Los abuelos: un gran tesoro en la familia

Dicen que un abuelo es alguien con plata en su cabello y oro en el corazón. Si tus hijos pueden contar con la presencia de al menos uno de sus abuelos considéralos niños afortunados; las relaciones humanas no son perfectas y los límites son necesarios, pero el legado de vida que ellos transmiten a sus nietos es un tesoro emocional que permanecerá con tus hijos para siempre.

Seguramente has escuchado la frase “cuando mamá y papá digan que no ¡marca 01-800-abuelos!”; el pilar fundamental que los abuelos juegan en la educación de nuestros hijos: les transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño, estabilidad… Además el beneficio es mutuo, ya que los abuelos también se enriquecen emocionalmente con el contacto con sus nietos.

¿Sabías que diversos estudios han demostrado que cuidar a los nietos es beneficioso para la salud mental de los abuelos? Investigadores del Women’s Health Aging Project, en Australia, descubrieron, que las mujeres post-menopáusicas que pasan tiempo cuidando de sus nietos tienen un menor riesgo de desarrollar Alzheimer u otros desórdenes cognitivos que las mujeres que no lo hicieron. (Aunque todo exceso es malo: el estudio señala que cuidarlos más de 5 días a la semana aumenta los riesgos de padecerlos).

Para los niños los abuelos son la figura representativa de la unidad familiar y ello les hace sentirse seguros y, consecuentemente, estables emocionalmente. Además, a los ojos de sus nietos, el abuelo es un modelo de envejecimiento.

El abuelo tiene una situación privilegiada basada sobre una relación de confianza lo que permite que se conviertan en perfectos transmisores de los valores morales y que sean fácilmente asimilados.

El Papel que juegan los abuelos:

Los lazos que abuelos y nietos construyen con una relación sana son invaluables. Te compartimos algunas de las ventajas que tu familia posee con su presencia:

  • Transmiten recuerdos, historias y memorias familiares: ¿Hay alguien mejor para contar las travesuras que hacías cuando eras chico? Los abuelos son un vínculo fundamental entre generaciones; Las historias de familia les encantan a los niños, y contribuyen en su desarrollo psicológico.
  • Un abuelo es el historiador familiar: es quien habla de las tradiciones familiares, el legado y la experiencia: los niños disfrutan cuando los oyen hablar sobre su juventud y esto los ayuda a llenar el vacío entre pasado y presente.
  • Cuidar de los niños cuando los padres no pueden hacerlo: Eso es beneficioso para los niños y para los abuelos porque se sentirán más útiles, más considerados y más valorados.
  • Apoyan en el equilibrio de tiempo en el hogar de sus hijos: Recogiendo a los niños en el colegio, o quedándose con ellos alguna noche para que los padres puedan salir libremente.
  • Son una figura ecuánime cuando hay problemas familiares:
    Están dispuestos a escuchar al niño cuando tiene algún problema con sus papás sin juzgarlo ni traicionar su confianza, además de que tratan de neutralizar la situación. Cuando los problemas entre padres e hijos (en su mayoría, adolescentes) no se pueden resolver, es más fácil que los abuelos sean los mediadores del conflicto.
  • Aprender con sus nietos: acercándose más a las nuevas generaciones: los abuelos de ahora están descubriendo el uso de las herramientas digitales gracias al cariño y paciencia de los más pequeños de la familia. Es una forma de renovarse personalmente y estar actualizado.
  • Los consienten: los abuelos no pretenden ser estrictos, lo que buscan es divertir, jugar y platicar con sus nietos. Son los consentidores por excelencia y son indulgentes con esas pequeñas cosas que un niño adora como levantarse tarde, ver la tele por horas, comer dulces, etc., pero eso no significa que sean permisivos, pues también marcan límites y no permiten que sus nietos digan groserías, hagan berrinches o se porten mal.
Comunicación saludable entre padres y abuelos:

Para que tus hijos puedan disfrutar siempre de la sabiduría y la alegría que sus abuelos transmiten, la comunicación con los padres también debe fluir positivamente para que sea una relación saludable. Aquí algunas consideraciones que podrán ayudarte a mantener una relación positiva:

  • Recuerda que los abuelos disfrutan y padecen el doble a sus nietos. Los disfrutan en los buenos momentos, sintiendo una doble satisfacción , por ellos y por sus padres, y en los momentos tristes como puede ser una enfermedad , los padecen por partida doble , por un lado la preocupación que les genera el estado de salud de los nietos y por el otro lado ver a sus hijos en situación de stress.
  • También puede ocurrir que algunos abuelos no respetan a sus hijos en el rol de padres y también ocurre que algunos hijos piensan que es obligación de los abuelos abandonar su vida para cuidar a sus nietos cuando los padres tienen otros compromisos.
  • Los buenos abuelos deben tener siempre muy en cuenta que su papel no implica tener una segunda oportunidad para ser padres y que hay que evitar comparaciones en el estilo de crianza: Con amor hay que trasmitir la idea de que las generaciones de padres e hijos son diferentes, por lo tanto lo son también los criterios educativos.
  • Es importante recordar que lo más importante para padres y abuelos es el bienestar de los niños.

Fuente: anahuacalli.com.mx

Con apoyo de Newsner.com; estimulosadecuados.com.ar y guiainfantil.com

Autor: Jose Angel Mesa

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *