6 motivos para dejar que tus hijos disfruten el futbol

La importancia del ejercicio en los niños es clave para el desarrollo de las habilidades físicas, lo importante es saber elegir un deporte que además de que les guste, explote la agilidad, el equilibrio, la coordinación y la velocidad. Estas capacidades, mejor conocidas como el ABC de movimiento las reúne el futbol, por lo que te dejamos 6 razones para que tus hijos lo practiquen.

1. El ABC

Durante la primera infancia, la agilidad, el equilibrio, la coordinación y la velocidad, están relacionados con el sistema nervioso central. Es por esto que el fútbol, con los cambios rápidos de dirección y diversidad ofrecen estímulos perfectos para desarrollar estas capacidades.

2. Correr

La velocidad que implica un juego de fútbol proporciona a los niños el tipo de carrera que necesitan: carreras de corta distancia seguidas de cortos intervalos de tiempo de recuperación.

3. Saltar

Durante el juego, los niños deben esforzarse por superar algunos obstáculos, lo que  implica realizar diversos tipos de saltos en diferentes velocidades, ajustan su paso para evitar jugadores y moverse en otras direcciones.

4. Lanzar y atrapar

Las manos de los jugadores tienen contacto con la pelota cuando el objeto sale de la cancha y cuando los porteros regresan el balón al juego, esto los mantiene en un estado de alerta que los obliga a tener sus sentidos al 100 para cachar la pelota.

5. Objetos al aire

Cuando el balón está en el aire, el jugador es desafiado a calcular la velocidad, la distancia y la trayectoria de la pelota.

6. Toma de decisiones

El estado de alerta que exige este deporte va acompañado de respuestas rápidas y decisiones apropiadas. El niño debe, en cuestión de micro segundos, decidir a qué jugador le pasará el balón para lograr la jugada que les asegure un gol. Para esto, el jugador debe recopilar información de su entorno físico, analizar los datos y luego ejecutar una respuesta física apropiada.


Artículo original: activeforlife.com

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *