Cómo inculcar valores a tus hijos

Debes enseñar a tu hijo a pensar por sí mismo y decidir sobre su vida de manera constructiva.

En un mundo violento, lleno de delincuencia e injusticias, donde los valores morales están en crisis a diario te preguntas: ¿cómo inculcar valores a tus hijos?

La ética y la crianza con valores sirve para no caer en la indiferencia, en el “todo se vale” y lograr personas capaces de distinguir lo que vale y lo que está bien como base del sentido que le damos a nuestra vida.

Es muy importante que como padres manifiesten un rechazo radical a la violencia y la dominación, y ofrezcas a los niños vías positivas (como el arte, el deporte o el juego) para manifestar sus enojos, frustraciones, su agresividad, fuerza y deseos de éxito. Recuerda que en la vida diaria hay que enseñar con el ejemplo.

Mira cómo inculcar valores a tus hijos:

  • Libertad y autonomía: Debes transmitir a nuestros hijos la necesidad de formar el criterio para que a partir de la reflexión puedan saber qué posibilidades son mejores que otras, sin delegar la decisión a alguien externo como la escuela, la religión o la ley (o no únicamente).
  • El bien común: Es responsabilidad de los papás enseñarle a sus hijos el respeto, la tolerancia, la no discriminación y la posibilidad de armonizar a partir de la empatía.
  • La razón: Es tener la posibilidad de resolver los conflictos personales e interpersonales por la vía racional, con el lenguaje, la comunicación y la negociación. Como padres, esto se traduce en ayudar a nuestros hijos a expresarse, a ponerle nombre a lo que sienten e identificar los momentos de enojo y la necesidad de salir de ellos antes de poder hablar. La posibilidad para el diálogo debe estar siempre abierta y siempre ser conscientes de las consecuencias.

En sus primeros años así puedes inculcarle valores:

De 0 a 6 años: Durante los primeros seis años, los padres van diciendo a sus hijos cuándo sí y cuándo no a lo que quieren o deben hacer, pues los niños no tienen la capacidad para decidirlo por sí solos. Si las reglas son claras, los niños saben a qué atenerse, las respetan y las vuelven “legales” de modo interno.

De 6 a 12 años: En esta etapa desarrollan la empatía y empiezan a ser responsables de sus acciones. Necesitan explicaciones más cuidadosas y pensadas.

A partir de los 12 años: Surgen inquietudes sobre el porqué de las cosas, sentimientos como la compasión o el altruismo y la capacidad de considerar situaciones concretas en la aplicación de las normas.

Fuente: bbmundo.com

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *