Estados Unidos y China: acuerdo sobre el clima

Marc Jourdan, gerente de programas de la ONU y divulgación de GFDD

El sábado 3 de septiembre el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente de China, Xi Jinping, ratificaron el acuerdo sobre el clima de París, en el período previo a la reunión del G-20 que se está llevando a cabo en China el 4 y 5 de septiembre de 2016.

Ofreciendo una inusual muestra de unidad entre los dos principales países contaminantes con gases de efecto invernadero en el planeta, esta convergencia aportó muestras de que, tal como se discutió en nuestra entrada de blog anterior sobre este tema, las negociaciones sobre políticas climáticas funcionan, y que el Acuerdo posiblemente podría entrar en vigor antes de finales de 2016.

Tal como se señaló en otra entrada del blog de principios del año, cuando se aprobó el acuerdo durante la última reunión sobre el cambio climático de la ONU en París en diciembre, algunos elementos esenciales incluían: el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de 2°C, realizando mayores esfuerzos para limitarlo por debajo de 1.5°C; un mecanismo de financiación que permita recaudar por lo menos US$100 mil millones al año para ayudar a los países en desarrollo a combatir el cambio climático, y los procesos de revisión y supervisión a través de los que se realizará el seguimiento de la transparencia de las promesas e incrementará sus metas en ciclos quinquenales.

Lo que hace que este encuentro sea un paso tan grande es el hecho de que los dos países que son los responsables del 38% de las emisiones globales, nos acercan para cumplir con el requisito legal de que el acuerdo debe ser ratificado por 55 países, lo que representa el 55% de las emisiones globales, para poder entrar en vigor (actualmente 26 países lo han ratificado, incluyendo a Estados Unidos y China, quienes representan el 39,07% de las emisiones).

Foto tomada de la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana

Varias publicaciones de medios de comunicación, incluyendo a The Guardian, están anunciando una posible “oleada” de ratificaciones en septiembre, durante la 71ª Asamblea General de las Naciones Unidas, seguidos por otros grandes emisores como Brasil, el séptimo mayor emisor del mundo. Climate Analytics, un instituto de ciencia y política sin fines de lucro, ha publicado su propio informe en el que prevé que al menos otras 32 partes podrían ratificar el acuerdo hasta finales de 2016.

Foto tomada de la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha invitado a los líderes del mundo a la sede de las Naciones Unidas en Nueva York el 21 de septiembre para entregar sus instrumentos oficiales para la ratificación o aceptación del acuerdo y que de esta manera el acuerdo de París pueda entrar en vigor tan pronto como sea posible.

A pesar del voto de confianza de estas dos naciones, los analistas advierten que la meta de mantener la elevación de la temperatura por debajo de los 2oC ya está en peligro de ser incumplida. Durante 14 meses consecutivos los meteorólogos han consignado el mes más cálido que se ha registrado y, según nuestro blog anterior sobre este tema, ¡2015 fue el año más cálido según los registros! Es posible que las temperaturas medias en todo el mundo aumenten en los próximos años a medida que el efecto de las emisiones de carbono anteriores se hace sentir.

Teniendo esto en cuenta, a pesar de la buena recepción de este avance, el grupo Amigos de la Tierra, que hace campaña a favor del medio ambiente, advirtió al noticiero de la BBC que el Acuerdo de París es simplemente “demasiado débil y retrasa la adopción de medidas hasta la próxima década”. En cambio, hace un llamado para que todos los países tomen “medidas amplias y urgentes para reducir las emisiones y construir un futuro que sea bajo en carbono”.

Esta ratificación histórica señala claramente que se pasa una nueva página en los esfuerzos para abordar el cambio climático. Sin embargo, si los Estados Unidos y China buscan superar las críticas de los grupos ecologistas, tales como los Amigos de la Tierra, entonces necesitan intensificar sus medidas rápidamente para crear una economía baja en carbono que evite los peores efectos del cambio climático.

Fuente: Muestra de Cine Medioambiental Dominicana

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *