El hoy define el mañana – El Patrimonio Mundial una prueba definitiva de la acción en base a convenios

Este artículo de la Directora General de la UICN, Inger Andersen, apareció originalmente enPatrimonio Mundial, la publicación oficial del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO, como parte de una edición especial sobre el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN.

Tras los convenios históricos sobre el cambio climático y el desarrollo sostenible alcanzados en 2015 en la Conferencia sobre el clima de París (COP21) y la Cumbre mundial sobre el Desarrollo Sostenible de la Naciones Unidas, pocos podrán negar que nos encontramos ante una era extraordinaria. Más que nunca necesitamos valor y visión de modo que juntos podamos asegurar un futuro que conserve la naturaleza pero que al mismo tiempo respete los derechos de las personas, y no podemos pasar por alto el inmenso potencial del Patrimonio Mundial en la consecución de dicho objetivo.

El planeta se encuentra en una encrucijada, y el Convenio sobre el clima de París y la nueva Agenda para el desarrollo sostenible de 2030 son prueba de que los responsables de la toma de decisiones son conscientes de la situación.

Las decisiones clave tomadas por el Comité del Patrimonio Mundial en 2015 forman parte de este momento sin precedentes, pues reconocen los derechos de los pueblos indígenas y abrazan el principio del desarrollo sostenible. Para seguir siendo pertinente ante los retos globales, la Convención del Patrimonio Mundial no solo debe cumplir su papel fundamental en la salvaguarda de nuestros sitios más preciosos, sino ir más allá para demostrar e inspirar la excelencia en la práctica de la conservación.

En un mundo afectado por el cambio climático, las demandas excesivas de recursos, la desconexión de la naturaleza y el aumento de conflictos, los sitios del Patrimonio Mundial tienen que obtener resultados o arriesgarse a perder su valor. Deben dar ejemplo con lo mejor de la gestión equitativa y el desarrollo sostenible, mostrando los vínculos íntimos entre la cultura y la naturaleza, entre el respeto por los derechos y la conservación de la naturaleza.

Porque el Patrimonio Mundial también se encuentra en una encrucijada. Su éxito o fracaso será una prueba definitiva para determinar si estamos afrontando o no los desafíos identificados en estos convenios globales.

Patrimonio Mundial: un liderazgo singular

El reconocimiento global otorgado a los sitios del Patrimonio Mundial representa una oportunidad clara para que la Convención asuma un papel de liderazgo en la práctica de la conservación. Los lugares excepcionales que protege deben ser modelos de excelencia, mostrando soluciones a problemas complejos y demostrando el valor de las zonas protegidas como una de las mejores inversiones para el planeta y las personas. Estos sitios tienen un potencial extraordinario para demostrar los éxitos de la conservación a una comunidad global que cada vez más exigirá resultados concretos.

Sin embargo, a pesar de su categoría internacional y elevada prominencia, los sitios del Patrimonio Mundial están sometidos a las mismas amenazas y presiones a las que se enfrentan las zonas protegidas de todo el mundo. Sus valores excepcionales, así como los beneficios y los servicios de sustento vital que proporcionan, a menudo se ponen en peligro a causa de la sobreexplotación de los recursos y los cambios no sostenibles producidos en los paisajes. Debemos cambiar la dinámica del Patrimonio Mundial.

La Perspectiva del Patrimonio Mundial natural de la UICN -primera evaluación mundial del patrimonio mundial natural-muestra que, mientras que dos tercios de los sitios naturales son susceptibles de ser bien conservados a través del tiempo, un tercio enfrenta graves amenazas, como las de las especies invasoras, los impactos del turismo, la caza furtiva, las presas y embalses y la tala. Esto no puede continuar de esta manera ya que todos los sitios con Valor Universal Excepcional merecen los mejores y más altos cuidados.

La Perspectiva del Patrimonio Mundial de la UICN también muestra que el cambio climático ya está afectando a 35 sitios naturales, y se prevé que llegará a ser la amenaza futura más generalizada para los sitios del Patrimonio Mundial. Tal y como ha reconocido el Comité del Patrimonio Mundial, esto quiere decir que debemos actuar contra las amenazas existentes para aumentar la resiliencia de los sitios más en peligro. Esto significa privilegiar el Valor Universal Excepcional de los sitios e invertir esfuerzos en su gestión eficaz. En pocas palabras si queremos que la Convención mantenga su credibilidad, la protección eficaz de los sitios del Patrimonio Mundial tiene que ser incuestionable.

Es precisamente la credibilidad de la Convención lo que cuestionaron los miembros de la UICN en el Congreso Mundial de la Conservación de 2012, solicitando su fortalecimiento. Durante los últimos años ha ido en aumento la inquietud respecto de las decisiones que menoscaban el asesoramiento técnico prestado por los órganos consultivos del Comité del Patrimonio Mundial, ICCROM, ICOMOS y UICN, en colaboración con el Centro del Patrimonio Mundial. ¿Durante cuánto tiempo puede crecer la Lista del Patrimonio Mundial antes de que pierda la categoría especial que brinda la exclusividad? ¿Cuán bien puede representar nuestro patrimonio común cuando la inmensa mayoría de los sitios se encuentran en las regiones más ricas? Un principio fundamental del Patrimonio Mundial es que deben inscribirse solo los lugares más merecedores de todas las regiones.

Para mantener la credibilidad, tiene que producirse un cambio de enfoque de cantidad a calidad. Esto significa que los sitios propuestos para la inscripción tendrán que identificarse claramente como lagunas en la Lista del Patrimonio Mundial y recibir asesoramiento desde las etapas iniciales sobre el modo de cumplir con las normas de la Convención. También significa que la gestión de los sitios del Patrimonio Mundial existentes deben tener un papel central en el enfoque de la Convención.

Fuente: Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *