Entradas

La historia de cómo salvaron a esta niña filipina esclavizada

La esclavitud no fue abolida. Solo silenciada.

Poco sabemos de las islas Filipinas ubicadas en el  sudeste asiático, donde cientos de personas son esclavizadas. Si, esclavizadas, porque en el mundo hay 45,8 millones de personas que sufren algún tipo de sumisión forzosa, laboral o sexual. Más de la mitad de los esclavos modernos (el 58%)  se concentran en Asia.

La historia de Anabelle

Anabelle padecía una enfermedad congénita que la llevó a convertirse en esclava a muy temprana edad, tras ser vendida por su madre a una mafia; algo muy común en Filipinas. Esta niña, nacida en la ciudad costera de Bacólod, tan solo tiene 5 años. Nació del tercer matrimonio de su madre, pero nunca llegó a conocer a su padre, encarcelado antes de su nacimiento por venta ilegal de drogas.

Con dos años de edad su madre decidió venderla por 100 dólares a unos traficantes. Desde entonces, ha estado pidiendo en las calles para cumplir con las demandas de sus esclavizadores. Un día de la vida de Anabelle se resumía con un madrugón y una paliza a base de palos en la cabeza para que llorara. Cuando conseguían que tuviera los ojos hinchados por las lágrimas, la dejaban en una esquina de una calle muy transitada para que conmoviese a los transeúntes y así conseguir más limosna.

Anabelle sufría una enfermedad congénita llamada Síndrome de Crouzon, de la que los delincuentes se aprovecharon. Esta rara enfermedad genética se caracteriza por malformaciones del cráneo y de la cara que tienen consecuencias en el desarrollo del cerebro.

¿Cómo consiguió Anabelle salir de la calle y la mafia en la que se encontraba?

En el año 2016 Anabelle fue rescatada por la fundación Kalipay Negrense, una organización que alberga a más de 200 niños rescatados de las mafias. Después del rescate, la fundación se puso en contacto con Saun Life, una organización creada por el argentino Gonzalo Erize y que se dedica ayudar a personas en situaciones límite. La organización se financia y funciona con voluntarios y recaudan fondos a través del crowdfunding.

La organización no tardó en responder y ponerse manos a la obra para llevar a cabo todas las cirugías que Anabelle necesitaba para vivir una vida plena. La operación más complicada, la modificación de su cráneo para que el cerebro pudiese crecer, fue todo un éxito. A día de hoy, Anabelle es una pequeña sana que ya sabe lo que significa disfrutar.

Fuente: muhimu.es

El revolucionario pasado del kínder Garden que seguro no conocías

En el siglo XIX el kinder no era lo que hoy conocemos. Las actividades y los objetivos eran totalmente diferentes y se basaban en un sistema formal inspirado en la ciencia. Era un sistema revolucionario que hoy es necesario conocer para entender su evolución en el tiempo.

El científico alemán Friedrich Fröbel cambió el curso de la cultura y la educación a través de un sistema que estuvo inspirado en la ciencia de la cristalografía (ciencia que se dedica al estudio de estructuras cristalinas). Fröbel creía que la educación de los niños en el kinder era un deber sagrado que permitía el florecimiento del potencial humano, razón por la cual desarrolló un programa por medio del cual las mentes jóvenes eran guiadas. Su misión conceptual era: “El conocimiento de la vida en su totalidad constituye una ciencia: la ciencia de la vida”.

Desde un punto de vista filosófico, las raíces del kinder se centraban en la existencia de leyes, en los principios simples sobre la complejidad de la naturaleza y en la unidad de todas las cosas. Además, el cristal era el eje del pensamiento del científico alemán, quien consideraba que cada niño podía ser un cristal que empezaba como forma solitaria e iba desarrollándose armoniosamente en muchas direcciones. El objetivo entonces era precisamente guiar a esos cristales.

La experiencia educativa de Fröbel

Para lograr su objetivo, el alemán diseñó un sistema que giraba en torno a diversas actividades físicas y mentales, como el canto, el baile y la jardinería. A su vez, los ejercicios de su sistema se centraban en un conjunto de “20 regalos” o herramientas que fomentaban la exploración de las formas. Un ejemplo de esto: Organizar líneas, cuadrados o cubos para hacer la forma de un pájaro, de un árbol o de una silla. En otras palabras, se trataba de ensamblar cosas, diseñar y construir el mundo a partir de los 20 regalos frobelianos. Los ejercicios se enfocaban en tres tipos de formas: las formas de la naturaleza (o la vida), las formas de la belleza (arte) y las formas de conocimiento (ciencia, matemáticas y especialmente geometría). En el proceso, los profesores daban ejemplos del trabajo.

El impacto en la educación inicial

Fröbel murió en 1852 y su idea de kinder se expandió después de esto por todo Europa y en otros países del mundo. Pero el impacto mayor del kinder frobeliano se vio reflejado en las áreas artísticas. Norman Brosterman, autor del libro Inventando el kindergarten, investigador y coleccionista, aseguran que los niños de esta era clásica estaban programados para ver el mundo de una forma nueva. No sorprende entonces que grandes artistas plásticos como Piet Mondrian, Wassily Kandinsky y Georges Braque fueran educados en un ambiente impregnado por esta influencia. El resultado de este experimento educativo, según Brosterman, desembocó en una sensibilidad estética que se fue reconfigurando y en la revolución visual del siglo XX.

¿Qué quedó?

Los rastros del científico alemán se fueron borrando con el paso del tiempo. Hoy sólo queda una versión modificada y diluida de esta visión estructurada, científica y espiritual. Quienes hicieron parte de este concepto educativo pudieron cambiar el mundo. Ahora tenemos que ver cómo sigue evolucionando la educación del kinder y los efectos de estos sistemas en los niños de hoy.

Fuente: eligeeducar.cl

Polémica en Uruguay: libro escolar compara comunismo con Los Pitufos

Montevideo.- La oposición uruguaya pedirá explicaciones a la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, por la polémica suscitada por un libro de historia escolar que compara al comunismo con la forma de vida de Los Pitufos, dijo hoy a Efe el diputado del Partido Nacional (PN) Pablo Iturralde.

El libro, destinado a estudiantes de sexto grado de escuela, se titula “Uy-siglo XX” y en una de sus páginas ejemplifica a la comunidad del popular dibujo animado con el comunismo “para acercarte a la idea de la sociedad comunista”.

“¿Conoces a Los Pitufos? Son una comunidad que vive en una aldea. Todos tienen acceso a la vivienda. Nadie pasa hambre”, explica el libro, escrito por la profesora Silvana Pera.

Las apreciaciones que da sobre la ideología despertaron la molestia de los integrantes de la oposición que rápidamente se manifestaron en las redes sociales pidiendo explicación a las autoridades de turno.

El que difundió la ilustración fue Iturralde, quien afirmó que realizará un pedido de informes al Ministerio de Educación y Cultura. “El tema es el mismo de siempre lo sesgado del enfoque que se le da a los libros que se abordan, como se tratan de imponer formas de pensar a través de todo medio cultural”, dijo a Efe Iturralde.

Asimismo, el diputado manifestó que ya tiene en su poder el libro y que próximamente elaborará un informe sobre el libro y su contenido.

El consejero de Educación Inicial y Primaria, Héctor Florit, dijo al diario local El Observador que se trata de una “comparación desafortunada”, y puntualizó que este libro no se utiliza en escuelas públicas y que los textos que se utilizan en instituciones privadas “no tienen ni censura, ni control” y se producen de manera independiente a los que se generan para Primaria.

Si bien el tema recién se puso en discusión, diferentes miembros del PN han mostrado su apoyo a Iturralde y su indignación sobre el libro.

“Sale pedido de informes y llamado Comisión al Ministerio de Educación y Cultura (MEC). No es la primera vez. Ya interpelé a un Ministro por algo similar”, puso el senador y líder del PN Luis Lacalle Pou en su cuenta de Twitter.

Por otra parte, la diputada del PN expresó en su cuenta que de ser cierto el libro que circula en las redes, se deben exigir “medidas urgentes”. “¿No les llama la atención que el Consejo de Educación Inicial y Primaria, no haya desmentido el uso del texto del comunismo y los Pitufos?”, añadió. EFE

Cuando mamá y papá son discapacitados intelectuales

Rafael  J. Álvarez

La ONU reconoce el derecho de los discapacitados a casarse y tener descendencia, una minoría estadística que sigue siendo un tabú social.

Por primera vez, un medio de comunicación cuenta el caso de una pareja que ha decidido tener hijos, una vida tutelada y libre a la vez, una experiencia de amor y de familia. La historia de Araceli y Juan

Cuando llega la noche, al oírse el silencio, Araceli y Juan bajan las voces del día, se acurrucan en la cama de sus hijos y les cuentan «cuentos inventados» para dormir. Entonces, Lucía, agarrada aún al maletín de médica que le trajeron los Reyes, y Juan, ya soltando despacio su miniatura de coche rojo y arañado, se empiezan a rendir. En la casa, en este piso normal de una ciudad normal, se oyen susurros de padre y de madre. Hay que descansar. Caricias y penumbra, pijamas para viajar al sueño, cuentos imaginados. Y, por fin, dos niños dormidos.

Araceli y Juan acaban de triunfar. Como millones de madres y de padres a la misma hora en millones de sitios.

– ¿A qué tienes miedo, Araceli?

– A no saber darles la educación o el cuidado que necesitan. A veces pienso qué pasará cuando nosotros faltemos.

Araceli y Juan, mamá y papá.

Araceli y Juan, discapacitados intelectuales.

Ésta es una historia distinta. Probablemente es la primera vez que se asoma a un medio de comunicación una realidad pequeña, infrecuente, desconocida, un mundo casi invisible que convive con el de los evidentes. Igual es una sorpresa. O un puñado de preguntas. O hasta algo que puede resultarle turbador a alguien.

Aquí está la vida cuando dos personas con discapacidad intelectual no sólo se unen en pareja, sino que, además, tienen hijos.

La historia de Araceli y de Juan. Y la de sus pequeños, Lucía y Juan.

Una historia de amor.

Así que, quizá, no sea tan distinta.

«Todas las personas con discapacidad en edad de contraer matrimonio tienenderecho a casarse y fundar una familia sobre la base del consentimiento libre de los futuros cónyuges y a decidir de manera responsable el número de hijos». Lo dice la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad deNaciones Unidas, aprobada el 13 de diciembre de 2006 y ratificada por España.

Araceli, Juan y su derecho.

«Y el de los hijos, porque cuando una pareja de personas con discapacidad expresa el deseo de tener hijos, se trata de sopesar el derecho de los padres y el de los menores, hablar con ellos y tener en cuenta pros y contras. Pero si los adultos quieren tener un hijo lo van a tener. Es un tema de derechos». Habla Josep Tresserras, director gerente de Som Fundació, una asociación catalana que lleva 30 años tutelando a personas con discapacidad intelectual y que es la responsable legal de Araceli.

Derechos. A un lado y al otro. Y derechos con abrigo.

En Documentos de Ética: Maternidad-paternidad en personas con discapacidad intelectual, del colectivo Plena Inclusión, Xabier Etxeberria defiende que «hay personas que, contando con apoyos adecuados, tienen suficiente competencia para ejercer el derecho a la paternidad y ser excelentes padres y madres; mientras que habrá otras circunstancias en las que será desaconsejable».

Hay gente que no quiere a, sino con. Lo escribió Miguel Hernández en su elegía aRamón Sijé, con quien tanto quería. Los expertos que quieren con los discapacitados intelectuales desdramatizan la maternidad y la paternidad. Sólo hay que oír a Antonio Manuel Ferrer, jefe del área jurídica de Som Fundació: «Una persona con un alto grado de discapacidad no te va a pedir tener hijos. Lo piden o lo consultan quienes tienen más autonomía. Es más natural de lo que parece, pero es que hay mucho estigma social, mucho miedo y mucha ignorancia. Lo primero que la gente pregunta cuando sabe que un discapacitado va a tener hijos es si los niños van a ser discapacitados. Y, si no hay componente genético en la discapacidad, no hay herencia genética. La descendencia es un aspecto más de la persona discapacitada, un derecho en el que no se puede intervenir. Al final, es la misma vida que fuera: ricos y pobres, tarambanas y serios, juntos y separados».

Som Fundació tutela a 581 personas, mayores de edad que no tienen a nadie, hombres y mujeres con al menos un 33% de discapacidad reconocida oficialmente. «Les ayudamos a tomar decisiones para que encaucen su vida. Defendemos sus derechos, les escuchamos y vamos viendo sus posibilidades. Y administramos y cuidamos su patrimonio. Todo con autorización judicial», informa Tresserras. «La tutela es la sustitución de la persona en todo menos en sus derechos personalísimos», apunta Ferrer. «Creamos un vínculo emocional y acompañamos a la persona en temas de salud, casa, familia, empleo, envejecimiento, ocio… Detectamos sus necesidades, prevenimos situaciones y estamos 24 horas», concreta Margarita Grau, responsable del área social de Som Fundació.

En este universo de medio millar de personas con discapacidad tuteladas, la maternidad o la paternidad son una minoría estadística. Un 11% de casos. Casi todos, madres solteras, separadas o divorciadas.

¿Y parejas en las que ambos son discapacitados y tienen hijos? «Poquísimas. Eso casi no se da».

Araceli y Juan sí se dan. Y dan.

Ella es Araceli Balaguer, 35 años, mujer tutelada porque necesita ayuda para tomar decisiones que tengan validez legítima. Y madre sin fronteras. Él es Juan Alarcón, 41 años, hombre sin tutela porque tiene una discapacidad que, sin embargo, no le impide razonar para tomar decisiones con vigencia legal. Y padre sin dudas.

– ¿Y eso cómo es, Juan?

– Con los hijos me siento más hombre. Diferente.

Araceli y Juan se conocieron en la empresa donde ella sigue trabajando. Araceli empaquetaba productos y Juan jugaba al fútbol con los compañeros de ella. Y los finales de partido empezaron a ser los inicios de algo entero. «Juan fue un poco pesado, pero me gustaba». «Le pedí salir a Araceli. Le costó un poco, pero me dijo que sí».

Y se fueron a vivir juntos.

Sólo pienso en ti.

A los dos años de techo en común, Araceli y Juan le contaron a Gemma Santiveri que querían ser padres de dos niños. Niño y niña. La parejita. «A una persona con discapacidad que quiere tener hijos se le explican las ventajas y los inconvenientes. Se le dice que hay más gastos, que alguien debe ayudarla, que su vida va a cambiar, que hay renuncias a la vida personal y hasta que le puede ser retirado el hijo si lo abandona o no lo cuida. Araceli y Juan me dijeron que lo tenían claro, pero que no era el momento y que esperarían a que las circunstancias mejoraran», recuerda la trabajadora social de Som Fundació que tutela directamente a Araceli.

– ¿Qué tenía que mejorar?

– Tal y como está la vida hay que pensárselo mucho. Y Juan y yo éramos muy jóvenes.Yo tenía miedo a enfrentarme a tener un niño, a ser madre. Pero yo veía a mis cuñadas con hijos y me gustaba. Con el tiempo me vi más capaz, pregunté en el juzgado si podía tener hijos y me dijeron que mi discapacidad era sólo para temas económicos.

Las cosas de dentro, las madureces, mejoraron. Y en 2011, Araceli dio a luz a Lucía. «Juan quería niño. Gané yo».

Al poco se casaron «para dejar atado el tema de los papeles de los hijos». Y en 2014nació Juan.

Estamos en Barberá del Vallés, a 15 kilómetros de Barcelona. En el portal nos encontramos con Araceli, que viene de hacer recados y está nerviosa por la entrevista. Aunque ella no lo sabe, se le pasará enseguida.

Juan está con un chándal del Barça. Araceli es del Madrid. «Es para chincharlo». Cuando Lucía y el pequeño Juan nos ven entrar en su casa, el mundo se convierte en un juguete gigante y con muchas pilas. Las suyas, claro. Es como si la energía de una niña de cinco años y un crío de tres acelerara las partículas del Universo. ElBig Bang en Barberá del Vallés.

– ¡Juan, no pegues al señor!, corrige Araceli.

– ¡Juan, no te subas al sofá!, corrige Juan.

– Juan muerde. Pero yo le regaño y le cuido, suelta Lucía, madre de repente.

Araceli y Juan dicen que los niños están agitados por la novedad de la visita. «Son como todos los niños. No tenemos tiempo para aburrirnos».

En el salón hay una pecera enorme y Lucía, niña de humor largo, nos cuenta que cada pez lleva el nombre de un primo suyo. Nemo era demasiado fácil.

«A Lucía le di el pecho un tiempo, pero a Juan no; me ponía nerviosa, no se agarraba bien. Los biberones están muy bien. Al principio tenía miedo de no saber. Tardé una semana en bañar a Lucía; me ayudaba mi cuñada. Y más tiempo en cortarle las uñas. Era miedo. Pero una vez que tienes hijos, el miedo desaparece».

La niña está entretenida con la cámara del fotógrafo. El niño va de su habitación al salón y viceversa a velocidad de neutrino, nos enseña un coche diminuto y quiere jugar.

– Juan, deja al señor apuntar.

Todos nos reímos. Hay buen ambiente aquí. Un poco ruidoso, pero sano, una sensación de que no hay nada material que esté prohibido en esta casa, nada intocable para los niños. «Queremos darles la mejor educación posible, que respeten a los demás siempre. Y ellos nos enseñan de todo, cada día salen con una frase nueva o una pregunta más. Por ejemplo, cuándo van a tener un hermanito».

– ¿Y?

– Ni soñarlo. Eso cuesta mucho dinero, ropa, alimentos…

Y empezamos a pensar que, en esta historia, lo normal es la noticia.

Cuando Juan conoció a Araceli conducía una grúa municipal porque la empresa de su padre había ganado el concurso público. Pero eso se terminó y él lleva ahoraseis meses en paro. «Busco faena, pero la cosa anda mal. Sólo me falta el carné de camiones con carga. Los demás los tengo todos. A ver qué sale».

Así que mientras Araceli sale disparada de casa a las siete de la mañana a embolsar objetos, Juan se encarga de los críos. «Los levanto, los lavo, los visto, les doy el desayuno y los llevo al colegio».

Cada tres meses hay reunión con las profesoras. «Los niños van estupendamente. Nos dicen que son abiertos y cariñosos». El colegio, ese mundo. «Nunca he sentido rechazo de nadie. Hemos ido a reuniones de padres y todo normal. Yo no me siento distinta al resto de las madres. Lo haré mejor o peor, pero me siento igual de capacitada para criar a mis hijos. Lo primero son mis hijos. Si hay que faltar al trabajo por ellos, se falta».

Juan y Araceli son padre y madre de cuerpo presente desde las cuatro de la tarde, cuando ella vuelve del trabajo. «Los llevamos un rato al parque y les ayudamos con los deberes», cuenta la madre. «Lucía está ahora con los planetas. El otro día la ayudé a hacer un cohete», cuenta el padre.

Quizá cuando sus hijos tengan una necesidad intelectual profunda, Juan y Araceli tiren de la familia de él o de Som Fundació. Quizá hagan más familia aún. «Gemma está para todo», dice Araceli. Y las dos se sonríen entre el barullo de este día con visita.

Mientras, Juan y Araceli van dando pautas a sus hijos, estableciéndoles límites. «Les decimos lo que está bien y lo que está mal. Si les regañamos y no hacen caso les damos un cachete en el culete, flojito, claro. Les dejamos nuestro móvil para que vean youtubers, les hablamos en castellano y en catalán… Como todo el mundo. Ya sabes cómo son los críos, se pasan el día pidiendo cosas. Se creen que somos el Banco de España. Pero se lo explicamos y lo entienden».

– ¿Por ejemplo?

– Pues en estos Reyes les dijimos que sólo habría dos regalos porque hay niños que no tienen nada y los Reyes tienen que repartir. Lo entendieron muy bien. A Lucía le trajeron un bebé que llora y un maletín de médico para curarle.

Y en eso Lucía sale corriendo hacia la habitación y trae al bebé para enseñárnoslo. Y vuelve a irse a su cuarto y a volver al salón y trae el maletín. O lo que queda de él.

Juan lleva un rato encima de Juan, haciendo escalada por el sofá y por su padre. Gemma Santiveri echa una mano para entretener al señor de la guerrilla mientras sus padres hablan con el periodista del cuaderno. Y, entre juego y juego, latrabajadora social extrae uno de los tuétanos de esta historia. «Los niños saben que estamos para ayudar a su madre. Cuando crezcan serán personas que sabrán mucho de discapacidad, integración y normalización. Nos tendrán con ellos y sabrán que ayudamos a sus padres a responder preguntas».

Porque, como sostiene el asesor jurídico de Som Fundació, «tener hijos espabila». «Ayuda a capacitar más, despierta capacidades y responsabilidades. Los padres con discapacidad intelectual son conscientes de que tienen la responsabilidad de un menor. Claro que necesitan apoyo. Dos padres ciegos pueden tener hijos y necesitan apoyo igual. Pero los padres con discapacidad intelectual tienen el tema afectivo muy desarrollado, se dan muchísimo. Son muy padres y muy madres».

En Barberá del Vallés anochece, que no es poco. No falta mucho para que los juguetes dimitan y para que esta casa sea invadida por el reino de los cuentos inventados.

Antes hay que hacer una foto de familia, un instante para siempre de Araceli, Juan, Lucía y Juan. Es un manojo de disparos, una sesión de posado, pero Juan, el pequeño Juan, no entiende la quietud. Lucía sí.

– ¿Y tú qué quieres ser de mayor, Lucía?

– Profesora y conductora de grúas, como papá.

Mariluz y Antonio; ‘Sólo pienso en ti’

Supe de la existencia de Mariluz y Antonio por un reportaje en el Diario de Córdoba sobre Promi, una institución que bajo la férrea dirección de López Marín en Cabra (Córdoba), acogía a los discapacitados, les daba techo, comida, trabajo y dignidad. Después de los trabajos del día, una pareja, cogida de la mano, paseaba por el jardín. De esa imagen nacióSólo pienso en ti. Es curioso, leyendo las reseñas de la época, hablaban de una canción sobre dos seres «diferentes».  En realidad, querían decir que no existían. / VÍCTOR MANUEL

Fuente: elpais.com/

Las áreas protegidas son fuente de vida sostenible

Hainan Reynoso Uribe

El Plan LEA de LISTÍN DIARIO, junto a la comunidad educativa dominicana, se avoca a la celebración de la XXIV edición de Semana de la Geografía del 13 al 17 de marzo, bajo el tema ¡Aprende! nuestras áreas protegidas son fuente de vida sostenible.

Este tradicional proyecto educativo busca desarrollar conductas sustentables que propugnen por la preservación de las áreas protegidas, mediante la divulgación de conocimientos sobre geografía.

Es por esto que las escuelas y colegios se apresuran a adquirir los fascículos sobre los cinco ejes temáticos que se abordarán este año, y de los cuales tenemos a bien compartir el primero sobre las áreas protegidas. El folleto es de la autoría de la Dirección de Información Ambiental y Recursos Naturales del Ministerio de Medio Ambiente.

Un área protegida es “una porción de terreno y/o mar especialmente dedicada a la protección y mantenimiento de elementos significativos de la biodiversidad y de recursos naturales y culturales asociados, manejados por mandato legal y otros medios efectivos”, según la Ley 64-00.

Según el ministerio, dentro de los aspectos determinantes para declarar una zona como protegida se cuentan: el grado de intervención humana, representatividad de unidades biológicas, salvaguardar cuencas hidrográficas, conservar formaciones geológicas únicas, biodiversidad, valor genético, especies endémicas, especies en peligro de extinción, especies de flora y fauna característica, sitio de rutas migratorias, valores histórico-culturales, entre otras.

Patrimonio natural  y cultural del pueblo

El objetivo de estos espacios es la preservación de especies locales, migratorias y los recursos genéticos que mantienen la estabilidad de los ambientes y procesos ecológicos que se verifican en ellos, según establece un documento del departamento de Gestión de Áreas Protegidas.

Son remansos de agua dulce, salada y su biodiversidad asociada. De ellos fluye el aire puro que regula el clima, reciclan los nutrientes del bosque, y conservan los suelos que sirven de hábitat a una gran diversidad de especies.

En las áreas protegidas se puede encontrar evidencia de la historia y cultura de los pueblos, a través de vestigios. Asimismo, permiten a los estudiosos conocer el lugar en que ocurrieron hechos importantes.

La primera área protegida fue el Parque Nacional Yellowstone, en Estados Unidos de América. Declarado así a finales del siglo XIX.

El país se suma a la iniciativa en 1928, cuando se legisla a favor de que la porción de la Cordillera Central llamada el Vedado Yaque del Norte, se constituyera como la primera área protegida del país. En 1933, se delimita el primer parque nacional en Las Matas y en el 1938, el Vedado de Constanza.

La gestión de dichas áreas inicia en 1962 con la creación de la Dirección General Forestal. En 1974 surge la Dirección Nacional de Parques, con la misión de “ordenar, administrar y regir los espacios protegidos”. En 2000 se crea el hoy Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales mediante la la Ley 64-00.

Los datos indican que la superficie de las áreas protegidas es de aproximadamente 58,441.45 km², de los cuales alrededor de 12,890,81 km² corresponden al área terrestre, mientras que unos 45,550,64 km² comprenden el área protegida marina.

Protegidas por ley

El manejo de un total de 128 áreas dentro de 12 categorías, según los objetivos de conservación, se realiza de forma armónica a través del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Sinap).  Con el fin de tener un lenguaje común respecto a las categorías de manejo adoptadas en el Sinap, el país adoptó las directrices patrocinadas por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN). Dichos renglones facilitan la planificación, y mejoran la gestión de la información sobre las áreas protegidas, ayudando a regular las actividades dentro de ellas.

En su artículo 13, la Ley Sectorial de Áreas Protegidas de República Dominicana contempla las siguientes categorías de manejo:

Categoría I. Áreas de Protección Estricta: Reserva Científica. Santuario de Mamíferos Marinos.

Categoría II. Parques Nacionales: Parque Nacional y Parque Nacional Submarino.

Categoría III. Monumentos Naturales. Monumento Natural y Monumento Cultural.

Categoría IV. Áreas de Manejo de Hábitat/Especies. Refugio de Vida Silvestre.

Categoría V. Reservas Naturales. Reservas Forestales, Bosque Modelo y Reserva Privada

Categoría VI. Paisajes Protegidos Vías Panorámicas, Corredor Ecológico y Áreas Nacionales de Recreo

Para cada una de esas categorías de manejo, dicha ley define los objetivos por lo cual fueron creadas, a la vez que indica los usos permitidos en cada uno de ellas.

Áreas protegidas con reconocimiento internacional

La zona de Jaragua–Bahoruco –Enriquillo fue declarada como Reserva Científica por la UNESCO en 2002. Este paraíso ubicado en la región suroeste del país, alberga tres zonas núcleo, que son los parques nacionales: Jaragua, Sierra de Bahoruco y Lago Enriquillo e isla Cabritos.  La zona es de gran importancia ecológica y de alta diversidad biológica, sumado a su alto porcentaje de especies endémicas

Origen de los nombres de los países de Latinoamáerica

América Latina es una región muy diversa a nivel geográfico, étnico y cultural. Sin embargo, la mayoría de los países que la conforman comparten una historia de explotación y avance sobre su cultura y tradiciones. Se conformó en el siglo XIX e identifica la región donde el español o el portugués son las lenguas oficiales, aunque también se incluyen algunos países de habla francesa.
Desde México a Argentina, a lo largo de sus más de veinte millones de kilómetros cuadrados, se encuentran prácticamente todos los climas, vegetaciones y paisajes que es posible encontrar en el mundo. Además, cuenta con recursos energéticos, minerales e hídricos.

Muchos han cuestionado el término “América Latina”, ya que excluye idiomas y etnias de los pueblos originarios, primeros habitantes y custodios de las tierras que la conforman. Sin embargo, al tratarse de un término supra-nacional, permite la posibilidad de pensar en una defensa común de una de las regiones que las multinacionales del mundo entero buscan constantemente saquear, sobre todo en relación a sus recursos naturales.

Lo mismo que sucede con las personas, sucede con los países. El nombre es algo que dice mucho sobre nosotros e intenta, de alguna manera, atribuirnos un sentido. ¿Cuál es ese significado que está por detrás de cada nombre? ¿Cómo es que tomaron esa denominación que hoy es reconocida en el mundo entero?

En esta nota podrás conocer los secretos que se esconden detrás de los nombres de algunos de los países de América Latina, pero la mejor manera de conocer su historia, ¡es viajar a conocerlos!

Aun así, debes saber que, como cualquier creación del hombre, un nombre no siempre permanece igual en su sentido a lo largo del tiempo y que, en cuanto a orígenes se trata, pueden existir muchas diferencias.

Argentina

Argentina proviene del latín “argentum” que significa “plata”. Y es porque el país toma como nombre su ubicación geográfica, a orillas del Río de la Plata, conocido por los entonces conquistadores como la vía de tránsito de todo el Virreinato.

Bélice

No existe un acuerdo sobre el origen del nombre de Bélice. Algunos señalan que se llama así debido al río que se encuentra en sus tierras y que deriva de “Balis”, palabra que en maya significa fangoso.

Pero otros señalan también que en realidad es una mala pronunciación del nombre de Peter Wallace, un escosés que se habría aventurado a estas tierras.

Bolivia

Bolivia debe su nombre a Simón Bolívar, militar y político que participó en la luchas por la independencia de Sudamérica.

Brasil

El nombre de Brasil proviene su riqueza natural. Cuando llegaron al territorio que hoy es Brasil, los portugueses encontraron un árbol muy abundante de color rojo que llamaron “Pau Brasil” que significa “brasas”; y, del mismo modo, así también se llamó el país que se consolidó en ese territorio.

Chile

Tampoco existe un acuerdo de por qué Chile lleva ese nombre. Algunos señalan que deriva de “chili”, palabra que en quechua es confín, y que significaba el fin del imperio Inca. Sin embargo, otros argumentan que las tierras “chilli” para el mismo pueblo significaban “frío”. Y también existe la versión de que en realidad el nombre provendría de“triho chil”, un pájaro con manchas amarillas que sobrevolaba sus tierras.

Colombia

Antes conocida como “Nueva Granada” o “Gran Colombia”, desde hace 153 años Colombia lleva su nombre en homenaje a Cristóbal Colón, quien encabezó la primera expedición española a las tierras americanas.

Costa Rica

Según una de las versiones, “Costa Rica” debe su nombre a una denominación que Colón hizo al llegar a esas tierras creyendo que encontraría una gran cantidad de oro.

Cuba

Algunos argumentan que esta isla del Caribe se llama Cuba por la palabra “Ciba”, que para los originarios taínos significa “piedra, montaña o cueva”. Pero otros también señalan que podría ser una derivación de “Cubanacan” que, en el mismo dialecto significa “lugar del centro”, por su ubicación geográfica.

Ecuador

Su nombre deriva de la “línea del Ecuador”, trazo imaginario que divide el hemisferio norte y el sur.

El Salvador

“El Salvador” se llama así por una fortaleza española que se encuentra en la capital del país, que lleva su mismo nombre.

Guatemala

“Guatemala” deriva de “Quauhtemallan”, palabra que en el idioma náhualt significa “lugar arbolado, acumulación de madera o  tierra de águilas”.

Haití

Su nombre deriva del grupo originario tainos y significa “tierra de montañas”.

Honduras

Se cree que lleva ese nombre porque los navegantes que llegaban a sus costas describían sus aguas como “honduras o fondos”.

Jamaica

“Jamaica” proviene de “Xaymaca oYamaya” que en idioma taíno significa “tierra de bosques y agua”.

México

México significa “en el centro de la luna” y proviene de la traducción del nombre con el que el pueblo azteca llamaba a la capital de su imperio: Metztlixihtlico.

Nicaragua

Aunque no existe un acuerdo sobre su origen, algunos señalan que el grupo originario de los nahoas llamó “Nicanahuac” a la región (que significa “hasta aquí llegaron los nahoas”) y los españoles, al no poder pronunciarla, hicieron que derivara en “Nicaragua”.  Pero otros afirman que su nombre honra a un guerrero antiguo muy poderoso llamado Nicarao; y otros, señalan que significa “aquí, junto al agua”.

Panamá

Algunos sostienen que Panamá se llama así por un árbol que llevaba ese mismo nombre y que era utilizado por los pueblos originarios para reunirse. Pero otros también argumentan que en realidad el nombre deriva de la frase“panna mai” que significaba “más allá”.

Paraguay

Según el investigador paraguayo Jorge Rubiani, el nombre proviene de Paragua, que fue un cacique que pactó con los españoles, y que significa “corona de plumas”.

Perú

“Perú” proviene de “Birú o Perú”, que en guaraní significan “río”, aunque también existen otras teorías que señalan otros posibles orígenes, como aquella que señala que el nombre es en honor a un cacique del sur de Panamá que  salvó la vida de un grupo de conquistadores.

Puerto Rico

Aunque los originarios de la isla la llamaban Boriquén o Borinquen, que significa “Tierra del Altísimo o del Gran Señor”, debe su nombre actual a las riquezas que partían del puerto de San Juan hacia España.

República Dominicana

Algunos señalan que su nombre se debe al establecimiento, en sus tierras, de la orden religiosa de los Padres Dominicos; pero otros señalan que en realidad se debió a que cuando la primera expedición europea llegó a esta isla era domingo.

Uruguay

Algunos señalan que el nombre deriva de “uruguä”, que para los guaraníes es una especie de “mejillón o caracol”; pero otros también argumentan que podría derivar de “Uru”, que era un tipo de ave que sobrevolaba la región.

Venezuela

Al llegar a sus tierras, los exploradores españoles la encontraron muy similar a Venecia por la manera en que estaban construidas las viviendas de los pueblos nativos. Por eso la llamaron “la pequeña Venecia”.

Fuentes: Buena Vibra /BBC

La historia oculta del día de Año Nuevo

Ana María Bertolini

El Año Nuevo comenzó a festejarse, según la historia, el 1 de enero hace relativamente poco tiempo; fue el papa Gregorio XIII quien lo dispuso en 1582 para todos los países católicos, al inaugurar el calendario en vigencia, que sustituyó al juliano.

Luego, poco a poco, las restantes naciones lo incorporaron -los rusos fueron los últimos, en 1917- y así también se aceptó en todo el mundo que el año comenzara el 1 de enero y no el 21 de marzo o el 1 de abril, como solía serlo en los viejos tiempos.

Según el calendario gregoriano, este 1 de enero comenzó el año 2017; pero como se estructuró sobre un error de cálculo cometido por el monje Dionisio el Exiguo al fijar entre cuatro y cinco años antes el comienzo de la era cristiana, la fecha sería muy otra.

Resultó que Dionisio estaba harto de que los años se siguieran contando desde la asunción al trono del emperador Diocleciano, dado que éste había perseguido con furia a los cristianos, y aprovechó el nuevo calendario para hacerlo a partir del nacimiento de Jesús.

Tras establecer que el Niño Dios había nacido el 25 de diciembre del año 753 ab urbe condita- es decir, desde la fundación de Roma- decidió que el año uno de nuestra era coincidiera con el 754 AUC, sin percatarse que para entonces la muerte de Herodes llevaba cuatro años de ocurrida.

Ahí fue que surgió la pregunta: ¿cómo pudo Herodes mandar a degollar al Mesías en la matanza de inocentes, si él mismo ya estaba muerto? El recálculo denunció el error pero el calendario gregoriano siguió tal cual.

Nuevos estudios basados en lo estimado en el siglo XVI por el astrónomo Johann Kepler, en función de la aparición de la estrella de Belén -en realidad, una triple conjunción de Marte, Júpiter y Saturno en el signo de Piscis- llevaron a proponer que Jesús habría nacido a mediados de septiembre del año 7 y no en diciembre del año 1.

Esto significa que el pasado 31 de diciembre no se debió haber brindado por el año 2017, que ya pasó, sino por el año nuevo 2024.

Lo dicho no tiene demasiada relevancia, si se observa que otros pueblos -que en lo civil se manejan con el calendario gregoriano- celebran su año nuevo en otras fechas, en función de sus propias tradiciones históricas o religiosas.

Por ejemplo, el Año Nuevo chino comienza entre enero y febrero con la primera Luna nueva de Acuario; el Rosh Hashaná (cabeza de año) judío empieza en el mes de Tisri del calendario hebreo, que equivale a septiembre u octubre del gregoriano; y el Año Nuevo musulmán en el mes de Muharram que, como obedece a un calendario lunar, puede caer en cualquier mes gregoriano.

Respecto a los años, estos también son dispares: los chinos viven en el año 4714.

Los judíos transitan el 5777, que establecieron a partir de la supuesta fecha del nacimiento de Adán; en tanto que los musulmanes, cuyo almanaque comienza con la huida de Mahoma a Medina en el año 622, le restan esta cifra al año gregoriano para saber en cuál viven: 1394.

En la ciudad de Buenos Aires, la ley 1550 sancionada en 2004, instituyó el 21 de junio como año nuevo de los pueblos originarios, en función de que ellos lo celebran en el solsticio de invierno, y por tanto, ese día sus hijos quedan exceptuados de concurrir a clase.

Sin embargo, el comienzo del año astronómico o natural -basado en el ciclo de las estaciones- continúa siendo el equinoccio de primavera en el Norte (de otoño en el Sur), esto es, entre el 20 y el 21 de marzo, cuando el Sol “toca” el punto vernal y la rueda de las estaciones recomienza su vuelta.

En la misma fecha comienza también el año astrológico: entre el 20 y 21 de marzo el Sol “toca” el cero grado de Aries (o punto vernal) primer signo del zodíaco, para luego ir avanzando, cada treinta días, sobre cada uno de los restantes once signos.

Entonces, ¿cuándo realmente empieza el año nuevo? Los astrólogos dicen que el año nuevo es personal y que empieza cuando uno llega al mundo, es decir, el día del cumpleaños.

Otros fines de año

Generalmente el fin de año en muchas religiones y culturas se da con el fin los ciclos solares, ya que en casi todas las religiones se le asigna al sol el máximo poder.

En las culturas prehispánicas la celebración de fin de año era cuando concluía el invierno e iniciaba la primavera.

Para los chinos el Año Nuevo Chino no puede ser convertido a una fecha exacta del calendario gregoriano y puede ocurrir entre el 21 de enero o el 21 de febrero. Se basa en el calendario lunar utilizado tradicionalmente en China y la celebración cae en general, a la segunda luna llena, luego del solsticio de invierno boreal, que es el 21 de diciembre.

El pueblo judío lleva otra cuenta, ya que no coincide con el mismo calendario y tampoco toman como referencia el a.C. y d.C. Celebran su año nuevo con el “Rosh-hashanáh” y cae dentro del mes de septiembre o comienzo de octubre.

Otros Años Nuevos

Algunos radicales ortodoxos celebran el 14 de enero al mantener el calendario juliano.

La celebración del Año Nuevo Vietnamita, celebrado junto al Año Nuevo Chino.

El Año Nuevo Islámico se celebra el 1 de Muharram, aproximadamente fines de enero e inicios de febrero.

La celebración del Año Nuevo Tibetano se celebra entre enero y marzo.

La celebración del Año Nuev Iraní es para el equinoccio vernal, el 21 de marzo.

También la celebración del Bahaísmo se da en el equinoccio vernal, el 21 de marzo.

En Tailandia, Camboya, Birmania y Bengala se celebra entre el 13 y 15 de abril.

Celebración del Año Nuevo Mapuche es el 24 de julio.

Celebración del Año Nuevo Inca, el 24 de julio.

Celebración del Año Nuevo Judío es generalmente en septiembre.

Celebración del Año Nuevo Etíope, el 11 de septiembre.

 

Fuente: Ojo del tiempo

Destapan por primera vez en siglos la tumba de Jesús

El grupo de científicos a cargo de la restauración del Santo Sepulcro buscan llegar a la roca original en la que, según la tradición, se colocó el cuerpo de Cristo.

“Será un análisis científico largo, pero finalmente seremos capaces de ver la superficie de la roca original en la que, según la tradición, se colocó el cuerpo de Cristo”. Ese es el principal objetivo del equipo de científicos que esta semana destaparon por primera vez en siglos lo que se considera la tumba de Jesús, según comentó Fredrik Hiebert, arqueólogo de la National Geographic Society, uno de los miembros del grupo.

La apertura de la tumba es parte de los trabajos de restauración del Santo Sepulcro. Foto: AFP / Thomas Coex

La tumba, ubicada en la Iglesia del Santo Sepulcro en la Ciudad Vieja de Jerusalén -considerado el lugar más sagrado para la Cristiandad-, estaba cubierta, al menos desde 1555, por un revestimiento de mármol que fue destapado por el grupo.

“El revestimiento de mármol de la tumba ha sido retirado, y nos sorprendió por la cantidad de material de relleno debajo de ella”, dijo Hiebert, quien participa de los trabajos de restauración del Santo Sepulcro, todo queda registrado ante las cámaras del canal National Geographic.

La tumba estaba cubierta, al menos desde 1555, por un revestimiento de mármol. Foto: AFP / Thomas Coex

El sitio del canal recuerda que según la tradición cristiana, el cuerpo de Jesucristo fue colocado en un nicho excavado en la ladera de una cueva de piedra caliza después de su crucifixión por los romanos en el año 30 o 33. La creencia cristiana dice que Cristo resucitó después de la muerte, y que las mujeres que fueron a ungir su cuerpo tres días después del entierro informaron que no encontraron restos.

El lugar de la sepultura está ahora cerrado por una pequeña estructura conocida como Edículo, que se reconstruyó por última vez en 1808-1810 después de ser destruida en un incendio.

Todo fue registrado por cámaras del canal National Geographic. Foto: AFP / Thomas Coex

El Edículo y la tumba interior se encuentran actualmente en proceso de restauración por un equipo de científicos de la Universidad Técnica Nacional de Atenas, bajo la dirección de Antonia Moropoulou.

Según la expectativa de los investigadores, un análisis de la roca original puede ayudar a comprender mejor no sólo la forma original de la cámara de la tumba, sino también cómo ha evolucionado como el punto focal de veneración desde que fue identificado por primera vez por Helena, madre del emperador romano Constantino, en el año 326.

“El revestimiento de mármol de la tumba ha sido retirado, y nos sorprendió por la cantidad de material de relleno debajo de ella”, dijo uno de los investigadores. Foto: AFP / Thomas Coex

“Las técnicas que estamos usando para documentar este monumento único permitirán al mundo estudiar nuestros hallazgos como si ellos mismos estuvieran en la tumba de Cristo”, dijo Moropoulou.

Fuente: National Geographic en Español

¿Qué mató a los dinosaurios?

Brian Switek

A principios de este mes, un equipo internacional comenzó a perforar una extensa cicatriz en la superficie de la Tierra. La enorme marca, en la costa del Golfo de México, mide 177 kilómetros de ancho, y la hizo un pedazo de roca espacial que chocó contra el planeta hace unos 66 millones de años.

Aquella colisión cósmica ni siquiera es uno de los cinco impactos más grandes en la historia terrestre, pero tiene un lugar muy especial en nuestra imaginación. Y es porque el sitio, llamado cráter Chicxulub, fue el punto cero para la extinción masiva que puso fin a la era de los dinosaurios.

Si bien ese impacto gigante fue el “arma” más probable en este antiguo caso de asesinato, la verdad es que sabemos sorprendentemente poco de la manera como aquel golpe condujo a semejante muerte y destrucción diseminada. Los paleontólogos han debatido las repercusiones ecológicas del impacto, desde los incendios forestales descontrolados hasta una nube impenetrable de escombros en la atmósfera.

Pero lo que no se ha esclarecido es qué ocurrió exactamente, y cómo fue que esos impactos ambientales mataron a ciertas especies dejando que otras sobrevivieran.

Eso es parte de lo que pretende averiguar el equipo que perfora el cráter: apenas el esfuerzo más reciente en una larga historia de investigaciones que intentan descubrir qué ocurrió con los “lagartos terribles” de nuestro mundo.

Desde cataratas hasta orugas

Cuando se describieron los primeros fósiles de dinosaurios, en el siglo XIX, los paleontólogos los consideraron solo otro grupo de animales que se perdieron lentamente en el tiempo. Especies que evolucionaron y se extinguieron conforme la vida discurría a través de las eras.

No obstante, para la década de 1920, habían encontrado tantos fósiles que los científicos comenzaron a cuestionar cómo era posible que tantos animales desaparecieran tan completamente. En una crónica, el paleontólogo Michael Benton, de la Universidad de Bristol, señaló que la literatura científica de la época registró un incremento drástico en la cantidad de artículos publicados que proponían teorías sobre la muerte de los dinosaurios.

Pero no todo el interés estaba sustentado académicamente. Fue una época de bonanza para las conjeturas descabelladas sobre la catástrofe, y al parecer, todos los que concebían alguna idea deschavetada sobre la muerte de los dinosaurios se hacían oír.

Una de las primeras teorías fue el concepto de que los dinosaurios gastaban demasiada energía corporal volviéndose grandes y espinosos, lo que les impedía adaptarse a los cambios del clima o hacer otros ajustes al ambiente global. Algunos más pensaban que los dinosaurios y otras especies fósiles tenían un periodo de vida fijo, un tipo de “senescencia racial” que los sacaba del escenario evolutivo en el tiempo señalado.

Pero las ideas inverosímiles no pararon allí. Hernias de discos intervertebrales, hormonas fuera de control, bajo impulso sexual, enfermedades, cataratas, y hasta simple estupidez; todo eso fue sugerido.

En 1962, un entomólogo llegó a proponer que la Tierra antigua fue invadida por orugas, y que los insectos devoraron tanta vida vegetal que nada dejaron para los dinosaurios. El colapso ecológico resultante dejó mariposas revoloteando sobre cadáveres de Triceratops. Por supuesto, eso no explicaba cómo fue que las orugas llevaron a la extinción a las especies del cielo o el mar.

Metal espacial

Pero el acertijo no era solo el de los dinosaurios. Para la década de 1970, los paleontólogos se dieron cuenta de que un acontecimiento real y misterioso había afectado a gran parte de la vida en la Tierra. Un cálculo sitúa el saldo de víctimas en 75 por ciento de las especies fósiles conocidas, desde la pérdida total de los pterosaurios que volaban en el cielo hasta la extinción de las amonitas con caparazones helicoidales que vivían en el mar. Ese periodo también está marcado por graves reducciones en la cifra de aves, lagartos y mamíferos antiguos.

Pero incluso con la creciente evidencia, nadie tenía una idea sólida y seria de lo que causó semejante caos.

Luego, en 1980, el geólogo Walter Álvarez y sus colegas hicieron una propuesta drásticamente distinta. La capa de roca que marca el fin del periodo Cretáceo es rica en iridio, un metal muy raro en la corteza terrestre, pero más común en meteoritos y asteroides. ¿Acaso los dinosaurios y otras formas de vida fueron exterminados por un impacto espacial?

Aunque el concepto desató años de debate, con el tiempo se ha convertido en la teoría favorecida para explicar la desaparición de los dinosaurios. La prueba concluyente surgió en 1991, con el descubrimiento del cráter Chicxulub frente a la costa de la península mexicana de Yucatán. Y desde entonces, investigaciones ulteriores han implicado aún más al antiguo asteroide. En 2010, un grupo de 41 investigadores publicó un artículo de posición en la revista Science, afirmando que el impacto fue el factor más importante para conducir al mundo a su quinta extinción masiva.

A la caza de disparadores

Mas el debate no ha terminado. Incluso ahora, un puñado de expertos prefiere la idea de que erupciones volcánicas masivas en India, niveles marinos cambiantes, y otras causas fueron más importantes para el evento de extinción.

Y eso, sin mencionar las persistentes argumentaciones sobre los propios dinosaurios. Apenas esta semana, Benton y sus colegas publicaron su apoyo para la propuesta de que los dinosaurios ya estaban en decadencia durante los 24 millones de años previos al impacto, de modo que se habían vuelto especialmente vulnerables e incapaces de recuperarse. Esto contradice una investigación anterior, la cual halló que los dinosaurios se encontraban en perfectas condiciones hasta el día del impacto; e indica también que aún se desconocen muchas cosas sobre lo que ocasionó que desaparecieran todos los dinosaurios, excepto las aves.

Para ayudarnos a entender mejor el momento apocalíptico de los dinosaurios, el nuevo proyecto de perforación pretende extraer núcleos de distintos niveles del cráter, a partir de ahora y hasta junio. Además de proporcionar nuevos detalles geológicos sobre cómo se forman los cráteres de impacto, los investigadores esperan reunir información nueva sobre los disparadores de los cambios ambientales generalizados, y también de cómo fue que se recuperó la vida después que pasó lo peor.

No hay duda de que el cráter Chicxulub guarda los secretos de la muerte, pero también podría enseñarnos a apreciar la resiliencia de la vida.

Fuente: National Geographic en Español

 

La historia tras los objetos de un naufragio del siglo XVII

Kristin Romey

Hace 374 años, un barco que transportaba prendas de vestir y objetos suntuosos zozobró en el Mar del Norte y ahora, el regio contenido del naufragio del siglo XVII fue rescatado.

Los artefactos incluyen un ornamentado vestido de seda, medias y corpiños, un bolso bordado, y un peine para piojos. Los expertos consideran que este es uno de los descubrimientos de vestuario más importantes jamás hechos en Europa.

El naufragio fue hallado en 2015 por un club de buzos locales basado en la isla de Texel, a unos 100 kilómetros al norte de Ámsterdam, una zona donde los vientos y las corrientes cambiantes han hundido cientos de barcos. Los restos del naufragio permanecieron cubiertos de arena durante siglos, lo que contribuyó a la asombrosa conservación de los textiles.

La carta de la cuñada es la evidencia

La cubierta de cuero de un libro, estampada con el escudo de armas de la Casa de Estuardo, hizo que los investigadores sospecharan que los objetos tenían algún nexo con la realeza. Pero hace unas semanas, cuando montaron la exhibición de los artefactos en el Museo Kaap Skil de Texel, no sabían quién era la propietaria del vestido.

Kaap Skil Museum

Desde entonces, historiadores de las universidades de Ámsterdam y Leiden se han enfocado en una carta escrita por la cuñada de Enriqueta María de Francia, la reina consorte de Carlos I, quien reinó en Inglaterra de 1625 a 1649.

Escrita en 1642, la misiva detalla que un barco que transportaba equipaje se perdió en marzo de aquel año, cuando la comitiva de Enriqueta María navegaba de Inglaterra a Holanda. Dicho barco contenía los guardarropas de dos damas de compañía y sus doncellas, así como artículos de la capilla privada de la reina consorte.

Ahora, los investigadores creen que la ropa hallada en el naufragio pertenecía a la dama de compañía de más edad, Jean Kerr, condesa de Roxburghe, a juzgar por el tamaño y estilo de las prendas. Según el análisis del museo, “[la] primera impresión es que la dama en cuestión tenía una figura bastante robusta”.

La reina Enriqueta María presuntamente viajaba a Holanda para entregar a su hija de 11 años a Guillermo II, príncipe de Orange, quien había desposado a la princesa un año antes. Sin embargo, la intención principal de la reina consorte era vender las joyas de la corona a cambio de armamento para apoyar a su marido el rey, quien estaba enfrascado en una guerra civil con los parlamentos inglés y escocés.

Una selección de los artefactos se exhibió brevemente en el Museo Kaap Skil, (hasta el 16 de mayo), después de lo cual se sometieron a estudios ulteriores, antes de instalarlos en una exhibición permanente.

Fuente: National Geographic en Español