Frialdad emocional: la violencia invisible que destruye a las personas

Hoy sabemos que la violencia psicológica puede dejar heridas tan profundas, o incluso mayores, que la violencia física. Sin embargo, detectar el abuso emocional no es tan sencillo, no solo porque no existen marcas visibles en el cuerpo, sino porque nuestros estereotipos pueden impedirnos ver las evidencias más sutiles.

Solemos asociar el maltrato psicológico con los gritos, las humillaciones verbales, las amenazas y las burlas denigrantes. No obstante, existe un tipo de violencia psicológica que puede hacer mucho daño y normalmente pasa desapercibida: la frialdad emocional o indiferencia.

El aislamiento emocional como herramienta de castigo

En la Antigua Grecia se aplicaba un castigo ejemplar a las personas que se consideraban peligrosas o sospechosas para la soberanía popular. El nombre que se le daba a este castigo era ostrakismos, que significa literalmente “destierro por ostracismo”. Cuando la Asamblea votaba, la persona tenía 10 días para abandonar la ciudad y si intentaba regresar antes del plazo establecido, le condenaban a muerte. En algunos casos, la propia exclusión se convertía en una condena a muerte, ya que las personas no sobrevivían sin la protección de la sociedad.

En la actualidad hay personas que siguen aplicando una especie de ostracismo emocional (condenan al otro a un tratamiento frío) que implica ignorar sistemáticamente sus necesidades. Esa persona adopta un comportamiento pasivo-agresivo ya que recurre al silencio, la indiferencia y al desprecio para castigar o manipular al otro.

Los comportamientos que delatan esa frialdad emocional son:

  • Negarse a mantener una conversación y dirigirle la palabra a la persona que se está “castigando”.
  • No responder a sus preguntas o hacerlo con monosílabos.
  • No mostrar afecto, ignorando conscientemente las necesidades emocionales del otro, que quedan insatisfechas en el marco de la relación.
  • Evitar el contacto físico y visual, haciendo como si la persona no existiera, de manera que se sienta invisible e insignificante.
  • Mostrar un marcado desinterés por todo lo relacionado con la otra persona.
  • Negarse a colaborar en diferentes tareas para generar frustración y malestar en el otro.
  • No acudir a eventos sociales juntos, con el objetivo de que el otro se avergüence de sí mismo.
¿Qué sucede cuando no se satisface la necesidad de conectar emocionalmente?

Sentimos una profunda necesidad de conectar emocionalmente con los demás. Cuando somos pequeños, no solo necesitamos que nuestros padres nos alimenten y protejan, también necesitamos ser amados y mimados. Los abrazos y las caricias nutren el desarrollo infantil.

Esas necesidades no desaparecen cuando nos convertimos en adultos independientes, sino que se multiplican. Necesitamos cierto grado de aceptación social y que validen nuestras emociones y sentimientos. También necesitamos amar y ser amados y, en determinados momentos, cuando las cosas se tuercen,necesitamos sentirnos arropados.

Ese apoyo emocional es la base sobre la cual seguimos construyendo nuestra identidad. Cuando ese apoyo falla, cuando nuestras necesidades emocionales no son satisfechas, no solo experimentamos un gran vacío, sino que, a la larga, comenzaremos a pensar que no somos dignos de ser amados, lo cual terminará dañando nuestra autoestima y la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Cuando la frialdad emocional proviene de las personas más cercanas, como puede ser la pareja, un padre o un hijo, podemos llegar a sufrir graves daños en nuestro autoconcepto: perdemos el control, se debilita la sensación de pertenencia e, incluso, se afecta nuestro sentido de la vida, según indica un estudio publicado en la revista Group Processes & Intergroup Relations.

Otro metaanálisis publicado en la revista Communication Monographs en el que participaron más de 14.000 personas llegó a la conclusión de que el silencio es sumamente destructivo en las relaciones de pareja, ya que se interpreta como una falta de implicación y un intento de sometimiento emocional. Estos psicólogos descubrieron que el uso del silencio como herramienta de castigo es común en las parejas y es uno de los factores que más distancia a sus miembros, llevando a la ruptura.

El problema es que la frialdad emocional genera frustración debido a la falta de respuesta e implicación del otro. También puede hacer que nos sintamos confundidos y hasta culpables, además de que nos sentiremos cada vez más solos e incomprendidos. La persona que es ignorada sistemáticamente y cuyas necesidades emocionales son menospreciadas se sumirá en el profundo pozo de la depresión. Sentirá que no es digna de ser amada ni respetada, por lo que perderá la confianza en sí misma y será cada vez más vulnerable ante su maltratador.

Ese tipo de relaciones dejan profundas huellas que incluso determinan las relaciones posteriores que establece esa persona, destruyendo su capacidad para confiar en los demás y establecer relaciones plenas. La frialdad emocional y la indiferencia pueden terminar discapacitando emocionalmente a una persona.

Por eso, es importante que tengamos presente que el distanciamiento emocional es una de las formas más crueles de violencia y manipulación psicológica. Ignorar las necesidades del otro no es la mejor manera para resolver los conflictos y acortar las distancias. Toda relación debe estar basada en el diálogo y el respeto mutuo.

Fuente: muhimu.es

¿Estamos preparados para convivir con la inteligencia artificial?

Que los robots ocupen gran número de puestos de trabajo nos plantea un debate no solo económico, sino de supervivencia como especie. Pronto tendremos que decidir si confiaríamos a un algoritmo nuestros sistemas de salud o de defensa.

¿Deberían pagar impuestos los robots? Según Bill Gates, la respuesta es “sí”. Al sustituir a seres humanos en puestos de trabajo por los cuales las empresas pagan impuestos, estas deberían tributar la parte correspondiente. Si no es así, la prestación de servicios públicos será pronto insostenible debido al previsible crecimiento en el número de robots en el mercado laboral.

Desde luego es preocupante que una nueva ola de robots ocupe un gran número de puestos de trabajo, pero se podría decir que la automatización de la producción industrial es algo que lleva ocurriendo de manera masiva desde el final de la segunda guerra mundial. ¿Por qué la situación es más alarmante en estos momentos? Veamos uno de los casos más repetidos en los últimos años, el de los coches y camiones sin conductor. Lo que empezó como uno de los experimentos de Google, el desarrollo de vehículos autónomos, es algo que ahora están haciendo casi todas las grandes marcas y que ha puesto de moda Tesla con sus primeros modelos. El mejor argumento para la automatización de la conducción es el de la seguridad: es más seguro que conduzca un conjunto de algoritmos, que no se cansan ni conducen bebidos o drogados, que un ser humano, cuyas capacidades cognitivas se resienten en muchas circunstancias.

Cuando la conducción automatizada se combina con la llamada «economía Uber» aparece también el problema del trabajo. ¿Cuántos puestos de trabajo desaparecerán en todo el mundo si la inteligencia artificial (IA) se impone en los sectores del transporte por carretera de personas y mercancías? ¿Cuántos millones de taxistas, conductores de autobuses y camiones hay en todo el mundo que perderían sus trabajos? ¿Qué haremos con ellos? Uber ya está colaborando con las universidades de Arizona y Carnegie Mellon (de la que fichó a 40 investigadores en inteligencia artificial) en asuntos de seguridad y autonomía mientras que Tesla ya ha anunciado la construcción del modelo «Semi», un camión totalmente eléctrico que probablemente tendría la misma capacidad de conducción autónoma que los coches. Es decir, el horizonte de cambios que nos traerá la economía de la inteligencia artificial se mueve en el rango de las décadas, si no de unos pocos años.

Para mi generación, la educación era un instrumento de ascenso económico, de pertenencia social y, de rebote, una forma de evitar aquellos puestos de trabajo que podrían desaparecer gracias a mejoras en la productividad. Es decir, estudiar para hacerse abogado, médico o funcionario no solo proporcionaba estabilidad económica y cierta visibilidad social, sino que las garantizaba durante toda la vida profesional. Lo más probable es que, gracias a la inteligencia artificial, este planteamiento ya no sea válido ni para las mejores profesiones.

En muchos de los despachos de abogados más grandes del mundo, la parte de la profesión de la que se encargaban los abogados más jóvenes, lo que se llama la fase de «descubrimiento» en la que las partes pueden obtener pruebas antes del juicio, ya la han comenzado a hacer los algoritmos. Y no solo eso, sino que en la empresa americana DoNotPay es un abogado-robot quien escribe la carta de 500 palabras que hay que enviar al ayuntamiento para quitarte las multas de tráfico. Su porcentaje de éxito es del 60%.

Los futuros médicos no lo tienen más sencillo. Los sistemas de inteligencia artificial para el reconocimiento de imágenes aplicados a la detección de cánceres de piel son más exactos que los especialistas humanos. Y respecto a los funcionarios, confieso que formo parte de un equipo de investigadores de varios países que estudiamos la aplicación desistemas de inteligencia artificial para el desarrollo e implementación de políticas públicas. Todavía es pronto, y el marco de referencia en el que trabajamos es el de un sistema híbrido de algoritmos y humanos que trabajan de manera coordinada. Pero el interés de los gobiernos por crear mejores formas de solucionar los problemas complejos que afectan a la humanidad –desde el cambio climático hasta las epidemias– implica crear sistemas que sean capaces de procesar enormes cantidades de datos, algo que los seres humanos no hacemos bien.

Pero los seres humanos sí podemos hacer algo que, de momento, la inteligencia artificial no sabe hacer. El caso más famoso de los últimos años es el de la máquina DeepMind que Google compró por Google y que se hizo célebre alderrotar sin mayores problemas al campeón mundial de Go, un juego de estrategia muy popular en Asia mucho más complejo que el ajedrez. La buena noticia es que DeepMind solo sabe jugar a Go y que si lo ponemos a conducir un coche, detectar cánceres o evaluar pruebas legales no sabrá ni por dónde empezar. Un niño, por su parte, aprende a aprender de otros contextos como parte normal de su desarrollo. Es decir, los niños, y también los animales, no están circunscritos como los algoritmos a una inteligencia que es específica y eficaz solo en un dominio de la realidad. Los seres humanos ejercen lo que se conoce como inteligencia general, que les permite aprender tanto por imitación como por lo que podemos llamar analogía, aplicando lo aprendido en un dominio a otro completamente distinto. De momento la inteligencia artificial no ha desarrollado ni parece que pueda desarrollar nada parecido en el futuro inmediato.

No hay un consenso sobre la definición de inteligencia artificial, pero todos los expertos están de acuerdo en que dos cosas han cambiado radicalmente en los últimos años en este campo al que hasta hace poco solo la ciencia ficción prestaba atención. La primera tiene que ver con los avances en un subcampo de la inteligencia artificial que se conoce como «aprendizaje automático» (machine learning, en inglés). El aprendizaje automático es la capacidad de un sistema de mejorar su rendimiento en una tarea a medida que la realiza más veces. Casi siempre estas tareas están relacionadas con el reconocimiento de patrones en conjuntos de datos. Y aquí es donde los cambios de comportamiento producidos por la digitalización de la vida humana han proporcionado el segundo elemento para el despegue de la inteligencia artificial: los datos. La eficacia de los sistemas de aprendizaje automático se debe a la disponibilidad de los trillones de datos generados, entre otras cosas, gracias a nuestra participación en Internet, los teléfonos móviles y las redes sociales.

Seis compañías americanas y una china tienen casi todos los conjuntos de datos de los que se alimenta la economía de la inteligencia artificial: Google, Facebook, Apple, Amazon, Microsoft, IBM y Baidu. El resto, es decir, toda la economía mundial, juega de momento un papel secundario en este nuevo ecosistema digital. Como ha explicado el experto americano Ryan Calo, para acceder a una cantidad suficiente de datos las empresas pueden construir sus propias bases de datos, pueden comprarlos o pueden usar los que son de dominio público. Esto significa que estamos muy cerca de una situación monopolística respecto al mercado de datos, que este es ya inmenso (hay un gran mercado negro de compraventa de datos personales), y que el papel de los gobiernos democráticos en la regulación de todo lo que tiene ver con los datos –desde la privacidad hasta lo que debe ser de dominio público y lo que nunca puede ser parte de una transacción comercial– es más importante y decisivo que nunca.

¿Confiaría en el algoritmo?

Desde el punto de vista de la economía, sin empresas nacionales y europeas en la economía de la inteligencia artificial la autonomía de un país o una región así como la capacidad de sus trabajadores y expertos para sobrevivir en este nuevo ambiente se verá muy reducida. Desde el punto de vista de la cultura y la historia, el futuro de una comunidad política depende de que se pueda acceder a los datos del comportamiento pasado de nuestros conciudadanos, de la misma forma que ahora accedemos a los documentos históricos y a los libros guardados en archivos y bibliotecas.

Otro problema que acucia a los expertos en IA y a los que aplican sus sistemas en ámbitos públicos, es que algunos de los algoritmos más efectivos que se han desarrollado últimamente son algoritmos de caja negra. La «caja negra» se refiere a que no sabemos qué es lo que aprende el algoritmo para hacer las cosas tan bien como las hace. Esto se conoce como el problema de la interpretabilidad y tiene consecuencias enormes en casi todos los ámbitos en los que se usa la IA.

Imagínese que el sistema de salud sustituye la parte del diagnóstico que hacen los médicos con un algoritmo que es mucho más eficiente que los doctores de carne y hueso. El único problema es que no sabemos lo que el algoritmo ve en los datos para decidir que, lo que usted tiene, es lo mismo que ha detectado en otros miles de pacientes cuyos datos ya ha examinado. ¿Confiaría en el algoritmo?

Ahora piense que hemos «avanzado» tanto en nuestros sistemas de gobierno que la detección de un ataque militar de una potencia extranjera –también gestionada por algoritmos– queda en las manos de un algoritmo, ¿le confiaríamos que declarara la guerra y organizara la primera ola de contraataques? El Parlamento debería haber aprobado antes una resolución al respecto, pero dada la velocidad a la que ocurre la cíber-guerra no parece muy efectivo esperar a que se cumplan los trámites parlamentarios habituales. O quizás sí sea conveniente que los ritmos de decisión de estos sistemas sigan de alguna manera armonizados con los de la vida humana. Es algo que tendremos que decidir en los próximos años.

El test de Turing

En Blade Runneer 2049 parece que todo está ya decidido. O quizás no todo. Hay un elemento clave sobre el que bascula la meditación metafísica sobre el futuro de la especie humana. En la película de Dennis Villeneuve la cacería de replicantes antiguos por parte de la nueva generación de replicantes nos lleva hasta el personaje de Deckard, interpretado por Harrison Ford. Para la inteligencia artificial, el personaje de Deckard representa el problema deltest de Turing, un clásico según el cual un buen sistema de IA debe ser capaz de hacerse pasar por humano sin que los humanos podamos distinguirlo. Esto ocurre ya en muchos ámbitos, desde los bots con los que interactuamos al comprar algo, hasta los que crean noticias falsas cuya falsedad millones de seres humanos no podemos distinguir. Pero si el engaño –desde la mentira hasta la ficción– parece ser un rasgo distintivo de la humanidad cada vez más alcance de la IA, el personaje de Harrison Ford nos plantea a la vez la cuestión de si tiene no solo la capacidad sino también la voluntad de engañar, de hacerse pasar por humano. Si es así, entonces sí que habría pasado el test y ya no habría posibilidad de distinguir entre humanos y androides.

Seiscientos años antes de Blade Runneer 2049, en 1550, el emperador Carlos V convocó en la Junta de Valladolid a algunos de los más ilustres pensadores de la época para que discutieran, decidieran y aconsejaran acerca de si «los indios» de América tenían naturaleza humana. En realidad, ese debate en el que prevaleció la argumentación jurídica de Francisco de Vitoria en favor de la humanidad de los americanos constituye el primer gran test de Turing de nuestra vida moderna, pero aplicado a seres humanos. Entonces la capacidad para la religión fue uno de los criterios fundamentales para llegar a esa solución. Camino de la tercera década del siglo XXI no parece claro que haya un consenso global sobre lo que los seres humanos tenemos en común y muchos grupos se empeñan en subrayar lo que nos diferencia a unos de otros.

¿Es usted un ser humano?¿Qué le distingue de nuestros antecesores, de las otras especies y de los nuevos robots? En realidad estas son las cuestiones fundamentales que nos ha arrojado a la cara el mundo de la inteligencia artificial y que, ahora sí, parece que no podemos aplazar.

Fuente: abc.es

 

Coaching educativo

¿Qué es el coaching?

El coaching es una disciplina relativamente nueva que nos permite alcanzar objetivos en nuestra vida personal y profesiona. Es una competencia que te ayuda a pensar diferente, a mejorar las comunicaciones que mantienes con el entorno y profundizar en ti mismo.

El coaching está extendiéndose en nuestras sociedades modernas, como una metodología eficaz para sacar nuestras máximas potencialidades y lograr nuestras metas. El coaching se extiende también al mundo educativo y llegando a unirse en un cúmulo de finalidades y metas en común.

Coaching educativo

El coaching es una metodología en la que un coach, favorece el desarrollo personal. Se trata de una especie de entrenador personal que nos ayuda a activar nuestros recursos y a cambiar. A través del coaching se impulsan cambios a nivel cognitivo, a nivel emocional y a nivel conductual que consiguen que la persona tome consciencia de sus potencialidades y sus posibilidades.

La educación es un proceso que tiene como fin el desarrollo integral del individuo para que logre sus máximas potencialidades. Por lo tanto el coaching como metodología está ligado al proceso educativo por definición.

El coaching educativo por lo tanto es una alternativa que une finalidad con metodología y que impulsa el desarrollo del individuo a través de la activación de recursos y cambios que hacen que sea el propio sujeto el que logre superarse.

¿Qué hace exactamente el coaching educativo?

El coaching educativo o coaching escolar se encarga de ayudar a los alumnos a encontrar sus debilidades y fortalezas, a ser capaces de reconocerlas y gestionarlas. Aprovechando al máximo sus puntos fuertes y poniendo solución a sus puntos débiles.

El alumno se convierte en protagonista activo del proceso, el docente que lleva a cabo el coaching solo crea las condiciones y ayuda al alumno a desarrollarse a través de la activación de sus propios recursos.

Actuación del coaching educativo

Podemos encontrar tres niveles de actuación del coaching para niños:

  • Coaching para los directivos. Se trata de un método para dotar a los directivos de los centros de herramientas y recursos para poder llevar a cabo su labor directiva.
  • Coaching para los profesores. En este caso la activación de recursos y de herramientas es para el buen desempeño de la labor educativa y docente.
  • Coaching para el alumno. Es el coaching educativo propiamente dicho, se trata de hacer que el alumno tome conciencia de su propio proceso de aprendizaje, que se haga responsable del mismo y que pueda desarrollar sus potencialidades.
Las claves del coaching educativo
  1. La base del coaching no está en enseñar a los alumnos, sino en descubrir sus potencialidades y activar su desarrollo. Para ello es importante observar a los alumnos y escucharlos, dejar que asuman papeles activos en el proceso.
  2. El proceso del autoconocimiento. El coaching educativo debe partir y favorecer el autoconocimiento del alumno, un alumno que se conoce a si mismo puede activar sus recursos personales y puede cambiar.
  3. Motivación para el cambio. Es esencial motivar a los alumnos para el cambio y para el desarrollo, para ello el primer paso es demostrarles que creemos en ellos, en sus capacidades y en su posibilidad de desarrollo y aprendizaje.
  4. La independencia del alumno. El coach ha de ser el guía, pero el alumno debe lograr su independencia, debe tener un papel activo y protagonista.
  5. Desarrollo de competencias emocionales. El alumno debe desarrollar sus competencias emocionales que van a dirigir y acompañar la gestión del cambio personal.

Fuente: educapeques.com

Inafocam y la Universidad Nova gradúan docentes en maestrías del idioma inglés y en gestión de centros educativos

En un acto realizado en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (Inafocam y la NOVA Southeastern University del Estado de la Florida graduaron, este sábado en dos programas de maestrías, a 71 docentes y directores de centros educativos del país.

En el acto fueron graduados, además, 30 maestros de la universidad estatal que pertenecen a las facultades de Humanidades, Educación, Ciencias de la Salud, Ciencias Económica y Sociales, Ciencias y Artes, quienes recibieron títulos de doctorado de las autoridades de la universidad estadounidense.

El orador invitado a este acto de investidura fue, Monseñor Ramón Benito Ángeles, obispo de la Arquidiócesis de Santo Domingo y egresado de NOVA Southeastern University (NSU/TEFL), quien afirmó que si se quiere una nueva sociedad y que esta progrese es imprescindible invertir en la educación, al tiempo que reconoció las cuantiosas inversiones hechas en los últimos años en la educación dominicana.

Las palabras de apertura al acto de investidura fueron expresadas por Iván Grullón, rector de la UASSD, el cual instó a las universidades a reencontrarse con la sociedad y con el compromiso ético de contribuir a la construcción de una humanidad sin pobreza, sin vicios, una humanidad justa, sana, solidaria y feliz.

De su lado, Kimberly Durham, decana de la Facultad de Educación Abraham S. Fischler, de NOVA Southeastern University, agradeció al Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT) y al Inafocam por el apoyo a estos programas de formación y expresó su deseo de que la formación que recibieron los docentes no termine con la certificación, sino más bien continúe con un proceso en el cual estén comprometidos en proyectos conjuntos para mejorar la educación a nivel nacional e internacional.

Uno de los dos programas concluidos entre la Universidad Nova y el Inafocam fue el de Maestría en Ciencias con Especialización en la Enseñanza del Inglés como Lengua Extranjera que integró a 17 maestros del área de Inglés que se desempeñan en los niveles de Básica y Media del Sector Público.

El programa se desarrolló durante dos años en las instalaciones de la Universidad Instituto Cultural Dominico Americano (UNICDA).

Estuvo orientado a elevar la formación de los profesionales egresados de las Escuelas de Educación y de las áreas afines, así como a actualizar y ampliar los conocimientos de los participantes de acuerdo a los requerimientos curriculares del MINERD referente a la enseñanza del inglés.

El segundo programa finalizado fue la Maestría en Ciencias con Mención Liderazgo y Gerencia de Centros y Proyectos Educativos y estuvo dirigida a 54 directores de centros educativos de las regionales de educación de Barahona, San Juan, Azua y zonas aledañas.

Este programa se desarrolló durante dos años en la Universidad Católica de Barahona (UCATEBA). Esta maestría procuró que los directores de centros educativos apliquen en su gestión la promoción del uso e integración de la tecnología en la actividad investigativa, con miras a aumentar la calidad y el fortalecimiento académico de los profesores y estudiantes, en sus presentaciones, publicaciones, artículos y otras contribuciones profesionales.

Asimismo, formó a los gestores escolares para que las actividades y procesos investigativos sean desarrollados con gran rigor científico, éticos, creatividad, pensamiento crítico, capacidad de solución de problemas y aprendizaje continuo; así como para que se aplique un alto nivel en la enseñanza de investigación, medición y evaluación de los procesos directivos que se desarrollan en los centros educativos.

En el acto recibieron títulos varios docentes de las universidades Católica de Santo Domingo (UCSD), Católica del Este (UCADE), del Caribe (UNICARIBE), Católica Nordestana (UCNE), el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) y el Instituto Cultural Dominico-Americano (UNICDA).

La mesa de honor estuvo presidida por Iván Grullón y Kimberly Durham, quienes estuvieron acompañados por Pedro Eduardo Gutiérrez, jefe de gabinete del MESCYT, en representación de la ministra, Alejandrina German; Monseñor Ramón Benito Ángeles; Armando Rodríguez y Jorge Blanco, representantes de NOVA Southeastern University y Eligio Ledesma, técnico docente del Inafocam, en representación de Andrés de las Mercedes; director ejecutivo de dicho instituto.

También estuvieron presentes en la mesa de honor, monseñor Nicanor Peña, obispo de la Diócesis de la Altagracia; reverendo padre Secilio Espinal, rector UCATEBA; María Altagracia López, maestra de NOVA Southeastern University; José Alejandro Aybar Martín, rector de Unicaribe; David Álvarez, vicerrector del recinto Santo Tomas de Aquino de la PUCMM, en representación del rector, padre Alfredo de la Cruz, Carlos Mayobanex Cabral, entre otros.

 

Cómo detectar los síntomas de estrés infantil

Tres de cada diez niños con padres trabajadores sufren ansiedad provocada por el ritmo de vida laboral de sus progenitores

En comparación con los datos de hace 20 años, donde la incorporación de la mujer al mercado laboral era muy inferior a la actual, los casos de niños con estrés infantil se han disparado un 60%. Y es que el ritmo de vida de los progenitores, con horarios incompatibles en muchos casos para compatibilizar la vida personal con la profesional, marca de forma importante el de los pequeños de la casa.

Actualmente, son tres de cada diez los niños con padres trabajadores que sufren un aumento de la irritabilidad y cambios constantes en el estado de ánimo, según informa Denken, centro especializado en mindfulness como terapia para combatir problemas de ansiedad o estrés.

El director del centro Denken, Italo Maione, especialista en mindfulness, indica que «cada vez recibimos más niños con problemas de estrés derivados de horarios imposibles en los que los padres se ven desbordados y ellos, a pesar de su corta edad, también sufren estas consecuencias», expone el experto.

Cada vez son más los colegios que incorporan clases de meditación y mindfulness entre sus actividades educativas con el fin de eliminar los elevados niveles de estrés, especialmente en las grandes ciudades. Y no sólo es algo que utilicen los adolescentes, sino también niños de edades más tempranas.

Los horarios rígidos, la lejanía respecto a los colegios y centros de trabajo e incluso el volumen de tareas que los jóvenes llevan a casa se reflejan en constantes cambios de humor e irritabilidad.

Según Maione, «problemas para dormir, terrores nocturnos o hábitos nerviosos son otras de las manifestaciones, además de la irritabilidad y enfermar de forma habitual. Las consecuencias del estrés en los niños además no sólo son de origen físico, sino emocional y cognitivo. Por eso, actividades como el mindfulness son necesarias para recuperar y rehabilitar las funciones cognitivas y controlar el estado emocional a través de la atención plena», afirma el especialista.

Es importante ayudar a los niños para que no se vean afectados por el estrés de los adultos, si bien el estrés normalizado forma parte también del desarrollo. De ahí, que la meditación y el mindfulness sean técnicas que colaboran en la reparación del equilibrio mental y la salud física del niño.

Observar la conducta del menor es fundamental, intentando mantener su vigilia y descanso intacto, regular su alimentación y fomentar vínculos de confianza. Es necesario estar pendientes de ciertos síntomas para detectar estos problemas como:

— Aparición de irritabilidad y mal humor

— Bajo rendimiento en las actividades de su rutina diaria

— Pérdida de concentración

— Desmotivación a la hora de realizar tareas no solamente académicas, sino en las labores de la casa o en sus momentos de diversión

— Contestaciones fuera de lugar

— Cansancio, pereza o dejadez, por ejemplo cuando deja de recoger las cosas o de ordenar su habitación

— Cambios en sus hábitos de estudio o en los resultados de sus calificaciones

— Comportamiento apático o de rechazo

— Modificaciones o problemas en su alimentación o sus horarios

Fuente: abc.es

Ocultar las emociones negativas a los niños es una pésima idea

Durante años los padres han seguido un claro mandato cultural: hay que contener las emociones negativas delante de los niños y mantener la compostura. Es necesario ocultar la tristeza o frustración y mostrar la mejor cara. Así, garantizan a sus hijos una infancia feliz y equilibrada. Sin embargo, según los últimos estudios psicológicos, podríamos equivocarnos al ocultar las emociones negativas a los más pequeños.

Sintonía emocional: la brújula de los niños en la relación con sus padres

Desde muy pequeños, los niños son capaces de captar el estado emocional de sus padres, sobre todo el miedo, la tristeza y el estrés. Un bebé de un año no comprenderá por qué sus padres están tensos o estresados, pero podrá notarlo a partir de pequeñas señales como el tono de la voz, el olor corporal y sutiles expresiones faciales. Y mientras más estresados estén los padres, más estresados se mostrarán los bebés, según reveló un estudio realizado en la Universidad de California.

Esa sintonía emocional es un mecanismo natural de los bebés que les permite detectar si algo anda mal en su entorno, para lo cual deben confiar en las pistas emocionales que les brindan sus padres. A medida que crecen, esa sintonía emocional es clave para desarrollar un apego seguro y aprender a reaccionar ante los diferentes estímulos del medio. Es decir, los niños también aprenden de sus padres las reacciones emocionales.

“Las emociones son una fuente crítica de información para aprender”. —Joseph LeDoux

Desde esta perspectiva podemos pensar que si reprimimos las emociones negativas y amplificamos las positivas les estaremos enseñando a reaccionar de manera equilibrada. Sin embargo, el verdadero modelaje emocional no consiste en reprimir ciertas emociones y falsear otras, sino en gestionarlas asertivamente.

Es tan malo reprimir las emociones negativas como exagerar las positivas

Un estudio realizado recientemente en laUniversidad de Toronto sugiere que esconder o disfrazar los sentimientos negativos puede afectar tanto al bienestar de los padres como a la relación con sus hijos.

Estos psicólogos les dieron seguimiento durante diez días a más de 100 familias para descubrir qué estrategias de gestión emocional usaban los padres delante de sus hijos y cómo estas impactaban en su relación y bienestar. Descubrieron que, cuando los padres experimentaban emociones negativas, como el enojo, la frustración y el resentimiento, e intentaban ocultárselas a sus hijos, la calidad de la relación se resentía y disminuía su capacidad de respuesta ante las necesidades infantiles, en comparación con los padres que no reprimían esas emociones negativas.

De hecho, reprimir las emociones y sentimientos es una tarea muy exigente desde el punto de vista cognitivo y emocional que termina desgastando a los padres y puede hacer que se “desconecten” de sus hijos. Como resultado, los niños pierden la sintonía emocional con sus progenitores y pueden interpretar ese comportamiento como distracción, desinterés o incluso rechazo.

“La persona inteligente emocionalmente tiene habilidades en cuatro áreas: identificar emociones, usar emociones, entender emociones y regular emociones”. —John Mayer

Exagerar las emociones positivas, con el objetivo de transmitir tranquilidad, apoyar o elogiar, tampoco es una buena estrategia porque los niños son capaces de notar la incongruencia y la falta de autenticidad, y se sienten mal por ello. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Utrecht descubrió que exagerar los cumplidos no ayuda a los niños con una baja autoestima a superar la sensación de inadecuación, más bien la acentúa.

Reprimir las emociones negativas y exagerar las positivas también puede tener consecuencias a largo plazo ya que, si los niños notan que sus padres no son auténticos, pueden perder la confianza ellos. Tampoco aprenderán a gestionar asertivamente sus estados emocionales, el mensaje que les llegará es que las emociones negativas son “malas” y deben reprimirlas, lo cual les impedirá desarrollar la Inteligencia Emocional.

El camino hacia una educación más auténtica y emocional

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón”. —Howard G. Hendricks

Para muchas personas, la idea de expresar las emociones abiertamente supone un reto al modelo jerárquico de crianza que exige que los padres actúen de manera directiva, siempre imparciales, imperturbables y controlados. En realidad, todos ganamos si cedemos un poco de ese férreo control a favor de la autenticidad. Eso no significa cargar sobre los hombros de los niños nuestras preocupaciones, ni generar un entorno inestable emocionalmente, sino tan solo ser más transparentes y convertirnos realmente en un modelo de gestión emocional.

Las emociones “negativas” no son nuestras enemigas. Es peor que el niño note que estamos tristes e intentamos esconderlo, porque no sabrá qué sucede y se sentirá inseguro, a que le expliquemos por qué nos sentimos así. Esa transparencia validará las emociones “negativas” y sentará las bases para una relación de confianza mutuaque durará toda la vida.

Fuente: muhimu.es

¿Afecta realmente el espacio físico del aula al proceso de enseñanza-aprendizaje?

Tanto si uno vive un piso con vistas a las calles concurridas de una ciudad, en una casa espaciosa a las afueras o en una pequeña casa rural, ese espacio al que llamamos hogar es un lugar protegido que nos aporta seguridad y comodidad.

¿Afecta realmente el espacio físico del aula al proceso de enseñanza-aprendizaje?

La respuesta es sí. Un aula no debería producir una sensación muy diferente a la de sentirse en un lugar seguro, al igual que sucede en una casa. Los estudiantes deberían entrar al aula y sentirse cómodos para aprender. El ambiente físico del aula es un aspecto a menudo olvidado, que influye tanto en el rendimiento académico como en el bienestar psicológico del alumnado.

Bridget Bennet es una maestra de 4º de educación primaria de Michigan, que nos relata la experiencia para reformar el espacio físico de su aula durante el curso pasado. Este proceso conlleva una serie de pasos y dificultades que nos detalla a continuación. “En mi colegio, los estudiantes de cuarto de primaria tienen mesas individuales (de esas que tienen una tabla que se levanta y permiten guardar las pertenencias dentro de una cajonera). Como defensora del aprendizaje cooperativo y de la colaboración entre estudiantes, creo que este tipo de mobiliario, impide moverse y maniobrar con facilidad en el aula debido a que no permite que haya mucho espacio.”

¿Cómo puede el espacio físico favorecer el trabajo en equipo?

“Debemos dar a los niños espacios y clases que fomenten la creatividad, que les enseñe a tomar riesgos calculados, innovar y experimentar” (Mau, B., O’Donnell, Wicklund, Pigozzi y Peterson, 2010). Es importante favorecer el nivel de creatividad de mis alumnos rediseñando el espacio de aprendizaje.

Este otoño, quitaremos los pupitres y utilizaremos mesas grandes para compartir. Espero que esto haga el espacio más cómodo y favorezca el debate entre los alumnos durante las clases. Además, tengo la intención de tener los materiales (papeles, lápices, etc.) organizados y accesibles para todos. En lugar de escritorios individuales rebosantes de papeles, carpetas, etc., los materiales serán accesibles para que todos los estudiantes los compartan. Creo que esto hará hincapié en la importancia de ser un equipo, porque todo el mundo tendrá que cuidar y responsabilizarse de ellos.

Nunca he tenido una mesa de profesor como tal, tenía una en mi aula este año, pero nunca la utilicé. Creo que es importante que experimente el mismo tipo de espacio físico que mis estudiantes. Con un flujo abierto hacia el aula, seré capaz de facilitar y escuchar mejor la conversación y el pensamiento del alumnado.

Diseño de la  clase

La universidad de Salford (Manchester, Inglaterra) realizó un estudio sobre el diseño del aula. Evaluaron el diseño de la clase atendiendo a seis parámetros: color, elección, complejidad, flexibilidad, conexión y luz. Todos ellos mostraron un efecto significativo sobre el aprendizaje (Venhemert, 2013). He decidido diseñar el aula considerando cada uno de estos parámetros (también utilizando la aplicación de diseño del espacio Sketch up). Estas son algunas de las ideas clave que me gustaría destacar del resultado que obtuve:

Color

Me gustaría poder pintar las paredes del aula, aunque actualmente son de un color beige claro. Este año estoy trabajando en que predominen los colores azul y verde, para crear un ambiente tranquilo. También tenemos tres tablones de anuncios, dos en el frente y uno en la parte posterior del aula. Pongo este tipo de tablones de anuncios para que sean interactivos con el fin de mantener a los estudiantes comprometidos.

Elección

Los estudiantes pueden elegir en donde se sientan. Hay varias opciones disponibles cuando se trata de asientos. Con la ayuda del personal de limpieza de la escuela, pude sacar los pupitres antiguos y traer las nuevas mesas a mi clase. Logré crear un espacio móvil en donde los estudiantes pueden ponerse de pie o sentarse en taburetes. Tengo varios puffs y almohadas que se pueden utilizar  en el suelo. He creado bancos en el rincón del lectura, algo que va a ser mi próximo proyecto de bricolaje.

Flexibilidad / Conexión

Gracias a este tipo de diseño, los estudiantes serán capaces de trabajar de un modo cooperativo más a menudo. En lugar de mover los pupitres de  trabajo en grupos pequeños, los estudiantes tendrán un mayor espacio para trabajar colaborativamente.

Luz

Además de los cuatro ventanales de la pared de mi aula, también tenemos lámparas alrededor de las luces principales de aula. Por lo general, mantengo alguna de las luces apagadas durante la clase. El estado de ánimo es mucho más tranquilo cuando los estudiantes entran en una habitación iluminada con luz natural (o lo más naturalmente posible) en lugar de utilizar luces fluorescentes.

Pensar sobre el ambiente del aula, y su impacto en el rendimiento de los alumnos me ha ilusionado mucho para continuar durante el curso que viene. Ahora que soy consciente de lo mucho que significa el entorno físico, voy a ser más consciente de lo que funciona y no con mis alumnos.

Fuente: eduforics.com

Los 20 retos de la educación del siglo XXI que todo docente debe conocer

¿Sabes qué recursos necesitará tu estudiante para adaptarse a los cambios del futuro?

Hoy día ya no sirve la escuela ni los modelos de aprendizaje de hace cien años. La sociedad 2.0, nuestro presente, dará pie a la futura sociedad 3.0 que demanda individuos creativos, emprendedores, críticos, competentes en las TIC, autónomos, con altos dotes sociales, que se adapten fácilmente a los ambientes laborales, capaces de trabajar con cualquier persona, en cualquier lugar y momento. Los niños de hoy no sabemos qué serán en el futuro, pero deberán tener los recursos necesarios para adaptarse a lo que venga.

Algunos expertos intuyen los caminos por donde avanzar. Por ejemplo, en creatividad, que genera oportunidades para que se desarrolle el talento, como defiende Richard Gerver. Y sin embargo, la escuela de hoy condena esa creatividad, en opinión de este experto en educación. «Se nace siendo creativo —afirma—, es parte de nuestra inteligencia natural y es lo que diferencia a los seres humanos de las demás especies. El 80% de los aprendizajes se producen antes de los cinco años, después de esta edad a los niños se les empieza a dirigir ordenándoles qué deben hacer, cómo hacerlo y en qué plazos. Esto termina por obstruir las vías de creatividad que estos jóvenes poseen».

Dieciocho meses de trabajo

Hay otros muchos ámbitos nuevos que explorar y desarrollar desde la escuela. La educación emocional en edades tempranas, propone Jannet Patti, otra educadora reconocida internacionalmente. «Ésta debe comenzar en la educación infantil y transcurrir a lo largo de toda la vida, permite al individuo afrontar mejor los retos de la vida y tiene como finalidad el desarrollo del bienestar personal y social. No debemos olvidar que las emociones tienen un valor adaptativo porque nos protegen de peligros, son valiosos recursos de información porque nos pueden hacer ver qué sienten otros y, finalmente, las emociones no pueden estar separadas de la cognición y las habilidades sociales».

Gran parte de la comunidad educativa aboga por un revolucionario cambio en la forma de enseñar, de aprender… en la escuela para formar a los ciudadanos del futuro. La Fundación Telefónica ha abierto un espacio para dar cabida a todas estas opiniones críticas y nuevos modelos de pensamiento. Durante 18 meses, ha preguntado a diversos expertos internacionales y a toda la comunidad educativa cómo debería ser la educación del siglo XXI. Gurús y expertos como Richard Gerver, Alejandro Piscitelli, Judi Harris, Jannet Patti, David Alburu, Fernando Savater, Geroge Siemens… han participado en este debate a través de actividades en la red y eventos presenciales en nueve países diferentes (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Perú y Venezuela).

Estos son los retos que todos ellos plantean para la educación del futuro:
  1. Hay que formar al ciudadano del siglo XXI:la sociedad del siglo XXI requiere individuos creativos, emprendedores, críticos, competentes con el mundo digital, con altos dotes sociales y que se adapten a ambientes laborales diversos.
  2. La inclusión social como eje:es trascendental el establecimiento de políticas públicas regionales para el desarrollo sostenible en el que uno de los pilares sea la inclusión social.
  3. Se requiere liderazgo institucional:la cultura digital lleva años instaurada en la sociedad. Las instituciones educativas no pueden permanecer ajenas, por lo que se torna fundamental un liderazgo institucional basado en la construcción de un sentimiento de comunidad sólido, unido a un uso de las TIC desde y para la pedagogía y el currículo del centro.
  4. Extraer la inteligencia colectiva:en una sociedad cada vez más compleja sobrevivir en ella depende cada vez más de una inteligencia colectiva. El ser humano es social por naturaleza, por lo que ha de aprovechar las posibilidades abiertas de la sociedad digital.
  5. Contenidos + Pedagogía + Tecnología:la intersección entre tres factores fundamentales son claves para la introducción de las TIC en los procesos educativos: sólidos conocimientos de los contenidos, dominio de competencias pedagógicas y manejo de herramientas tecnológicas y sus posibles aplicaciones. La tecnología no reinventa a la pedagogía, sólo amplía sus posibilidades.
  6. Las TIC implican nuevos métodos de evaluación:aprender utilizando las TIC requiere un planteamiento metodológico distinto al de adquisición de meros contenidos. Evaluar este tipo de aprendizajes no debe centrarse, por tanto, en determinar el éxito en adquisición de contenidos sino en el dominio de las competencias del siglo XXI.
  7. Hay que romper el mito de los nativos digitales,es decir, la consideración de que todos los jóvenes son nativos digitales y dominan las TIC para usos de provecho en el siglo XXI.
  8. Fomento de la creatividad:existe una inminente necesidad de repensar los sistemas educativos para evitar ahogar la creatividad de los aprendices. Es decir, enterrar un sistema educativo basado en el control e instaurar uno de empoderamiento. El alumno nace siendo creativo y el sistema educativo ha de generar las condiciones para que pueda seguir desarrollando esa creatividad.
  9. Importancia de la educación emocional:la finalidad principal de la Educación es que cada sujeto pueda alcanzar un grado óptimo de bienestar social y emocional, por lo que la educación emocional debe ocupar un lugar privilegiado en los sistemas educativos. Para ello los programas de formación docente deben dedicar una mayor atención a tales competencias.
  10. Cooperación necesaria entre familia, escuela y comunidad:la educación no es exclusiva de las instituciones educativas: es posible aprender en cualquier lugar de la sociedad. Para ello debe existir conexión y cooperación entre familia, escuela y comunidad. La educación es una cuestión de toda la sociedad.
  11. Liderazgo sin burocracia: el liderazgo en una institución educativa debe tener como finalidad principal la mejora educativa de los discentes, con un liderazgo centrado en la pedagogía y alejado de la pura burocracia. Todos los agentes de la comunidad educativa deben estar implicados en la consecución de las metas del centro.
  12. Objetivo: desarrollo de competencias. Los cambios de sistema educativo deben orientarse hacia la mejora competencial de los estudiantes. La sociedad digital requiere de competencias que los sistemas educativos han de desarrollar (autonomía, adaptación, tratamiento de la información, etc.), reformando el currículo. Se requerirá de unidades didácticas más simples basadas en tales competencias útiles para la inserción social, aprendiendo de forma conectada en red.
  13. Foco en los intereses del aprendiz: el aprendizaje debe producirse de forma natural, partiendo de los intereses del aprendiz, teniendo en cuenta lo que ya sabe, desde la práctica y de cometer errores para ser reorientado por el docente.
  14. Un nuevo rol del profesor y su formación:desde la transmisión de contenidos a la orientación y apoyo del alumno, generando las condiciones para que sea éste el que, de manera activa y experimental, construya su propio conocimiento. Ello comporta que la formación docente se reconfigure, contemplando de forma más sólida el uso pedagógico de los entornos digitales para la sociedad del siglo XXI.
  15. Nueva ecología del aprendizaje:existe una nueva ecología del aprendizaje que está reconfigurando la educación. Volvemos a entenderla en su sentido amplio, más allá de su simple consideración como escolarización.
  16. El reto de considerar todos los ámbitos educativos posibles: existe una necesidad de disrupción en el sistema educativo planteado como ente aislado de la sociedad. Los aprendizajes producidos en ambientes no formales e informales crecen a un ritmo vertiginoso y no quedará más remedio que considerar los beneficios de todos estos ámbitos educativos.
  17. Interactuación sobre los contenidos:el aprendizaje no está en los contenidos sino en las interacciones que se producen alrededor de ellos. El aprendizaje en red a través de interacciones debe consistir en agregar, remezclar y poner en práctica los conocimientos.
  18. Una formación adaptada a las demandas:la construcción del currículo que deberá configurar los nuevos perfiles que demanda la sociedad tendrá que hacerse entre todos los agentes involucrados en su desarrollo. La sociedad y las escuelas deben colaborar para adaptar la formación a las demandas sociales del siglo XXI.
  19. Se trata de formar a ciudadanos, no solo a profesionales eficientes:un sistema educativo abierto a la comunidad y basado en aprendizajes colaborativos que implican a toda la sociedad. La labor de este sistema no es formar a ciudadanos únicamente para ser útiles a un mercado, sino formar a ciudadanos capaces de desenvolverse en todos los niveles sociales.
  20. Evitar la ansiedad tecnológica:la tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, es imposible predecir qué tipo de tecnología habrá en un futuro próximo. Lo que sí tendrá que hacer la sociedad, es diseñar cómo quiere que sea la educación del siglo XXI, la tecnología que acompañará será la que esté disponible llegado el momento de la implantación.

Fuente: abc.es

Ideas para trabajar el informe de lectura utilizando el periódico Listín Diario como recurso didáctico

La primera sugerencia para una clase exitosa con el periódico es no planificarla en forma cerrada o unívoca.

Puede ocurrir que un tema conocido por algunos estudiantes sea el punto de partida de la clase. Supongamos que se trata de una noticia o imagen del periódico vinculada con la publicación de un libro por parte de una persona conocida o la biografía de un escritor. El docente aprovechará estas situaciones para avanzar hacia nuevos aprendizajes.

Pero suele ocurrir también que no todos los alumnos encuentren vínculos directos entre temas escolares e informativos. Ante esta situación, el maestro debe disponer de una batería de estrategias que permita a cada uno acceder al tema o problema según su estilo de aprendizaje. Esta es la razón por la que planteamos estrategias diversas para desarrollar una misma temática a partir de distintas situaciones de aprendizaje.

Las propuestas que encontrarás en más abajo representan ejemplos de la forma en que es posible planificar las clases para que la mayor cantidad de alumnos se interese por un tema o problema dado, en esta oportunidad presentaremos la planificación  para el tema el informe de lectura.

Si bien el comienzo parece una tarea compleja, a medida que la participación de los alumnos se hace más fluida, las propuestas comienzan a diversificarse de manera espontánea y en muchos casos serán  los mismos  alumnos quienes comenzarán a proponer actividades.

En el periódico Listín Diario encuentras  informaciones de actualidad de diversas temáticas y estilos, crónicas, entrevistas, pequeños textos informativos y extensas notas de opinión. En el periódico también hay información sobre espectáculos, deportes, arte, ciencia y cultura. Esta variada gama de propuestas de lectura puede recrearse en la escuela a partir de actividades lúdicas que impliquen diferentes tipos de lectura.

A continuación detallo ideas atractivas que puedes poner en práctica en tus clases:

Tema. El informe de lectura

Competencias específicas

  • Comprende textos que lee en el periódico.
  • Comprende la diferencia entre hechos reales y de ficción.
  • Produce oralmente esquemas de ideas a partir de la información leída.
  • Produce de forma escrita análisis de las noticias que lee.
Actividad 1. Recrear la noticia

Uno de los alumnos comienza a leer una noticia, un segundo alumno hace una señal sorpresiva para que se suspenda la lectura. A partir de este momento, todo el grupo, en forma individual, continua escribiendo la noticia de acuerdo a lo que se supone habrá ocurrido.

Entre todos eligen las producciones más ocurrentes.

 Actividad 2. Juego de la pregunta misteriosa

El curso se divide en dos grupos, cada grupo dispone de ejemplares del periódico, todos de la misma edición.

Durante un tiempo determinado cada grupo elige tres personajes de la noticia y redacta preguntas sobre ese personaje que el equipo contrario deberá responder.

Las preguntas deben contener cierto misterio, aun cuando se trate de personajes muy conocidos. Las respuestas deben estar contenidas es una de las noticias del periódico.

Gana el equipo que logra identificar más personajes.

Actividad 3. Los Personajes

Los alumnos recortan las imágenes de los personajes populares que aparecen en el periódico, señalando la sección en la que aparecen y se los distribuyen en el aula,  redactan el perfil biográfico de la persona que  seleccionó y luego expone al resto de la clase lo que investigó de esa persona. Resaltando aquellas cualidades que les hacen resaltar.

(+) Sugerencias para el docente

  • Las actividades pueden realizarse de manera individual o en grupo. Escoger un espacio físico donde se sientan en libertad (debajo de un árbol, por ejemplo).
  • Crear en el aula un ambiente que permita estimular la creatividad.
  • No obligar a los estudiantes a que hagan las actividades de una forma estática.

El periódico Listín Diario es un recurso valioso que aporta a tus clases esa distinción y riqueza que necesita. Tus alumnos agradecerán el que implementes dinámicas que les permitan explotar sus capacidades al máximo.

Texto elaborado a partir del libro Leer y Aprender con Periódicos

Los beneficios de que los niños hablen solos mientras juegan

Hablar solo mejora la comunicación de los niños

Probablemente te has dado cuenta de que muchos niños hablan solos mientras están jugando. A veces incluso decimos que están hablando con su amigo invisible, pues parece que mantengan una conversación muy interesante con alguien que sólo ellos pueden ver.

Esto es algo muy beneficioso para su desarrollo intelectual, ya que en esta situación de juego estará practicando maneras de comunicarse de forma efectiva con los demás.

¿Quieres saber cuáles son los beneficios de que los niños hablen solos mientras juegan?

10 beneficios de que los niños hablen solos mientras juegan

No te preocupes si tu hijo habla solo mientras juega, ya que esto puede tener muchas ventajas para su maduración en el futuro.

1- Practica diferentes maneras de comunicarse. Especialmente cuando utiliza diferentes personajes que interactúan entre ellos.

2- Empatiza con estos diferentes personajes y se pone en otros puntos de vista para entender mejor cómo la misma situación afecta de diferentes maneras.

3- Usa diferente roles, entendiendo que tendrá que actuar con más o menos firmeza si representa, por ejemplo, ser un profesor o ser un alumno.

4- Se autocorrige, ya que no hay nadie que le diga si lo dice bien o mal. Además necesita hacerse entender para que los demás personajes con los que interacciona puedan participar también (de no ser así, no tendría ningún sentido continuar hablando en voz alta).

5- Organiza y estructura mejor las frases, ya que no hay prisa en dar una respuesta y se concede el tiempo que necesita para elaborar el discurso.

6- Utiliza el turno de palabra. La imposibilidad de que los personajes se interrumpan mientras hablan crea la necesidad de que el niño establezca unos tiempos marcados para que cada uno de los hablantes pueda expresarse y ser escuchado.

7- Es más flexible y encuentra fácilmente soluciones para que sus personajes favoritos se pongan de acuerdo.

8- Estimula su creatividad a través de la invención de diversos conflictos y soluciones, necesarios para que el juego tenga sentido y se alargue tanto como desee.

9- Se escucha a sí mismo, siendo más consciente de lo que está diciendo. Este punto es básico para comprendernos y deberíamos hacerlo todos, niños y adultos, así que cuanto más practique, más facilidades tendrá para defender sus ideas en un futuro.

10- Aprende más vocabulario, ya que cuando prueba nuevas fórmulas de comunicación surgen maneras distintas de decir lo mismo pero desde diferentes perspectivas. Y en el momento en que no sepa cómo explicar algo, le aparecerá una duda que deberá resolver, con lo que estará muy atento, después del juego, a lo que se diga a su alrededor para encontrar la solución, memorizando más fácilmente las palabras nuevas que utilizará otro día cuando se encuentre jugando nuevamente con sus personajes favoritos.

Como ves, hay muchos beneficios en que los niños hablen en voz alta mientras juegan. Por eso, si le encuentras hablando a solas te recomiendo que evites interrumpirle en la medida de lo posible y que respetes su espacio para que se pueda expresar libremente.

Fuente: Guiainfantil.com