Cómo hacer instrumentos musicales para niños

Laura Vidal

A los niños les encanta jugar, y es muy bello que los ayudemos a desarrollar juegos que les permitan expandir su creatividad y volar con la imaginación.

Mientras que el mercado nos invade con publicidades de juguetes que todos quieren tener, a veces podemos ver que esos juegos de moda no dan mucho lugar a la creatividad e incluso, a menudo, también la limitan.

A veces, los regalos más simples pueden ser los que más se disfrutan. Una caja de lápices puede permitir a los pequeños crear miles de personajes e historias, mientras que un costoso muñeco representa solo uno.


Si quieres hacer un regalo muy especial a un niño, puedes inspirarte con esta lista de regalos no materialistas que puedes hacer. También puedes construir algo tú mismo, como un instrumento musical. No hace falta que sea Navidad o un cumpleaños; porque son regalos que no cuestan nada, y que le enseñarán a los niños a amar la música y los pequeños gestos.

  1. Maracas

Los instrumentos de percusión son muy fáciles de hacer. Puedes simplemente llenar algunas botellas o cajas de cartón con diferentes elementos (botones, frijoles, piedritas, arroz), y jugar con los niños a adivinar de qué es cada sonido.

Si quieres hacer algo más elaborado para regalar, puedes preparar diferentes elementos de percusión y decorarlos con colores, como los de las fotografías.

Este fácil modelo con una rama pintada está hecho 100% con materiales reciclados y a cualquier niño le encantará.

Cuando los niños no son tan pequeños, directamente puedes proponerlos a jugar a armar sus propios instrumentos de percusión.

Para los más pequeños, no elijas ningún regalo con piezas que puedan soltarse, porque las podrían tragar o ahogarse.

  1. Xilófono multicolor

Este divertido xilófono, que suena realmente bien, se obtiene simplemente llenando botellas de vidrio con diferentes cantidades de agua. Puedes agregar colorante o unas gotas de tinta china o cualquier pintura al agua para hacerlos diferentes. Guárdalos cuando terminen de jugar, porque el vidrio roto puede ser peligroso.

Si los niños son más grandes, ellos mismos podrán hacer su xilófono.

  1. Mini-batería

Esta mini batería es muy divertida y puede tocarse con unos palitos chinos de madera. No hará mucho estruendo, pero los niños se divertirán. También puedes pintar las latas de colores, o los niños pueden hacerlo.

  1. Pandereta rústica

Para hacer una pandereta, necesitarás conseguir algunos aros de madera u otra cosa redonda similar que puedas reciclar. Cuando la tengas, ayúdate con alambres para mantener cierta separación entre los aros y para sujetar las chapitas.

Pueden divertirse mucho acompañando con la pandereta la música que cantan o escuchan juntos.

  1. Guitarra para los más pequeños

Aunque no suena como una guitarra con cuerdas de verdad, una versión hecha con una caja y banditas elásticas permitirá que los niños experimenten y aprendan cómo se produce el sonido. Puedes explicarles que sus cuerdas vocales funcionan de forma similar.

Los más grandes pueden hacer este otro modelo con elásticos y clips. Si está bien tenso, pueden tocarse algunos ritmos muy simples.

¡Que los disfruten!

Fuente: labioguia.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *