Todo el tiempo del mundo

La idea de vivir en el bosque o salir a la naturaleza no es tan infrecuente en el norte de Canadá, pero los amigos y la familia del sur de Canadá no lo entendían. Por lo tanto, decidí documentar el viaje con la cámara para poder compartir la experiencia con los demás.

Santo Domingo

Todo el tiempo del mundo es un documental independiente rodado durante 9 meses, sin personal externo, que muestra las perspectivas de los niños de una familia formada por 5 miembros que decide abandonar nuestro ritmo de vida acelerado para reconectarse con ellos mismos y vincularse entre ellos y con el entorno natural.

La familia, que vive en Dawson City (con una población de unos 1,500 habitantes) en el norte de Canadá, decide pasar nueve meses en el bosque, en una pequeña cabaña sin electricidad, sin agua corriente y, sobre todo, sin relojes para que sea el mundo de alrededor lo que les marque el ritmo.

La película se ha proyectado en festivales de cine de Canadá, EE. UU. y Europa, donde ha ganado varios premios. Su directora, Suzanne Crocker, que cambió la carrera de médico por la de cineasta recientemente, presentará el documental y hablará de su experiencia de vida en la naturaleza durante la Muestra de Cine Medioambiental Dominicana (www.dreff.org), que tendrá lugar del 13 al 18 de septiembre en 11 ciudades de la República Dominicana. Aprovechamos la ocasión para conversar con ella sobre su proyecto.

¿Qué la impulsó a dejar la medicina para dedicarse a la realización de películas?

En un primer momento dejé la profesión médica para pasar más tiempo con mis hijos. Más o menos al mismo tiempo empecé a hacer cortometrajes. Mi hijo creó su primer corto de animación cuando tenía 5 años y eso me inspiró a explorar la cinematografía. De hecho, todos mis hijos han hecho cortometrajes. Me di cuenta rápidamente de que me gustaba mucho el cine como vehículo para contar historias o transmitir emociones, y me apasionó la idea de dedicarme a la  cinematografía.

¿Qué le interesó de este proyecto en particular?

No nos fuimos a vivir al bosque sólo por hacer un documental, sino para reconectarnos como familia. Estábamos empezando a alejarnos, debido en gran medida a que nosotros, como padres, teníamos la vida demasiado llena de distracciones como para dedicar el suficiente tiempo y la atención necesaria a la familia en su conjunto. La decisión de documentar el viaje con la cámara se me ocurrió sólo 6 semanas antes de irnos.

¿Qué es lo que más valora de lo aprendido con esta experiencia como persona y como familia?

La importancia del tiempo compartido cara a cara y sin distracciones; por ejemplo, la importancia de escuchar de verdad y no limitarse a estar presente físicamente pero con la mente en otros asuntos.

¿Qué es lo primero que advierten las personas que viven en entornos urbanos?

La importancia de pasar un tiempo desconectados de la tecnología digital.

¿Siente que la experiencia les ha llevado a tener ahora un estilo de vida más sostenible?

Sí. Después de tener que transportar y cargar durante 9 meses hasta la última gota de agua, toda la madera que usábamos para cocinar y para calentarnos y toda la comida, ahora registro más todos los recursos que utilizamos.

(+)
SOBRE SUZANNE CROCKER

BIOGRAFÍA

Cineasta canadiense de Yukon, en el norte de Canadá, cambió la carrera de médico rural por la de cineasta en 2009. Crocker ha participado en diversas actividades ambientales, sobre todo centradas en la minimización de residuos o zero waste, así como en la investigación en las repercusiones en la salud y el impacto social de la tecnología digital. Suzanne realizó 10 cortometrajes en su primer año como cineasta.

SUS HIJOS

Al irse a vivir al bosque dieron rienda suelta a la creatividad y la imaginación. Se hicieron más independientes, con más recursos. En los 9 meses no hubo un solo momento en el que dijeran que estaban aburridos. La rivalidad entre hermanos era mínima. Y nunca se cansaron de la compañía de sus padres.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *