Los niños no saben mentir ¡lo aprenden!

Mentir es parte del crecimiento y se da por muchas razones pero ¿Por qué mentimos?

La mentira no nace con el ser humano, el niño la va aprendiendo y adquiriendo a través de su entorno, familiar, escolar y social, y es una forma de defensa ante un hecho y siempre esconde un fin, aunque a veces sea inocente, incluso e bondadoso.

Según investigaciones, los pequeños mienten para evitar un castigo, defender su inocencia cuando cometen un error o por vergüenza. No suelen provocar daño en otros a propósito. Y reciben la mentira como una traición, sobre todo por parte de sus progenitores.

La psicóloga Victoria Talwar, de la Universidad McGill analizó el desarrollo de la moralidad en los pequeños y descubrió que la mayoría de los padres les dice a sus hijos que la mentira es mala, pero al mismo tiempo los niños aseguran que sus padres dicen mentiras piadosas para hacer su vida más fácil, lo cual es confuso para ellos.

Según los expertos, los niños comienzan a mentir entre los 3 y 4 años, cuando los padres ya no tienen un control absoluto de ellos y los pequeños son un poco más independientes. El doctor Wenceslao Piñate, catedrático de Psicología de la Universidad de La Laguna, de Tenerife, la mentira siempre es un recurso funcional regulador, “es un aprendizaje para conseguir un bien para sí mismo, evitar herir o ir a hacer daño deliberadamente”. Esta función sería normal, sin embargo “el problema comienza cuando esta actitud se convierte en rutina, convirtiéndonos en personas muy mentirosas y que emplean la mentira, incluso la calumnia como venganza o, simplemente, para dañar a otros.

Fuente: padresehijos.com.mx/

2 comentarios
  1. ana
    ana Dice:

    La foto que ilustra la nota es claramente discriminatoria. Estereotipo del quien dice verdad o mentira. Es altamente ofensiva.

    Responder
    • Hainan Reynoso
      Hainan Reynoso Dice:

      Estimada Ana:
      Gracias por la lectoría. Apreciamos que tome de su valioso tiempo para compartir con nosotros su opinión. En ese sentido tenemos a bien esclarecer que, según los estudios etnográficos, en la República Dominicana el 59% de la población es mulata o mestiza, mientras que un 12% somos de etnia negra o afrodescendientes (incluido el 70% del personal de Plan LEA).
      Nunca será la intención de este medio de comunicación discriminar ni ofender a nadie, por lo que sentimos mucho que se sienta de esa manera. Nuestra misión como programa prensa escuela del más prestigioso y antiguo diario nacional es educar en la diversidad y contribuir a cerrar la brecha de desigualdad social.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *