de Adviento, es decir, desde el domingo de Adviento (día que varía según el año), hasta el día 24 de Diciembre o Nochebuena. Hoy en día, la tradición se ha popularizado y cambiado. El calendario incluye dos días del 1 al 24 de Diciembre y en lugar de velas, se regala chocolatinas, juguetes, libritos, etc.

Los primeros calendarios físicos surgieron después de una forma diferente. En las familias más humildes, se pintaba con tiza o gis, 24 rayas en la puerta de la casa, y cada día un niño borraba una. En las familias más ricas, los niños recibían una golosina cada día.

Los primeros calendarios de adviento impresos surgieron en el año 1902, cuando se lanzó en el mercado imágenes de colores para ser recortadas y pegadas en las 24 casillas de una cartulina. Pero, los primeros calendario ya con ventanitas salieron al mercado en 1920, teniendo como sorpresas figuras de cuentos de hadas y de dioses germanos. Por el año 1950, el calendario se volvió popular en Alemania, y detrás de las ventanas, se escondían imágenes de paisajes nevados y motivos cristianos. Algunos ya empezaban a guardar dulces.

Pensando en lo importante que es el Calendario de Adviento para las familias, Guiainfantil.com ha preparado algunos calendarios muy originales para que los niños puedan esperar la Navidad de una forma dulce y usando toda su creatividad.

Fuente> guiainfantil.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *