Entradas

Beneficios de la lectura: cómo los cuentos ayudan a superar miedos

Por Appvise

Hoy en día, es bien sabido que la lectura aporta, tanto a los pequeños como a los adultos, una serie de beneficios en los diferentes ámbitos del desarrollo personal. Tanto en casa como en los colegios, el fomento en la lectura debería estar muy presente, ya que contribuye en gran medida al crecimiento cognitivo, afectivo y social del lector.

Qué nos aporta la lectura

Es difícil no reconocer que tenemos a nuestro alcance un gran abanico de posibilidades en cuanto a literatura se refiere.

Los más pequeños disponen desde los cuentos más clásicos y populares de siempre a los más modernos álbumes ilustrados.

Los jóvenes, cada vez tienen más novelas adaptadas a los tiempos modernos y con sus aficiones más comunes.

Y los adultos, miles de novelas que despiertan emociones, intrigas o hacen reflexionar. Pero, en cualquier caso, todas ellas tienen algo en común: aportan grandes beneficios a quienes disfrutan de esas historias.

5 beneficios de la lectura que no sabías

  • Leer de forma habitual permite que el cerebro trabaje de forma constante, manteniéndose activo y estimulando la conectividad neuronal.
  • Ayuda a mejorar nuestro nivel de alfabetización al igual que nuestras habilidades lingüísticas: velocidad lectora, vocalización, expresividad, comprensión; amplia nuestro vocabulario y la calidad en nuestra comunicación con los demás.
  • Desarrolla la memoria, ayuda a ordenar nuestros pensamientos, mejora nuestro nivel de concentración y amplia nuestros horizontes en cuanto a creatividad se refiere.
  • Permite evadirse durante unos instantes, viajar a otros mundos de fantasía con los que nuestro subconsciente siempre ha soñado, experiencias (a veces) imposibles de cumplir.
  • Aumenta la capacidad de empatía hacia los demás, al tratar de comprender a los personajes, al sentir y pensar en sus formas de actuar…

Lo mejor de todo es pensar que estas aportaciones que nos ofrece la simple lectura de un libro abarcan todas las edades, desde los más pequeños al lector más adulto, ya que les aportarán, en mayor o menor medida, alguno de los beneficios mencionados.

10 cuentos contra el miedo

Entre esa infinidad de libros y cuentos que llenan las librerías, encontramos algunas historias que, además de aportar las habilidades antes mencionadas, nos pueden ayudar como educadores o padres, a afrontar con nuestros hijos un problema muy común: los miedos nocturnos.

Los monstruos, la oscuridad, otros seres fantásticos… pueden ser un obstáculo a superar en el desarrollo evolutivo de los más pequeños, y que nos lleve a buscar estrategias en el lugar menos pensado para superarlo con éxito. Este tipo de miedo podría considerarse como uno de los llamados miedos evolutivos, o aquellos miedos que van apareciendo en las diferentes etapas de nuestra vida y por los que vamos pasando, como puede ser el miedo a la separación de los padres, a ser rechazado, la muerte de un ser querido…

Entre los siguientes cuentos que vamos a presentar podemos encontrar personajes muy variopintos: desde niños valientes, hasta monstruos que no saben asustar o controlar sus emociones, pasando por personajes que nos hacen ver la oscuridad de una forma divertida y lúdica. ¿Estás preparado para plantarles cara? Pues… ¡aquí van!

  • “Donde viven los monstruos”, de Maurice Sendak. Este cuento es un clásico, también adaptado a la gran pantalla, que narra la historia de un niño que se siente incomprendido y que quiere gobernar en el mundo de los monstruos, quienes buscaban a su vez un líder en quien confiar.
  • “¡Buenas noches, monstruos!”, de Lucía Serrano. Esta vez, serán los monstruos los que mostrarán sus sentimientos y se refugiarán en la cama del niño para sentirse a salvo.
  • “Yo mataré monstruos por ti”, de Santi Balmes. De nuevo, el miedo de un niño que cree en un mundo paralelo debajo de su cama, donde resulta que los monstruos siente también temor, pero por el ser humano.
  • “¿Por qué sueño cosas feas?”, de Olga Alamán. En este caso, serán los niños quienes pregunten sobre distintos miedos y los padres contesten de forma clara y sencilla, generando una reflexión al respecto.
  • “Una pesadilla en mi armario”, de Mercer Mayer. Clásica historia del miedo al armario, contada con toques de humor y buscando un tierno final a lo que parecía terrorífico sin remedio.
  • “A todos los monstruos les da miedo la oscuridad”, de Michäel Escoffier. En él, se relata con humor la auténtica razón de por qué los monstruos se esconden en las habitaciones de los niños y cómo ellos también sienten miedo.
  • “Tragasueños”, de Michael Ende. El autor de la Historia Interminable nos cuenta la historia de una princesa que no podía dormir bien porque tenía pesadillas. Un viaje por el que su padre, el rey, buscará la solución en un ser fantástico que come sueños y pesadillas.
  • “El monstruo de colores”, de Anna Llenas. Un monstruo necesitará de nuestra ayuda para poder hacer frente al descontrol de sus emociones.
  • “¡A dormir, monstruos!”, de Ed Vere. Aquí se presentan los monstruos de una forma que jamás podrás imaginar: divertida y nada terrorífica.
  • “De verdad que no podía”, de Gabriela Keselman. Un niño no puede dormir, pero cuenta con la protección de su madre, a quién aprenderá a pedir ayuda siempre que lo necesite.

