Auroville: así es la ciudad india donde se vive sin dinero

“Auroville quiere ser una ciudad universal donde hombres y mujeres de todos los países puedan vivir en paz y armonía sin importar sus creencias, su ideología o su nacionalidad. El objetivo de Auroville es la unidad humana”.

Con este lema se creó en 1968 el asentamiento utópico de Auroville, una pequeña ciudad india que, a punto de cumplir 50 años, es para muchos un magistral experimento de convivencia y, para otros, un parque temático para turistas.

Un nuevo tipo de sociedad: ¿realidad o utopía?

Auroville es el sueño de Sri Aurobindo y Mirra Alfassa hecho realidad a través de un refugio para personas que ven el mundo de manera diferente.

En 1968, un grupo de personas a los que Aurobindo y Mirra lideraron se instaló en la costa de Tamil Nadu (India) con la idea de crear una sociedad sin policía, en la que no se manejase el dinero, sin religiones y en la que cada miembro aportase su habilidad al conjunto de la comunidad. Doce virtudes eran las que guiaban a aquel grupo de soñadores: igualdad, generosidad, receptividad, perseverancia, humildad, sinceridad, gratitud, aspiración, coraje, bondad, paz y progreso.

El objetivo inicial de Sri Aurobindo y Mirra Alfassa (hoy considerados padre y madre de Auroville) era construir una ciudad para cincuenta mil personas. Sin embargo, hoy en día los residentes tan solo ascienden a seis mil personas de más de treinta y seis nacionalidades. La mitad de su población es india y solo 2700 personas tienen derecho a voto en el país.

La vida en Auroville

Aunque el número de habitantes parezca pequeño, tenemos que ser conscientes de que esta ciudad experimental está a punto de cumplir medio siglo y eso no es algo sencillo de conseguir. La vida en Auroville no está hecha para todo el mundo.

Sus habitantes cuentan que es muy común encontrarse con gente que llega entusiasmada a la ciudad, pero que abandona pronto porque les parece muy complicado adaptarse. Además, no todo el mundo puede quedarse: algunas personas no cumplen los requerimientos básicos (no colaboran con su trabajo, alteran el orden…) y son rechazadas por la comunidad.

La forma de vida de la población de Auroville es completamente alternativa: conviven y tienen un sentido de comunidad poco convencional. Además, elsistema de enseñanza de su escuela se adapta a las necesidades de los niños y a su curiosidad. En esta utopía hecha realidad solo se consumen productos orgánicos y no se vende alcohol. Además, no existe el dinero como tal (el trueque está a la orden del día) y son los propios ciudadanos los que la gobiernan a través del consenso.

Sus habitantes aseguran que Auroville se trata de una ciudad autosuficiente gracias al turismo, a la exportación de artesanía y a los proyectos musicales y artísticos que desarrollan.

Además, Auroville cuenta con el apoyo de la Comisión Europea, la UNESCO o el gobierno de la India.

Esta ciudad acepta 120 habitantes nuevos al año (y hay hasta lista de espera para poder mudarse) y nadie queda excluido. Incluso los dalit, la casta más baja de la India, son bienvenidos. Además, Auroville se divide en diferentes proyectos (de agricultura, de arquitectura, de salud e higiene, de servicios públicos, de arte y cultura, de meditación…) que hacen que el lugar se mantenga a flote.

La cara oscura de Auroville

Al no tener unas fronteras bien definidas (iría poco a tono con la libertad que intenta transmitir) muchos restaurantes, centros de yoga y demás comercios utilizan el nombre de la ciudad para estafar a los turistas. Algo que trae de cabeza a los locales, que ya están buscando soluciones.

Además, sus 32 entradas sin valla de por medio han generado algo de inseguridad: varias mujeres han denunciado ataques por parte de gente de poblaciones vecinas a los que no les gusta nada la forma de vida en Auroville. Por desgracia, también son bastante frecuentes los robos a turistas (aunque esto no nos sorprende tanto).

¿Hay vida más allá de Auroville?

Más allá de los pequeños problemas de inseguridad (que no se diferencian de los existentes en otras poblaciones), el mayor problema de los moradores de esta curiosa ciudad es qué hacer cuando quieres irte. Tras vivir años sin generar dinero es bastante complicado comprar un billete para empezar de cero en cualquier otro lugar. Aunque este no es el único problema: se han dado muchos casos de personas que abandonan Auroville y vuelven al cabo de un tiempo porque no son capaces de integrarse socialmente en ninguna otra parte. 

Fuente: muhimu.es

Cómo enamorarse de cualquier persona, siguiendo estos pasos

Hace más de veinte años, el psicólogo Arthur Aron logró que dos extraños se enamoraran en su laboratorio. Hace unos meses apliqué su técnica en mi vida personal, y fue la razón por la que me encontraba en un puente a medianoche, mirando a un hombre a los ojos durante exactamente cuatro minutos.

Permítanme explicarme. Esa misma tarde, el hombre había dicho: “Dados ciertos puntos en común, pienso que uno puede enamorarse de cualquiera. Si es así, ¿cómo se elige a alguien?”.

Él era un conocido de la universidad con quien me topaba ocasionalmente en el gimnasio, y yo ya había pensado en la posibilidad. Tenía una idea de su vida a través de Instagram. Pero esa era la primera vez que pasábamos un tiempo a solas.

