Tratamiento y potabilización del agua

Se considera que el agua es potable, cuando no tiene color, es insípida y no tiene olor, contiene oxígeno y sales disueltas en la concentración adecuada; y está libre de gérmenes, es decir, es el agua que se considera apta para consumo humano y que no causa enfermedades.

Antes de ser consumida, el agua se somete a un proceso llamado potabilización, mediante el cual se eliminan todas las impurezas y todos los microorganismos que pueden causarnos enfermedades. Este artículo que te mostramos a continuación te servirá de apoyo cuando impartas a los estudiantes el tema sobre el proceso de potabilización del agua.

Proceso de potabilización del agua

El agua en general es impura. Estas impurezas son de tres tipos físicas, químicas y bacteriológicas.

El agua natural para el consumo humano debe tener condiciones tratadas  de acuerdo a sus características por lo que el proceso consiste en la realización de tratamientos físicos, químicos y bacteriológicos.

Pasos del proceso de potabilización del agua

Captación: El agua se almacena en ríos, lagos o embalses.  De ahí se envía hasta la planta de tratamiento. 

Tamizado: El agua se capta utilizando una rejilla que evita que sólidos de mayor tamaño pasen a través de las tuberías.

Desarenación: Consiste en hacer pasar agua por cámaras de un ancho mayor que el inicial haciendo que pierda velocidad.

Precloración: Elimina los microorganismos, agregando cloro gaseoso.

Floculación o coagulación: Consiste en adicionar una sustancia química, permitiendo que las partículas pequeñas que se encuentran en suspensión se aglutinen.

Decantación o sedimentación:  Consiste en la acumulación de las partículas retenidas en la floculación, y que caen por gravedad al fondo de los estanques.

Filtración: La filtración consiste en hacer pasar el agua a través de un filtro de piedras, grava, arena limpia y una capa de carbón natural. De esta manera, se remueve cualquier partícula que haya quedado en el agua luego del proceso de sedimentación. Existen dos tipos de filtro de acción lenta y de acción rápida.

Desinfección o cloración: Después que el agua es filtrada, se le añade una dosis adicional de cloro para destruir aquello microorganismos que aun existan; de manera que el agua conserve su calidad hasta llegar a los hogares.

 Distribución: Por último el agua sigue su travesía, por medio de una red de tuberías y tanques de distribución hacia los hogares, industrias y comercios.

El siguiente mapa conceptual resume todos los pasos del proceso de potabilización del agua vistos anteriormente.

Fuente: educando.edu.do

5 frases que no debes decir a tu hijo cuando llora

El lloriqueo es una herramienta que utilizan los niños para llamar la atención sobre los padres. También es una respuesta a las situaciones que no puede controlar o evitar, ya sea tener hambre, sueño o estar cansado.

Estas lágrimas y quejidos pueden resultar desesperantes a los padres y nos puede llevar a cometer errores y decirles cosas equivocadas que pueden dañar su autoestima.

Si tu hijo llora… ¡nunca le digas estas frases! 

1- “No llores” o “deja de llorar de una vez”: con estas frases estamos enseñando a los niños que llorar es malo. Si regañamos a los niños por llorar comenzarán a reprimir sus emociones, a no mostrarlas ni exteriorizarlas, y esto les llevará a ser adultos que no manejan bien sus sentimientos, no sabrá controlar sus emociones. ¿Qué hacer? Es preferible preguntarle por qué llora, darle apoyo, abrazarle y hacerle sentir querido.

2- “Como sigas llorando te voy a dar yo para que llores con razón”: estamos amenazando al niño con un castigo físico, si además lo llevamos a cabo estamos incurriendo en un gran error que es educar con violencia y admitir la agresión como parte de la educación del niño. Estaremos dando pie para que ellos mismos empleen la violencia como respuesta ante determinadas situaciones. ¿Qué hacer? Darle nuestra atención y mostrar que nos preocupa lo que le ocurre, decirle que puede contarnos por qué llora y le ayudaremos a solucionarlo.

3- “Los chicos no lloran”: un mensaje sexista y trasnochado. Llorar no tiene sexo, lloran las niñas, lloran los niños e incluso lloran los adultos. Es la expresión de una emoción que no es mala ni pertenece al sexo masculino o femenino. Frases como “no seas una nena” crea niños que reprimen sus emociones y no las exploran, algo fundamental durante el desarrollo de una persona. ¿Qué hacer? Evitarlas siempre y educar a los niños en la igualdad.

4- “No exageres”: estamos restando valor a las emociones y acontecimientos que pueden hacer llorar a un niño. Si le decimos que no es para tanto lo que les sucede, ya sea que llore por no ir al parque o porque se le rompió su muñeco favorito, estamos lanzando un mensaje. No les estamos dando la comprensión, ni el apoyo que necesitan. Por lo tanto, no acudirán a nosotros cuando les suceda algo. ¿Qué hacer? Ser siempre esos oídos y hombro en el que llorar y poder desahogarse, hacerles saber que pueden contarnos sus problemas y estaremos allí para comprenderles.

5- “Si lloras, vete de mi vista”: lejos de fomentar un vínculo con el niño, estamos creando desapego. Estamos diciendo a los niños que cuando lloran, no pueden recurrir a nosotros, que no estaremos para atenderles o escucharles. ¿Qué hacer? Comprender a los niños, reconocer que su falta de madurez o un mal momento pueden llevarle a tener un berrinche y que lejos de apartarle de nuestro lado, tenemos que acercarle aun más, abrazarle y decirle cuánto le queremos.

Fuente: guiainfantil.com

 

La llegada de los Reyes Magos

Inicia un nuevo año, y con el vienen cargadas las ilusiones y emociones de los más pequeños del hogar. La llegada de los tres Reyes Magos; Melchor, Gaspar y Baltasar, que se celebra en la noche del 5 al 6 de enero, en países como Cuba, España, México, Puerto Rico, República Dominicana, Paraguay, Uruguay, Argentina, Colombia y Venezuela.

La tradición es que los niños escriban una carta a los reyes enumerando los regalos que quieren y los méritos por los que merecen recibirlos. También es tradición dejarles esa noche dulces para obsequiar a los Magos y agua o comida para los camellos.

Otro ritual que representa este día es buscar en el cielo una estrella y meditar sobre su luz visualizando un camino que dirija sobre una meta o propósito a conseguir.

Historia de los Reyes Magos

Según cuenta la leyenda, los Reyes Magos vinieron de Oriente guiándose por una estrella, la cual los condujo hasta Belén (de ahí el nombre de estrella de Belén).

La historia vincula a los reyes con el nacimiento de Jesús de Nazaret y, tal y como narra el evangelio se expone que con el nacimiento Del Niño Jesús la Virgen recibió la visita de los reyes magos y, cada uno de ellos portaba un obsequio por el nacimiento. En sus cofres transportaban mirra, oro e incienso para simbolizar la riqueza.

Mateo 2:1-12 (según las Escrituras)

La figura católica de los Reyes Magos tiene su origen en los relatos del nacimiento de Jesús, algunos, fueron integrados de los evangelios canónicos que hoy conforman el Nuevo Testamento de la Biblia. Concretamente el Evangelio de Mateo es la única fuente bíblica que menciona a unos magos (aunque no especifica los nombres, el número ni el título de reyes).

“Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Oyendo esto el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. Y convocados todos los principales sacerdotes y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: ‘Y tú, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel’.

“Al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes, oro, incienso y mirra. Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino”.