Entradas

La conversación y sus modales

Carolina Jiménez
Santo Domingo

Al conversar se pone en funcionamiento toda la competencia comunicativa de los seres humanos.

Cuando nos referimos al significado de una conversación entendemos que es un diálogo entre un emisor y un receptor, en algunas ocasiones entre un grupo indeterminado de personas. Existen múltiples motivos para entablar una conversación; intercambiar ideas, plantear opiniones o conocimientos y por supuesto, recibir respuestas a interrogantes, dudas o inquietudes.

Empatía. Para que el ambiente de la conversación sea ameno se debe mostrar buena actitud y caráter ante los demás participantes.

Según la autora Alejandra Meneses, al conversar se pone en funcionamiento toda la competencia comunicativa de los seres humanos. Por otra parte, la conversación se caracteriza por ser, además de un proceso lingüístico, un proceso social, a través del cual se construyen identidades, relaciones y situaciones.

En medio de la conversación en algunas ocasiones desarrollamos inconscientemente tres elementos: verbales, no verbales y paraverbales que dan sentido y significado al proceso de interacción comunicativa.

El lenguaje verbal se caracteriza por ser escrito u oral. Presenta un emisor, receptor, mensaje, contexto, canal y código. El no verbal se evidencia en movimientos de la cabeza, expresiones corporales y faciales, orientación de la mirada, gestos, señas, y otras formas de lenguaje no verbal. El lenguaje paraverbal se compone de una serie de características que complementan al lenguaje verbal como son: el volumen, ritmo, tono de la voz, sonidos y silencios.

¿Siempre el mensaje es claro?

No siempre cuando nos comunicamos con los demás nos damos a entender, lo cual produce que se distorsione el mensaje que emitimos. Puede ocurrir que la conversación se torne a una discusión o malentendido. En la mayoría de casos esto puede ocurrir debido a que no seguimos los buenos modales al momento de expresarnos.

Atención. Los participantes de una conversación deben respetar el turno de quien esté dirigiendo el tema y tomar la palabra en el momento indicado.

Para encontrar el éxito durante una conversación debemos hablar con un tono medio, es decir, no muy bajo para no ser escuchados claramente ni muy alto para no interrumpir a los demás presentes y lucir como imprudentes. Trata de introducir temas que sean del conocimiento de quienes te acompañen a la conversación, para que así estos puedan participar y se generen lluvias de ideas u opiniones. Siempre selecciona las palabras adecuadas para transmitir mensajes, debes estar seguro de que conozcas su significado.

 10 modales que te guían al camino del éxito en una conversación:

  1. Busca un tema para conversar, si te invitan a una reunión averigua quienes asistirán e investiga sus aficiones, hobbies, esto te será más accesible para concordar con estas personas.
  2. Tienes que aprender el arte de escuchar, especialmente con personas cultas y bien informadas.
  3. Trata de no ser el único en una conversación, debe haber constante retroalimentación.
  4. No intentes lucir tu ingenio.
  5. Piensa lo que vas a decir antes de hablar.
  6. No expliques detalladamente un tema de conversación, solo explica lo necesario, en caso de que te pidan que especifiques, hazlo.
  7. Nunca interrumpas a las personas que tienen la palabra. Se hace una excepción cuando no entiendes algún punto clave, puedes usar preguntas como: Disculpe, ¿Me permite una aclaración?
  8. El diálogo admite y hasta requiere la formulación de preguntas para que la conversación sea amena e interesante.
  9. Usa siempre la empatía, esa sensación que consiste en ponerse en el lugar de otra persona y actuar sin ofenderla.
  10. No difundas rumores dudosos referentes a otra persona.

La educación es para siempre

Por: Carolina Jiménez 

Vivimos en una sociedad donde nos abrumamos por las circunstancias que se nos presentan; pérdidas económicas, preocupaciones, conflictos en el trabajo e incluso, en nuestros propios hogares. Sin embargo, más allá de esta serie de problemáticas, nos olvidamos de aquello que realmente tiene valor, como por ejemplo, escuchar a los hijos cuando nos quieren hablar de lo que sienten, de lo que quieren o más simple, de lo que sueñan ser en un futuro.

Inicia un nuevo año escolar, ¿Le has preguntado a tu hijo si tiene nuevas expectativas? ¿Has estado presente en el valioso momento de llevarlo a la escuela en su primer día? Son interrogantes que quizás no han sido planteadas en nuestras mentes, pero es importante saber que así como las escuelas se preparan para recibir a sus estudiantes, estos llegan a las clases con múltiples expectativas que debes conocer para ayudarlo en su rendimiento escolar.