“De hecho, ha habido psicólogos que han tratado de hacer que se enamoren otras personas”, comenté, recordando el estudio del Dr. Aron. “Es fascinante. Siempre he querido hacer la prueba”.

Leí por primera vez acerca de ese estudio cuando estaba en medio de una ruptura. Cada vez que pensaba en irme, el corazón se imponía al cerebro. Me sentía atorada. Así pues, como buena académica, volví la mirada a la ciencia con la esperanza de que hubiera una forma inteligente de amar.

Le expliqué el estudio a mi conocido de la universidad. Un hombre y una mujer heterosexuales entran al laboratorio por puertas separadas. Se sientan frente a frente y responden a una serie de preguntas que cada vez son más íntimas. Después se miran a los ojos en silencio durante cuatro minutos. El detalle más tentador: seis meses después, los dos participantes se casaron. Todo el laboratorio estuvo invitado a la ceremonia.

“Vamos a probarlo”, dijo él.

Permítanme reconocer primero que nuestro experimento no se alineó perfectamente con el estudio del laboratorio. Para empezar, estábamos en un bar, no en un laboratorio. En segundo lugar, no éramos desconocidos. Y no solo eso sino que, como veo ahora, nadie propone o acepta realizar un experimento para crear amor romántico si no está abierto a que eso suceda.

Busqué en Google las preguntas del Dr. Aron: son 36. Pasamos las siguientes dos horas pasando mi iPhone de un lado a otro de la mesa, planteando alternadamente cada pregunta.

Las primeras preguntas son inocuas: “¿Te gustaría ser famoso? ¿En qué forma?”. “¿Cuándo fue la última vez que cantaste a solas? ¿Cuándo le cantaste a otra persona?”.

Pero pronto se vuelven más profundas.

En respuesta a la indicación “Nombre tres cosas que parezcan tener en común usted y su pareja”, él me miró y dijo: “Creo que los dos estamos interesados el uno en el otro”.

Yo sonreí y pasé un trago de cerveza mientras él mencionaba otros dos puntos en común que no tardé en olvidar. Intercambiamos historias de la última vez que lloramos y confesamos lo que nos gustaría preguntarle a un adivino. También explicamos la relación con nuestras respectivas madres.

Las preguntas me recordaron el infame experimento de la rana en agua caliente, que no se da cuenta de que el agua se está calentando hasta que es demasiado tarde. En nuestro caso, debido a que el grado de intimidad se fue elevando poco a poco, no me di cuenta de que habíamos entrado en un terreno muy íntimo hasta que ya estábamos ahí, un proceso que por lo general lleva semanas e incluso meses.

Me gustó aprender de mí misma a través de mis respuestas, pero más me gustó aprender cosas de él. El bar, que estaba vacío cuando llegamos, se había llenado para cuando decidimos tomar un descanso para ir al baño.

Sentada sola en nuestra mesa, consciente del mundo que me rodeaba por primera vez en una hora, me pregunté si alguien habría escuchado nuestra conversación. Si habían oído, yo no me di cuenta. Tampoco noté cuando la multitud fue desvaneciéndose y la noche avanzó.

Todos tenemos una narrativa sobre nosotros mismos que es la que le ofrecemos a los desconocidos y a los conocidos. Pero las preguntas del Dr. Aron hacen que sea imposible basarse en esa narrativa. La nuestra fue una intimidad acelerada, como las que recuerdo en los campamentos de verano, cuando pasaba en vela la noche hablando con una nueva amiga, intercambiando los detalles de nuestra breve vida. A los 13 años, lejos de casa por primera vez, yo sentía que era natural poder conocer a alguien rápidamente. Pero la vida adulta rara vez nos presenta tales circunstancias.

Los momentos que me parecieron más incómodos no fueron cuando tuve que hacer confesiones sobre mí misma, sino cuando tuve que aventurarme a opinar sobre mi pareja. Por ejemplo: “Alternadamente, diga algo que considere positivo de su pareja, un total de cinco cosas” (pregunta 22), o también: “Dígale a su pareja qué le gusta de ella; sea muy honesto y diga cosas que quizá no le diría a alguien que acaba de conocer” (pregunta 28).

Buena parte de la investigación del Dr. Aron se centra en crear cercanía interpersonal. En particular, varios estudios investigan la forma en que incorporamos a los demás en nuestra sensación de nosotros mismos. Es fácil ver que las preguntas fomentan lo que se llama “autoexpansión”. Decir cosas como: “Me gusta tu voz, tu gusto en cervezas, la forma en que tus amigos parecen admirarte” hace que ciertas cualidades positivas que pertenecen a una persona sean valiosas explícitamente para la otra.

Es sorprendente, en verdad, escuchar lo que otros admiran en nosotros. No sé por qué no vamos por la vida halagando amablemente a todos los demás.

Terminamos a medianoche; nos tardamos mucho más de los 90 minutos del estudio original. Al mirar el bar alrededor de mí, sentí como si acabara de despertar. “No estuvo nada mal”, dije. “Definitivamente, menos incómodo de lo que sería contemplar al otro en los ojos”.

Él vaciló un poco pero preguntó: “¿Crees que deberíamos de hacer eso también?”.

“¿Aquí?”, pregunté recorriendo el bar con la mirada. Parecía demasiado raro, demasiado público.

“Podríamos ir al puente”, respondió, mirando por la ventana.

La noche era cálida y yo estaba bien despierta. Caminamos al punto más alto y después nos volvimos para estar frente a frente. Puse torpemente el cronómetro en mi teléfono.

“Muy bien”, dije, inhalando fuertemente.

“Muy bien”, contestó sonriendo.

He esquiado por laderas empinadas y he estado colgada de una roca con una cuerda corta. Pero contemplar a alguien en los ojos durante cuatro minutos en silencio es una de las experiencias más emocionantes y aterradoras de toda mi vida. Pasé los primeros dos minutos simplemente tratando de respirar debidamente. Hubo muchas sonrisas nerviosas hasta que finalmente nos acomodamos.

Ya sé que los ojos son la ventana del alma o de lo que sea, pero el verdadero meollo del momento no era solo que yo estuviera viendo a alguien, sino que estaba viendo a alguien que, a su vez, me estaba viendo a mí. Una vez que acepté el terror de este concepto y le di tiempo de que amainara, llegué a algo inesperado.

Me sentía valiente… y en un estado de asombro. Parte de ese asombro era por mi propia vulnerabilidad y otra parte era ese extraño asombro que nos invade cuando decimos una palabra una y otra vez hasta que pierde su significado y se vuelve lo que realmente es: un conjunto de sonidos.

Lo mismo sucede con el ojo, que no es ninguna ventana de nada, sino más bien un enjambre de células muy útiles. El sentimiento asociado con el ojo desapareció y yo quedé pasmada por su asombrosa realidad biológica: la naturaleza esférica del globo del ojo, la musculatura visible del iris y el liso y terso vidrio de la córnea. Era extraño y exquisito.

Cuando repicó el cronómetro me sentí sorprendida… y un poquitín aliviada. Pero también experimenté una sensación de pérdida. Ya estaba empezando a ver nuestra velada a través del surrealista y poco confiable lente retrospectivo.

Casi todos consideramos que el amor es algo que nos sucede. Caemos. Nos oprime.

Pero lo que me gusta de este estudio es que asume que el amor es una acción. Supone que lo que le interesa a mi pareja me interesa a mí porque tenemos al menos tres cosas en común, porque tenemos una relación estrecha con nuestra madre, y porque él me permitió mirarlo.

Me preguntaba qué saldría de nuestra interacción. Si no hay nada más, pensé que por lo menos daría para una buena historia. Pero ahora veo que la historia no gira en torno nuestro: gira en torno de lo que significa tomarse la molestia de conocer a alguien, que en realidad es una historia sobre lo que significa que el otro nos conozca.

Es verdad que no podemos elegir quién se enamora de nosotros —aunque pasé muchos años esperando lo contrario— y que no podemos generar sentimientos románticos basándonos exclusivamente en la conveniencia. La ciencia nos enseña que la biología es importante: las hormonas y feromonas hacen su trabajo tras bambalinas.

Pero, a pesar de todo esto, he llegado a pensar que el amor es algo más maleable de lo que pensamos. El estudio de Arthur Aron me enseñó que es posible, e incluso sencillo, generar confianza e intimidad, los sentimientos que necesita el amor para crecer.

Seguramente los lectores estarán preguntándose si él y yo nos enamoramos. Bueno, pues así fue. Aunque es difícil atribuirle el crédito exclusivamente al estudio (podría haber ocurrido de todos modos), este nos abrió el camino hacia una relación que se siente deliberada. Pasamos semanas en el espacio de intimidad que creamos esa noche, esperando a ver en qué podría convertirse.

El amor no nos sucedió. Nos enamoramos porque cada uno tomó la decisión de enamorarse.

Fuente: nytimes.com

Competencia “Mi viaje a Nasa”

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Por novena ocasión la Comisión Internacional Asesora de Ciencia y Tecnología (CIACT) realizó el proyecto “Mi Viaje a Nasa”, que tiene como finalidad promover, fomentar y dar a conocer el resultado de las inquietudes científicas, tecnológicas y creativas de los jóvenes de la Educación Media de todo el país.

Desde sus inicios la CIACT ha venido desarrollando proyectos y programas enmarcados en las áreas Científicas y Tecnológicas esencialmente dirigidas a jóvenes y niños de la República Dominicana cuya estructura se basa en la divulgación de logros, la motivación hacia la investigación y el reconocimiento de la innovación, apoyada en la educación no formal, buscando crear opinión pública capaz de ejercer influencia en la construcción socio-cultural de la idiosincrasia del dominicano y que esto a su vez influya en los niveles de competitividad de los sectores productivos del país.

La CIACT manifiesta que tiene el convencimiento de que en este milenio de constantes y rápidos cambios científicos y tecnológicos, el conocimiento y la información es fundamental en el desarrollo del país, y que el futuro de la sociedad dominicana se sustenta en la capacidad de contar con recursos humanos de elevada calificación y la infraestructura para producirlo, adecuarlo y sobre todo aplicarlo, obteniendo de esta manera resultados positivos.

Es así como este año la premiación se llevó a cabo en el Salón Max Henríquez Ureña de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), donde se presentaron por parte de los participantes, proyectos de ciencia, tecnología e innovación que den soluciones a problemas que aquejan a la comunidad con la oportunidad de ganar becas universitarias, un viaje al Space Camp (EE.UU.), medallas y laptops.

En la competencia resultaron electos dos equipos ganadores; en la categoría de Centro Educativo Público: Liceo Científico Dr. Miguel Canela Lázaro de la provincia Hermanas Mirabal, con su propuesta “Especificaciones para eliminación de ruido en los planteles educativos de la República Dominicana”, creando un proyecto piloto donde demostraron  la solución del problema de ruidos existentes dentro de su comunidad educativa, proponiendo soluciones económicamente viables y ecológicamente sustentables.

En la categoría de Centro Educativo Privado; Colegio Los Pininos de San Pedro de Macorís, con el proyecto “Desalinización del agua  de mar por Energía Solar”, un problema existente en nuestro país sobre el agua potable, demostrando cómo se puede trabajar la desalinización del agua del mar con un proceso físico?químico utilizado para eliminar los minerales del agua y así ser apta para el consumo humano.

La competencia contó con el patrocinio del Despacho de la Primera Dama de la República (DEPRIDAM), el Ministerio de Educación (MINERD), Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y Plan LEA, Listín Diario.

Objetivos

. Contribuir con la realización de actividades innovadoras que promuevan el estudio de la Ciencia y Tecnología.

. Promover el estudio de la Ciencia y Tecnología a partir de la aplicación del Método Científico en Proyectos de Investigación.

. Reconocer el talento estudiantil y promover la investigación Científica y Tecnológica entre estudiantes de secundaria de todo el país.

Robótica en las aulas: los colegios españoles se lanzan a formar a los «ingenieros del futuro»

Los datos de la Comunidad Europea apuntan a que en 2020 faltarán profesionales en este sector y los expertos aseguran que se debe introducir ya en las escuelas para afrontar la demanda urgente de las empresas.

En 20 años, en torno a 700 profesiones serán reemplazadas por máquinas, según un estudio realizado por la Universidad de Oxford en 2016. A cambio surgirán nuevos puestos de trabajo estrechamente relacionados con el mundo digital y de la robóticaque requerirán de profesionales preparados para programar y manejar estas máquinas. El problema es que, a pesar del acelerado ritmo con que el mundo se digitaliza, el sistema educativo en España aún no está acondicionado para formar a los alumnos en estas materias.

«La Comunidad Europea ha advertido en alguna ocasión que en 2020 faltarán profesionales en este sector. Hay una demanda urgente y hay prisa por introducirlo en las aulas». Richard Huget es director general de «Education Robotix» de LEGO e intervino con esta alerta ayer en el acto de presentación de la alianza de la empresa con el Grupo editorial Edelvives para impulsar el uso de la robótica en las escuelas españolas.

La intención del convenio es aunar conocimientos tecnológicos y agentes educativos para, como explicó Huget, preparar a los niños en STEM –el acrónimo en inglés de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Desde la editorial creen que esta dirección didáctica es «fundamental porque en la sociedad en la que van a vivir van a estar integrados con robots». Todos los ponentes coincidieron en que el objetivo va más allá de instruir a pequeños programadores: «el planteamiento es darle un uso a la robótica, no solo para programar, sino en el desarrollo de contenidos curriculares».

«No se trata de desechar lo anterior y apostar solo por esto», explican fuentes de la editorial implicadas en el proyecto, sino que se debe entender como «un proceso de integración». Hará falta una inversión física de adquisición de materiales, pero también en el profesorado, que también tendrá que aprender a convivir con las máquinas dentro de las aulas y, además, enseñar a los alumnos. «Hay que tener en cuenta que supone un cambio conceptual de las clases y la enseñanza y que hay que abarcar a muchos tipos de profesores, no sólo de tecnología».

Menos «cerebritos» y más trabajo en equipo

Según los expertos participantes en el acto, entre ellos el danés Preben Struckmann, director de ventas de LEGO Education, las exigencias del mercado apuntan cada vez más a la capacidad para trabajar en equipo. Es la segunda cualidad más demandada por los gigantes empresariales –un 77,8% de ellos la premia por encima de otras según los datos de la Asociación Nacional de Universidades y Empleadores americana (NACE)–, junto con la capacidad deliderazgo y las habilidades comunicativas.

«La robótica es una gran herramienta que permite juntar en un proyecto muchas de estas habilidades: el liderazgo, la comunicación, el trabajo en equipo, las matemáticas, la ciencia, la tecnología… y fusionarlas dentro del aula. Sería una gran solución para los colegios que buscaban aunar estos contenidos en las clases y no sabían cómo hacerlo», afirmó Richard Huget.

El modelo educativo se prepara para sufrir un gran cambio, ajustado a la demanda de los agentes empresariales, que ya buscan a profesionales capaces de desenvolverse con agilidad en un panorama económico cada vez más globalizado, aunque para ello tengan que prescindir de grandes «cerebritos» en sus plantillas. Es seguro que los niños de hoy seguirán «jugando» con robots cuando ya no sean unos niños…

Fuente: abc.es

Este es el zoológico que enjaula a los humanos en vez de a los animales

Una de esas noticias que merecen ser compartidas para que ayuden a reflexionar sobre el trato que damos a los animales: un zoológico especial, donde turistas y animales intercambian sus papeles.

Se trata del zoo de Lehe Ledu, en Chongqing (China), donde los aventureros podrán disfrutar de una experiencia inolvidable: poder estar a centímetros de tigres, leones y osos, entre otros animales, así como alimentarlos con mucho cuidado.

Esta experiencia es posible ya que el zoo cuenta con unas grandes jaulas de seguridad en la que transportan a los turistas. Una situación a la inversa que permite a los animales disfrutar de su hábitat mientras los contemplamos. Además, los cuidadores entregan trozos de carne fresca a los turistas para que puedan dárselos a los animales.

Una experiencia segura y diferente, en la que el único requisito para participar es, además de ser valiente, el de no sacar los dedos o los brazos por los huecos de la jaula para acariciar a los animales. Hay que recordar que no dejan de ser animales salvajes y, atraídos por el olor de la carne fresca, son incapaces de diferenciar entre tú y su propia comida.

De esta forma podemos ponernos en la piel de ellos: aún hay muchos zoológicos en este mundo en los que los animales viven en jaulas durante toda su vida. Aquí no hay nada de eso, tan solo la adrenalina que supone codearse a pocos centímetros de estos grandes felinos y osos.

Es casi imposible poner de acuerdo a los que defienden que los animales deben estar en libertad y los que piensan que deben ser criados en cautividad para que todo el mundo pueda disfrutarlos. Pero si alguien está intentando cambiar las cosas, desde el año 2015, es sin duda este zoológico. Es cierto que esta iniciativa no va a conciliar ambas posturas, pero sin duda contribuye a acercarlas y respetar en mayor manera la libertad de los animales.

Fuente: muhimu.es

Niños introvertidos, ¿cómo ayudarles?

El equilibrio radica en el medio de dos extremos. En este caso la forma de ser de la mayoría de los niños se sitúa entre la extroversión y la introversión. Aunque es cierto que siempre hay un acercamiento hacia uno de estos rasgos de la personalidad que se encuentran en los extremos. En el caso de niños introvertidos, ¿debemos ayudarles para cambiar su introversión?

En el caso de encontramos con un niño introvertido podemos ver que son personas que:

– Les cuesta compartir sus sentimientos y expresarse emocionalmente.

– Son observadores.

– Tienen gran capacidad de escucha.

– Son tranquilos y reflexivos. Se piensan las cosas antes de decirlas.

– Prefieren realizar actividades por su cuenta antes que en grupo.

– Suelen ver los errores como fracasos y no los consideran como oportunidades de mejora.

– Son creativos y tienen mucha imaginación.

– Se relacionan con los demás discretamente, intentando no sobresalir.

Al contrario que decíamos de los extrovertidos que encontraban su energía de acción a través de la interacción con otros, los introvertidos energizan principalmente a través de la reflexión de las ideas que hay en sus propias mentes.

Diferentes tipos de introversión en la infancia

Los niños introvertidos no cumplen necesariamente con las mismas características, es más, pueden dividirse en dos categorías:

– Los introvertidos tipo 1, que son autosuficientes y confiados.

– Los introvertidos tipo 2, que tienen poca confianza en sí mismos, tienen miedo a la interacción social y carecen de habilidades comunicativas. Este tipo de introversión es la más conocida y suele ser erróneamente asociada a la ansiedad y confundida con la “timidez”.

Diferencia entre niños introvertidos y niños tímidos

Ser tímido no se considera un rasgo de la personalidad como en el caso de la introversión. Además, una de las principales diferencias entre ser tímido y la introversión es que la persona tímida tiene miedo al contacto social e incluso se inhibe de relacionarse, y esto está acompañado de ideas irracionales sobre no ser aceptado por los demás.

En cambio, los niños que son introvertidos tienen pocas relaciones personales pero por decisión propia. Son ellos los que eligen sus relaciones y optan por disfrutar de buenas relaciones personales que no son numerosas pero sí satisfactorias para ellos.

Los padres deben saber que el niño sea introvertido no es algo malo, solo es parte de su personalidad. Para poder ayudarle os dejamos algunas pautas de actuación:

– Respetar el ritmo del niño. No forzar al niño a acercarse a los demás en los encuentros sociales. Necesitan primero observar antes de ir relacionándose poco a poco. Para ello, es necesario facilitar al niño con juegos este acercamiento sin presionarle.

– No criticar. Hay respetar la personalidad del niño y no criticarle por tener pocos amigos o salir poco cuando es más mayor. Es su decisión.

– Ensayo de situaciones sociales. En casa se pueden representar escenas cotidianas de relaciones sociales donde el padre so la madre y el niño representan un papel para ir ganando en seguridad.

– No hablar por el niño. El que sea introvertido no justifica asumir por el niño su comunicación, es decir, el adulto no debe pedir las cosas por él ni resolver estas situaciones en su nombre.

Fuente: guiainfantil.com

La Unión Europea reafirma su apoyo a la preparación ante desastres en el Caribe

Se invertirán más de 2M€ para fortalecer los Sistemas de Alerta Temprana y el intercambio de buenas prácticas en gestión riesgos de desastres que mejoren las capacidades de los países caribeños ante futuros eventos destructivos.

La temporada de huracanes 2017 en el Atlántico ha sido una temporada extremadamente activa e intensa que ha dejado destrucción sin precedentes en la región del Caribe: pérdidas de vidas, medios de vida destrozados, infraestructurasdañadas y economías de pequeños estados insulares devastadas. Ahora más que nunca, la colaboración en el Caribe para construir una mayor resiliencia es crucial. En el contexto actual, fueron lanzados los proyectos de Reducción de Riesgo de Desastres del Plan de Acción DIPECHO para el Caribe, con el auspicio de la Dirección General de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Unión Europea (ECHO): “Fortaleciendo los sistemas integrados de alerta temprana para una reducción más efectiva del riesgo de desastres en el Caribe a través del conocimiento y la transferencia de herramientas”, implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) y la Agencia de Gestión de Emergencias del Desastre del Caribe (CDEMA), y “Ponte Alerta Caribe: Armonizando herramientas y estrategias de Gestión de Riesgo con un enfoque inclusivo en el Caribe” implementado por el consorcio Oxfam, Plan International, Habitat para la Humanidad y Handicap Internacional.

Estos proyectos, que se desarrollan en la región del Caribe, y en particular en Antigua y Barbuda, Dominica, República Dominicana, Haití, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas y Cuba, buscan fortalecer los Sistemas Integrados de Alerta Temprana (SAT) como un elemento importante de la reducción del riesgo de desastres, la prevención de las pérdidas de vidas y la reducción del impacto material y económico de un desastre. Así mismo, dichos proyectos fortalecerán las capacidades de prevención, mitigación y respuesta de las instituciones y las comunidades locales, basándose en el aprendizaje mutuo y la colaboración permanente de las instituciones regionales de Reducción de Riesgo de Desastres.

Los proyectos con un monto conjunto de más de 2M€ se ejecutarán durante 18 meses y al final de la iniciativa se habrán fortalecido las coordinaciones regionales de gestión de riesgos, contando con mecanismos de compartición de información que permitirán que los Sistemas Nacionales de manejo de emergencias estén mejor preparados ante las amenazas.

Los proyectos se presentaron en el marco de la 10ma Conferencia del Caribe sobre Gestión Integral de Desastres‘Construyendo resiliencia a través de alianzas’, llevada a cabo del 4 al 9 de diciembre en Nassau, Bahamas y organizada por CDEMA, que contó con la participación de representantes de los sistemas nacionales de prevención, mitigación y respuesta de los países del  Caribe, Sociedades nacionales de la Cruz Roja, representantes de los sistemas nacionales y regionales de meteorología e hidrología, así como de representantes del Centro Regional de PNUD para América Latina y el Caribe y las oficinas país del PNUD en Barbados, Cuba y República Dominicana, la FICR,CDEMA, Oxfam, Handicap Internacional y ECHO.

Todos ellos, en el marco de la conferencia sobre Gestión Integral de Desastres en el Caribe, reafirmaron el compromiso de trabajar alineados a la estrategia de Gestión Integral de Desastres del Caribe 2014-2024, reconociendo la necesidad de colaboración e intercambio de buenas prácticas entre las instituciones de los países caribeños quienes tiene muchas buenas prácticas y lecciones aprendidas especialmente tras los recientes eventos hidrometereológicos de la pasada temporada ciclónica.

 

Los seis deportes más beneficiosos para los niños

El ejercicio físico favorece el desarrollo de la coordinación, de la musculatura y del compañerismo

Lunes, natación; martes, judo; miércoles, waterpolo; jueves, baloncesto; y viernes, fútbol. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 42 millones de niños padecen sobrepeso a nivel global y el 83% de los mismos se concentra en países desarrollados. El registro de la obesidad y el sobrepeso infantil está llegando a cotas epidemiológicas en todo el mundo. Por este motivo, realizar actividades deportivas durante 60 minutos, como mínimo, al día es la principal recomendación de la OMS para combatir lo que parece ser la epidemia del siglo XXI en niños y adolescentes de entre 5 y 17 años. Desde hace más de 35 años los Brains International Schools, institución pionera de la vanguardia educativa, promueve la práctica deportiva diaria en todas sus etapas estudiantiles para fomentar el desarrollo de las diferentes aptitudes de los alumnos.

El deporte tiene múltiples beneficios para los jóvenes, tanto a corto como a largo plazo, ya que ayuda a aumentar la flexibilidad, tener una buena postura corporal y potencia el crecimiento, además de favorecer la integración y las habilidades sociales de los niños. Pero ¿qué deportes deben practicar nuestros hijos?

«Es importante que el niño o el adolescente haga el deporte que le guste y que se encuentre cómodo practicándolo», explica Miguel Ángel López, jefe del departamento de Educación Física de Primaria en Brains International Schools. «Pero no debemos olvidar que nuestra obligación es enseñarles a disfrutar de actividades físicas variadas para potenciar el desarrollo de diferentes partes de su cuerpo pero también para favorecer su bienestar mental y emocional», añade.

1) Natación. Entendido como uno de los deportes más completos de todos, ya que se ejercitan todos los músculos del cuerpo, aumenta la flexibilidad y corrige los problemas posturales, siempre y cuando se realice correctamente. Además, el entorno acuático y cálido del agua relaja tanto el cuerpo como la mente, disminuyendo considerablemente la ansiedad y el estrés. Además, su alto nivel de complejidad técnica fomenta el espíritu de superación entre los alumnos

2) Baloncesto. Al ser un deporte que se puede practicar tanto al aire libre como en pista cubierta, permite disfrutar de él los 365 días del año sin importar la estación. En cuanto a sus beneficios, el baloncesto mejora la concentración y desarrolla de forma notable la agilidad, la coordinación y los reflejos. Asimismo, los valores del respeto y la tolerancia están presentes en este deporte de equipo que fomenta el espíritu de cooperación y el trabajo en equipo entre los alumnos.

3) Judo. Este arte marcial milenario procedente de Japón significa “camino de flexibilidad” y es una de las disciplinas de combate más extendidas a nivel mundial. Sus principios de defensa y autocontrol favorecen la capacidad de toma de decisiones, por no olvidar que permite una educación física integral, mejorando de la coordinación, el equilibrio y la rapidez de reacción antes cualquier estímulo físico ajeno.

4) Waterpolo. El waterpolo es la solución perfecta si a nuestros hijos la natación les parece aburrida y prefieren los deportes de equipo. Creado en 1870 en Inglaterra como una versión acuática del fútbol, mejora la residencia cardiopulmonar, estimula la circulación sanguínea, mantiene la presión arterial estable y disminuye las probabilidades de sufrir enfermedades del corazón. Además, fomenta el desarrollo de habilidades físicas y psíquicas ya que requiere una buena conducción de la pelota y una gran destreza mental por la complicación añadida que supone jugar en el agua.

5) Fútbol. El deporte rey por excelencia y popularidad desarrolla la capacidad de atención, la capacidad lógica al pensar en la mejor jugada posible y la visión periférica, los niños aprenden a observar y analizar lo que ocurre a su alrededor. A los beneficios del fútbol hay que añadir el compañerismo, en el plano psicológico, y el aumento de la resistencia aeróbica, la velocidad y la potencia muscular de las piernas así como la densidad ósea en el fémur, en el plano físico.

6) Escalada. La escalada deportiva tiene un alto poder pedagógico ya que ayuda a superar los miedos y desarrolla un espíritu de compañerismo y responsabilidad sin igual debido a la constante toma de decisiones, favoreciendo así al proceso cognitivo de niños y jóvenes. A nivel físico, mejora la coordinación, la flexibilidad y el equilibrio, sin contar con la fuerza en piernas y brazos.

7) Ajedrez. El ajedrez es también una disciplina que aunque se asocia a la vida sedentaria tiene múltiples beneficios. El niño que practica el ajedrez desarrolla una capacidad crítica, una visión estratégica y una agilidad mental sin parangón. Ayuda a ejercitar la memoria, ya que el aprendizaje se realiza a través de la repetición de movimientos, y potencia el pensamiento empático al considerar los posibles movimientos del contrincante.

«El deporte no solo es una buena manera de que los niños realicen actividades físicas, sino que también es una buena herramienta de educación. Además, enseña a los niños reglas, que más tarde incorporan a su rutina y aplican en el ámbito familiar o en el colegio. La práctica deportiva ya sea individual o en grupo ayuda a trasmitir valores como el compañerismo y el respeto, principios esenciales para el adecuado desarrollo de un alumno», concluye Fernando Lozano, jefe del departamento de Educación Física de Secundaria y Bachillerato en Brains International Schools.

Fuente: abc.es

Un fotógrafo captura cómo nuestra obsesión con los móviles está matando las relaciones

La tecnología nos facilita enormemente la vida. El invento del móvil y, más tarde, la llegada de los smartphones nos han abierto puertas a posibilidades que ni siquiera podíamos imaginar. Sin embargo, cuando usamos la tecnología sin límites, dejando que nos absorba, corremos ciertos riesgos, como encerrarnos cada vez más en nosotros mismos y distanciarnos del resto de las personas. Ese ha sido el tema que ha inspirado a un fotógrafo callejero a tomar una serie de fotos en las que se pueden apreciar a personas completamente absortas en sus móviles, sin prestar atención a quienes les rodean.

Cámara en mano, Babycakes Romero recorrió las calles para captar momentos cotidianos con los que cualquiera se puede identificar. Su serie La muerte de la conversación pretende sensibilizarnos sobre el uso excesivo del móvil

El fotógrafo explica que comenzó a “a fotografiar a las personas con sus móviles porque captaba cierta simetría en ellos que era interesante a nivel visual, pero luego seguí haciéndolo y pude notar la tristeza inherente a ese acto. Antes de que se inventaran los móviles, las personas no tenían otra alternativa que interactuar. Sin embargo, ahora ya no es necesario pues podemos ‘fingir’ que estamos haciendo algo muy ‘importante’ en nuestros móviles en vez de pensar en algo que decir. Es la muerte de la conversación. Creo que aumenta el dolor social”.

Los smartphones se colaron en nuestras vidas con dos promesas muy tentadoras:nos prometieron que nunca más estaríamos solos y nunca nos aburriríamos. Y ni siquiera necesitamos involucrarnos al 100%, basta acceder a cualquier aplicación para “conectar” con alguien o entretenernos y darle esquinazo al aburrimiento y la soledad.

Las relaciones sociales cara a cara, al contrario, demandan un mayor esfuerzo. De hecho, se ha demostrado que incluso pueden llegar a drenar la energía de las personas extrovertidas. Debemos pensar continuamente qué decir y cómo decirlo, intentando huir de los largos e incómodos silencios. Sin embargo, recurrir a lossmartphones porque son la opción más fácil terminará pasando una gran factura a nuestras relaciones interpersonales, afectando su calidad.

Investigadores de la Universidad de Virginia Tech analizaron la interacción de 100 personas, quienes debían charlar durante 10 minutos sobre un tema trivial o sobre asuntos significativos. Luego, cada quien daba su impresión acerca de la conversación. Así se descubrió que la simple presencia de un smartphone generaba sentimientos de desconexión, haciendo que uno de los interlocutores se sintiera más alejado emocionalmente del otro. La persona que tenía el móvil era percibida como más desinteresada y menos empática, a la vez que la conversación resultaba menos satisfactoria.

Otro experimento similar realizado en la Universidad de Essex desveló que la mera presencia de un móvil encima de la mesa mientras hablamos hace que percibamos a esa persona de manera más negativa. Es probable que esto se deba a que realizamos una asociación inconsciente, creyendo que esa persona le da más valor al móvil y lo que este representa que a la conversación que estamos manteniendo.

Un estudio realizado en la Universidad Baylor comprobó cómo el móvil afecta las relaciones de pareja. Después de entrevistar a 453 adultos descubrieron que el hecho de que una de las personas usara continuamente el móvil, sobre todo mientras una de ellas intentaba mantener una conversación, generaba conflictos en la pareja y disminuía el nivel de satisfacción con la relación, conduciendo en algunos casos a la aparición de cuadros depresivos.

Fuente: muhimu.es

 

Un despertar con gratitud

Iniciar un nuevo día agradeciendo, meditando y mirando todo desde otra perspectiva, te puede ayudar a generar pensamientos positivos y una mejor relación con las personas que están a tu alrededor

Carolina Jiménez
[email protected]
Santo Domingo

Puede ser que hoy no sea tu mejor día, que tengas complicaciones en tu hogar, en tu trabajo o en cualquier ámbito de tu vida. Te despertaste con el pensamiento de que todo seguirá igual, de que no tienes fuerzas para continuar la batalla y te vas rindiendo poco a poco. Andas en las calles cabizbajo y nada parece tener sentido. Este desgaste emocional posiblemente podría causarte una depresión o ansiedad.

Pero, ¿qué tal si inicias tu día diferente? Agradeciendo, meditando y mirando todo desde otra perspectiva. Esto aunque te resulte difícil, es posible.

Se dice que una forma de aprender es por repetición. Mientras más se repiten en tu cabeza las quejas, penas, problemas, negatividad… terminas consiguiendo más de lo mismo. Sin embargo, si tomas la actitud contraria: “gratitud”, podrás experimentar un estilo de vida más sano emocionalmente.

La fórmula correcta está en levantarte dando gracias por lo que eres y por lo que tienes. Piensa en momentos que te hayan dado gran felicidad y que te hagan sentir orgulloso. Dar gracias te hace valorar y conservar lo hermoso que te regala la vida y tus habilidades. Lo más importante es que tu mente se alegra y tranquiliza, se calma para emprender y tomar decisiones más adecuadas para ti cada día.


¿Qué consigues siendo agradecido?

1. Estar más contento contigo mismo.
2. Hacer mejor las cosas.
3. Ser mejor contigo mismo y con las demás personas que te rodean.
4. Ganas mejores relaciones, más amigos y recibes más de todo.
5. Tomas mejores decisiones al estar tu mente más calmada.

Esta actitud te permite avanzar en tus planes y metas, en lo que es importante para ti, porque estás más sereno. También debes dar las gracias por tus sueños, planes y proyectos.

El libro “El secreto” de Rhonda Byrne (2006), habla de cómo centrar tu pensamiento en las cosas positivas. Un recurso son “las piedras de agradecimiento”.

La autora plantea que: “para acordarte de ser agradecido puedes buscar una pequeña piedra en un jardín o en un río, y llevarla en tu bolsillo para que te recuerde dar las gracias por la noche cuando la saques del bolsillo y dar las gracias por la mañana cuando la pongas de nuevo en tu bolsillo”.

El poder ser agradecido convierte las dificultades en oportunidades, los problemas en soluciones, las pérdidas de dinero en ganancias, y estar rodeado de mejores amigos.

Un consejo es que por las noches reflexiones cómo fue tu día, y si algo no resultó como te hubiese gustado….cierra los ojos e imagina cómo tendría que haber sido. Este pequeño ejercicio te hace ir a dormir con energías positivas, te permite descansar, y te ayudará a que eso que no te salió como tú querías sea mucho mejor cuando se presente. Mientras duermes el cerebro se pone a trabajar con lo que has imaginado y busca en tu inconsciente los recursos necesarios para que los uses cuando lo necesites, sin pensar, como un piloto automático.