Literatura para alimentar nuestra inteligencia emocional.

Como se puede ver, tanto la inteligencia emocional como la superación personal, hacen un claro acto de presencia en todas estas lecturas recomendadas. Son un punto de conexión en común.

Es decir, abren las puertas a que los niños dejen aflorar sus sentimientos, les permitan afrontarlos con valentía, o incluso reconociéndolos y exteriorizándolos para quitarse ese primer peso de encima.

A través de valores como la empatía, son capaces de comprobar que todos podemos llegar a sentir miedo alguna vez, aun siendo adultos. Y que por ello, no debemos sentirnos mal por estar tristes o sufrirlo, sino que debemos sacar nuestra fuerza interior para vencerlos de la mejor manera posible: con una sonrisa.

La literatura en el fomento de valores

Minerva González Germosén

Para desarrollar valores a través de la literatura se requiere amar la lectura y para tal cosa, fomentar su hábito es lo principal. Especialistas, sugieren que lo idóneo es iniciar los primeros estímulos durante la etapa prenatal.

La literatura como arte de la expresión que se vale del uso estético de la palabra para provocar placer, despertar emociones, hacer volar la imaginación y transportar a otros mundos inimaginables (Díaz Pimentel, 2012), puede ser el medio para fomentar valores en las personas. Sin embargo, para esto, se requiere estimular la lectura desde la primera etapa de concepción del bebé.

Leer permite la construcción de mundos imaginarios que posibilitan la cimentación de peldaños hacia moradas ideales. La fabricación de héroes para alcanzar utopías y destruir villanos que impiden llegar a metas anheladas.  Asimismo, la lectura es como  un volcán en erupción en el fortalecimiento de la imaginación del lector.

En el mundo real, la literatura construye la trayectoria de la madurez lingüística, fomentando el acervo cultural del lector. Del mismo modo, desarrolla la creatividad e imaginación, siendo esta última, la materia prima en todo proyecto ideado, “un puente que conduce hacia la representación metafórica y ficcional que comunica a otros mundos, donde se viven aventuras con personajes que se convierten en sus mejores amigos o sus más temidos enemigos” (Guerrero Guadarrama, 2003). Por lo que, es oportuno cimentar valores a través de la lectura para permear la personalidad del novel lector y sea una mejor persona.

Pero ¿cómo desarrollar valores a través de la literatura? ¿conviene a la sociedad el fomento de valores? ¿dónde deben ser fomentados los valores en casa o en la escuela?

Para desarrollar valores a través de la literatura se requiere amar la lectura y para tal cosa, fomentar su hábito es lo principal. Especialistas, sugieren que lo idóneo es iniciar los primeros estímulos durante la etapa prenatal, ya que según el científico Thomas R. Verny autor del libro “la vida secreta del niño antes de nacer “el bebé que se expone a estímulos tiene mayor capacidad de aprendizaje, desarrolla mejor la capacidad para calmarse y alcanza a escuchar con mayor claridad los sonidos que le resultan familiar. Esto último, podría ser aprovechado durante el embarazo escuchando audiolibros y leyendo cuentos infantiles donde se perciban los valores que se pretende alimentar en el niño.

Por otro lado, durante el embarazo, los padres deben preparar la habitación elegida para el bebé, ambientar un espacio para su biblioteca personal, colocar alfombras con personajes de cuentos clásicos que indudablemente llamaran su atención. Dicho espacio tiene que resultar confortable tanto para los padres como para el niño, hasta se pueden colocar fragancias aromáticas en el espacio dedicado a la biblioteca del niño. Asimismo, adquirir libros de acuerdo a las etapas por las que atravesará, estos podrían ser cuentos, leyendas, poesías.

Los textos elegidos tienen que ser apropiados en el vocabulario, la temática, contexto y hasta la trama abordada así, el niño comprenderá con más facilidad lo leído. Por otra parte, después del nacimiento del bebé las prácticas de lecturas continuarán y hasta podrían resultar estratégicas al momento de calmar al bebé en momentos de llanto. Los noveles padres elegirán las horas de lectura del bebé cuando lo estimen oportuno durante sus etapas de desarrollo. Y, llegada la época de escolaridad, los maestros de los distintos grados por los que deba pasar el infante compartirán con los padres la responsabilidad de leerle, mientras él adquiere la lectoescritura.

Adquirida la lectoescritura, el niño tendrá libertad de elegir sus libros de manera espontánea. Es importante no hacer de la lectura una tarea obligada, sino una actividad recreativa, divertida y placentera para no producir rechazo, afirma la cuentista Emma Lucía Ardilla. De esta manera, en cada etapa se forjará un potencial lector, puesto que, la niñez es el momento ideal para adquirir los mejores aprendizajes sin dificultad y, por ende, la apropiada para que la lectura sea el recurso para forjar valores, viajando por los senderos trazados por los personajes que forman las historietas que lee.

En la medida que el nuevo lector va alcanzando su madurez y adquiere la lectoescritura desarrollará destrezas que le permitirán discernir y criticar todo en su entorno. Mientras, los padres deben reajustar sus actividades para que sean comunes con las de sus hijos y así, frecuentar lugares donde los libros son los protagonistas como, puesta en circulación de obras, asistir al cine a ver películas realizadas a partir de historias de libros, visitar bibliotecas públicas y privadas, acudir a ferias, organizar intercambios de libros entre los amigos del niño que comparte su interés, colaborar en la organización del rincón de lectura del grado que cursa su hijo, entre otras.

Por otro lado, como resultado de investigaciones en contextos pedagógicos, especialistas de diversas áreas proponen múltiples maneras de iniciar los infantes en la lectura como María Montessori que ideó un método donde se recrearon rincones en las diversas disciplinas entre ellas, la lectura en el aula de la escuela o del hogar.  El método anterior no requiere ser un especialista para aplicarlo en cualquier niño, sin embargo, métodos como el global, mistos exigen para su aplicación especialidad en docencia. Lo cierto, que cualquier método que sea empleado para inducir al niño en la lectura servirá como estrategia para evitar los momentos de ocio y buscar la alegría que produce volar a lugares recónditos.

El lector infante puede identificarse con uno de los personajes, asumiendo sus valores y antivalores, en ocasiones hasta difiriendo con decisiones tomadas por el autor y que probablemente perjudiquen sus personajes. Por otro lado, la madurez alcanzada permite que las actividades de lectoescritura sean completamente sensoriales y que se conecten sus emociones con su realidad contextual. La planeación y adecuación de las actividades por parte de los padres deben resultar recreativas, para que el momento de lectura no se perciba como algo impuesto, todo lo contrario, como una actividad divertida, relajada y entretenida (González, 2017). Estas, podrían ser asistir a puesta en circulación de obras, ver películas realizadas a partir de historias de libros, visitar bibliotecas públicas y privadas, acudir a ferias, organizar intercambios de libros entre los amigos del niño que comparte sus intereses, colaborar en la organización del rincón de lectura del grado que cursa su hijo, entre otras.

Quienes crecen haciendo de la lectura su mejor pasatiempo desarrollan destrezas que le beneficia en los diferentes contextos en que convivirá. Según Ana Romero Franco coordinadora del Taller Literario Pedro Mir, los niños apasionados de la literatura mostrarán seguridad en sus habilidades comunicativas orales y escritas, elevarán su autoestima, mostrarán seguridad al momento de expresarse en público y desarrollarán una elevada criticidad en los diversos planos en que se relacionen.

Finalmente, la literatura puede ser el recurso ideal para fomentar valores de manera imperceptible, convertirlos en personas sensibles, solidarias, honestas, respetuosas del entorno y de las leyes que rigen cualquier sociedad. Su práctica desarrolla destrezas y habilidades de discernimiento que permite una comunicación efectiva. Del mismo modo, su práctica asidua transforma el interior del lector, transportándolo a espacios donde se alcanza la felicidad, es la materia prima al momento de construir mundos donde mora la equidad desterrada de la realidad de los humanos. Derriba las barreras que impiden alcanzar las utopías soñadas. Es el alba que marca el sendero hacia fuentes de elixir que aletargan momentos de ocio, compañera fiel en viajes por espacios infinitos donde convergen diferentes puntos de vista.

Entonces, siendo la literatura el medio para transformar al ser humano ¿por qué no emplearla como herramienta principal? Para que baje el nivel de violencia, se administre con honestidad el erario, se fortalezca nuestro nivel educativo, nuestros hombres no asesinen sus parejas, nuestros jóvenes no vean el consumo de drogas como una salida del momento, para construir un mejor país.

 

 

 

Los problemas de lectura más comunes en niños

La lectura es el proceso por el cual se produce una decodificación, significación y comprensión de cierta información reflejada en un soporte y que se transmite a través de algún código, generalmente el lenguaje.

En ocasiones, este proceso de lectura y escritura no se desarrolla como debería, lo que podría deberse a diferentes causas, como factores ambientales, metodología de enseñanza inadecuada y problemas de lenguaje o de habla, entre otros. ¿Cuáles son los problemas más comunes que se dan cuando el niño está aprendiendo a leer?

¿Cómo se adquiere la lectura?

La adquisición de la lectura requiere de un aprendizaje que pasa por una serie de etapas:

1. Logográfica: el niño en este periodo el niño es capaz de reconocer escrituras conocidas de forma global, es decir, logos. Ejemplo: Sabe reconocer el logo de ciertas marcas.

2. Alfabética: durante esta etapa el niño comienza a comprender el principio alfabético y a asociar el grafema con el fonema correspondiente. Este estadio se conoce como la etapa de codificación fonológica, en la cual el niño lee por fonemas o sílabas.

3. Ortográfica: en esta fase, el niño es capaz de reconocer patrones ortográficos necesarios para llegar a adquirir una lectura fluida.  El niño empieza a reconocer grupos de letras y palabras con solo un golpe de vista.

Algunos autores añaden una cuarta etapa, que sería la siguiente:

4. Fluida-expresiva: en este momento, el niño es capaz de leer un texto, atendiendo a la puntuación, expresión y contexto.

Problemas durante el aprendizaje de la lectura

Retraso lector: se puede definir como un desfase en el desarrollo en la adquisición de la lectura y la escritura que aparece generalmente en niños entre 6 y 8 años sin que presenten ningún tipo de patología. Se manifiesta como una demora en la adquisición de habilidades y aptitudes necesarias para leer y escribir.

Dislexia: supone dificultades a la hora de aprender a leer por los métodos convencionales de instrucción, a pesar de que el niño presenta un nivel de inteligencia normal y adecuadas condiciones socio-culturales.

Disortografía: es el conjunto de errores de escritura que afectan a la palabra y no a su trazado o grafía.

Disgrafía: es un trastorno de tipo funcional que afecta a la escritura en lo relativo al trazado o la grafía.

¿Cómo detectar un retraso en la lectura en los niños?

Para poder diagnosticar estos aspectos, debemos atender a una serie de factores: ausencia de problemas de visión y de audición, ausencia de problemas físicos que puedan repercutir en la lectura, ausencia de desórdenes emocionales o neurológicos y cociente intelectual normal

Para considerar que puede existir una afectación en este aspecto debemos encontrar: deterioro en la lectura y rendimiento en este aspecto significativamente inferior al esperado en relación a sus características personales y escolares.

Fuente: guiainfantil.com

Beneficios de leer antes de dormir

Mundo Primaria

El ritual de las noches es similar en todas las casas: cena, lavarse los dientes, pijama y a la cama. Sin embargo es conveniente tratar de hacer un hueco en esa rutina para leer un libro infantil o un cuento para dormir.

Beneficios de la lectura para los niños

 Potencia la imaginación: La imaginación es muy importante en el desarrollo psicológico y aprendizaje del niño. Además, a la vez que potenciamos la imaginación ayudamos a desarrollar la creatividad, habilidad que, entre otras cosas, nos ayuda a solucionar problemas de forma efectiva.

Foto tomada de mundoprimaria.com

Potencia la memoria y la capacidad de razonamiento: A través de la lectura de cuentos aprenderán nuevas palabras y estimulará su habilidad lógica, ya que empezarán a ordenar hechos y consecuencias gracias a las historias y sus desenlaces. Además, si después de la lectura hacemos preguntas trabajaremos su capacidad de comprensión.

Foto tomada de mundoprimaria.com

Crea un hábito de lectura: Si leemos cuentos a los niños de forma rutinaria desarrollarán las ganas, entusiasmo y curiosidad por empezar a leer ellos mismos. Así, esta rutina podrá mantenerse a lo largo de los años y lo acompañará en su crecimiento e independencia.

Foto tomada de mundoprimaria.com

Mejoran la concentración: Si los padres, además de leer, representan el cuento (cambios de en el tono de voz con los personajes, risas, llantos, onomatopeyas) mantendrán la atención de los niños de forma fácil y les ayudará a mejorar su capacidad de atención concentración.

Foto tomada de mundoprimaria.com

Mejoran su capacidad del lenguaje: leer y representar cuentos a los niños sigue siendo una forma de comunicación verbal, de la que aprenderán la pronunciación, nuevas palabras y sonidos.

Foto tomada de mundoprimaria.com

Transmiten valores positivos: los cuentos pueden ser una fuente de valores a través de las experiencias de los personajes y sus moralejas.

Foto tomada de mundoprimaria.com

Preparación mental para el sueño: Con la rutina de la lectura, ellos entenderán ese momento como el del fin del día, el del descanso y empezar a relajarse. Además, los cuentos con finales felices le ayudarán a conciliar el sueño más fácilmente.

Foto tomada por mundoprimaria.com

Elegir un cuento para dormir

Para alcanzar estos beneficios es determinante elegir una historia adecuada a la edad del niño. Así conseguiremos no asustarles o aburrirles con conceptos demasiado complicados para ellos o demasiado simples. En Mundo Primaria podemos ayudarte en esta tarea desde la sección de Cuentos cortos.

La importancia de la lectura para los padres

No podemos ignorar que leer cuentos antes de irse a la cama también tiene beneficios para los papás y mamás narradores.

  • El rato de lectura se convertirá en un momento de tranquilidad y mayor intimidad con tus hijos.
  • Los más mayores también podemos aprender nuevos valores y conceptos positivos que desconocíamos.
  • Mejora nuestra creatividad: cambiar un final o reinventar una historia será cada vez más sencillo gracias a la imaginación de los papás.

No olvides dedicar este pequeño pero importante rato para pasar con tus hijos.

Contar un cuento no supondrá más de media hora y a cambio conseguiremos unos niños más felices.

 

Cinco razones para leer El Principito

La novela infantil más veces traducida a otros idiomas: un libro clásico escrito por el autor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry (1900–1944). Su popularidad ha sido tanta que ha sido traducido a más de doscientos idiomas como el latín, sardo y hasta el sistema braille. Un libro sencillo de leer, comprender y recordar junto a tus hijos, uno de los más grandes clásicos a la fecha que por cultura general deben leer tus hijos.

Inspirada en nuestra querida tierra, Guatemala:  cuentan que él iba rumbo a la tierra de su prometida en El Salvador, y que tuvo que hacer una parada por Guatemala porque su avión venía fallando, al aterrizar tuvo un accidente que lo llevó a convalecer en Antigua Guatemala, ciudad que lo inspiró para escribir acerca del Asteroide B612: tres volcanes, uno de ellos inactivo -el de Agua-, árboles que crecen enormemente creando catástrofes -la Ceiba- y su inspiradora rosa, como las que se cultivan en nuestra tierra fría de Sacatepéquez. Una serpiente que se traga un mamut, inspirada en el Cerro de Oro de Atitlán.

Lección del amor y la amistad: un libro con una profunda reflexión acerca de estos dos grandes valores  a través de los personajes “La Rosa” y “El Zorro” que enseñan a nuestros hijos a ser empáticos, nobles, humildes.

Nunca verás un atardecer de la misma forma: Si lees el libro conocerás que los atardeceres o las caídas del sol son un fenómeno natural que nos llena de emociones, nostalgia y tristeza. “Cuando uno está muy triste son agradables las puestas de sol”, decía una de las citas de El Principito en el libro.

Leerás y escucharás las citas o frases más memorables: leerás una extensa compilación de frases para reflexionar acerca del amor, fidelidad, vida, amistad, el valor del presente, la sencillez y la inocencia de la niñez.

Un libro enriquecedor, clásico, necesario, indispensable en la cultura general de un niño y la familia, porque la lectura y la fantasía que viene con éstos se hereda por tradición de papás a hijos. Si prefieren el cine, vean la película pero no dejen de conocer un libro que como a mí, puede que les cambie el gusto por la lectura, o incluso la forma de ver o vivir la vida.

Fuente: revistamishijosyyo.com

Ordena los párrafos de una carta. Tarea de comprensión lectora

 María Carmen Pérez

A lo largo de los últimos años, la evaluación de la comprensión lectora ha cobrado un protagonismo especial como indicador del éxito escolar de los alumnos y los propios sistemas educativos.

Proponemos este tipo de tarea, ordenar textos, como una excelente herramienta para trabajar la comprensión lectora. A nivel más sencillo a partir de 3º y 4º, y más complejo a partir de 5º o 6º de primaria. La reconstrucción del “rompecabezas”  resultante al dar a los alumnos el texto desordenado, requiere establecer una progresión temática a partir de inferencias no sólo lingüísticas, sino también semánticas, retóricas y pragmáticas.

Hoy les comparto una carta, dividida y desordenada en 6 partes que los alumnos tendrán que ordenar.

Fuente: aulapt.org/

 

 

Ideas para despertar la imaginación de los niños con cuentos

Rocío López

Quién dijo que leer es algo aburrido es porque todavía no ha encontrado su libro y, siendo así, este continúa esperando en algún lugar a ser descubierto. ¡Una verdadera pena!

Como maestros, tenemos la oportunidad de mostrar a nuestros alumnos que la lectura es una pasión, más allá de la obligación y la cotidianeidad, más allá de lo práctico y lo puramente material. Solo así la lectura puede potenciar nuestras habilidades creativas e imaginativas y además hacernos pasar un rato divertido y agradable en clase.

Me gustaría recomendaros dos ideas sencillas y muy divertidas para transformar esa “tarea impuesta” en una experiencia gratificante, una aproximación a los libros y a la lectura de forma amena y positiva. Ambas actividades pueden hacerse en Ciclo Inicial y Ciclo Medio de Primaria.

El libro sin nombre

Agrupa a los alumnos en grupos de 3 o 4 personas. Toma tantos cuentos como grupos haya y da uno cada equipo. Eso sí, antes de hacerlo, viste los libros que seleccionaste con una “chaqueta”, envuélvelos con papel blanco para que no se vea la portada ni el título.

Haz que los niños lean el cuento sin descubrirlo todavía. Esto hará que no tengan ninguna impresión previa y puedan apreciar su contenido de otra forma. Pídeles que analicen varios elementos, como pueden ser los siguientes: qué han apreciado de los personajes, cómo es el texto, si les ha gustado la historia, qué parte es su favorita, qué parte es la más emocionante, si volverían a leerlo, a quién podría gustarle, etc. Si son muy pequeños, deberás leerles tú el cuento y acotar la reflexión con preguntas muy concretas.

Una vez visto y hablado el cuento, pídeles que entre todos decidan cuál debería ser el título para ese libro. Es muy importante que negocien y traten de ponerse de acuerdo. Para ello, han de tener en cuenta los estos aspectos:

  • ¿Quién queremos que lea el libro?
  • ¿Con ese título, lo escogerá esa persona en una librería o biblioteca?
  • ¿Por qué este es mejor que ningún otro título?
 ¿Cómo lo vestimos?

Una vez nos hemos decidido por un título u otro, vestiremos el cuento: Le fabricaremos una buena sobrecubierta. Esto nos servirá también para hablar con nuestros alumnos de sus partes.

Así, daremos una hoja de papel a cada uno y tendrán que arreglárselas para que encaje bien con el libro. A continuación repartiremos distintos útiles plásticos: acuarelas, colores, rotuladores, punzones, tijeras, etc.

Finalmente, les daremos dos indicaciones únicamente, que la sobrecubierta incluya el título que decidieron y que después puedan argumentar por qué la han ilustrado de esta forma.

Et voilà!

Fuente: La autora es maestra especialista en innovación educativa y emprendimiento.

educaciontrespuntocero.com

 

15 recursos para acercar El Quijote a los alumnos

¿Quieres que tus alumnos conozcan la obra de Miguel de Cervantes y sus personajes? Hemos recopilado quince recursos que ayudarán a los docentes a acercar a su alumnado las aventuras del ingenioso hidalgo. ¿Conoces otros similares?

Nueva edición de ‘El Quijote’ para uso escolar: la Real Academia Española rinde homenaje al ‘Quijote’ académico de 1780 con esta edición popular de ‘El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha’, que ha sido adaptada para uso escolar por Arturo Pérez-Reverte  y publicada por Santillana. Esta nueva edición ofrece por vez primera una lectura lineal de la trama central de la novela cervantina, respetando la integridad del texto, los episodios fundamentales, y el tono y la estructura general de la obra.

Proyecto colaborativo II parte del Quijote con las TIC: Desde el proyecto colaborativo Libros del Siglo XXI desean conmemorar el 400º  aniversario de la edición de la II parte del Quijote, con un nuevo proyecto colaborativo ‘II Parte del Quijote  con las TIC’ . Este proyecto irá en la misma línea que los anteriores (Lorca, Gloria y Platero),  utilizando Ourscrapbook, un software libre para la elaboración de libros virtuales donde el alumnado, el profesorado y las familias puedan publicar sin necesidad de registrarse.

‘El Quijote contado a los niños’: este libro escrito por Rosa Navarro, y cuyas ilustraciones son obra de Francesc Rovira, tiene como objetivo acercar este clásico a los alumnos de Educación Primaria. Editada por edebé, esta novela está llena de divertidas aventuras, de sueños y de magia, de enseñanzas y lecciones… También está disponible una versión para eBook.

Serie de televisión Don Quijote de la Mancha: emitida por TVE en 1979, esta serie de televisión de dibujos animados está basada en esta obra maestra de la literatura universal. Gracias al éxito que tuvo entre público de la época gracias a la claridad de los dibujos y a su fluida narración, fue transmitida en un gran número de países de América, Asia y Europa. En su canal de YouTube pueden visualizarse algunos de sus capítulos.

Actividades El Quijote en el mundo: la web de la Consejería de Educación del Gobierno de Canaria pone a disposición de docentes, alumnos y familias este PDF que incluye actividades complementarias y extraescolares sobre la obra de ‘El Quijote’ dirigidas todos los niveles educativos: Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

Un lugar de la Mancha: Carla Menéndez es una maestra asturiana de Infantil que ha llevado a cabo con sus alumnos de tres años una película sobre El Quijote. Menéndez explica en su blog cómo ha sido la experiencia: ” Fueron dos meses largos de mucho esfuerzo, pero mereció la pena. Muchas veces no sabemos todo lo que hay detrás de unos minutos de exposición: saber presentar una historia, caracterización de los personajes, preparación de los materiales, aprendizaje del texto, ensayos o simples imprevistos que vas encontrando durante el desarrollo del trabajo”.

El Quijote en el aula: Este proyecto del Centro Virtual Cervantes, destinado a profesores de español como lengua no nativa, tiene como finalidad profundizar en la interacción entre la lengua y la cultura mediante la lectura del texto cervantino a partir de material auténtico y no de versiones adaptadas. Así, se convierte en un instrumento para los docentes de español para la construcción de las competencias literarias, culturales, discursivas y léxico-gramaticales. A través del debate creado para este proyecto, el profesor podrá comentar esta propuesta e intercambiar ideas con otros docentes que la hayan aplicado en sus clases.

Las Aventuras de Don Quijote de ToC:Disponible para los dispositivos con sistema operativo iOS, esta divertida y pedagógica app permite a los alumnos conocer este clásico universal adaptado al público infantil. Con textos en inglés y español, ofrece narraciones grabadas por actores, música original, elementos y juegos interactivos, juegos para colorear, dibujar y pintar, puzzles y una opción para grabar una versión propia.

Aproximación didáctica al Quijote: En esta página web creada por la Junta de Andalucía los alumnos encontrarán toda una lista de ejercicios sobre Miguel de Cervantes y El Quijote. Asimismo, tras la lectura del libro, podrán ordenar frases, relacionar personajes y responder preguntas, entre otras opciones.

Aprende y diviértete con Don Quijote: Con este portal del INTEF los alumnos del primer y segundo ciclo de Primaria podrán trabajar tanto temas de Lengua como de Matemáticas en compañía de El Quijote y Sancho Panza. Además, ofrece cuatro aventuras interactivas de este hidalgo que el alumnado podrá visualizar antes de realizar las actividades.

Blog de Cati Pérez Aparicio: Con motivo del Día del Libro, los alumnos del 3º ciclo de Primaria del CEIP Santa María del Buen Aire de La Puebla (Cartagena) leyeron una selección de capítulos de esta obra adaptados a su edad. Como comenta Cati Pérez Aparicio, la creadora de este blog, el propósito de este proyecto es iniciar a los alumnos de esta etapa educativa en el conocimiento de este libro. Por ello, seleccionaron sus historias más conocidas y espectaculares, adaptaron el lenguaje original a otro más cómodo de leer, respetando en lo posible la riqueza del texto cervantino, y seleccionaron las ilustraciones para dar una imagen contrastada de realidad y fantasía. En el blog podéis encontrar diferentes secciones: vocabulario, poemas, actividades…

App Don Quijote de la Mancha: Exclusivamente creada para los dispositivos Android, esta aplicación gratuita puede ser usada por los alumnos de Secundaria o Bachillerato. Incluye una edición comentada con los términos, expresiones y refranes de la época, un análisis de la estructura, génesis, contenido, diversas interpretaciones, la temática, técnicas narrativas y otra información adicional.

Web de Don Quijote de la Junta de Castilla y León: Leer, escuchar y descargar el libro, realizar actividades relacionadas con su contenido (tests, crucigramas, sopas de letras…), conocer más sobre Don Quijote y otros protagonistas, un diccionario con términos que aparecen en la obra… Éstas son algunas de las opciones que ofrece este portal de la Junta de Castilla y León dedicado a esta obra de Cervantes.

 

Las aventuras de Don Quijote: Disponible tanto para Android como iOs, esta app se presenta en forma de un divertido cuento. Los alumnos pueden interactuar con elementos y personajes de la historia a través de las ilustraciones, así como enfrentarse a diversos acertijos, juegos para colorear, dibujar y pintar, y puzzles que hacen más entretenido para niños el acercamiento a la historia por medio de la gamificación. Además, los textos se encuentran en inglés y en español.

Cuentos infantiles ‘El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha’: Este vídeo de Orientación Andújar narra a través de dibujos animados y de manera amena la aventura de los Molinos, uno de los capítulos más conocidos del libro. De esta forma, los alumnos conocerán los protagonistas de este libro y una de sus aventuras más famosas con los molinos de viento: Don Quijote de la Mancha, Sancho Panza, Rocinante…

Fuente: Educación 3.0

Ejercicios para mejorar la dicción de los niños

Cristina Arroyo Fernández

Definimos la dicción como el uso que hacemos de las palabras para formar frases, tanto de forma oral como escrita, es decir, la forma de expresarse que tiene una persona.

Hay niños que tienen ciertos problemas de dicción, les cuesta pronunciar algunas palabras. Los padres podemos ayudarles a mejorar su dicción. Pero, ¿qué ejercicios podemos realizar para mejorar este aspecto? En Guiainfantil.com te lo contamos.

Actividades para que los niños tengan una buena dicción:

– Respiración: Es importante adquirir un patrón respiratorio diafragmático adecuado. De esta manera, el niño aprenderá a dosificar su aire en función de aquello que queremos decir en cada momento.

– Lectura de trabalenguas: De esta manera, el niño ganará agilidad articulatoria, lo que mejorará la inteligibilidad de su habla.

– Lectura de poesía: La lectura de poesía o teatro ayuda al niño a vocalizar, modular su voz y articular claramente los diferentes fonemas.

– Lectura en voz alta: Es muy importante para trabajar la dicción, y ayudará al niño a ejercitarla.

– Lectura sobre articulada: Es una técnica que permite al niño adquirir una buena pronunciación de cada fonema.

– Ejercicio del lápiz: Coloque un lápiz o un depresor entre los dientes del niño y pídele que lea en voz alta. De esta manera, su lengua y sus músculos faciales deben esforzarse más para obtener una mejor dicción. Se puede hacer también improvisando una conversación.

– Lenguaje corporal: El lenguaje no verbal es igual de importante que el lenguaje verbal a la hora de transmitir un mensaje. Por ello, a pesar de trabajar el lenguaje oral, es importante no olvidar nunca este aspecto.

Estos son algunos de los ejemplos de ejercicios que se pueden realizar. Debemos enfocarlo siempre de forma lúdica, y animar al niño reforzando sus progresos. En caso de que necesite ayuda, ¡no dude en contactar con su logopeda!

La autora es logopeda

Fuente: guiainfantil.com

Claves que hacen que el método Montessori resurja con fuerza

Dácil Martín Petrini

Con este método, para entrar en clase, los niños se quitan el calzado, prima el trato de respeto entre compañeros, pero también hacia el entorno. Las aulas son ambientes preparados donde los niños pueden moverse con libertad y elegir lo que hacer en todo momento. Además, se trabaja el currículo y destrezas como sociabilidad, creatividad, autosuficiencia, cuidado personal y del entorno… ¿Quieres conocer más sobre el método Montessori?

Hace unos cinco años el método Montessori era una elección educativa alternativa y reservada para algunos pocos que buscaban otras maneras de entender las escuelas. Y eso que se trata de algo que viene funcionando en muchísimos países del mundo desde hace más de cien años. A día de hoy, cada vez se están abriendo más centros e incluso los públicos se están interesando por aplicar muchos de sus principios filosóficos.

Pero, ¿en qué consiste esta metodología? La palabra Montessori viene de su creadora María Montessori, una mujer que destacaba por su gran inteligencia e iniciativa. Antes de centrarse en la pedagogía fue médico y basó toda la creación de su sistema educativo en el método científico. Observó a los niños y diseñó materiales y ambientes adaptados tanto a sus necesidades como a sus etapas de desarrollo.

Los principios básicos
  1. Un profundo respeto al niño.Lo que implica un trato personalizado y amable, conocer a cada uno de los niños y buscar fórmulas para cubrir sus necesidades evolutivas, seguir su ritmo y tener en cuenta sus intereses, así como creer en sus capacidades.
  2. Trabajar siempre hacia la independencia.Como decía Montessori: “Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo”. La intervención del adulto o guía del aula será siempre la de dar estrategias a los niños para que aprendan a hacer las cosas por sí solos. Esta consigna debe acompañar todas las etapas del desarrollo, desde el bebé que empieza a controlar sus movimientos, hasta el adolescente que investiga para crear sus propios conocimientos según proyectos.
  3. Educar por la paz.En ocasiones, esta metodología se centra en el mero uso de los materiales específicos que su autora creó, pero Montessori lo que quería era construir una sociedad por cohesión. Si desde la infancia se eliminan elementos que promuevan la competitividad y la frustración en los niños, así como la ira y el orgullo del adulto hacia el menor, lo más probable es que esos alumnos se conviertan en adultos armónicos e independientesque cuestionan aspectos injustos.

Esta sociedad por cohesión también se construye en ambientes donde hay mezcla de edades. Por eso, los niños se agrupan en aulas de 0 a 3 años; de 3 a 6; de 6 a 9; y de 9 a 12, de forma que la competitividad se sustituye por la colaboración y las potencialidades florecen para fortalecer las relaciones. Los niños participan activamente en el cuidado y limpieza del aula, las plantas y las mascotas, lo que promueve que crezcan con el sentido de la responsabilidad.

Un material muy estudiado

La guía o docente Montessori actúa como conexión entre el material preparado y los niños. Les muestra, de manera individual o en pequeños grupos, cómo manejar el material para que ellos construyan su propio aprendizaje a través del ensayo y error. Para que este trabajo pueda llevarse a cabo y funcione es importante conocer dos puntos clave en el desarrollo de los niños:

  • Período sensible:son sensibilidades especiales, características de los estados infantiles, son pasajeros y se limitan a la adquisición de un carácter determinado. El aprendizaje en ese momento está lleno de vida y alegría, y el adulto debe ofrecerle cosas que permitan el salto evolutivo—ya que ese periodo, si no se estimula, se pierde para siempre. Una vez perdido el periodo sensible, pueden adquirir esa destreza, pero con muchísimo esfuerzo y desgana—.
  • Mente absorbente:es la manera en la que aprenden los menores de 6 años, sin esfuerzo, absorben todo del ambiente que les rodea. Nadie tiene que darles instrucciones formales, simplemente, cuando los niños llegan a su madurez cerebral y morfológica aprenden a hablar. Esto mismo sucede para adquirir otras destrezas como leer, escribir o calcular. El material Montessori invita a los niños a aprender por sí mismos cuando se encuentran preparados -cuando aparece el periodo sensible-, es por ello que se cuida el diseño del aula.El fenómeno de la mente absorbente es lo que hace también que los niños reproduzcan todo lo que ven.

Al fin y al cabo, las escuelas Montessori son escuelas para la vida, donde no sólo nos acercamos a aspectos curriculares, sino que se aprenden destrezas que usamos día a día en la vida adulta: sociabilidad, creatividad, autosuficiencia, cuidado personal y del entorno, cortesía y respeto, entre otros.

Fuente: educaciontrespuntocero.com