ACOMPAÑANTES ESCOLARES ELECTORALES

Construyendo ciudadanía democrática en estudiantes de educación secundaria en República Dominicana.

Cualquier intención u acción que tenga como objetivo el involucramiento de jóvenes como protagonistas de una realidad social, sin pensarlo dos veces ahí está el San Judas Tadeo.

Es el motivo principal que hizo sumarnos como observadores de primera línea en este certamen electoral, con la inclusión de seis jóvenes del nivel medio en función de Observadores Escolares Electorales, dentro del marco de las Elecciones Ordinarias Generales, Presidenciales, Congresuales y Municipales.

Alan Montero, Daniela Yermenos, Mathew Sosa, Katherine Acosta, Diego Ogando y Rafael Valdivieso fueron acompañantes escolares electorales durante las votaciones que se realizaron en el San Judas, sede del colegio electoral #0206 presenciaron todo el proceso de votación y escrutinio, sellando con su asistencia la más digna ocasión de transparencia y verificación.

Todos recibieron la capacitación previa en los aspectos básicos del proceso electoral, con esto se procura el enriquecimiento de su experiencia y al mismo tiempo ser cómplice del proceso de uno de los actos más significativos de todo ciudadano: “El ejercicio y deber de votar”.

Muy de cerca también estuvieron las madres y padres San Judas, Ana Dianelva Rodriguez, Wendy Santos y Luis Acosta Santos, tanto en los entrenamientos conferencias y talleres.

Así, estos jóvenes son partícipes de un acto de adultos, interpretando la participación de la ciudadanía, como un acto de fe, usando como herramienta básica el razonamiento moral, desarrollando la competencia ético-valorativa, construyendo una manera de saber y saber actuar con la finalidad de brindar lo mejor que uno tiene en pro del bien común y, en consecuencia, poder servir mejor a toda la comunidad.

Simplemente una oportunidad más de nosotros como institución colaborar con las iniciativas dirigidas al rescate de valores como la ética, transparencia y la moral.

Simulación de Elecciones

En el marco de esta festividad electoral que propicia oportunidades de cambios, reflexión y mejoramiento en los procedimientos, los jóvenes San Judas de media, a raíz de ser seleccionados como Acompañantes Escolares Electorales y de recibir los entrenamiento de lugar para tal desempeño, decidieron realizar una simulación de votación en el Colegio, en el que perseguían dos objetivos bien precisos:

  • Asumir en la práctica la simulación de votación como acto de empoderamiento de ciudadanía.
  • Dejar como legado a los jóvenes relevos ésta intención cívica con vía a repetirse y rescatar la moral, la ética y la cordura ciudadana exigida para estos fines.

Los grados participantes fueron desde 7mo. de básica hasta 3ro. de bachillerato. A los más pequeños, además de concientizarlo sobre el objetivo de su inclusión, se les compartió dialógicamente que las ideas, los pensamientos, las emociones y los comportamientos están influenciados por un conjunto de valores que marcan tendencias y forman opiniones.

Como centro asumimos que las competencias ético-valorativas son capacidades y habilidades que le permiten al ser humano intervenir en ámbitos de la vida cotidiana, dándole una cuota de poder para discernir, por ejemplo, entre lo bueno y lo malo, dentro del amplio, complejo e incierto espacio en el que pugnan muchos de los valores presentes en los diferentes sectores sociales, como el derecho a la vida, las pautas culturales, las creencias, las religiones, el amor, la educación, intervención sobre el medio ambiente, entre otros…

Coincidimos con investigadores serios que sostienen que el cambio y el progreso en el presente siglo de darán sólo en aquellas sociedades que cuentan como recursos esenciales a los seres humanos, por sobre los financieros o materiales.

Aluden a recursos humanos de calidad, adaptabilidad, capacidad evolutiva y desarrollo, concluyendo en la necesidad de una gestión social por competencias éticas.

Una de las características de la acción educativa es la de poder obrar en las personas de acuerdo con los fines e intenciones que, más tarde o más temprano, éstas deberán enfrentar en forma de demandas impuestas por la vida social.

Es por ello que la educación que aspira a una más evolucionada ciudadanía tiene que brindarle oportunidades y desarrollar las habilidades necesarias para que pueda vivir mejor y luchar por un mundo más justo y solidario.

Nos reorientamos en la tesis de Immanuel Kant (1724-1804) cuando el filósofo nos plantea una regla objetiva: “Los imperativos categóricos o mandatos éticos que son de carácter absoluto, es decir, mandan más allá de las circunstancias particulares de las personas o de los beneficios que esa acción pueda otorgar“.

En esta directriz que realizamos esta votación en el centro, teniendo como norte la libertad de elegir con fe de causa, conociendo programas y propuestas de candidatos, siendo objetivo con la realidad social y el peso cultural que ello implica, fortaleciendo la decisión en el razonamiento moral, convirtiendo esa experiencia en una posibilidad de vivenciar y descubrir aspectos (cognitivos y afectivos) desconocidos de la realidad para que estos se enriquezcan en su manera de ser y de actuar.

Aprovechar el espacio de opciones diferentes y hasta puramente opuestas, descubrir contradicciones entre lo que dicen, piensan y hacen, y a vivir al mismo tiempo, las paradojas como algo positivo.

Agradecemos a la Junta Central Escolar, por tomarnos en cuenta en este espacio cívico de crecimiento.

MENSAJE ACOMPAÑANTES ESCOLARES ELECTORALES

Agradecemos a la Junta Central Electoral por  tomarnos en cuenta en este espacio cívico de crecimiento.

Antes de iniciar, simplemente quisiera agradecer a Dios, por permitirnos estar aquí hoy; a la Nación y su bandera inmortal, por hacernos hijos de ella; y al Colegio San Judas Tadeo, por darse la oportunidad de ser foco de este evento que ya vivimos y escuchamos. Y sin más, solo digo:

Solo hay una fuerza capaz de mover al mundo y hacerlo suyo, y ésta se encuentra justo aquí, representada en cada alma joven, en cada mente que nace, en cada ser que inicia a pensar y a ser crítico en la sociedad. No hay mayor poder que el de un pueblo que se da cuenta de su realidad, y elije cambiarla. No hay mayor temor para aquellos, que un pueblo informado que sabe qué hacer. Éste es el fundamento de la vida, en esto se basa nuestro diario vivir, en ser nosotros unidos como uno en vez de ser nadie, cada quien por su cuenta.

Por este pensamiento hacemos lo que hacemos, por esta idea vamos pensando por donde caminamos y no como masa siguiendo alguno pasos. Puede que sea algo pequeño, mínimo en cifras de comparación; pero es algo real, algo que se tienta y se ve, algo que se siente. Solo hace falta iniciar una chispa dentro de una mente, y hacerla estallar para crear la más grande revolución. Y esto, es lo que perseguimos, iniciar esa chispa en cada mente, en cada corazón que está ahora mismo atendiendo a estas palabras que salen de una pluma y papel. ¿Qué queremos ser? ¿Pensantes o pensados?

Cada uno es dueño de su destino, y nadie puede cambiarlo si existe una pequeña y casi invisible partícula, llamada voluntad. ¡Usémosla! No la desperdiciemos en seguir sin saber que pasa frente a nuestros ojos bajo una capa de mentiras disfrazadas de verdad.

Hace dos días, trescientos (300) estudiantes vivieron un proceso que buscaba hacer algo en la nada. Esos estudiantes, fueron partícipes y protagonistas de este nuevo renacer del pensamiento. No solo vivieron el proceso, sino que cada uno de ellos lo hizo, y permitió que este llegará a ser lo que es y lo que fue. Me comentaba el padre en el día de ayer que el viento trajo un comentario sobre esa réplica, y fue nada más y nada menos que un sentimiento que nació de sentirse adulto, sin haber cumplido una mayoría de edad. Ese sentimiento es el que debe primar, porque lo que importan no son elecciones ni política, sino pensar y actuar. Lo que importa es saber quiénes somos cada uno de nosotros, y tener el poder más grande que tiene el ser humano en sus manos, el poder de Saber.

Dicen que una noticia a medias es un robo, que un desinformado solo desinforma; y por esto es que informamos, por esto es que hacemos nuestro este proceso. No vendrá algún candidato en cuatro años a vendernos algo que ya sabemos, porque simplemente ya lo habremos vivido. Este no es un fin ni un inicio, esto es un renacer: un renacer de pensamientos que primaron en nuestros patriotas y que debe de primar en cada uno de ustedes, porque cada mente que aquí se encuentra es la próxima gran mente que en un mañana veremos.

Sigamos firmes en nuestro caminar, y no dejemos ya un día más ser engañados. Que la edad nunca sea un límite en nuestro escalar a la cima, porque sabio no es quien mucha edad tiene, sino quien conoce y práctica lo que sabe en lugar de hablar de lo que no sabe; seamos catapultas del mundo, puesto que en nosotros, la juventud, es que esta el futuro de todos. Cambiemos lo que como jóvenes nos toca, es decir: ¡Cambiemos el mundo!

Fuente: Revista Proyecto Educativo San Judas Tadeo. Junio 2016. Año 23. No. 44

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *