11 secretos para ser un buen jefe

Por: Mariano Cabrera L.

  1. Un buen jefe sabe delegar

Cuando hablo de aprender a delegar me refiero a dejar de ser esa clase de jefe que trata de acaparar todo.

Aprender a delegar significa también aprender a confiar en otras personas.

Así que el primero de los 11 secretos para ser un buen jefe, es comprender la importancia de ir creando un sólido equipo, en el que podamos confiar para así delegar el trabajo y optimizar tiempos (y reducir estrés).

  1. Un buen jefe sabe liderar

De este tema hablé mucho en el blog y es clave. Un buen jefe debe realmente ser un buen líder.

  1. Un buen jefe sabe ser duro y suave

El tercero de los 11 secretos para ser un buen jefe es aprender a ser duro cuando las situaciones ameriten.

Ser duro no significa ser malo, déspota o inclusive agresivo. Significa saber tironear de la soga cuando hace falta, ponerse serio, ser un poco frío y empujar a las personas a que realmente cumplan sus obligaciones.

Sin embargo, también hay que aprender a ser suave.

  1. Un buen jefe sabe hacer las cosas

Hay una frase que siempre me gustó y que dice lo siguiente:

EL QUE SABE HACER SABE MANDAR.

Y es que esto es muy cierto.

Recuerdo haber tenido un jefe que me contrató para que maneje un área en la cual me especializaba y en la cual esta persona, no tenía casi nada de conocimientos.

Sin embargo (y lo divertido de la situación) es que siempre que se le presentaba algo, tenía un “pero” o exigía cosas que eran imposibles de realizar.

  1. Un buen jefe sabe acercarse sin ser un amigo

No está mal acercarse a los trabajadores, conocer sobre sus vidas o inclusive comprender cuando tengan malos momentos o situaciones complicadas.

Pero de ahí a convertirse en amigos, ese es otro tema.

Muchos jefes tratan de convertirse en un buen jefe buscando “caerle bien” a sus trabajadores y hasta inclusive sobrepasando la delgada línea entre trabajo y amistad.

  1. Un buen jefe valora la meritocracía

Recuerdo que una vez tuve la suerte de diseñar el modelo de un auto de carreras de competición a pedido de un jefe (Una solicitud extraña porque no era ese mi trabajo) la cual acepté porque estaba con todas las energías de crecer en esa organización.

También recuerdo que de pronto el tema quedó en la nada.

Bueno, ni tan así.

Un día me despierto, prendo el televisor y comienzo a ver una carrera de autos en televisión. Pero había algo que llamó mi atención. Era el modelo de auto, los colores, hasta los sponsors que yo había puesto en el diseño.

Ese jefe nunca me agradeció, felicitó ni inclusive me comentó que él había presentado mi idea.

Esperaba por lo menos una invitación para ver la carrera o en el peor de los casos que me diga que el auto estaba listo y que lo vea por televisión.

Entonces el sexto de los 11 secretos para ser un buen jefe, es valorar el mérito de los demás y buscar la forma de agradecerlo.

Algunas veces será una palmada en la espalda, otra un ascenso o un mejor salario o por lo menos, un correo electrónico de felicitación.

  1. Un buen jefe sabe escuchar

Cuando uno es jefe, debe asumir el rol y parte de ese rol es tomar decisiones.

Sin embargo el tener que tomar decisiones no significa tener el derecho a hablar y no escuchar a los demás.

Todo lo contrario.

Para ser un buen jefe, hay que aprender a escuchar para poder tomar las mejores decisiones.

Así que recuerda este consejo y nunca olvides que por algo tienes dos orejas y una boca.

  1. Un buen jefe sabe todo sobre su trabajo

Esto va de la mano con el punto 4 el “Saber hacer”.

Un buen jefe debe saber todo sobre su trabajo y esto se logra a medida que se involucra con todas las partes de una organización.

Y esto es algo clave.

Ser un buen jefe no necesariamente significa que hay que saber hacer el trabajo de todos los demás, pero si saber qué hacen, cómo se hace algo, requisitos, procesos, funciones.

La lista es larga.

Recuerda entonces, involucrarte a fondo.

  1. Un buen jefe está motivado

Esto es muy simple, si el jefe se desmotiva, va a desmotivar a toda la estructura.

No es algo simple, pero un buen jefe debe aprender a estar siempre motivado y motivado no significa necesariamente estar sonriendo y feliz. Significa que está siempre concentrado en hacer que las cosas sucedan.

Así que el noveno de los consejos para ser un buen jefe, es dominar el poder de la motivación, de la automotivación y obviamente de motivar a los demás.

  1. Un buen jefe sabe desarrollar equipos

Un buen jefe es la cabeza de una gran fila que empuja para el mismo lado y para crear esa estructura hay que saber desarrollar equipos.

Desarrollar equipos trata sobre conocer, involucrarse, estimular, presionar, motivar y persuadir a las personas.

En resumen, un jefe es una cabeza y todo su equipo un cuerpo.

Ninguno de los dos funciona muy bien sin el otro.

  1. Un buen jefe siempre está aprendiendo

Si estás leyendo este artículo sobre los 11 secretos para ser un buen jefe, entonces estás por buen camino.

Un buen jefe siempre tiene que capacitarse, aprender, desarrollar nuevas habilidades e inclusive descubrir como explotar más su potencial.

Nunca dejes de aprender y de crecer, esto es clave.

Si no, puede que alguien lo haga por ti. Y eso es un problema grande.

Ahora que vimos los 11 secretos para ser un buen jefe, es hora que veamos el otro lado de la situación. 11 cosas que hacen que en realidad no seas un buen jefe y termines muchas veces con problemas laborales, profesionales e inclusive personales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *