El Nivel Técnico Superior una oportunidad de mejora nacional

Penélope Malena
[email protected]

En casos, la oferta académica no es pertinente con relación a las necesidades de la economía dominicana. Muchos jóvenes necesitan trabajar para pagar sus estudios e incluso suspenden dichos estudios para aportar o hacerse cargo de la manutención de su familia.

El país necesita espacios educativos que permitan a los jóvenes dar el salto hacia la vida laboral; el sector productivo requiere de capital humano calificado y productivo; las familias anhelan ver a sus hijos integrados de manera positiva a la sociedad y los jóvenes necesitan ver sus sueños de crecimiento personal y profesional realizados. El Nivel Técnico Superior es, en este sentido, una verdadera oportunidad nacional.

El Sistema Nacional de Educación Superior (SNES) tiene en el Nivel Técnico Superior (NTS) el primer eslabón, seguido de los niveles de grado y postgrado. El NTS es un espacio educativo caracterizado por su estrecha vinculación con los sectores productivos, oferta formativa de corta duración y su posibilidad de continuidad hacia el nivel de grado,  que es el nivel general de las denominaciones de licenciaturas, ingenierías, etc.

Los sectores productivos demandan del personal calificado necesario para hacer frente a los nuevos procesos productivos y de servicios que nacen de los mismos avances e innovaciones científicas y tecnológicas emergentes y se traducen, o por lo menos se espera que lo hagan, en la oferta de gran variedad de carreras técnicas que el SNES debe ofrecer, con el nivel de calidad que establece la normativa nacional vigente.

El Nivel Técnico Superior se debe caracterizar, entre otras cosas, por incentivar la rápida inserción de sus profesionales en los mercados laborales; mientras que también está llamado a propiciar las condiciones necesarias para que sus egresados puedan acceder a las carreras de grado, si así lo desean y sus condiciones se lo permiten.

La República Dominicana, al igual que otros países, requiere un aumento en el establecimiento de Institutos Técnicos de Estudios Superiores, así como en  la cantidad de carreras del Nivel Técnico Superior; debido a las demandas de los sectores productivos. Diversos estudios apoyan estas afirmaciones, tal es el caso de la  Evaluación de Políticas Nacionales de Educación: “La Educación Superior en la República Dominicana 2012” publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), igualmente lo sostiene el Informe de la Comisión Internacional para el Desarrollo Estratégico de la República Dominicana, “República Dominicana 2010-2020”, bajo la dirección de Jacques Attali y la misma Ley No.1-12 que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), de la República Dominicana.

En concreto, la comisión que  dirigió Attali en el año 2012, planteó en su informe  que la condición económica de muchas familias dominicanas no permite a la mayoría de los jóvenes acceder, mantenerse y concluir estudios universitarios de larga duración.

Definitivamente el Nivel Técnico Superior es una oportunidad para diversos sectores de la sociedad dominicana, como lo ha sido en otros países. Esto se ha entendido en los Estados Unidos, por ejemplo, encarnado en el Sistema Norteamericano de los Colegios Comunitarios (Community Colleges), espacio que acoge a una gran parte de los estudiantes que ingresan a la educación superior de ese país; también en  México, Chile han asumido una postura de aprovechamiento de las bondades de incentivar este nivel y favorecer su desarrollo y crecimiento, cada uno adaptado a su contexto.

(+) SOBRE LOS DERECHOS


Planteamiento de ley

Por su parte la Ley No. 1-12 plantea una necesidad que se encuentra latente y que se intuye en los sectores productivos y académicos del país, en el objetivo 3.3.3, de dicha ley, que expresa lo siguiente: “Consolidar un sistema de educación superior de calidad, que responda a las necesidades del desarrollo de la Nación […] la creación de los institutos técnicos superiores para facilitar la incorporación de los jóvenes y las mujeres al mercado laboral”.

Economía de Jóvenes

La comisión que  dirigió Attali en el año 2012, planteó que la condición económica de muchas familias dominicanas no permite a la mayoría de los jóvenes concluir estudios universitarios de larga duración. Frecuentemente estos jóvenes necesitan trabajar simultáneamente para pagar sus estudios e incluso suspenden dichos estudios para aportar o hacerse cargo de la manutención de sus familias. Esta misma comisión consideró que, en muchos casos, la oferta académica no es pertinente con relación a las necesidades de la economía dominicana.

2 comentarios
  1. Sandra Vargas
    Sandra Vargas Dice:

    Muy buen artículo, me gustaría compartir algo al respecto, si existen en Dominicana esos Institutos Técnico Superior, como es el caso del Instituto Técnico Superior Comunitario de San Luis, que está logrando parte de los objetivos, lo valoro muy positivamente y les exhorto a todos los interesados en tener una carrera rápida para tener un empleo, y por qué no, su propio negocio, dirigirse al ITSC e informarse de todas las carreras que desde allí se ofrecen. Muy muy interesante, no se pierdan de este gran banquete, http://itsc.edu.do/

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *