Cómo ser bueno para las matemáticas

Aunque parezca extraño hacemos soluciones matemáticas todo el tiempo. Cuando calculamos el tiempo para llegar en hora, al servir la comida o al decidir qué comprar. Ser bueno -o malo- para las matemáticas no depende de la genética, sino del esfuerzo. Los expertos advierten que tener una actitud negativa frente a esta ciencia exacta es más perjudicial de lo que pensamos.

¿La genialidad es innata?

Un estudio de la Universidad John Hopkins, en Estados Unidos en el año 2011 descubrió que a los niños con un sentido numérico desarrollado les iba bien en las pruebas de matemáticas, y llegaron a la conclusión de que la habilidad de manejar números podía ser innata. ¿Puede conectarse esto con el secreto de la genialidad de Einstein? Cuando Albert Einstein murió en 1955, los científicos preservaron su cerebro para futuras investigaciones. A pesar de algunas contradicciones, los expertos aseguraron que el cerebro era diferente a los demás. Según un estudio de la Universidad del Estado de Florida, el cerebro de Einstein tenía una “corteza prefrontal extraordinaria”, lo que pudo haber contribuido a que tuviera grandes capacidades.

Sabemos que Einstein es la excepción del mundo. Pero no te desalientes, todos podemos llegar a ser al menos parecidos a Albert, los expertos afirman que no se nace, sino que se hace un genio. Sin embargo, factores como la vida familiar, la educación o las privaciones influyen en nuestra habilidad para con las matemáticas. La práctica es la base del aprendizaje y los “genes matemáticos” no existen. Los expertos aseguran que para ser bueno en matemática es necesario el esfuerzo.

Uno de los grandes obstáculos para convertirse en un genio matemático es el miedo. Y aunque parezca mentira, existe una condición llamada “ansiedad matemática”:hay escáneres que muestran que el área del cerebro afectada es parecida a la que se activa cuando sentimos dolor físico. El problema de esto es que el cerebro dictamina que no puedes hacerlo, y el miedo no deja insistir. Darse por vencido es el peor fallo que podemos cometer. Cualquier acción diaria requiere de un pensamiento matemático: entender los números y calcular riesgos es nuestra realidad matemática para andar por el mundo. En el fondo, todos somos matemáticos.

Todos somos matemáticos: las acciones diarias tienen una dosis matemática, medir los números y calcular riesgos es nuestra realidad matemática. No nacemos genios, lo hacemos mediante la práctica.

5 TRUCOS PARA SER MEJOR EN MATEMÁTICAS


#1: La confianza es la clave

Todas las herramientas y técnicas ya están inventadas: preocúpate por saber aplicarlas en un ejercicio. El 50% de ser un matemático, es creer que eres un matemático.

#2: Aprender matemáticas es como aprender a tocar un instrumento

No pretendas aprender en un día. La práctica es la base del aprendizaje.

#3: Está bien atascarse

Si todo fuera fácil, no sería divertido. Piensa desde varias perspectivas y tómate tu tiempo, está bien bloquearse, no te des por vencido.

#4: Divide el problema en pedazos pequeños

La combinación de los movimientos individuales te harán más fácil el camino de la solución.

#5: Encuentra el patrón

La matemática no es más que encontrar el patrón de conducta: cuando lo descubres corres con ventaja para resolver el problema.

Fuente: BBC Mundo

Autor: Universia Argentina

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *