Preguntas a los padres

¿Quién o quiénes serán los responsables de que los niños, niñas y adolescentes no regresen a tiempo a la escuela, después de las vacaciones de fi n de año escolar, de navidad y o de Semana Santa?

Antonio Utate
[email protected]

Al iniciarse hoy el segundo ciclo de clases correspondiente al año lectivo 2015-2016 les presentamos unas reflexiones, a modo de interrogantes, escritas por el maestro Antonio Utate, director de la unidad de Escuela de Padres de la Dirección General de Participación Comunitaria del Ministerio de Educación.

¿Les expresan padres, madres y tutores a sus hijos, cuán orgullosos se sienten de ellos, que son sus tesoros hermosos, inteligentes, que serán intelectuales como tal o cual científico, abuelo, tío o amigo? ¿Los felicitan por las excelentes calificaciones obtenidas en la escuela y se preocupan por orientarlos cuando les va mal en tal o cual asignatura? ¿Padres, madres y tutores, les expresan a sus hijos frases como: que Dios les bendiga, les cuide, les amo, que les vaya bien?  ¿Depositan un beso en la frente o un abrazo al despedirlos?  ¿Estarán siendo los padres, las madres y los profesores dignos paradigmas  que puedan ser imitados?

 ¿Les han dicho a sus hijos que Dios es amor y que los ama hasta el extremo?

¿Cuántas veces padres, madres y tutores han montado bicicleta, juguetean o corretean  junto a sus hijos?

¿Están enterados quiénes son y qué hacen los padres y madres de los amiguitos que con los que se juntan  sus hijos? ¿Se presentan los padres ebrios ante sus hijos maltratando a la esposa física, verbal y psicológicamente?

¿Padres, madres y tutores, les enseñan ustedes a sus hijos a ser organizados en el hogar, a cumplir desde pequeños con las tareas cotidianas y de la escuela?

¿Con qué frecuencia visitan  el centro educativo donde estudian los hijos para enterarse de su rendimiento académico, comportamiento o para colaborar con el comité de curso o Asociación de Padres, Madres, Tutores y Amigos de la Escuela?

¿Por qué se desorganizan, se suben la voz, se pelean? Padres, madres y tutores: cuestionan a sus hijos cuando estos llegan a la casa con objetos no comprados por ustedes?  ¿Cuál debería ser su rol ante estas situaciones?  ¿Cómo saben, que sus hijos al salir para la escuela llegan a ella, como se enteran de qué llevan en sus mochilas, si el portero al revisarlas encuentra otros objetos que no son cuadernos y lápices?

¿Cuántos estarán asistiendo a las escuelas de padres, madres y tutores, para enterarse como colaborar más y mejor en el proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas?

¿Les han leído ustedes un cuento a sus hijos alguna vez? ¿A quiénes y por qué eligen como padrinos y madrinas de sus hijos/as?

¿Saben los hijos quiénes son sus familiares más cercanos, dónde viven y los llevan de visitas?

¿Colaboran ustedes en la escuela con las celebraciones qué esta realiza para el día del niño, del estudiante, de la amistad, de las madres, del maestro, del padre y en las efemérides patrias?

¿Quiénes serán y dónde se encuentran los padres, madres y tutores de los niños y niñas que deambulan por las calles, pidiendo en los semáforos y vendiendo sus cuerpecitos?

¿Quién o quiénes serán los responsables de que los niños/as y adolecentes no asistan con puntualidad a la escuela, después de las vacaciones de fin de año, Reyes, semana santa y otras?

(+) JOSÉ ANTONIO MARINA (FILÓ- SOFO, ENSAYISTA Y PEDAGOGO)

SOBRE LA EDUCACIÓN: “Los padres solos no pueden educar a sus hijos, porque no pueden protegerlos de otras influencias muy poderosas. Los docentes solos no pueden educar a sus alumnos, por la misma razón. La sociedad tampoco puede educar a sus ciudadanos, sin la ayuda de los padres y del sistema educativo. La intervención de padres y maestros es imprescindible, pero todos debemos conocer sus limitaciones y reconocer que todos ejercemos una influencia educativa, buena o mala… Es imprescindible una movilización educativa de la sociedad, que retome el espíritu del viejo proverbio africano: para educar a un niño hace falta la tribu entera”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *