Ciclón San Zenón de 1930

Los registros climatológicos del año 1930 hasta agosto, señalaban que nos encontrábamos ante una poderosa sequía meteorológica, donde la altura pluviométrica para todo el mes solo alcanzaba las 18 milímetros, la menor de los últimos 20 años. También en lo que se refiere a la formación de ciclones tropicales, hasta finales de agosto solamente se había formado un huracán, el día 21, con un trayectoria que lo mantuvo sobre las aguas del atlántico sin acercarse a las áreas de tierra a excepción de la isla Bermuda, como se puede observar en la curva No. 1.

Para el día primero de septiembre se recibió en Santo Domingo un cable de Washington, informando de un disturbio de considerable intensidad al noreste de la isla de Martinica. Debido a la ausencia de barcos al este de las Antillas Menores, los primeros reportes de su presencia fueron los informes de las islas de Barbados a Dominica, que, aunque mostraban  una presión ligeramente debajo de lo normal, la circulación de los vientos del norte al noroeste en Dominica y del oeste en la zona de Barbados daban evidencias de que se acercaba una perturbación. Después del mediodía los reportes de las islas y de los barcos Inmella y el Lady Hawkings dieron la localización definitiva de la tormenta, centrada sobre o muy cerca de la isla de Dominica con un movimiento hacia el oeste noroeste.

Puerto Rico informó de fuertes vientos “aciclonados”. Bajo esas condiciones el Director del Servicio Meteorológico de la República Dominicana, Don Aurelio Ortori dio “el AVISO correspondiente a las autoridades competentes del país y a los periódicos para que se tomen las precauciones del caso”. Esto es lo que en este momento se trata de implementar, 75 años después, como una Alerta Temprana.

Su movimiento en el Caribe Oriental

La presencia en el norte del Caribe oriental era evidente, para los días 2 y 3 de septiembre, se considera su paso a unas 80 kilómetros (50 millas) al sur de Ponce con fuertes oleajes entre Humacao y Mayagüez y presiones que oscilaron entre 1001 y 1007 milibares (751.5 y 755.5 milímetros), estimándose un pequeño diámetro de apenas 48 kilómetros (30 millas).

Las informaciones que llegaron del exterior resultaron en cierto modo confusas y contradictorias, especialmente un cable de San Juan, Puerto Rico que señalaba una posición al sur de la isla para el día primero a unos 240 kilómetros (150 millas), lo que implicaba una alta velocidad de traslación, dando por resultado un pronóstico de su trayectoria al sur de la isla Española.

El padre Gutiérrez Lanza, Director del Observatorio de Belén en la Habana, Cuba, señalaba en su boletín del día 2 de septiembre que “un
terrible huracán avanza sobre Santo Domingo”, sin embargo, la presión atmosférica no reflejaba cambios, se producían algunas lluvias y en la
noche comenzaron oleajes fuertes y rompientes que subían hasta el malecón.

La Pan American Airway, Inc., suspendió los vuelos que venian desde San Juan de Puerto Rico y de Miami. En la noche del día 2, una
muchedumbre se aglomeraba en el malecón a ver el rompimiento de las olas, las precipitaciones y la intensidad de las ráfagas se sintieron durante la tarde cuando pasada la banda exterior precursora del huracán, en la noche se despejaba el cielo y la velocidad del viento disminuía, el huracán se preparaba para el ataque despiadado a la ciudad de Santo Domingo.

El Observatorio de Puerto Rico con la creencia de que el disturbio había pasado al sur de Puerto Rico, despachó el vapor Coamo para Santo
Domingo a las 3:00 de la tarde del día 2, llegando frente al puerto de Santo Domingo a las 9:00 de la mañana del día 3, cuando se sentían
vientos fuertes del norte noreste. Vamos a ver su experiencia.

La experiencia del COAMO

El ciclón tropical con intensidad de huracán se movió en el Caribe en dirección oeste noroeste con una velocidad de traslación disminuyendo
hasta menos de 13 kilómetros por hora después de pasar al sur de Puerto Rico. Durante esta parte de su trayectoria encontró el vapor COAMO toda la furia de la tormenta en su viaje desde San Juan, Puerto Rico a la ciudad de Santo Domingo, para las 11:00 PM., del día 2 (según Benjamín Perry) el barco se encontraba 8 kilómetros (5 millas) al sur de la isla Saona, viajando hacia el oeste, encontrando en esos momentos ráfagas moderadas del noreste y mar tormentoso.

A la medianoche la lectura del barómetro fue de 1005.0 milibares (29.68 pulgadas), a las 4:00 AM. del día 3 de septiembre el barómetro cesó su caída y el cielo aparentó estar aclarando. En las próximas cinco horas el barómetro gradualmente subía y a las 9:00 AM. marcaba 1006.4 milibares (29.72 pulgadas), para las 9:30 de la mañana el barco se encontraba a 8 kilómetros (5 millas) al sursureste de la ciudad de Santo Domingo a la cual no se aventuró a entrar debido a lo tormentosa de la bahía.

A las 10:00 AM. El barco con rumbo al este, esperando la futura moderación de la bahía recibió un salto rápido de la presión hacia abajo
determinándose en seguida mares tormentosos del noreste. La embarcación fue arrojada y arrollada aparatosamente. Para las 10:30
AM., ráfagas fuertes del noreste estaban presentes, junto con la lluvia y espuma del mar, haciendo necesario sonar continuamente señales de
niebla. Durante la próxima hora la presión descendió hasta alcanzar 997.3 milibares (29.45 pulgadas), y el viento alcanzaba una velocidad de
200 kilómetros por hora (125 millas por hora), haciendo el barco inmanejable.

Para el mediodía el barómetro registraba 955.6 milibares (28.22 pulgadas), descendiendo 41.6 milibares (1.23 pulgadas) en 30 minutos. El
viento en esos momentos alcanzaba unos 240 kilómetros por hora 150 millas por hora), el cual cargaba con lluvia y espuma acortando la
visibilidad a unos pocos metros. Poco después del mediodía la velocidad del viento decreció rápidamente y a las 12:25 PM se encontraban en una calma con mares confusos, semejantes a un caldo hirviendo. Estaban dentro del “ojo del huracán”, en esos momentos, la presión estimada por el Capitán Evans fue 936.3 milibares (27.65 pulgadas).

A las 1:04 PM, el viento cambió bruscamente al suroeste alcanzando nuevamente a las 1:25 PM una velocidad de 240 kilómetros por hora (150 millas por hora), después de la cual fue gradualmente decreciendo tornándose moderados del sur a las 8:00 PM., habían salido del huracán. El cambio de presión desde su salida de San Juan Puerto Rico al centro del huracán fue de 71.1 milibares (2.10 pulgadas).

Entrada a la República Dominicana

Los mensajes recibidos en la República Dominicana, como señalamos anteriormente, durante los días lunes y martes mostraban cierta
discrepancia, que pudo influir en la credibilidad pública, el primer mensaje del lunes procedente de Washington indicaba la formación de
un ciclón al noreste de Martinica, en la noche, Puerto Rico señalaba que el centro pasaba a unos 240 kilómetros al sur (150 millas), con dirección oeste, mas adelante señalaba que los barcos al sur de Santo Domingo debían tomar precauciones cerca de la latitud 15 norte y al oeste de 73 oeste, es decir que el mayor peligro estaba sobre el mar Caribe y mas allá de la isla. Otro mensaje recibido de Washington indicaba que el lunes el ciclón se encontraba al sur de Puerto Rico en la latitud 16 norte y el martes al sur de Haiti y no se esperaba que tocara tierra hasta Jamaica. Se consideraba que podría afectar la isla Beata, la península de Barahona, el sur de Haiti y Jamaica.

A pesar de todo esto, la Oficina Meteorológica de Santo Domingo señalaba el martes que el ciclón se encontraba al sureste de la ciudad y
que pasaría al sur de Santo Domingo a unos 160 kilómetros (100 millas) de distancia. Aduana que era la autoridad portuaria, la Policía Municipal y el Cuerpo de Bomberos tomaron medidas para hacerle frente al disturbio, por ejemplo, se canceló la salida de los barcos y trataron de controlar, cientos de curiosos que en la noche del día 2 se aglomeraron en el malecón para ver las enormes rompientes.

En la madrugada del día 3 de septiembre, el huracán se estimaba al sur de la isla Saona a unos 40 kilómetros (25 millas). Los barcos Coamo,
Catherine y Antillas no lograron permanecer en puerto o entrar, sufriendo los dos primeros graves daños. El Coamo estaba en el Placer de los
Estudios próximo al mediodía cuando se decidió regresar hacia el este, justamente en la trayectoria del huracán y ya conocemos sus experiencias.

Después del mediodía los vientos comenzaron a aumentar constantemente sobre la ciudad de Santo Domingo, manteniéndose del norte noreste, un indicador de que se encontraba al sureste y que se movía hacia la ciudad, además, los oleajes aumentaban constantemente. La lluvia se hacia horizontal y el agua era salada y negrusca. En la población no había cultura de prevención y las familias no tomaron medidas para proteger sus bienes dentro de sus casas y muchos tuvieron que buscar asilo en casas vecinas en medio de la mayor actividad del ciclón. La lluvia no paró en toda la noche, convirtiéndose en una lluvia débil continua durante todo el día 4.

A la una de la tarde el mar lanzaba montañas de agua que se estrellaban sobre el litoral en la zona llamada el Bufeadero, la cueva del Infierno y la cueva de las Golondrinas que estaban llenas de curiosos  viendo el espectáculo del mar. A las 2 de la tarde el ciclón estaba en todo su apogeo, a las 3 y 20 minutos cesó bruscamente la violencia del viento, la ciudad quedaba dentro del Ojo del huracán, las nubes se despejaban y aparecía el azul del cielo, la destrucción era generalizada y las personas muertas aparecían por todas partes .

A las tres y 50 minutos de la tarde regresó la violencia de los vientos y las lluvias del lado opuesto, o sea, del sur suroeste, y fueron atrapadas nuevamente las personas curiosas que salieron a ver el desastre durante el período de calma central característico de los huracanes. El ciclón de San Zenón solo tomó una dos horas para destruir todo lo que se había construido en más de 100 años. El viento comenzó a disminuir a las 6 de la tarde. Los habitantes recordaban que el ciclón más intenso que había azotado la ciudad lo era el ciclón de Lilis de 1894 que paso sobre el mar Caribe al sur de la ciudad de Santo Domingo.

El techo de la Oficina Meteorológica junto con el anemómetro fue arrancado cuando los vientos alcanzaron apenas los 160 kilómetros por
hora (100 MPH). Se estima que la calma y el tiempo despejado del ojo duró entre 20 y 40 minutos, la intensidad del viento se aprecia por la
palmera que fue atravesada por un listón que se encontraba en el solar del Club de la Juventud en la calle 19 de marzo esquina Arzobispo Portes. Sobre este tema consideramos que los listones de madera no tienen la suficiente resistencia y posibilidad de atravesar las palmeras, y que en este mecanismo influye la torsión a que se ven sometidas por los torbellinos que se producen en el interior de los huracanes.

Las observaciones del viento y la presión atmosférica en la ciudad de Santo Domingo, como puede verse en la tabla, muestran las variaciones
durante los días 2 y 3 de septiembre, la dirección del noroeste del día 2 puede estar relacionada con las bandas exteriores y circulaciones de
pequeña escala. Los vientos del día 3 no cambiaron de dirección, lo que indicaba que el huracán se movía hacia la ciudad. Aquí podemos
recordar unas reglas que a ustedes les puede ser muy útil en las tormentas tropicales y huracanes futuros que puedan afectar a la República Dominicana.

Fuente: acqweather.com

 

Cómo reforzar a los alumnos de forma positiva

Al igual que con sus padres en casa, los niños tienen a sus profesores como referente dentro del aula. Los pequeños perciben de sus maestros lo que hacen y lo que dicen. De esta manera, tienden a imitarlos en todos los aspectos. Por ejemplo, la manera de relacionarse, la actitud hacia la vida, el sistema de valores, etc.

Por ello, es importante que a la hora de enseñar, los profesores muestren coherencia entre lo que exigen a los niños y lo que hacen ellos mismos para que los pequeños puedan aprender. Es decir, los maestros han de tener en cuenta que debe de haber una correspondencia entre lo que enseñan y cómo se comportan.

Los profesores han de encontrar un modelo educativo adecuado en el que se pueda favorecer la autoestima de sus alumnos donde el niño se sienta respetado, aceptado y en el que aprecie su capacidad de resolver problemas de manera independiente. Te contamos cómo pueden reforzar a los niños de forma positiva.

Cuando un profesor busca reforzar a los alumnos de forma positiva es recomendable que en vez de limitarse a destacar sus errores, castigar o regañar al niño por aquello que hace mal, se debe resaltar y valorar las conductas y acciones positivas que realiza el niño para perpetuarlas y que se repitan en el futuro.

Gracias a este refuerzo positivo se consigue que los alumnos afiancen conocimientos, estimular su esfuerzo, sean más receptivos, estén más motivados y aumente su autoestima.

Para ello el profesor puede estimular con eficacia las conductas positivas de los alumnos:

– Diferentes estímulos para alumnos diferentes. Es importante que a la hora de preparar las clases se tenga en cuenta la teoría de las inteligencias múltiples. Cada niño es diferente y su manera de aprender difiere con respecto al tipo de inteligencia que tenga más desarrollada.

– Trabajar de manera conjunta con la familia. Gracias ello la calidad de la educación que se le ofrece al niño mejora ostensiblemente.

– Dar respuestas inmediatas. Cuando los niños consigan ciertos logros o actúen de manera positiva los profesores han de alentar sus esfuerzos durante el proceso o inmediatamente después. Si pasa un periodo de tiempo largo desde la acción positiva del niño se puede perder eficacia en la estimulación. Esto se puede hacer con frases como: ¿Qué bien estas trabajando?

– Generar expectativas de logro adecuadas y facilitar que el menor se sienta aceptadohará que el niño pueda llegar a tener una imagen positiva de sí mismo.

– Utilizar técnicas como “el bolígrafo verde”. Es una técnica que se hizo muy famosa por internet. Es muy simple y eficaz. Consiste en marcar con el bolígrafo verde los aciertos, en vez de tachar con rojo los fallos en los exámenes o las pruebas. Gracias a esto se evita centrar la atención de los alumnos en los errores, ayudándoles a fijarse en lo que hacen bien para poder repetirlo en el futuro.

Crear buen clima. Los profesores necesitan crear un ambiente cálido y acogedor, en el que los niños se sientan seguros y en el que se atiendan sus necesidades.

Qué reforzadores pueden usar los profesores con los niños

Para llevar a cabo el refuerzo positivo de sus alumnos, los profesores cuentan con diferentes tipos de estímulos y reforzadores que pueden usar. Entre ellos:

Físicos. Estos son: premios, regalos, ser la mejor nota de clase, etc. Todos ellos basados en una motivación extrínseca. No se puede abusar de ellos ya que crean dependencia y pueden desviarse hacia una competición insana entre los alumnos y llegar a crear bullying.

Sociales. Estos se basan en estímulos verbales como las felicitaciones, en el contacto físico como las palmaditas, y en expresiones faciales como gestos y sonrisas.

La retroalimentación. Cuando el niño realiza la actividad es gratificante para él que se elogie cómo la ejecuta.

Utilizar actividades preferidas. Conociendo los gustos de los niños, utilizar las actividades que más les agradas para estimularlos.

Fuente: guiainfantil.com

Por qué se producen los terremotos

Según en qué lugar del planeta vivas estarás más o menos acostumbrado a los terremotos. Mientras que algunos conocen los terremotos por haberlos vivido en alguna ocasión o incluso habitualmente, otros solo saben de los terremotos por las noticias de la televisión. Explicamos por qué se producen los terremotos.

1. ¿Cómo se produce un terremoto? La corteza terrestre está formada por placas tectónicas que se mueven constantemente aunque no lo notemos. Sin embargo, hay lugares donde esas placas encuentran algún obstáculo en su movimiento y al chocar es cuando se produce el terremoto, que también se puede llamar sismo o seísmo. Este es el terremoto tectónico, que es el más habitual, aunque también puede haber un terremoto volcánico.

2. ¿Qué es una falla? El lugar clave donde se produce el terremoto es la falla, que es una especie de grieta en la corteza terrestre y en donde terminan chocando las placas tectónicas. Hay fallas activas que tienen más riesgo de producir terremotos y hay otras fallas inactivas donde rara vez se nota algún sismo. La falla más conocida es la de San Andrés en California (EEUU) donde los terremotos son un fenómeno habitual.

3. ¿Cuántos terremotos hay en el mundo? Aunque al año puede haber más de 300.000 terremotos en todo el mundo, solo unos pocos tienen la intensidad suficiente como que los podamos notar. Las consecuencias de los terremotos varían en función de su intensidad llegando a ser uno de los fenómenos naturales más devastadores. La magnitud de un terremoto se mide en la Escala Ritcher, que es lo que mide la energía que se libera con el choque de las placas.

4. ¿Por qué hay más terremotos en unos países que en otros? Un gran porcentaje de terremotos se produce en las zonas bañadas por el Pacífico, desde Japón o Indonesia llegando hasta la costa del continente americano. No solo California tiene mucho riesgo de sismos, sino también lugares como México, Chile o Perú. Hay que recordar que un terremoto no es un fenómeno que se pueda prevenir, pero las zonas que están habituadas a los sismos suelen tener protocolos de actuación para proteger a las personas.

5. ¿Puede haber un terremoto en el mar? Sí. Muchas veces los terremotos se producen en alguna falla bañada por el mar. Su onda de expansión genera olas gigantescas que se llaman tsunamis. Cuando un tsunami llega hasta alguna costa, sus consecuencias pueden ser devastadoras.

Fuente: guiainfantil.com

La conversación y sus modales

Carolina Jiménez
Santo Domingo

Al conversar se pone en funcionamiento toda la competencia comunicativa de los seres humanos.

Cuando nos referimos al significado de una conversación entendemos que es un diálogo entre un emisor y un receptor, en algunas ocasiones entre un grupo indeterminado de personas. Existen múltiples motivos para entablar una conversación; intercambiar ideas, plantear opiniones o conocimientos y por supuesto, recibir respuestas a interrogantes, dudas o inquietudes.

Empatía. Para que el ambiente de la conversación sea ameno se debe mostrar buena actitud y caráter ante los demás participantes.

Según la autora Alejandra Meneses, al conversar se pone en funcionamiento toda la competencia comunicativa de los seres humanos. Por otra parte, la conversación se caracteriza por ser, además de un proceso lingüístico, un proceso social, a través del cual se construyen identidades, relaciones y situaciones.

En medio de la conversación en algunas ocasiones desarrollamos inconscientemente tres elementos: verbales, no verbales y paraverbales que dan sentido y significado al proceso de interacción comunicativa.

El lenguaje verbal se caracteriza por ser escrito u oral. Presenta un emisor, receptor, mensaje, contexto, canal y código. El no verbal se evidencia en movimientos de la cabeza, expresiones corporales y faciales, orientación de la mirada, gestos, señas, y otras formas de lenguaje no verbal. El lenguaje paraverbal se compone de una serie de características que complementan al lenguaje verbal como son: el volumen, ritmo, tono de la voz, sonidos y silencios.

¿Siempre el mensaje es claro?

No siempre cuando nos comunicamos con los demás nos damos a entender, lo cual produce que se distorsione el mensaje que emitimos. Puede ocurrir que la conversación se torne a una discusión o malentendido. En la mayoría de casos esto puede ocurrir debido a que no seguimos los buenos modales al momento de expresarnos.

Atención. Los participantes de una conversación deben respetar el turno de quien esté dirigiendo el tema y tomar la palabra en el momento indicado.

Para encontrar el éxito durante una conversación debemos hablar con un tono medio, es decir, no muy bajo para no ser escuchados claramente ni muy alto para no interrumpir a los demás presentes y lucir como imprudentes. Trata de introducir temas que sean del conocimiento de quienes te acompañen a la conversación, para que así estos puedan participar y se generen lluvias de ideas u opiniones. Siempre selecciona las palabras adecuadas para transmitir mensajes, debes estar seguro de que conozcas su significado.

 10 modales que te guían al camino del éxito en una conversación:

  1. Busca un tema para conversar, si te invitan a una reunión averigua quienes asistirán e investiga sus aficiones, hobbies, esto te será más accesible para concordar con estas personas.
  2. Tienes que aprender el arte de escuchar, especialmente con personas cultas y bien informadas.
  3. Trata de no ser el único en una conversación, debe haber constante retroalimentación.
  4. No intentes lucir tu ingenio.
  5. Piensa lo que vas a decir antes de hablar.
  6. No expliques detalladamente un tema de conversación, solo explica lo necesario, en caso de que te pidan que especifiques, hazlo.
  7. Nunca interrumpas a las personas que tienen la palabra. Se hace una excepción cuando no entiendes algún punto clave, puedes usar preguntas como: Disculpe, ¿Me permite una aclaración?
  8. El diálogo admite y hasta requiere la formulación de preguntas para que la conversación sea amena e interesante.
  9. Usa siempre la empatía, esa sensación que consiste en ponerse en el lugar de otra persona y actuar sin ofenderla.
  10. No difundas rumores dudosos referentes a otra persona.

Cómo educar a los niños en la era digital

En la actualidad, los niños desde que son muy pequeños tienen acceso a smartphones, tabletas y ordenadores. Ven a sus padres trabajar con ellos, y están acostumbrados a utilizarlos desde la primera infancia.

Los pequeños y adolescentes nacidos desde el año 1990 en adelante forman la era de los niños digitales. Se caracterizan por asimilar con mucha rapidez el uso de las nuevas tecnologías como internet, videojuegos, móviles, etc. ¿Cómo podemos educar a los en la era digital?, ¿en un mundo que cambia tan rápidamente?

Educar a nuestros hijos en la era de los niños digitales

Los niños de la era digital están influidos por las nuevas tecnologías a la hora de consumir y desarrollar su forma de pensar y entender el mundo. Algunas estadísticas y estudios nos muestran que:

– A los 2 años, el 40% de los niños ya maneja con facilidad el móvil o la tableta para jugar, ver su serie de dibujos favorita, canciones, etc.

A los 8 años, el 72% maneja perfectamente las nuevas tecnología.

Entre los 10-15 años la cifra de usuarios de nuevas tecnologías asciende al 80%. Los adolescentes utilizan el móvil un mínimo de 3 horas diarias, no para llamarse sino para comunicarse a través del WhatsApp, Instagram, Facebook, correo, etc.

Por tanto, son niños que están creciendo en un mundo digital y es importante ayudarles a aprender conceptos saludables del uso digital. Son los padres los que juegan un papel muy importante en la enseñanza de estas destrezas.

Pautas para educar a los niños en la era digital

La familia es la que facilita los modelos de aprendizaje que necesitan los niños para adquirir las capacidades y las habilidades para manejarse en la vida. Desde que nacen hasta la adolescencia los niños observan, imitan y repiten las acciones de los adultos de su entorno. Por tanto, si la actitud de los padres es:

Prohibitiva, hacen que los niños vean las nuevas tecnologías como herramientas poco útiles y perjudiciales.

Permisiva, y poco responsable en su uso. Los padres no ayudarán a aprender a utilizarlas de manera responsable ya que no marcan las normas ni los límites deseables.

El papel de los padres debe ser el de acompañar y llevar el control de la tecnología. Es decir, tener una actitud activa con la que poner normas y límites en las que el niño se pueda mover (no prohibir)

Las nuevas tecnologías dan muchas oportunidades y beneficios si los padres, con la ayuda de la escuela, ayudan a los niños de manera activa a usarlas. Con su buen uso se favorece el desarrollo de capacidades como creatividad, comunicación o razonamiento, además de ser un gran soporte para el aprendizaje cooperativo. Para conseguirlo os damos algunos consejos:

– Entender que si para los adultos es importante estar comunicados y relacionarnos con otros, esta necesidad es mayor para los niños. Los padres han de estar atentos ya que los chavales pueden tener problemas debido a su nivel de madurez o una posible inexperiencia en el uso de las tecnologías.

– Para evitar inseguridad, los padres han de comentar que no deben facilitar datos personales, enviar fotos o establecer relaciones con personas desconocidas.

– Explicarles que los comentarios que escriben deben ser respetuosos hacia otras personas.

– Los padres deben estar al día de los avances en la tecnología y ser ejemplo de uso de las mismas.

– Dejar claro a los hijos que cuando están estudiando deben permanecer desconectados para que no disminuya su concentración.

– Se puede poner un horario de utilización desde que son pequeños.

– Informarles que deben acceder a aquellos contenidos que son permitidos para su edad.

– Utilizar los dispositivos en un lugar a la vista del adulto.

– Que los niños tengan todas las “Tareas” acabadas antes de poder usarlas.

Gracias a estos consejos será más fácil para los padres establecer hábitos, normas de uso y seleccionar los contenidos más adecuados en el uso de las nuevas tecnologías por parte de sus hijos.

Fuente: guiainfantil.com

Un otoño lleno de actividades

El otoño es una estación en la que también se puede disfrutar un montón con los niños. Podemos saborear con ellos cada una de sus peculiaridades. Ahora que ya estamos en pleno curso, que hemos dejado bastante atrás las vacaciones estivales, aún nos quedan muchos momentos emocionantes y enriquecedores…

El otoño ofrece a los niños detalles de la naturaleza sorprendentes, frutos singulares y situaciones imprevistas. Antes de que se echen encima los fríos invernales sería estupendo poder mostrar y enseñar a nuestro hijo aspectos sorprendentes y sencillos de la naturaleza, con la cual pueden aprender, experimentar y jugar. Seguro que ya sabes a que me refiero: a los árboles y a los diferentes colores de sus hojas, sus tamaños y sus formas.

Podría ser muy divertido para los niños recoger hojas, según sus criterios y gustos, ordenarlas, coleccionarlas, realizar collages,… y, sobre todo jugar con ellas, ¿quién de pequeño ha podido resistirse a la montaña de hojas que el barrendero ha acumulado en un rincón del parque? Esto es demasiado atrayente para dejarlo pasar: meter las piernas hasta hundirse o esparcirlas por el aire en forma de lluvia.

Si tenemos oportunidad, el recoger los frutos de los árboles como las castañas, bellotas, nueces o almendras les hará pasar a nuestros niños un momento tranquilo y gratificante, a la vez que aprenden a discriminar sus formas y a paladear nuevos sabores, ¡a mi hija le vuelven loca las castañas asadas!, dice que son lo mejor del otoño. Pero, de todos los frutos ‘recolectables’, a mis hijos les encanta buscar setas y cogerlas, siempre bajo la supervisión de los mayores. Como el abuelo es muy aficionado a lassetas, siempre que salimos a buscarlas, lleva un estupendo libro especializado con detalladas ilustraciones para que puedan reconocer y distinguir unos tipos de otros. A ellos les encanta compararlas: mirar con detalle la forma, el color, el tacto, si tienen láminas o esporas, si tienen anillo en el pie, sin son o no comestibles. Es una divertida y didáctica clase práctica sobre micología. Si nos la comeremos o no, ya no les preocupa.

Hay otras muchas otras actividades otoñales que podemos realizar desde casa: dibujos, composiciones y numerosas manualidades que a los más pequeños pueden servir para ir conociendo su entorno y ayudarles a distinguir las diferentes estaciones del año, observando y plasmando en sus creaciones las características propias de dicha estación. El otoño es un momento de cambios, de explosión de nuevas y sorprendentes formas y colores en la Naturaleza, que podemos aprovechar para estimular la curiosidad insaciable de nuestros pequeños. Seguro que también a los que habitáis en otras latitudes, la Naturaleza os regala sus delicias de temporada, aunque no sepan a otoño.

Fuente: guiainfantil.com

10 motivos para prohibir los smartphone a niños menores de 12 años

El acceso de los niños a las nuevas tecnologías parece no tener frenos. Antes, la preocupación se limitaba a que los niños se quedaban demasiadas horas frente a la televisión, mientras hoy hay un gran desasosiego de los padres acerca del contacto que tienen los niños, incluso los bebés, con los smartphone y tabletas.  Expertos en el tema alertan sobre el riesgo del uso de esos aparatos en bebés y niños. ¿Son los teléfonos móviles y las tablets las nuevas niñeras y cuidadores de los niños?

Cómo y cuánto los niños pueden usar los smartphone

Hace meses, la Asociación Japonesa de Pediatría empezó una campaña para restringir el uso prolongado de los móviles y tabletas, sugiriendo control y más juegos a los padres. Ahora son la Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría las que revelan 10 razones por las que los niños menores de 12 no deben usar estos aparatos sin control. Ellos lo tienen claro, los bebés de 0 a 2 años no deben tener contacto alguno con la tecnología; los de 3 a 5 años, debe ser restringido a una hora/día; de 6 a 18 años la restricción debería ser a 2 horas/día.

Por qué limitar el acceso de los niños a los móviles o tabletas

1- Desarrollo cerebral de los niños
Un desarrollo cerebral causado por la exposición excesiva a las tecnologías, puede acelerar el crecimiento del cerebro de los bebés entre 0 y 2 años de edad, y asociarse con la función ejecutiva y déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y de la falta de autocontrol (rabietas).

2- Retraso en el desarrollo del niño
El excesivo uso de las tecnologías puede limitar el movimiento, y consecuentemente el rendimiento académico, la alfabetización, la atención y capacidades.

3- Obesidad infantil
El sedentarismo que implica el uso de las tecnologías es un problema que está aumentando entre los niños. Obesidad lleva a problemas de salud como la diabetes, vasculares y cardíacos.

4- Alteraciones del sueño infantil
Los estudios revelan que la mayoría de los padres no supervisan el uso de la tecnología a sus hijos, en sus habitaciones, con lo que se observa que los niños tienen más dificultades para conciliar el sueño. La falta de sueño afectará negativamente a su rendimiento académico.

5- Enfermedad mental
Algunos estudios comprueban que el uso excesivo de las nuevas tecnologías está aumentando las tasas de depresión y ansiedad infantil, trastornos de vinculación, déficit de atención, trastorno bipolar, psicosis y otros problemas de conducta infantil.

6- Conductas agresivas en la infancia
La exposición de los niños a contenidos violentos y agresivos, puede alterar su conducta. Los niños imitan todo y a todos. Así que hay que vigilar el uso y la navegación de los niño en móviles o tabletas.

7- Falta o déficit de atención
El uso excesivo de las nuevas tecnologías puede contribuir a déficit de atención, disminuir la concentración y la memoria de los niños, gracias a la gran velocidad de sus contenidos.

8- Adicción infantil
Los estudios demuestran que uno de cada 11 niños de 8 a 18 años son adictos a las nuevas tecnologías. Cada vez que los niños usan dispositivos móviles, se separan de su entorno, de amigos y familiares.

9- Demasiada radiación
La OMS, Organización Mundial de la Salud clasifica los teléfonos celulares como un riesgo debido a la emisión de radiación. Los niños son más sensibles a estos agentes y existe el riesgo de contraer enfermedades como el cáncer.

10- Sobreexposición
La constante y sobreexposición de los niños a la tecnología les hacen vulnerables, explotables y expuestos a los abusos.

Además, los expertos coinciden que estar demasiadas horas pegado al móvil o a la tableta es perjudicial al desarrollo de los niños. Ellos creen que generan niños más pasivos y que no saben interactuar o tener contacto físico con otras personas. Y aunque entienden que las nuevas tecnologías son parte de su vida, ellos creen que no deben sustituir a la lectura de un libro o al tiempo de juego con los hermanos y los padres.

Fuente: guiainfantil.com

En vez de preparar cenas para tu familia, haz el desayuno

Solía trabajar de noche. Es algo común si trabajas en un periódico, un hospital o una estación de policía, en una fábrica o una entidad financiera. Hay trabajos en los que hay personas despiertas mientras el resto duerme. No podía preparar la cena a menudo. El trabajo nocturno hace que preparar la cena sea más que un quehacer. Muchas veces, lo hace imposible.

Me sentía mal al respecto. Mis hijos eran pequeños y sabía que comer con ellos era importante. Todos lo saben, o dicen saberlo: tu pareja, tu tía, tu pediatra, Michelle Obama.

Así que preparaba el desayuno. En los periódicos, al turno de noche le dicen “el turno de la langosta”, por razones que son un misterio aún sin resolver. Mi turno era literalmente el de la langosta: era el crítico de restaurantes de The New York Times. Comía langosta de noche, lejos de mi familia. Regresaba tarde a casa para archivar mis notas y dormía un poco; después me tomaba unas aspirinas y le servía el desayuno a todos como si fuera una cena entre semana en una realidad alterna, todos sonriendo entre el vapor que desprendía la comida. ¿Qué importaba si papá usaba lentes oscuros en la cocina?

Era grandioso. Aún lo es: una comida familiar, cinco, seis, siete días a la semana, servida por la mañana, cuando todo es posible. Preparar la cena puede ser estresante sin importar a qué hora lo hagas. También es difícil hacerlo tan a menudo como nos gustaría.

Mejor intenta preparar el desayuno.

En primer lugar, es más fácil que preparar la cena. (No hay grandes trozos de proteína ni guarniciones ni ensalada ¡ni postre!). En general, es más barato por eso mismo, pero si lo haces bien puede parecer y saber a lujo exquisito.

Confesémoslo: nadie tiene tiempo para preparar el desayuno. Hay autobuses y trenes que alcanzar, autos que conducir, mandados que cumplir antes de que el jefe empiece a ver su reloj y todo se ponga tenso. Algunos necesitan ir al gimnasio antes del trabajo o correr unos cuantos kilómetros, recoger la ropa de la lavandería, pasear al perro. Quizá llegaste a medianoche después de que tu viaje en avión se retrasara. Estás cansado.

Preparar el desayuno es un lío que muchos de nosotros no queremos enfrentar. Por eso hay un carril para detenerse en la tienda de donas.

De todos modos hazlo. Levántate 15 minutos antes de lo habitual y verás que el sacrificio vale la pena: una pila de pan tostado con mantequilla y mermelada; tazones de yogur espolvoreados con granola y fruta recién cortada; panqueques con miel de maple, nueces y fruta seca; una sartén de huevos revueltos tiernos. No estarás solo. El grupo NPD, una empresa que rastrea puntos de venta para darle seguimiento a lo relacionado con el desayuno, calcula que las ventas de ingredientes crudos o frescos para el desayuno aumentará un nueve por ciento en 2018.

Para los estudiantes, en especial, los datos son claros: un desayuno saludable mejora la cognición y la memoria, ayuda a reducir el absentismo y, en general, mejora el humor. Un estudio de 2008 publicado en la revista Pediatrics halló que los adolescentes que desayunaban con regularidad tenían un índice de masa corporal menor que quienes no lo hacían.

Las investigaciones del mismo tipo en adultos han sido menos claras. Pero la lógica del humor es cierta en todos los casos: desayuna y tendrás una mañana mejor. Quizá comerás menos en el almuerzo. Tendrás una mejor tarde, lo cual traerá una mejor noche y un mejor sueño. Así como un mejor desayuno la mañana siguiente.

Entonces: panqués de grano entero, rebanadas de naranja, una salchicha o dos, y todos ganan.

Tómate un café mientras la radio suena bajito y los demás están dormidos; cocina un poco y después diles a todos que el desayuno está listo. (Puedes lavar la sartén por la tarde, recordando la alegría de la mañana). Preparar el desayuno es más fácil cuando lo haces por tercera ocasión que la primera vez, pero siempre será bienvenido y siempre valdrá la pena.

Puedes hacerlo desde antes o en el momento. Puedes preparar los alimentos la noche anterior, justo antes de irte a dormir: si pones avena molida a cocer toda la noche en una vaporera de arroz, tendrás una crema de avena digna de la Irlanda del siglo XIX, sedosa y caliente, combustible perfecto para las actividades matutinas. Puedes dejar listos todos los ingredientes para preparar pan francés y sumergir el pan en la mañana, o hacerlo pedazos y dejarlos en una cacerola para que se enfríen durante toda la noche, y puedas tostarlo en cuanto amanezca. Revuelve un poco de mezcla con levadura para waffles después de la cena, y en la mañana tendrás todo listo.

“Pero acabo de preparar la cena”, dirás, “¡ya basta de trabajo!”. Está bien. Espera a que amanezca y luego haz algo rápido: fruta en trozos, jugo de naranja y yogur para un licuado que acompañe un huevo frito, por ejemplo. Es un trabajo de 10 minutos. O haz como los californianos y unta aguacate en un pan tostado. ¡Cinco minutos! Ponle un poco de sal y sería lo mismo que comer en el Malibu Pier.

¿Te gusta desayunar crema de maní untada sobre un English muffin? ¿O manzanas fritas en grasa de tocino? ¿Mojar el arroz del día anterior con mantequilla y salsa de soya? ¿Una ensalada de fruta? ¿Un bagel tostado con una rebanada de jamón y una rebanada de queso suizo?

Todas esas opciones hacen un buen desayuno, si lo sirves con cuidado. Y se vuelve mejor, más fácil, hasta más rico, cada vez que lo haces.

Empieza a preparar el desayuno todos los días. Haz que el desayuno se ponga de moda.

Fuente: nytimes.com

Aprende las reglas de la H

En algunas palabras extranjeras, como hadware o hámster, se pronuncia como una “J” suave.
También, en algunas regiones de España y de Hispanoamérica se tiende a pronunciar la “H” en aquellas palabras que en español antiguo se escribían con “F”.

Palabras que se escriben con H


Las palabras que empiezan por hum-.
Humano, húmedo, humilde, humo, humor.
Umbela, umbilical, umbral y umbría.


Las palabras que empiezan con hecto- (cien), helio- (sol), hetero- (distinto),hepta- (siete), hexa-(seis), homo- (igual).
Hectómetro, heliógrafo, heterogéneo, heptaedro, hexágono, homófono.


Las palabras que comienzan por herb-, herm-, hist-, holg-, horm-, horr-,hosp- y host-.
Herbicida, hermano, historia, holgazán, hormiga, horrible, hospital, hostelería.
Erbio, ermita, ermitaño, istmo, ormesí, ostentar (y sus derivados), ostra (y sus derivados).


Las palabras que empiezan por hemi-, hidr-, higr-, hiper-, hipo-.
Hemiciclo, hidroavión, higrómetro, hipérbole, hipopótamo.
Emigrar (y sus derivados), eminencia, emitir (y sus derivados).


Las palabras que empiezan por los diptongos hia-, hie-, hue-, hui- y sus derivados.
Hiato, hierro, hielo, hueco, huele, huir, huidizo.
Oquedad (de hueco), orfandad y orfanato (de huerfano), osamenta, osario, óseo y osificar (de hueso), oval, ovario, ovíparo, ovoide y óvulo (de huevo).


Las palabras que empiezan por mo y za seguidas de vocal.
Mohín, moho, zaherir, zahón.
Moisés y zaino.


Todas las formas de los verbos cuyo infinitivo se escribe con H.
Había, habré, hago, hacía, habito, habitaba, hablo, hablé, hallaba, hallaré

Fuente: elabueloeduca.com