¿Por qué es importante que los niños aprendan a tocar un instrumento musical?

Cada día en que mis alumnos más pequeños (2, 3 y 4 años) llegan a sus clases y lo primero que buscan hacer es ir a sentarse al piano con gran alegría y entusiasmo, me da una satisfacción muy profunda, porque es un indicio de que son sanamente felices y porque están aprendiendo lo importante que es poder expresar sus emociones con un lenguaje distinto y a través de un arte maravilloso: la música. Ellos desde pequeños están descubriendo este increíble mundo, lleno de sensaciones maravillosas relacionadas con el piano. Mientras exploran  el mundo de la música, ellos están haciendo en sus vidas una relación estrecha con el arte, un camino que les llevará a explorar su sensibilidad, su creatividad, su futuro y sobre todo, su felicidad.

¿Por qué es importante que los niños aprendan a tocar un instrumento musical?

Es así como estamos seguros, que en el futuro podrán sacar las notas más dulces y alegres, con la expresividad más natural que les diga la partitura o sus estados de ánimo, porque cuando una partitura nos da la indicación de dulce, nostálgico o relajado, sin duda alguna podrán hacerlo con una mayor sencillez y claridad; ya que esto no se puede lograr nunca de ninguna manera si no es con paciencia, alegría y entusiasmo, y estar desde pequeños motivándolos día a día con buenos y positivos elogios. En vez de estarles obligando con gritos, regaños o amenazas; es mejor inculcarles la pasión y lo bello que es descubrir nuevas cosas, es inculcarles desde pequeños que explorar sin límites sus conocimientos a través del arte, es un gusto que les puede durar toda la vida.

La creatividad

Aprender música no solamente es para que el niño mejore sus calificaciones en la escuela, el poder envolvernos en las artes nos brinda tanto a adultos, jóvenes y niños, la oportunidad de poder expandir nuestra creatividad, sin embargo la ventaja que tienen los niños al aprender música desde pequeños, radica en que ellos tendrán esta cualidad desde una muy temprana edad.

Desde que nacemos y comenzamos nuestra etapa de crecimiento, nuestros cerebros se convierten en esponjas que absorben una gran cantidad de información de nuestro entorno y comenzamos a explorar el mundo a través de nuestros sentidos. Es en este punto cuando se formarán nuestras habilidades y gustos que serán parte de nosotros  el resto de nuestras vidas. Sin embargo, existen cosas que desde pequeños todos hacemos con mucho entusiasmo pero mientras vamos creciendo dejamos de hacer: aprendemos con cancionesdibujandobailandocreando cosas con nuestras manos y observando. Esto nos dice claramente que los seres humanos somos artistas por naturaleza, y que las artes son parte de nuestra necesidad  humana desde pequeños, pues con estas, aprendemos a explorar el mundo; recordando que las cosas que mejor aprendemos son aquellas que nos gustan y con las que interactuamos todos los días mientras vamos creciendo. Es aquí cuando el aprender a tocar un instrumento, el involucrarse en las artes tendrá un efecto positivo, ya que esto le permitirá a los pequeños explorar su creatividad con plena libertad y sin temor a equivocarnos; es cuando pueden llevar al máximo su potencial, y desarrollar nuevas técnicas para seguir lográndolo.

Sensibilidad

Otra de las grandes ventajas que nos aporta el tocar un instrumento, es el poder desarrollar nuestra propia sensibilidad. A todas las personas nos gusta escuchar música y no existe un solo día en el cual no hayamos escuchado alguna melodía; sin embargo, el tipo de música que escucha cada quien es distinto; de igual manera nuestra forma de hacer música también lo es, no existen dos personas que toquen igual, debido a que no existen dos personal iguales en el mundo.

Todos somos en esencia músicos, y todos disfrutamos de escuchar  música día a día y esta es una razón por la cual todas las personas tienen deseo de tocar algún instrumento. Sin embargo, cuando creamos música con nuestras propias manos, comenzamos a conocer un mundo dentro de nosotros mismos a través de la música.

Te has preguntado alguna vez, ¿cómo interpretarías una melodía? ¿te has imaginado la versión de esa canción que tanto te gusta, siendo tocada por ti mismo en violín, piano, o el instrumento de tu preferencia? seguramente sentirías un gran placer al interpretarlo, gozo, alegría, tristeza, melancolía, nostalgia, y un sin fin de emociones que la música nos puede proporcionar; sin embargo, cuando tocas un instrumento musical, la diferencia radica en que ya no eres quien recibe las emociones, ahora eres tú quien las está sacando, puedes expresar tus sentimientos de una manera diferente, es como poder hablar otro idioma; ¿y si hubieras tenido esta habilidad siendo tan pequeño? ¿Hubiera cambiado algo de ti y de tu vida?

Retos del futuro

Cada día en todas partes, políticos, educadores y filósofos hablan de reformar la educación, se compran libros, computadoras, se estructuran reformas, se suben salarios, se bajan salarios, se traducen textos, etc.; sin embargo, pocos son los resultados que realmente se logran con respecto a la educación de los niños; además de que, cada día existen menos plazas y más requerimientos para conseguir trabajos. Mientras más se avanza menos oportunidades existen para nuestros niños de que puedan resolver los problemas del futuro. Hay que ser conscientes de que nuestros niños enfrentarán un mundo lleno de nuevos retos que necesiten soluciones creativas e inteligentes, niños sensibles que cuiden el entorno y que puedan seguir abriendo las puertas de lo desconocido.

Fuente: clasesviolinpiano.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *