Las sustancias radiactivas que hay naturalmente en tu comida

 

Vivimos en un mundo radiactivo y todos estamos constantemente expuestos a distintas fuentes de radiación, incluido nuestro propio cuerpo.

Las formas radiactivas de los elementos se llaman radioisótopos o radio núcleos y existen de manera natural en distintas combinaciones y concentraciones en las rocas, como el granito, y en los minerales que hay en el medio ambiente.

  • ¿Le tenemos demasiado miedo a la radiación nuclear?

Eso significa que también están inevitablemente presentes en los alimentos que consumimos y el agua que bebemos, desde la leche y los cereales hasta las patatas o el pescado.

Según un informe del Consejo Nacional para la Medición y Protección de la Radiación de Estados Unidos aproximadamente un 5% de la radiación anual a la que está expuesta una persona en Estados Unidos es “interna”, es decir, procede de lo que ingiere.

Pero estos niveles de radiación natural son inofensivos para la salud.

¿Cuánto hay en lo que comemos?

GETTY IMAGES
Image caption
Todo el agua de la Tierra contiene pequeñas cantidades de uranio disuelto y de torio.

La radiactividad “natural” se pasa a animales y cosechas a través de las rocas y minerales del suelo. El pescado y el marisco con concha pueden absorber radioactividad del agua y el fondo marino.

Además toda la materia orgánica, animal y vegetal, contiene una pequeña cantidad de radiación procedente del Potasio-40, que es la fuente más importante de irradiación interna.

Y todo el agua de la Tierra contiene pequeñas cantidades de uranio disuelto y de torio.

Las dosis estimadas de exposición general a la radioactividad varían mucho de un país a otro, y no todos los gobiernos tienen estudios detallados al respecto.

Por ejemplo, en Reino Unido se estima que la media de la dosis anual de exposición a la radioactividad es de 2,7 miliSievert (mSv).

Sin embargo, en Estados Unidos se estima que es más del doble, 6,2 miliSievert, de los que 0,3 tienen una procedencia “interna”, a partir de la comida y el agua que se ingiere, según señala la Comisión de Regulación Nuclear de Estados Unidos (USNRC, por sus siglas en inglés).

Según datos de 2011 en España, la media anual de radiación es de 3,7 miliSievert, de los que casi un 4% proviene de bebida y comida.

6 de los alimentos más naturalmente radiactivos

Uno de los alimentos que más radiación tiene son las nueces de Brasil, porque los árboles que las producen tienen unas raíces muy extensas que absorben el material del suelo, que en Brasil tiene un mayor contenido de uranio.

Claro que una gran parte de las nueces de Brasil que se consumen hoy en día en el mundo no son producidas en Brasil, así que el contenido radiactivo puede variar según la procedencia de las nueces.

El banano, también conocido en América Latina como banana, plátano, guineo o cambur, también contiene de manera natural un nivel de radiación alto comparado con otros alimentos.

Según datos del USNRC estos son algunos de los alimentos que mayor contenido de radiación natural tienen(medido en picocuries por kilogramo):

  • Nueces de Brasil: 5.600
  • Habas, frijoles o porotos: 4.640
  • Bananas: 3.520
  • Zanahorias:3.400
  • Papas o patatas:3.400
  • Carne roja: 3.000

    EMANUELE SATOLLI
    Image caption
    Estas mujeres japonesas, que no son científicas sino madres, crearon su propio laboratorio para mediar la radiación en los alimentos cerca de Fukushima.

¿Y cuándo no es natural?

La exposición a la radiactividad natural presente en la comida es en general inofensiva para nuestra salud y, de todos modos,existen muy pocas posibilidades de reducirla en la dieta, según apunta un informe del Consejo de Seguridad Nuclear de España.

Aunque puntualizan que el marisco concentra el material radiactivo de tal forma que “las personas que consumen grandes cantidades de mejillones, ostras, chirlas y caracoles marinos pueden recibir una dosis de radiactividad natural por alimentación hasta un 50% más alto que la media”.

Sin embrago, potencialmente los materiales radioactivos creados por el hombre y filtrados en el medio ambiente podrían filtrarse en nuestra cadena alimenticia del mismo modo que sucede con la radiactividad natural.

Fuente: RedacciónBBC Mundo

El búnker bajo hielo donde se almacenan los alimentos del futuro

David Shukman

Todo, siempre, puede salir mal. Los polos, por el cambio climático, se pueden derretir. Una guerra violenta –de todos contra todos– puede estallar. Un meteorito podría caer sobre la Tierra y destruir de un plumazo ecosistemas milenarios.

Pero en el supuesto caso de que una tragedia destruya los principales cultivos de alimentos de la humanidad, hay un banco de semillas escondido en el corazón del Ártico para ayudarnos a empezar de nuevo.

David Shukman, corresponsal de Ciencia de la BBC, visitó el Banco Mundial de Semillas de Svalbard y nos cuenta cómo es esta guarida que puede salvarnos de un desastre.

Es una extraña sensación la que siento a medida que me acerco a lo que debería ser el lugar más seguro del planeta.

En lo alto de una montaña ártica azotada por el viento, una puerta de cemento me lleva hacia el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, una despensa destinada a garantizar la supervivencia de las plantas más preciadas del mundo.

Diseñado para hacerle frente al escenario más apocalíptico, pasar un día aquí no es algo que te levante el ánimo.

La primera barrera para acceder a este lugar es que está en un sitio remoto: las islas Svalbard están a 1.300 km del Polo Norte.

Y aunque hay muchos vuelos desde Noruega y las aventuras árticas están creciendo en popularidad, la población es mínima y el turismo masivo aún no ha llegado.

A esto se suman los riesgos inesperados. Una capa de hielo duro como una roca cubre el aparcamiento al que llegamos. Cada paso es peligroso. Trato de imaginarme una situación muy poco probable: una multitud amenazante tratando de entrar pero ni siquiera pueden mantenerse en pie.

Puertas múltiples

La puerta exterior es de acero. Me decepciona ver que se abre con una llave común y corriente, como la que la mayoría de nosotros usamos para entrar en nuestra casa.

¿Qué pasa si la pierdes? Por algún motivo estoy un poco cínico. La respuesta es obvia: hay varias copias.

Un viento helado y una calma extrema nos acompañan durante los primeros pasos. Nos esperan una fila de cascos de seguridad.

Se abre otra puerta que nos conduce a un túnel que desciende suavemente hacia las profundidades de la montaña. La temperatura es de 4 ºC bajo cero y estamos ahora en el permafrost, donde el suelo que nos rodea nunca se derrite.

La mayor parte del túnel está cubierta de concreto, más adentro queda expuesta la roca. Nuestras voces dejan escuchar su eco.

Las puertas se abren con llaves comunes y corrientes, como las que usamos en nuestra casa.

El concepto de este proyecto es simple: imagínate que todo sale mal con los cultivos de alimentos claves y asegúrate de tener muestras de ellos aquí.

Por esta razón, la entrada está a 130 metros por sobre el nivel del mar, una altura muy por encima de las proyecciones más negativas en torno a cuánto puede aumentar el nivel del mar si se derriten por completo las capas de hielo polar en los próximos siglos.

El estar enclavado en medio de las rocas hace que las semillas sean también inmunes a la guerra. Svalbard está muy lejos de cualquier conflicto militar, pero incluso si uno explota en el Ártico y una bomba aterriza allí, no podría en teoría destruir el banco.

Esta roca es la mejor protección contra misiles.

Tras esta puerta la temperatura se mantiene a 18ºC bajo cero.
Derechos de autor de la imagenAP Image caption

En este punto, llegamos a otra puerta. Está blanca por la escarcha. La temperatura está cayendo. Entramos a lo que llaman la “catedral”, una vasta caverna que conduce a las despensas propiamente dichas.

Una caja con una historia emotiva

Todavía queda una puerta por sortear. Está incrustada en el hielo. Tras la puerta, el aire se mantiene a 18 º C bajo cero. Estamos vestidos para esta temperatura pero la piel que queda expuesta se nos congela.

La despensa tiene hileras de estantes, cada uno está repleto de grandes contenedores de plástico similares a los que uno usa para guardar documentos o para mudarse.

Dentro hay pequeños paquetes con semillas. Son 865.871 paquetes que representan más de 5.000 especies y cerca de la mitad de los cultivos de alimentos más importantes del mundo.

Hay semillas de África, Asia y América. También, para mi sorpresa, hay cajas de Corea del Norte.

Las semillas están almacenadas en cajas de plástico en largas hileras de estantes. Derechos de autor de la imagenAP Image caption

Pero la historia que más me conmueve es la de las cajas de Siria. Un centro regional de investigación sobre agricultura en áreas secas tenía su sede en Alepo. Los cortes de electricidad y la guerra civil hicieron imposible el trabajo de esta institución. Así fue como las semillas iniciaron un largo camino hasta llegar aquí.

Imaginación negra

Para eso exactamente está diseñado este sitio. La mayoría de los países tienen sus propias reservas de variedades de plantas clave y el banco es sólo un respaldo de esas semillas que ya son de respaldo.

Por el techo del túnel circulan las cañerías de refrigeración.

Este lugar ha comenzado a cobrar sentido para los lugares en donde los bancos nacionales de semillas están amenazados por inundaciones, o donde la agricultura industrial ha reducido tanto la variedad genética que las plagas pueden ser catastróficas.

También para donde las proyecciones de cambio climático lucen amenazantes para los suministros de alimentos.

Esta bóveda es triste y hace falta tener una imaginación oscura para apostar por este proyecto, pero la inmensa cantidad de países e instituciones que la usan justifican su existencia.

Pocos días atrás –y mucho antes de lo que nadie hubiese anticipado– la bóveda cumplió por primera vez con su objetivo primordial.

Algunas de las semillas sirias fueron retiradas de sus gélidos estantes porque las necesitaban en Medio Oriente.

128 cajas de un total de 350 originalmente enviadas desde Alepo atravesaron este túnel lleno de puertas para viajar a Líbano y Marruecos.

Estas semillas vienen de plantas cultivadas en zonas donde surgió la agricultura, en la llamada “medialuna fértil” y ahora serán plantadas para duplicarse.

Pronto habrá agricultores en Medio Oriente cuyas futuras cosechas podrán producir mayores rendimientos o plantas más resistentes a las sequías, todo gracias a los paquetes de semillas que un día fueron almacenadas en un búnker seguro en la ladera de una solitaria montaña del remoto Ártico.

Fuente: bbc.com

Celebran feria STEM

El International School of Santo Domingo celebró su STEM-fair 2017 el pasado 13 de mayo con una innovadora versión donde los estudiantes seleccionaron proyectos enfocados en las ciencias, tecnología, ingeniería y matemática.

Cada área de concentración presentó una exhibición independiente donde demostraron las habilidades y conocimientos adquiridos. Previo a la feria, celebraron la semana científica, con ponencias magistrales de eminentes profesionales de diversas áreas.

Este colegio ofrece un programa académico bilingüe con el más alto standard internacional, para formar individuos independientes, críticos y automotivados, centrado en la práctica de valores como la integridad, honestidad y profesionalidad.  Es el único del país que ofrece el programa “Singapore Math” desde pre-escolar hasta el bachillerato.

¿Es cierto que los países tienen “personalidades”? ¿O se trata sólo de estereotipos?

Christian Jarrett BBC Future

Un inglés introvertido, un estadounidense descarado y un japonés trabajador. Los estereotipos nacionales son fáciles de hacer.

Pero ¿realmente existen personalidades diferentes para cada país?

Cuando los psicólogos hacen el mismo test de personalidad a cientos o miles de personas de países diferentes, encuentran puntuaciones diferentes según cada cultura.

En otras palabras, la personalidad promedio de un país a menudo suele ser diferente a la de otro.

Pero estas diferencias entre naciones no corresponden a los estereotipos que muchos tenemos.

Aunque solemos estar de acuerdo en lo que define la personalidad típica de un país, incluido el nuestro, las investigaciones sugieren que nuestros supuestos muchas veces son erróneos.

Brasileños, suizos y malteses: los más extrovertidos

Varios estudios internacionales han documentado las diferencias culturales respecto a la personalidad.

Uno de los más completos fue publicado en 2005 por Robert McCrae y 79 colaboradores en todo el mundo que analizaron a más de 12.000 estudiantes universitarios de 51 culturas.

GETTY IMAGES. Image caption. Algunos estudios sugieren que las personas que viven en islas pueden ser más introvertidos.

Basándose en diferentes perfiles de personalidad, los investigadores presentaron una puntuación de rasgos “colectivos” para cada cultura.

Quienes acumularon una mayor puntuación en extroversión fueron los brasileños, los suizos franceses y los malteses, mientras que los menos sociables resultaron ser los nigerianos, marroquíes e indonesios.

Los que tuvieron más puntos en apertura fueron los suizos alemanes, los daneses y los alemanes, mientras que los menos abiertos, según este estudio, son los chinos de Hong Kong, los irlandeses del Norte y los kuwaitíes.

Por supuesto, es importante recordar que estos son sólo promedios.

Hay muchas coincidencias entre países y controversias sobre cómo interpretar los resultados.

Los expertos también dicen que es un problema saber cuántos ciudadanos de cada país están dispuestos a marcar la casilla de los rasgos más extremos en un test psicológico.

Pero, a pesar de los retos metodológicos, varios estudios han analizado la cuestión de manera global. Y los resultados son bastante consistentes.

Los neuróticos: Japón y Argentina

Investigaciones internacionales sobre la personalidad también mostraron que, aunque los rasgos varían entre culturas, la estructura básica de la personalidad, organizada en cinco aspectos fundamentales, suele ser universal.

David Schmitt, de la Universidad Bradley en EE.UU., dirigió un estudio en 2007 en el que analizó a más de 17.000 personas de 56 países en todo el mundo.

GETTY IMAGES. Image caption. Ni los expertos ni las personas comunes y corrientes que han participado en estudios sobre estereotipos nacionales han acertado.

Los países más neuróticos, según este estudio, resultaron ser Japón y Argentina, mientras que los menos, República del Congo y Eslovenia.

Por otra parte, las puntuaciones más altas para amabilidad se las llevaron los jordanos y los congoleses, mientras que los japoneses y lituanos obtuvieron las más bajas.

Este estudio también reflejó las similitudes entre países de una misma región y descubrió que, por ejemplo, en África la gente suele obtener más puntos en responsabilidad que personas de otros continentes, como Asia.

  • ¿Por qué los niños holandeses son los más felices del mundo?
Estereotipos errados

Pero si bien es cierto que existen diferencias de personalidad entre culturas y naciones, no suelen coincidir con los estereotipos.

Probablemente tengas una idea en tu cabeza de la personalidad promedio de la gente de distintas culturas.

Sin embargo, raramente se corresponden con la realidad.

A principios este siglo, en una de las primeras comparaciones de estereotipos nacionales con las diferencias de personalidad, el psicólogo Robert McCrae puso a prueba las asunciones sostenidas por expertos en psicología cultural.

GETTY IMAGES Image caption.  Estudios ponen a los argentinos a la par con los japoneses como los más neuróticos.

McCrae presentó a un panel de ocho de esos expertos una lista de 26 culturas diferentes del mundo sobre las que existían datos promedio relativos a la personalidad.

Luego, McCrae le pidió a los expertos que organizaran las culturas en listas con puntuación de mayor a menor (siendo 7 el máximo) para cada uno de los principales cinco rasgos de personalidad,

Su desempeño fue lamentable. En comparación con los datos reales, apenas llegaron a adivinar alguno.Pero el resto de nosotros no lo hacemos mucho mejor.

  • ¿Qué nos hace realmente felices en la vida?: algunas lecciones de Harvard tras 76 años buscando las respuestas

En 2005, Antonio Terracciano y sus colegas analizaron a cerca de 4.000 participantes de 49 culturas en seis continentes.

Y, de nuevo, la idea de los participantes sobre la “personalidad típica” de cada paísno se correspondió con el perfil real.

Un estudio más reciente publicado en 2013 incluyó a más de 3.000 participantes de 26 naciones. La conclusión fue la misma.

Genética e historia
Pero ¿qué podría explicar las diferencias nacionales en la personalidad?

Probablemente, las razones son en parte genéticas, relacionadas con patrones históricos de migración.

GETTY IMAGES Image caption.  En los países más neuróticos, los ciudadanos suelen ser más vulnerables a enfermedades de salud física y mental.

Por ejemplo, quienes tienen rasgos relacionados con la toma de riesgos y con la apertura suelen ser más proclives a migrar, por lo que representan regiones en las que ha habido más migraciones.

Y, contrariamente, es probable una población aislada sea más introvertida y cerrada a través de generaciones.

Una serie de estudios recientes con isleños residentes en varios archipiélagos italianos puso a prueba estos principios.

Andrea Ciani, de la Universidad de Padua y sus colegas encontraron que los isleños son menos sociables y abiertos, pero más responsables y emocionalmente estables que sus vecinos peninsulares.

Esto se debe a que, con el tiempo, los individuos más atrevidos decidieron emigrar y abandonar las islas.

Sin duda, los factores ambientales también juegan un papel importante.

Por ejemplo, existen pruebas de que los rasgos asociados a la sociabilidad y a la apertura abundan menos en regiones donde el riesgo de infección es mayor.

Los expertos también han especulado sobre cómo las diferencias climáticas podrían definir la personalidad y la estabilidad emocional.

Incluso se ha tenido en cuenta la densidad de población.

Hay datos recientes que sugieren que vivir en un lugar sobrepoblado nos hace adoptar una mentalidad más orientada al futuro y que invertimos más en relaciones a larga distancia, tal vez como una manera de lidiar con una mayor competencia con otras personas.

Además, una vez que se establecen diferencias regionales en la personalidad, pueden llegar a perpetuarse.

Construcciones sociales

Los rasgos de la personalidad son importantes en nuestro día a día y nos afectan en cosas como el bienestar o el éxito profesional.

Pueden contribuir o, al menos reflejar, diferencias internacionales en aspectos como la salud, la felicidad, la corrupción, la innovación o la riqueza

Por ejemplo, en los países más neuróticos, los ciudadanos suelen ser más vulnerables a enfermedades de salud física y mental.

Las diferencias de personalidad también afectan el surgimiento de nuevos sistemas políticos.

El año pasado, un estudio de Joan Barceló, de la Universidad de Washington en San Luis, EE.UU., encontró una correlación: los países en los que destaca el rasgo de apertura a la experiencia suelen tener más instituciones democráticas.

Estos hallazgos sobre las diferencias internacionales en la personalidad podrían ser otra razón para cuestionar nuestras asunciones sobre las actitudes y comportamientos de personas de otros países.

Tal y como dijo el psicólogo Richard Robins, “en contraste con los rasgos de la personalidad -los cuales reflejan diferencias reales en la forma de pensar, sentir y comportarse- los estereotipos sobre el carácter nacional parecen ser construcciones sociales diseñadas para servir propósitos específicos de la sociedad”.

En otras palabras, tus percepciones sobre otras culturas pueden decir más sobre ti mismo y tu propia sociedad que sobre el conjunto de personalidades que existe realmente en todo el mundo.

Fuente: bbc.com

Realizarán premiación del X Consurso de Lectoescritura

La Editorial Santuario se apresta a celebrar este jueves 25 de mayo, a las 10:00 de la mañana, en la Sala de la Cultura del Teatro Nacional, la premiación del X Concurso de Lectoescritura.

El concurso que tiene por objetivo fomentar un país de lectores y una patria letrada, está dedicado este año  al autor dominicano contemporáneo Avelino Stanley.

En esta edición participan  estudiantes representantes de los niveles primario, secundario y universitario de escuelas, colegios y universidades de todo el país.

En cada categoría se elegirán ganadores en primer, segundo y tercer lugar, por lo que resultarán premiados 39 estudiantes.

Para participar, todos los alumnos redactaron un informe o comentario valorativo de uno de los libros de Avelino Stanley. Los alumnos de segundo de primaria participan con un dibujo de  las escenas del libro “Caminando con los padres de la patria”, mientras que los de primero, presentarán una página coloreada del libro “De la mano con Duarte”.

Avelino Stanley

El autor,  nacido en La Romana de padre inglés proveniente de Saint Kitts, es prolífico en novelas y cuentos. Sus obras expresan su preocupación por la brecha de inequidad  que vive la sociedad actual.

Entre sus novelas se cuentan: “Equis”, 1986; “Catedral de la libido”, 1994; “Tiempo muerto”, 1998; “Por qué no he de llorar”, 2003; “Al fin del mundo me iré”, 2006; “La ciguapa encantada por la luna”, 2008;  “Chichiguas que me llevan a las nubes”, 2010 y “Dulce esperanza de la patria”.

De sus cuentos citaremos “Los disparos”, 1988; “La máscara del tiempo”, 1996; “Los tres reyes magos”, 2000; “Danza de las llamaradas”, 2001; “El clamor de la chimenea”, 2006, (antología); “La piel acosada”, 2007; y, ”Ruptura del límite”, cuentos dominicanos, 2010, entre otros.

Stanley ha sido reconocido con el premio “Sin Fronteras”, en Madrid, España, el cual le fue otorgado por la Asociación Mundial de Educación Especial, por su novela “Equis”, en 2001 y recibió el premio Ciudad de Viareggio, en Italia, por el cuento “Piel acosada”. Parte de su obra literaria ha sido traducida a varias lenguas.

El destacado escritor contemporáneo es economista de profesión y realizó estudios de maestría en Lingüística, y postgrado en Historia afro-iberoamericana. Fue viceministro de Cultura desde agosto de 2004 hasta que renunció al cargo en 2009.

PL230517

PL160517

PL100517

Ideas de regalos para el Día de la Madre

Lo regalos que los niños pueden dar a sus madres sin gastar dinero

Alba Caraballo

No todo depende del dinero. El dinero puede comprar mucho, pero hay regalos que no cuestan nada y que hacen feliz a la persona que lo recibe. El Día de las Madres es un buen momento para hacer un regalo a las madres que no cueste dinero. Es una ocasión ideal para que los niños reconozcan el valor de las madres y al mismo tiempo les puedan devolver un poco del amor y la dedicación que ellas siempre están dispuestas a dar.

El regalo ideal para mamá

 

Si, por el Día de la Madre, queréis hacer un regalo diferente y único para la mamá, porque hay poco dinero o simplemente porque creéis que le va a gustar un obsequio más significativo y simple, te damos algunos consejos:

 

1 – Un delicioso desayuno para mamá

Si el día comienza con dando una sorpresa en la cama a mamá, le hará súper feliz al despertarse rodeada de sus seres queridos. No necesitáis nada demasiado caro o lujoso. Lo importante es el gesto. Los papás pueden orientar y ayudar a los niños a preparar un buen desayuno para las mamás. Te damos una pista: una bandeja, coloca una taza de café con leche o un yogur, un poco de fruta cortada en pequeños cubos en un plato o un zumo de fruta y pan con mantequilla y / o mermelada y tostadas calientes. Una flor o un mensaje en una pequeña tarjeta también pueden dar un toque especial.

 

2 – Un álbum de fotos y dibujos a mamá

Con la ayuda de papá, los niños pueden seleccionar o elegir las imágenes más hermosas que tienen con sus madres y crear un pequeño álbum de fotos de regalo a su madre querida. Para hacer un álbum de fotos para la mamá, sólo es necesario utilizar o reciclar un cuaderno que ya no se use.

Pegue las fotos que su hijo ha seleccionado, haga una breve descripción de la foto para que mamá recuerde el momento en que fue tomada. Para rematar el regalo decora la cubierta con un dibujo del niño o la niña y envuelve el álbum en papel de regalo.

 

3 – Un paseo con picnic para mamá

En el Día de las Madres, en lugar de dejar que la madre lleve a los niños al parque, pueden los hijos que tienen dar un paseo con mamá por el parque, campo, jardín… o en otro lugar. Madre e hijo pueden pasar horas y horas jugando, hablando, riendo y divirtiéndose. Por supuesto, también está invitado papá. ¿Quieres algo mejor que eso? Organizar un picnic no estaría nada mal. Así mamá no tendría que preocuparse de preparar la comida en el día de hoy. Para el día de campo, sólo necesitaréis unos sándwiches, zumos o refrescos… hecho en casa y listo.

4 – Besos, abrazos y mucho amor a la mamá

Sin duda, se trata del regalo preferido de la mamá. ¿A quién no le gusta ser mimado y recibir muchos besos, abrazos y caricias de sus familiares más cercanos? Y no cuesta nada en absoluto. Además, es un regalo que tiene un efecto maravilloso. El cariño es un presente que la mamá recibirá con felicidad. Un regalo sin límites.

Si no habéis tenido tiempo o no tenéis dinero para el regalo, sólo hace falta imaginación para hacer un obsequio a mamá, éste es un don que no se puede perder.

Fuente:  GuiaInfantil.com

Aprender con los hijos

Andrea Teanni Cuesta

Un artículo publicado recientemente revela lo difícil que se hace la comunicación hoy día entre padres e hijos. Para lograr su cometido el autor se vale de una anécdota que cuenta una historia de incomunicación, tristeza y frustración. A consecuencia de esto, él mismo ofrece a los padres una serie de consejos que podrían revertir la situación en oportunidad para orientar a los hijos por medio de la comprensión y aprender junto con ellos.  Dichos consejos están compuestos por actitudes y emociones  que involucran tanto a los padres como a los hijos. Establecen una relación causa efecto, dicho de otra manera, de acciones por parte de los padres que generan reacciones en los hijos.

Los primeros tres consejos están dirigidos a cambiar la forma de comunicación habitual. Tal es el caso de hablar de forma positiva en vez de negativa, lo que genera seguridad en los niños y  debilita la resistencia a escuchar a sus padres. Otro cambio consiste en cambiar la segunda persona por la primera, una vez el padre o la madre  recalca su actitud y no la del niño, este se muestra más receptivo a los reclamos, se evita que el hijo se sienta culpable,  se aísle, y más importante aún, se establece una forma de reclamar con respeto. El último, relacionado con el habla, está orientado a que los padres motiven a los hijos a darle nombre a sus emociones, no soslayar lo que están sintiendo a causa de motivos determinados, sino reconocer que algo malo les sucede; de esta manera los preparan para hacer frente a problemas futuros de cualquier ámbito de sus vidas.

El resto de los consejos están vinculados a la escucha. Escuchar a los hijos sin imponer su criterio y a la vez pedirles que hagan propuestas, repercutirá en que estos sientan el compromiso de cumplir con sus promesas y que desarrollen el sentido de responsabilidad para toda su vida. El otro consejo está vinculado a la escucha de los hijos en la primera infancia. Por ejemplo, si las madres dan nombre a las acciones y sentimientos en esta etapa de sus vidas, los bebés se acostumbrarán a la escucha y les facilitará la comunicación en su vida adulta.

Finalmente, se puede afirmar que el texto de referencia constituye una guía bastante didáctica para los padres. Aunque en muchos casos no sería tan fácil de asumir, debido a que los motiva a deponer actitudes de poder, no solo practicados por mucho tiempo, sino que fueron formados por ellas.

En otro orden, la propuesta sobre aprender puede parecer un tanto controversial frente a la creencia de los padres de que sus años y experiencia son suficientes para educar a sus hijos. Así que la idea de seguir aprendiendo y que los hijos tienen mucho que  enseñarles, puesto que estos viven en una época nueva que trae consigo nuevos paradigmas, a muchos les costará un gran tiempo y esfuerzo asumir.

No obstante a esto, el texto es valioso para los padres. Los cambios propuestos son muy útiles para los hijos de una sociedad  en la que los padres y maestros ya no son las únicas fuentes de información. Pero lo que sí es cierto, es que de cualquier forma la palabra y la comunicación siguen siendo la sabia de las relaciones entre padres e hijos.

El texto Aprender con los hijos fue publicado en la sección En armonía de la revista selecciones.com, por Julio Belvione.