Es el caso de Jefferson, un niño de 11 años de edad que forma parte de un grupo de estudiantes que asiste a la Escuela Basilio Frías, ubicada en el sector Mata de Palma, San Antonio de Guerra.

“Quiero regresar a la escuela, porque en ella me enseñan muchas cosas; cómo aprender a escribir, leer y  multiplicar. Mis padres me dicen que debo estudiar para tener un mejor mañana”. Con timidez y una mirada inevitable de apreciar por el brillo en sus ojos, contestó a la interrogante sobre cuál es su proyección para el nuevo año escolar.

Al igual que maestros y estudiantes, los padres juegan un papel importante para aportar en el buen rendimiento escolar de sus hijos. Son los responsables de que estos cada día asistan a la escuela con el entusiasmo de aprender y de ser en el futuro grandes profesionales.

Altagracia Hidalgo, maestra de primer  grado, afirma que el 50% de los padres se han acercado a la escuela para manifestar su motivación, sin embargo, otros han expresado que aunque no estén preparados económicamente para comprar todos los útiles escolares, mandarán a sus hijos con lo que tengan. En cuanto a la importancia de la educación, Hidalgo agregó que: “la educación rompe todas las barreras, sin ella nada es posible, porque todo lo que se aprende se utiliza a diario en nuestras vidas”.

Es cierto que para la educación no hay límites ni tiempos, sino dedicación e interés. Así lo demuestra un estudiante de la Escuela Basilio Frías, quien sin revelar su nombre expresó que a pesar de estar en séptimo grado con 15 años, no abandonará la escuela.

“Estoy en séptimo grado porque faltaba mucho a clases. Yo les recomiendo a los niños que eviten las faltas, porque se pueden atrasar. Mis padres me dicen que no deje la escuela, que siga adelante”, manifestó el estudiante. Cabe destacar que su esfuerzo lo ha convertido en un estudiante meritorio, destacándose por sus altas calificaciones.

Por su parte, Morelia Ventura, estudiante meritoria de la Escuela Básica Apolinar Concepción de la Comunidad de La Granja, contó que para lograr el éxito en sus estudios realiza las tareas asignadas y que se siente orgullosa de sí misma. “Mis padres me dicen que confían en mí y que aunque no logre ser meritoria todo el tiempo, ellos siempre van a estar orgullosos”.

Un nuevo año escolar inicia y finaliza, pero la educación debe ser continua en todas las etapas de la vida: desde la niñez hasta siempre.

 

Un año escolar basado en la fuerza de la unión

Un año escolar basado en la fuerza de la unión

El inicio del año escolar es un período en el que se manifiesta con más intensidad el interés de los adultos por la educación de los niños. Cada miembro de la comunidad escolar se prepara para asumir su responsabilidad como padre, educador o alumno.

Es importante que los padres muestren una actitud positiva a sus hijos respecto al regreso de las clases, para así contribuir de manera directa en el buen rendimiento académico.

Conversar sobre la importancia de la educación

La conversación en familia sobre los beneficios de la educación, influye en que los hijos comprendan sus ventajas. Los temas no solo deben tratar sobre el futuro, cuando los hijos se incorporen al mercado laboral, sino a la vida diaria.

Un niño y una niña educada disfrutarán más de los paseos, de las lecturas, del cine, de la conversación con amigos. Tendrán más seguridad en sí mismo; sabrán responder mejor a los conflictos; construirán un mundo interior rico y encontrarán respuestas a muchas de sus inquietudes propias de la niñez.

El entorno del estudiante

Los docentes, como encargados de estructurar el ambiente de aprendizaje, tienen la gran responsabilidad de educar tomando en consideración la edad del estudiante y conociendo en la medida de lo posible, su entorno familiar. Al evaluarlo, observará en él no solo su desempeño, sino cómo va respondiendo a sus retos personales y académicos, cómo avanza y cuáles son sus dificultades.

El profesor puede pedir ayuda a los padres para explorar la realidad del niño o la niña, a fin de que superen algunas barreras que pudieran estar limitándolos. Es posible que en su casa, el estudiante no tenga un ambiente adecuado para estudiar o que haya alcanzado el grado, pero todavía necesite un refuerzo en lectura, escritura o matemáticas.

Recursos educativos asequibles

La comunidad escolar debe proporcionar a docentes, padres y estudiantes, libros de textos que les sirvan de guía para lograr cubrir las demandas del currículo oficial, y otros libros de consulta que amplíen los contenidos.

En ocasiones los libros de texto presentan situaciones o ambientes alejados que rodean al estudiante. Estos compensan la falta de información o experiencia al participar en actividades extracurriculares, como por ejemplo, la visita a un museo, a una ciudad más grande y desarrollada, tener la experiencia de tomar el metro autobús o incluso, ver una película.

Familiarizarse y utilizar recursos como los que ofrece el programa prensa escuela Plan LEA de Listín Diario en su plataforma digital planlea.listindiario.com y también de manera presencial, representa un plus en comunidades de bajos recursos, donde es difícil adquirir materiales educativos. Con un simple ejemplar del periódico y el paquete instructivo del Estuche de Prensa LEA, el profesor puede desarrollar un sinnúmero de actividades académicas para todos los niveles de la enseñanza.

Padres y profesores no deben dar por hecho que los niños entienden los contenidos curriculares simplemente leyendo el texto escolar o escuchando una clase. Hacer los ejercicios, investigar, recibir informaciones de diferentes fuentes, afianzará y ampliará los conocimientos del estudiante. La biblioteca escolar, la familiar y el acceso a Internet, son recursos que niños y niñas pueden aprovechar bastante. Igualmente, sirve de ayuda que padres y docentes fomenten la creación de círculos de estudio, a fin de que los estudiantes compartan recursos y conocimientos.

Los 4 excesos de la educación moderna que trastornan a los niños

Psicología Infantil

Cuando nuestros abuelos eran pequeños, tenían solo un abrigo para el invierno. ¡Solo uno! En aquella época de vacas flacas, incluso tener un abrigo se consideraba un lujo. Por eso, los niños lo cuidaban como un bien precioso. En aquellos tiempos se solía tener lo mínimo indispensable. Y los niños eran conscientes del valor y la importancia de sus cosas.

Mucha agua ha corrido bajo el puente desde entonces y nos hemos convertido en personas más sofisticadas. Nos gusta tener muchas opciones e intentamos que nuestros hijos tengan todo lo que desean y, si es posible, mucho más. Sin embargo, no nos damos cuenta de que al mimarles excesivamente contribuimos a crear un ambiente en el que pueden proliferar los trastornos mentales.

De hecho, se ha demostrado que un exceso de estrés durante la infancia aumenta las probabilidades de que los niños desarrollen problemas psicológicos. Así, un niño sistemático puede ser empujado a desarrollar un comportamiento obsesivo y un pequeño soñador puede perder su capacidad para concentrarse.

En este sentido, Kim Payne, profesor y orientador estadounidense, llevó a cabo un experimento muy interesante en el cual simplificaron la vida de los niños diagnosticados con un Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Al cabo de tan solo cuatro meses, el 68% de estos pequeños habían pasado de ser disfuncionales a ser clínicamente funcionales. Además, mostraron un aumento del 37% en sus aptitudes académicas y cognitivas, un efecto que no pudo igualar el medicamento más prescrito para este trastorno, el Ritalin.

Estos resultados son, en parte, extremadamente reveladores y, por otra parte, también son ligeramente atemorizantes ya que nos hace preguntarnos si realmente les estamos proporcionando a nuestros hijos un entorno sano desde el punto de vista mental y emocional.

¿Qué estamos haciendo mal y cómo podemos arreglarlo?

¿Cuándo mucho se convierte en demasiado?

A inicios de su carrera, este profesor trabajó como voluntario en los campos de refugiados, donde tuvo que lidiar con niños que sufrían estrés postraumático. Payne apreció que estos niños se mostraban nerviosos, hiperactivos y continuamente expectantes, como si algo malo fuera a pasar de un momento a otro. También eran extremadamente cautelosos ante la novedad, como si hubieran perdido esa curiosidad innata de los niños.

Años más tarde, Payne apreció que muchos de los niños que necesitaban su ayuda mostraban los mismos comportamientos que los pequeños que provenían de países en guerra. Sin embargo, lo extraño es que estos niños vivían en Inglaterra, por lo que su entorno era completamente seguro. Entonces, ¿por qué mostraban síntomas típicos del estrés postraumático?

Payne piensa que aunque los niños de nuestra sociedad están seguros desde el punto de vista físico, mentalmente están viviendo en un entorno similar al que se produce en las zonas de conflictos armados, como si su vida peligrara. Estar expuestos a demasiados estímulos provoca un estrés que se va acumulando y obliga a los niños a desarrollar estrategias para sentirse a salvo.

De hecho, los niños de hoy están expuestos a un flujo constante de información que no son capaces de procesar. Se ven obligados a crecer deprisa ya que los adultos colocan demasiadas expectativas sobre ellos, haciendo que asuman roles que en realidad no les corresponden. De esta manera, el inmaduro cerebro de los niños es incapaz de seguir el ritmo que impone la nueva educación, y se produce un gran estrés, con las consecuencias negativas que este provoca.

Los cuatro pilares del exceso

Como padres, normalmente queremos darle lo mejor a nuestros hijos. Y pensamos que si un poco está bien, más será mejor. Por eso, ponemos en práctica un modelo de hiperpaternidad, nos hemos convertido en padres helicóptero que obligan a sus hijos a participar en una infinidad de actividades que, supuestamente, les preparan para la vida.

Por si no fuera suficiente, llenamos sus habitaciones de libros, dispositivos y juguetes. De hecho, se estima que los niños occidentales tienen, como media, 150 juguetes. Es demasiado, y cuando es demasiado, los niños se sienten abrumados. Como resultado, juegan de manera superficial, pierden el interés fácilmente por los juguetes y por su entorno y no desarrollan su imaginación.

Por eso, Payne afirma que los cuatro pilares del exceso sobre los cuales se erige la educación actual de los niños son:

  1. Demasiadas cosas
  2. Demasiadas opciones
  3. Demasiada información
  4. Demasiada velocidad

Cuando los niños son abrumados de esta forma, no tienen tiempo para explorar, reflexionar y liberar las tensiones cotidianas. Demasiadas opciones terminan erosionando su libertad y les roban la oportunidad de aburrirse, que es fundamental para estimular la creatividad y el aprendizaje por descubrimiento.

Poco a poco, la sociedad ha ido erosionando la maravilla que implica la infancia, hasta tal punto que algunos psicólogos se refieren a este fenómeno como “la guerra contra la infancia”. Basta pensar que en las dos últimas décadas los niños han perdido una media de 12 horas semanales de tiempo libre. Incluso los colegios y las guarderías han asumido una orientación más académica.

Sin embargo, un estudio realizado en la Universidad de Texas ha desvelado que cuando los niños juegan deportes bien estructurados se convierten en adultos menos creativos, en comparación con los pequeños que han tenido mucho tiempo libre para jugar. De hecho, los psicólogos han notado que la forma de jugar moderna genera ansiedad y depresión. Obviamente, no se trata solo del juego más o menos estructurado sino también de la falta de tiempo.

Simplificar la infancia

La mejor manera de proteger la infancia de los niños es decir “no” a las pautas que la sociedad pretende imponer. Se trata de dejar que los niños sean simplemente eso, niños. La vía para proteger el equilibrio mental y emocional de los niños consiste en educar en la simplicidad. Para lograrlo es necesario:

– No atiborrarles de actividades extraescolares que, a la larga, probablemente no le servirán de mucho.

– Dejarles tiempo libre para que jueguen, preferentemente con otros pequeños o con juguetes que puedan estimular su creatividad, no con juegos estructurados.

– Pasar tiempo de calidad con ellos, es el mejor regalo que pueden hacerles los padres.

– Crear un espacio de tranquilidad en sus vidas donde puedan refugiarse del caos cotidiano y aliviar el estrés.

– Asegurarse de que duermen lo suficiente y descansan.

– Reducir la cantidad de información, asegurándose de que esta sea comprensible y adecuada a su edad, lo cual implica hacer un uso más racional de la tecnología.

– Simplificar su entorno, apostando por menos juguetes y cerciorándose de que estos estimulan realmente su fantasía.

– Disminuir las expectativas sobre su desempeño, dejándoles que sean simplemente niños.

Recuerda que los niños tienen toda la vida por delante para ser adultos, mientras tanto, deja que sean niños y disfruten de su infancia.

Fuentes:

Bowers, M. T. et. Al. (2014) Assessing the Relationship Between Youth Sport Participation Settings and Creativity in Adulthood. Creativity Research Journal; 26(3): 314-327.

Payne, K.J. (2009). Simplicity Parenting. New York: Ballantine Books.

Listín Diario: un compromiso con la educación de RD

Procuramos fortalecer la formación y actualización de los docentes, y sobre todo, aumentar los índices de lectura en los niños, jóvenes y familia.

Rosario Vásquez
Santo Domingo

Listín Diario crea a fines del mes de agosto de 1989 un programa de carácter educativo que se convierte, desde sus inicios, en el puente para que la prensa escrita, y más tarde la digital, llegue a la escuela.

Durante estos 28 años del programa prensa escuela Plan LEA las acciones educativas que se imparten están enfocadas en apoyar el fortalecimiento de las siete competencias fundamentales que integran el actual currículo dominicano.

De esta manera, se pretende reforzar las áreas programáticas actuales mediante el uso de la prensa escrita y prensa digital (Listín Diario impreso y listindiario.com) complementadas con la ejecución de proyectos extracurriculares de alcance nacional. Así, se procura fortalecer la formación y actualización de los docentes, y sobre todo, aumentar los índices de lectura en los niños, jóvenes y familias por medio de la utilización del periódico Listín Diario y de sus revistas como instrumentos pedagógicos.

En términos metodológicos se propone el uso del periódico como herramienta docente en las clases elementales de lectura y en todas las asignaturas y niveles de enseñanza, con el fin de estimular la lectura y el aprendizaje significativo, teniendo en cuenta la diversidad del entorno social, cultural, lingüístico y económico de cada centro educativo.

Aportes de Plan LEA

Taller Leer y Aprender con Periódicos y Estuche de Prensa LEA

Dirigido a entrenar a los maestros en el uso del periódico como un recurso didáctico dentro de las aulas, con actividades elaboradas para fortalecer el proceso de enseñanza aprendizaje; así como resaltar los valores éticos y morales de la sociedad reflejados en las informaciones del periódico Listín Diario. Más de tres mil (3,000) docentes entrenados en la metodología.

Semana de la Geografía

Es un proyecto que se realiza cada año para educar, celebrar y compartir la importancia de la educación geográfica como ciencia que estudia los lugares y las relaciones entre las personas y su medioambiente. Está avalado por el Ministerio de Educación y por la National Geographic Society. En los 24 años que tiene este proyecto hemos impactado a más de 58,176 maestros, que a su vez han involucrado a más de 1,745,280 estudiantes de todo el país.

Página LEA

Es una publicación educativa, abierta y dinámica, dirigida a docentes, padres, estudiantes y a la comunidad educativa en general, con el propósito de ampliar sus conocimientos sobre temas educativos y apoyar el accionar docente. Sale cada martes en la sección La Vida con una circulación anual de 52 temas.

Plataforma digital: planlea.listindiario.com

Con este portal Listín Diario/Plan LEA fortalece su aporte a la educación, colocando esta herramienta gratuita para docentes, estudiantes y familias.

Proyectos temporales

Listín Diario/Plan LEA desarrollamos proyectos sobre temas de relevancia pedagógica, social y cultural para apoyar y reforzar el contenido que presenta el diseño curricular dominicano, favoreciendo, a la vez, el desarrollo integral de los educandos y el proceso de enseñanza en las aulas:

Ortografía, Gramática y Matemática Fácil

Un compendio de doce fascículos coleccionables, por temas, que tienen como objetivo corregir deficiencias en la ortografía, escritura y expresión oral, así como mejorar el conocimiento de las operaciones básicas y fundamentales de la matemática.

Taller Modales y Buenas Costumbres

Dirigido a profesores, estudiantes y familias con la finalidad de contribuir al fomento de las buenas cualidades humanas, las formas acertadas en el trato social y el desarrollo ciudadano.

Conoce y Explora tu País

Proyecto educativo cultural que recoge, en fascículos coleccionables, aspectos de relevancia sobre los recursos naturales y culturales de la República Dominicana, con el propósito de reafirmar en nuestros estudiantes el sentido de pertenencia, de cuidado y de preservación de nuestra riqueza natural y cultural.

Láminas del Cuerpo Humano

Un material didáctico coleccionable con la representación del estudio del cuerpo humano.

Como único programa prensa escuela de la República Dominicana es nuestro compromiso continuar presentando propuestas verdaderamente innovadoras que promuevan la formación y actualización de los docentes, de los estudiantes y las familias.

Cómo mejorar la comunicación familias-centro educativo

Hoy en día no es posible hablar con seriedad sobre el rendimiento del alumnado sin aludir, con la misma seriedad, a la relación familias-centro y las maneras en las que esta comunicación puede ser mejorada. Este análisis debe ir mucho más allá del tiempo que nuestro alumnado pasa junto a su familia y a las fiestas del centro, si hubiera, a las que éstas asisten: las familias han de sentirse incluidas en la cultura escolar, no solamente “invitadas” a asistir a eventos, reuniones, etc…

Muchas veces, el paso de Primaria a Secundaria supone muchos problemas de cara a lograr una comunicación efectiva desde el centro; es posible que muchos padres y madres sientan cierta incomodidad en entornos educativos, debido a múltiples razones, también es posible que, ahora que sus hijos e hijas se hacen mayores, consideren que es menos necesaria esa atención y comunicación con el centro educativo, etc.

La comunicación familias-centro es vital para evitar el abandono escolar temprano y el fracaso escolar: los centros que logran implementar medidas y protocolos con éxito parecen tener mejores resultados estudiantiles, incluyendo las tasas de absentismo, las tasas de graduación, y también comprendiendo aquellas conductas de riesgo, como el abuso de alcohol por parte del alumnado. Pero, ¿Cómo hacerlo? Heather Wolpert-Gawron nos deja unos consejos que pueden ser aplicados a nuestro entorno; algunos de ellos son más viables que otros, debido a las limitaciones socio-culturales pero también a las limitaciones que nos impone el currículum y la jornada lectiva normalizada.

  1. Hay que empezar en Primaria

Las reuniones de las Asociaciones de Padres, Madres y Amigos de la Escuela (Admae) en los Institutos suelen ser más grandes (debido a que las aulas tienen más número de alumnos y alumnas, claro): esto puede resultar intimidante para familias con niveles educativos más o menos básicos. Esto condicionaría un bajo nivel de compromiso e involucración de las familias con el centro de Educación Secundaria: es necesario sembrar la semilla en Educación Primaria. En consecuencia, se plantea como crucial una colaboración a nivel institucional para abordar esta área de mejora: el Instituto o centro de Educación Secundaria debe estar coordinado con los colegios en una acción conjunta que satisfaga las aspiraciones de toda la comunidad educativa.

  1. Admae más activas

Es necesario dotarlas de un rol más activo y hacerlas más inclusivas y “masivas”, de modo que las diferentes culturas familiares queden reflejadas en sus reinvidicaciones, sugerencias, etc.

  1. Mayor inserción en la comunidad educativa

Las familias no suelen estar encerradas en casa: hay lugares comunes compartidos, especialmente en pueblos o ciudades de pequeño tamaño. ¿Dónde se reúnen? Es conveniente que el personal docente comparta, aunque sea en pequeño grado, dichos lugares comunes: esto facilita la comunicación y genera vínculos más profundos que los creados a lo largo de las interminables reuniones.

  1. Los negocios locales, ¿parte de la comunidad educativa?

La autora sugiere publicar anuncios de fiestas, reuniones del centro e, incluso, logros de los estudiantes. Podría ser posible, especialmente para comunidades pequeñas, anunciar los eventos importantes, jornadas de puertas abiertas, etc. en pequeños negocios locales. Esto incluye mucha más gente en nuestra comunidad educativa: muchas voces aportan más.

  1. Análisis de necesidades

Las evaluaciones de necesidades son vitales para determinar en qué situación nos encontramos y cómo mejorar la comunicación; no dejes de evaluar la situación previa. Puedes utilizar grupos, entrevistas…

  1. Construir relaciones

No podemos ni debemos limitar la interacción a los problemas de disciplina o a los problemas académicos del alumnado: no es una buena idea relacionarnos solo para cosas “malas”. Es necesario construir un clima de confianza y comodidad.

  1. Formación para familias

Muchos institutos han llevado a cabo acciones formativas para las familias, como Escuela de Parentalidad Positiva o algunas mini-formaciones en TIC y prevención.

 

Fuente: escuela20.com

 

Plan LEA y el ICD organizan conferencia sobre el desarrollo del talento

Santo Domingo.- El programa prensa-escuela del Listín Diario en la Educación Actualizada (Plan LEA) conjuntamente con el Instituto de Capacitación Dominicano (ICD) organizó recientemente un curso sobre el Desarrollo del talento humano desde el abordaje de las competencias.

Unos cuarenta docentes participaron de manera gratuita en la conferencia impartida por  Sergio Tobón, quien es doctor en Modelos Educativos y Políticas Culturales egresado de la Universidad Complutense de Madrid.

Según el experto, investigador en didáctica, evaluación y socio formación, la formación de  los docentes es vital para mejorar la calidad de la educación. Sostiene que la eficiencia de las reformas del sector dependerá de las acciones pedagógicas que desempeñen los docentes en las aulas.

El doctor Tobón propugna por nuevas  estrategias integrales que formen  al docente con las características que demanda la sociedad actual.

Durante la charla impartida en las instalaciones del ICD en la avenida 27 de Febrero de esta Capital, Tobón también compartió con el público presente su experiencia en el proceso de transformación del modelo educativo con instituciones de educación básica, media y superior en México  desde el enfoque de la socio formación.

En la charla estuvieron presentes, además, la directora del Plan LEA Rosario Vásquez;  Rocío De Prato, directora del ICD; entre otras personalidades.

La socio-formación

En una entrevista para el Listín  Diario, el  también asesor educativo y autor de libros, explicó que  mediante sus proyectos consiguió mejorar las condiciones de vida de una  comunidad mexicana, experiencia que tuvo la oportunidad de apoyar en casi toda Latinoamérica, donde son los propios estudiantes quienes promueven acciones para mejorar su entorno.

“En México hemos estado haciendo muchos proyectos en los cuales hemos logrado impacto en el mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad y así mismo he tenido la oportunidad de apoyar casi 20 países de Latinoamérica en la implementación de este tipo de proyectos, donde los estudiantes promueven acciones para mejorar su vida en  familia, sociedad, comunidad, el ámbito ambiental, lo deportivo y cultural”.

El experto de origen colombiano dice que esta metodología está vinculada al diseño inteligente y al desarrollo del pensamiento crítico y sistémico, orientado a la transformación de la educación hacia la sociedad del conocimiento: “En esta perspectiva es que hemos venido desarrollando en Latinoamérica un nuevo enfoque que se denomina enfoque socio formativo y desde ese enfoque,  -que llevamos a cabo en diferentes países con los estudiantes para mejorar las condiciones de vida de la sociedad- y a través de  proyectos se  logran las metas curriculares, es decir los aprendizajes esperados de matemáticas, química, física, español, inglés, educación física, formación cívica y ética, y demás”.

La  metodología consiste en empoderar a los estudiantes y guiarlos a identificar problemáticas en su entorno, relacionadas con su ciclo vital, para que sean ellos mismos quienes encuentren las posibles soluciones, mientras aplican los conocimientos aprendidos en las diversas asignaturas que reciben.

“Se empodera a  los estudiantes, ya no es que venga el psicólogo, el trabajador social o que un grupo de profesores se encargue de determinada situación, no. Los mismos estudiantes son los protagonistas, ahora bien, ellos se pueden apoyar perfectamente en profesionales; pero ya no va a ser el trabajo de estos, sino que ante todo serán un asesores” concluyó el doctor Tobón.

Técnicas para enseñar a los niños a hablar en voz baja

No hay padre al que no desespere escuchar constantemente los gritos de sus hijos. Realmente son agotadores y nos someten a un plus de estrés que suele hacer que desaparezca la poca paciencia que nos queda tras un largo día.

Además parece que por mucho que se lo digamos no lo entienden, y es inevitable que muchas veces terminemos gritando nosotros también para pedir un poco de silencio, lo que es totalmente absurdo.

Métodos para que los niños aprendan a hablar bajito

Hay que tener en cuenta que los niños gritan porque nos oyen gritar a nosotros, aunque no sea en las mismas situaciones. En algunos países como Holanda o Alemania el tono de voz es muy bajito y a los niños apenas se les oye cuando juegan o hablan; así que tendremos que asumir que esto es parte del problema.

Pero este problema se ve acrecentado cuando el niño percibe que subir el tono de voz provoca en sus padres una respuesta rápida y eficaz. Es una forma de llamar nuestra atención, y si nosotros, ya sea para enfadarnos o no, respondemos a ese estímulo estamos reforzando esta acción.

A los niños les sobra energía y tienen constantemente sentimientos de euforia, así que es normal que haya gritos por cualquier motivo: alegría, juegos, enfado, emoción o pedir algo.

¿Qué podemos hacer para que no griten? Aquí tenéis algunas técnicas para enseñar a los niños a hablar bajito. El truco es ser perseverante y no desesperar en el intento, ya veréis como terminan aprendiéndolo.

1- Hablarle bajito. Hay que procurar tener un tono bajo de voz constantemente ya quedar ejemplo es la mejor manera de que aprenda. Cuando son ellos los que gritan, el truco es hablarle más bajito de lo normal para que él tenga que bajar la voz para poder escuchar lo que dices y se calme.

2- Ignorarle cuando grite. Aunque parezca un poco absurdo es un truco que funciona muy bien. Dile que como grita tanto no puedes entenderle, hasta que no te hable bajito y despacio no podrás prestarle atención, y llévalo a cabo en las veces posteriores, ya verás como la próxima vez bajará el tono para que le hagas caso.

3- Practicar hablar en voz baja. Aunque a nosotros nos parezca algo sencillo, lo cierto es que a los niños les cuesta mucho hablar bajito. Todas las noches antes de acostarlos practicar hablar bajito como un juego, el que levante la voz pierde el turno.

4- Si tienes varios hijos y todos gritan para explicarte algo, hacemos solo caso al que no grita o al que esté callado, y siempre explicamos por qué le atendemos primero.

5- Practicar técnicas de relajación. Esto viene bien tanto para niños como para padres, cuando las cosas están calientes. Pararse en medio de la discusión y hacer unas cuantas respiraciones hasta que estemos todos calmados hace que podamos enfrentarnos a los problemas desde otro punto de vista.

Fuente: GuíaInfantil.com

Salvemos la educación

Fracaso escolar, jóvenes que dedican años y años a su formación y que, a pesar de contar con uno o más títulos académicos, no consiguen encontrar trabajo, universitarios que terminan dedicándose a algo para lo que se han preparado pero que no les convence ni les llena ni les ilusiona, profesores que siguen las mismas técnicas de enseñanza desde hace años… Hemos evolucionado en muchos ámbitos: medicina, tecnología, comunicaciones, transporte, pero, ¿qué pasa con lo que debería considerarse la base del futuro de la Humanidad? ¿Qué ocurre con la educación?

Existe una corriente que aboga por una verdadera revolución en la educación, que defiende la idea de que, si seguimos con las mismas técnicas y metodologías de la escuela tradicional, el fracaso será la nota predominante en la carrera académica de millones de estudiantes.

“Con el tiempo he perdido la cuenta del número de personas que he llegado a conocer que carecen de una verdadera percepción de sus talentos individuales y lo que les apasiona. No disfrutan de lo que hacen, pero tampoco tienen idea de lo que les satisfaría” El Elemento. Sir Ken Robinson.

¿En qué nos estamos equivocando? Hay varias cosas que estamos haciendo mal, pero la base de todo está en que “las escuelas matan la creatividad”. Eso dijo Sir Ken Robinson, uno de los más conocidos defensores del cambio en la educación, en una de sus más concurridas conferencias. La base de su discurso se centra en que, si analizamos los sistemas educativos que existen en la actualidad, veremos que la mayoría de ellos tienen unas características comunes: 1. las humanidades y las artes siempre se consideran materias menos importantes que las matemáticas o la lengua,2. se penaliza el error y el fracaso y 3. se potencia la idea de la habilidad académica frente al verdadero talento de cada alumno. Lo grave de esto es que mucha gente que es realmente brillante y creativa termina plenamente convencida de que no lo es.

La imaginación, la creatividad y la falta de miedo a equivocarse es algo que los niños desarrollan de manera natural. Con el tiempo, y no sin la ayuda del sistema educativo, vamos perdiendo esa valentía, esa confianza en nuestra capacidad de imaginar y de crear. Nos inflamos a títulos, que es lo que nos da seguridad, y lo que, sin embargo, no nos garantiza el éxito. Porque, como advierte Sir Ken Robinson, quien antes tenía un título, tenía un trabajo, pero ahora no, y esto se debe, entre otras cosas, a la explosión demográfica y la extensión de la alfabetización.

“Nuestros coetáneos, nuestra cultura y las expectativas que tenemos de nosotros mismos pueden agravar esta visión limitada de nuestras capacidades. Sin embargo, uno de los factores más importantes para todo el mundo es la educación”. El Elemento. Sir Ken Robinson.

No podemos seguir anclados en los mismos sistemas educativos mientras el mundo cambia a una velocidad vertiginosa. Hay iniciativas, como Proyecta, de la Fundación Amancio Ortega y la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre, que fomentan la innovación en la educación y promueven el desarrollo de técnicas creativas por parte del profesorado.

Fuente: ventanaalfuturo.elmundo.es

Los ambientes violentos causan daños cerebrales en niños

Las experiencias de los primeros años de vida de un pequeño son la base del crecimiento del cerebro. Los primeros tres años de vida son fundamentales para establecer los cimientos sobre los que se construyen la salud, la capacidad de aprendizaje y el bienestar.  Y es durante esta etapa cuando, a un ritmo superior que en ningún otro, se producen la mayor cantidad de conexiones neuronales y se forma la arquitectura física del cerebro.

Los científicos han confirmado, gracias a varios estudios, que las experiencias durante la primera infancia tienen un papel esencial en la arquitectura cerebral. Y demostraron que el estar expuesto a situaciones de violencia o de adversidad durante los primeros años de vida puede ocasionar cambios físicos en la estructura de las conexiones neuronales.

Esto se debe a que las neuronas o células nerviosas permiten que los niños respondan a los estímulos que les rodean, y constituyen los bloques con los cuales se construye su cerebro. Por lo que, un niño expuesto a condiciones de adversidad, problemas, violencia y ambientes tóxicos, durante la primera infancia, desarrolla menos conexiones neuronales y revertir estos resultados más adelante es complicado y costoso.

Fuente: padresehijos.com.mx