El acceso a internet y la tecnología debe ser prioritario en la misión de las bibliotecas con las comunidades

Valerie Husinger, directora del programa Bisila Bokoko African Literacy, hizo la afirmación durante su participación en la II Jornada del Conocimiento organizada por la Biblioteca Juan Bosch en Funglode.

En algunas comunidades las bibliotecas constituyen el único lugar de acceso a Internet y a la tecnología, y es por esto que los bibliotecarios deben formarse para tener las habilidades de alfabetizar digitalmente a los usuarios, afirmó Valerie Husinger, directora del Programa Bisila Bokoko African Literacy, durante la conferencia “Debemos trabajar para mejorar la tecnología en las bibliotecas de las nuestras común”.

Husinger, quien participa en la II Jornada del Conocimiento que organiza la Biblioteca Juan Bosch (BJB) de la Fundación Democracia y Desarrollo (Funglode), manifestó que en un mundo donde un gran porcentaje de los puestos de trabajo requiere de actividades digitales, es necesario que los bibliotecarios puedan ayudar en la alfabetización digital de la comunidad donde laboran.

Aseguró que las alianzas y el trabajo en comunidad es lo más importante para cerrar la brecha digital que existe en el mundo.

Celebró la labor que realiza la Biblioteca Infantil y Juvenil de la República Dominicana (BIJRD) por la inclusión, porque tiene muchos recursos para las personas con capacidades especiales.

Loida García-Febo, presidenta de Information New Wave, intervino luego en el encuentro con  la conferencia “Tendencias de las Bibliotecas navegando en un entorno en evolución de la información: desarrollando comunidades, proveyendo acceso y salvando vidas”.

La especialista de origen puertorriqueño sostuvo que la comunidad de bibliotecarios debe trabajar con el gobierno y con organizaciones no gubernamentales para que las bibliotecas puedan formar parte de  las tomas de decisiones del país y en los planes de desarrollo nacionales.

“Trabajar juntos con una meta en común, reuniéndonos con las autoridades gubernamentales y líderes comunitarios, beneficiaremos a la profesión, a las bibliotecas y a las comunidades”, dijo.

Citó los casos de Jamaica y Cuba, como países que han trabajado para que las bibliotecas  formen parte del plan de desarrollo nacional.

Aida Montero, directora de la Biblioteca Juan Bosch, y de las Jornadas del Conocimiento, aprovechó la ponencia de García-Febo para motivar a los bibliotecarios y actores políticos a integrar las bibliotecas a las estrategias nacionales de desarrollo.

También este jueves 28, se desarrolló el panel “Sociedades hiperconectadas, anuencia para continuar empoderando nuevas voces y grupos. Avances en el contexto nacional”, con la participación de Ricardo Pérez Fernández, fundador  y presidente de la Academia para la Profesionalización de la Política (APP) y Dulce Elvira de los Santos, directora de la BIJRD.

También Izaskun Herrojo, directora del departamento Hemeroteca-Biblioteca del Archivo General de la Nación y gestora de servicios en BJB, y Ricardo A. Vérgez-Vanderhorst, director de la Biblioteca del Centro Cultural de España en Santo Domingo (CCESD).

Pérez Fernández se refirió a cómo la hiperconectividad  se ha manifestado en la política, citando como ejemplo a las manifestaciones populares llamadas primavera árabe y  el movimiento de los Indignados.

El abogado indicó que el “Internet nos ha permitido identificar a quienes piensan como nosotros, formar comunidades con ellos y cerrarnos con ellos ante todos los demás”.

De los Santos se refirió a los programas y actividades que realiza la BIJRD para los jóvenes y niños del país. Al poner un ejemplo formativo que desarrolla la biblioteca que dirige dijo que “hemos formado a un grupo de niños para que pueda ser el jurado de un festival de cine infantil”.

La escritora también habló sobre el rol de los booktubers –personas que utilizan la plataforma de Youtube para comentar libros- en la sociedad del conocimiento, e invitó  a los jóvenes dominicanos a imitar esta práctica para que más personas se motiven a leer.

Herrojo expuso sobre la evolución de las bibliotecas, que han pasado de ser centros de recursos para el aprendizaje a centros de empoderamiento y legitimización social. “Hay que romper la barrera entre el bibliotecario y el usuario. Tenemos que empoderarlo con herramientas y en competencias”, dijo.

Durante su intervención Vérgez-Vanderhorst dialogó sobre el trabajo que desarrolla la Red de Centros Culturales y de Formación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La II Jornada del Conocimiento constituye una propuesta integradora de profesionales e instituciones públicas, privadas, nacionales e internacionales, participativas e inclusivas, para establecer redes que viabilicen el desempeño institucional y personal en un escenario que ponga de manifiesto la innovación y el poder creativo de los bibliotecarios en la integración comunitaria.

El evento se realiza con la colaboración de entidades académicas, como la Universidad Carlos III de Madrid, la Biblioteca Digital del Caribe (DLoc), International New Wave y el Programa de Bibliotecas Bisila Bokoko African Literacy Project. Y con otras de carácter financiero y social como el Banco Popular y la AFP Popular.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *